La fuerza de las proteínas en el embarazo

La fuerza de las proteínas en el embarazoSi hay algo de lo que tú y tu bebé no podéis prescindir es de la proteína. Durante la gestación, la proteína desempeña varias funciones: ayuda a mantener la energía de la madre y proporciona al bebé los aminoácidos que necesita para crecer.

¿Cuánta proteína hace falta? La ingesta diaria de proteína recomendada durante la gestación oscila entre 60 y 100 gramos. Para que te hagas una idea, un litro de leche contiene unos 30 gramos de proteína.

 

Proteína de calidad.
No sólo se debe prestar atención a la cantidad, sino también al tipo de proteína que se consume. Las mujeres gestantes necesitan proteína “de calidad”; es decir, proteína que contenga todos los aminoácidos necesarios en grandes cantidades. La mayor parte de la proteína animal es de calidad, mientras que la proteína vegetal no lo es. Por este motivo, los expertos recomiendan que las mujeres embarazadas consuman proteína animal todos los días.

Si es eres vegetariana, sobre todo si eres muy estricta (es decir, no consumes ningún tipo de producto animal, ni siquiera lácteos), deberás consumir determinadas combinaciones de proteínas vegetales (como arroz con judías, por ejemplo) para obtener todos los aminoácidos que necesitas.

 

Alimentos de alto valor proteínico.
La fuente de proteínas más conocida probablemente sea la carne roja, pero no es necesario comer filete todos los días. Hay muchos otros alimentos ricos en proteínas, como el pescado y la carne de ave o los productos lácteos, frutos secos y legumbres. Cada uno de los alimentos siguientes contiene unos 15 gramos de proteína:

    2 huevos grandes.
    Un plato de entre 60 y 90 gramos de carne roja, pollo o pescado.
    60 gramos de queso curado.
    240 mg de judías, guisantes o lentejas cocinadas.
    120 mg de queso fresco.
    160 mg de frutos secos.

Algunas mujeres embarazadas no están acostumbradas a comer mucha carne y productos lácteos y tienen miedo de engordar demasiado. Sin embargo, si mantienes una dieta equilibrada que incluya la cantidad adecuada de proteína de calidad, no debes preocuparte por el aumento de peso. Después de todo, el embarazo es una época en la que se gana peso. Comer bien es una de las mejores maneras de asegurar la salud del bebé y también de sentirse mejor.

Artículo realizado por la Dra. Margaret Comerford Freda y el Dr. Jim Thornton.




fuente: http://www.dodot.es/articulos/-/info/details/content.27083/la-fuerza-de-las-proteinas-en-el-embarazo/

Células madre del propio paciente para curar la Enfermedad de Machado-Joseph

 Una investigadora de la Universidad de Coimbra (Portugal), Liliana Mendonça, desarrollará durante el próximo año un proyecto para frenar la enfermedad de Machado-Joseph mediante células madre del propio paciente, que serían tratadas antes de volver a implantárselas en su cerebelo.

Esta enfermedad hereditaria y neurodegenerativa, que hasta el momento no tiene cura, provoca atrofias musculares y descoordinación motora, motivo por el que Mendonça desarrollará durante un año un proyecto piloto con ratones para intentar crear "neuroprotectores".

Según explicó a EFE la propia investigadora, natural de la localidad lusa de Caldas de Rainha (centro), la idea es "extraer células madre de la zona de la dermis del paciente para reprogramarlas y, posteriormente, trasplantarlas en el cerebelo del enfermo".

Si funciona en ratones, se habrán creado células madre que activarán mecanismos para reducir la pérdida neuronal que se desarrolla con esta patología degenerativa y que está catalogada como una de las denominadas "enfermedades raras".

Portugal es el país más afectado del mundo por este tipo de dolencia y el nombre de la patología, Machado-Joseph, proviene de las dos primeras familias oriundas de Portugal que fueron diagnosticadas con esta enfermedad en la década de 1970.

La prevalencia más alta del mundo de esta enfermedad, una persona por cada 140, se da en la pequeña isla de Flores, que forma parte del archipiélago portugués de Las Azores, en medio del Atlántico.

Esta enfermedad se puede presentar en tres períodos vitales: entre los 10 y los 30 años, con una evolución rápida y rigidez grave muscular; entre los 20 y los 50 años, con una evolución algo más lenta; y entre los 40 y 70 años, cuando el avance de la dolencia es más lento.

Liliana Mendonça explica a EFE que, si la prueba con los ratones resulta satisfactoria, en un plazo de unos diez años, "aunque es difícil calcular el tiempo" -precisó-, se podría aplicar en las personas enfermas.

Esta enfermedad también se denomina ataxia "espinocerebelosa", que significa falta de control de los músculos.

La torpeza y debilidad en los brazos y en las piernas, que provocan una marcha de tambaleo en el enfermo, son los síntomas que más la caracterizan.

Incluso, en algunos pacientes se han percibido síntomas similares a la enfermedad de Parkinson, tics en la cara y en la lengua o contracciones musculares que provocan rigideces o posturas fuera de lo normal.

La investigadora ha logrado sufragar la investigación que iniciará próximamente a través de la Asociación Francesa contra las Miopatías, que aportará un total de 49.000 euros.

Según un comunicado emitido por la Universidad de Coimbra, con este proyecto se lograría, además, evitar un posible rechazo de las células madre por parte del paciente y también se eliminarían las diferencias deontológicas que pudieran suscitarse por el uso de células madre, ya que serían del propio afectado.

La Universidad de Coimbra también ha destacado el hecho de que esta iniciativa sea financiada por una agencia internacional, lo que prueba el "buen trabajo desarrollado en los últimos años en cuanto a calidad y relevancia científica".




fuente: https://noticias.terra.com.ar/ciencia/celulas-madre-del-propio-paciente-para-curar-la-enfermedad-de-machado-joseph,4aac531a29208e9c964063ab43bf1b896nkh6jlt.html

La depilación en el embarazo

Durante el embarazo, también puedes lucir unas piernas lisas, suaves y ¡sin pelos! Conoce los métodos para depilarte más adecuados si estás esperando un bebé. 


Si estás embarazada, debes saber que no todos los métodos para depilarse son adecuados para ti. Durante los meses de gestación, la piel está mucho más sensible, por lo que se irrita con mayor facilidad. Asimismo, pueden producirse problemas en la circulación sanguínea, que, durante el embarazo, tiende a ser más lenta. Analicemos, uno a uno, los principales métodos de depilación y sus posibles contraindicaciones si estás esperando un bebé.

Depilación con láser
Proporciona resultados definitivos, pero está desaconsejada en las mujeres embarazadas. Si has comenzado con un tratamiento de este tipo, debes aplazarlo hasta después de la lactancia.

Cera caliente
Ofrece unos resultados duraderos, pero es mejor dejar de usarla durante el embarazo, ya que el calor intenso favorece la rotura de los capilares y aumenta el riesgo de varices, sobre todo, cuando el embarazo está bastante avanzado.

Cera fría
Resulta ideal para quienes sufren problemas de circulación. Por ello, si estás embarazada, es mejor utilizar este tipo de cera y, preferiblemente, en un centro de estética, sobre todo en los últimos meses de embarazo, y la barriga dificulta el acceso a ciertas zonas.

Depiladora eléctrica
Es una opción práctica y duradera. Su uso está aconsejado durante el embarazo, siempre y cuando se tenga un cuidado especial en las zonas sensibles, como las axilas o las ingles.

Crema depilatoria
Resulta ideal para una situación de emergencia, porque actúa rápidamente y es indolora. Se puede utilizar sin problemas durante el embarazo, pues los componentes químicos de estas cremas no son absorbidos por el organismo y, por lo tanto, no presentan ningún riesgo para el bebé.

Cuchilla de afeitar
Garantiza una depilación rápida e indolora, pero el vello vuelve a salir a los pocos días. No tiene ningún tipo de contraindicación durante el embarazo.


fuente: http://www.mibebeyyo.com/embarazo/belleza-y-moda/depilacion-embarazo-5840

Identifican dos proteínas indispensables para preservar células madre de la piel

Según un estudio del IRB Barcelona publicado en Cell Stem Cell, cuando éstas no están las células madre desaparecen.

Cluster Salud. Una investigación del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) a cargo del doctor Salvador Aznar Benitah de ICREA, y publicada en Cell Stem Cell, plantea que existen dos proteínas primordiales para mantener a las células madre en la piel. En el estudio participó el Centro de Regulación Genómica (CRG).

Las proteínas identificadas como Dnmt3a y Dnmt3b, son fundamentales en el proceso de auto renovación de las células madre de la piel, puesto que con su accionar ocurre el primer paso para que se inicie el programa genético de las células madre. “Sin ellas, esto no ocurre y las células madre se colapsan, desaparecen del tejido”, comenta Aznar Benitah, jefe del laboratorio Células Madre y Cáncer del IRB Barcelona.

Lorenzo Rinaldi, primer autor del trabajo, localizó cada una de las zonas del genoma donde están las proteínas, donde vio que, entre otras regiones, ambas actúan sobre amplificadores genéticos, que son zonas alejadas de los genes y que pueden incrementar hasta en 200 veces la velocidad a la que se transcribe un gen. “Fue muy sorprendente ver que dos proteínas que siempre se han asociado a metilación de ADN para reprimir genes, estén encendiendo las zonas más activas de transcripción de genes de célula madre. Nunca las habíamos visto haciendo esta función porque no se podían investigar a nivel genómico las localizaciones globales de Dnmt3a y Dnmt3b”, comentó Rinaldi.

Son cerca de 12.000 amplificadores genéticos existentes en el genoma y de estos, casi 300 son superamplificadores genéticos que tienen asociación con las células madre. En todos actúan Dnmt3a y Dnmt3b para encender unos mil genes que necesitan estos organismos para auto renovarse.

Cabe agregar que ambas proteínas tienen algún tipo de asociación con el cáncer. Las células tumorales sufren varias transformaciones en la metilación del ADN y se han identificado algunas mutaciones en amplificadores genéticos, y estas proteínas están alteradas en muchos tipos de tumores, como en el de pulmón, colon o leucemias.

Según Aznar Benitah, “estos tres elementos por separado están asociados al desarrollo de diferentes tipos de cáncer. Dado que estas proteínas activan los amplificadores de expresión génica a través de la metilación del ADN, creemos que sería interesante estudiarlas en células cancerígenas para ver si tienen alguna función en el desarrollo tumoral”.




fuente: http://clustersalud.americaeconomia.com/identifican-dos-proteinas-indispensables-preservar-las-celulas-madre-la-piel/

Seguridad para los niños en el coche de 0 a 36 meses

Seguridad para los niños en el coche de 0 a 36 mesesLos sistemas de retención infantil (SRI) son aquellos dispositivos que permiten a los bebés y niños viajar de forma segura dentro de un automóvil. Hasta que tenga 12 años o 1,35m de estatura, la ley exige utilizar estos sistemas en sus desplazamientos.

Los asientos y sistemas de seguridad pasiva de los vehículos no han sido diseñados para las necesidades específicas de los bebés y niños pequeños, y por ello es imprescindible el uso de estos dispositivos. En el caso de los bebés hasta los 2 años, la cabeza es proporcionalmente muy grande respecto al resto del cuerpo de modo que su columna, especialmente el área cervical, requiere una protección especial.

Los sistemas de retención infantil usados adecuadamente pueden reducir hasta en un 75% el riesgo de lesiones.

 

 

Recomendaciones generales
El airbag debe estar siempre desactivado. Esto es especialmente importante si el bebé viaja en sentido contrario a la marcha.

El sistema de seguridad infantil debe ser utilizado siempre, incluso en los trayectos más cortos.

Se recomienda que los niños viajen en el sentido contrario a la marcha el mayor tiempo posible; preferentemente hasta los 4 años.

El cinturón o arneses nunca deben ir retorcidos o doblados.

La cabeza del niño nunca debe sobresalir por encima del respaldo de la sillita. Si esto ocurre, indica que es hora de pasar a los sistemas de retención de un grupo superior.

 


Recomendaciones para adquirir un sistema de retención infantil
La silla siempre ha de estar homologada: busca la etiqueta con la E que te indicará para qué vehículos es válida y el peso de los niños que pueden utilizarla.

Prueba la silla que estés pensando adquirir con tu bebé y valora su comodidad y adaptación, garantizando así que acepte ir anclado.

Comprueba que la silla se adapte perfectamente al asiento de tu automóvil y a los cinturones de seguridad.

Solicita que te expliquen las instrucciones de instalación y valora positivamente las que sean más sencillas.

Si tu vehículo lo incorpora, el sistema de anclaje ISOFIX es el más seguro y práctico. Además, garantiza la correcta sujeción.


 
Correcta sujeción de los sistemas de retención infantil
En todos los casos, la banda diagonal del cinturón ha de pasar por la clavícula sobre el hombro y bien pegada al pecho, mientras que la banda ventral ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera.

Si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo el mentón, el niño debe seguir utilizando un asiento elevador. Nunca se debe ir con la banda debajo del brazo o detrás de la espalda.

El asa forma parte de la seguridad de la silla, es importante colocarla según las instrucciones del fabricante. El cinturón o arnés de sujeción debe quedar ajustado y sin holguras, para que el bebé esté cómodo y bien protegido.

A continuación explicaremos las características principales básicas de los diversos tipos de asientos de seguridad para niños en el coche, según su edad y peso.

 


Grupo 0 (hasta los 12 meses)
Capazo o cuco homologado, únicamente para bebés

    Solamente pueden utilizarse en el asiento posterior del coche.
    Deben situarse en posición horizontal y transversal a la marcha.
    Deben tener dos bandas de sujeción en el cuerpo del bebé.
    Se sujetan a través del sistema de anclaje ISOFIX o los dos cinturones de seguridad.


 
Grupo 0+ (hasta los 18 meses o 13 kg)
Asientos únicamente para bebés (tipo "maxi-cosi")

    Pueden colocarse en el asiento trasero o delantero, siempre que el airbag del asiento de acompañante esté desactivado.
    Siempre deben situarse en sentido contrario a la marcha del vehículo.
    Se sujetan a través del sistema de anclaje ISOFIX o el cinturón de seguridad.
    Son portátiles, pequeños y se ajustan mejor a los recién nacidos.
    Deben quedar situados con una inclinación inferior a 45°.
    El cierre central debe quedar en el tórax del niño, no en el cuello ni en el abdomen.

 


Grupo 0-1 y 1 (hasta los 4 años o 18 kg)
Asientos convertibles

    Son mayores y más pesados, pero se pueden utilizar durante más tiempo.
    Deben instalarse en el automóvil y comprobar siempre que estén bien fijadas antes de sentar al niño.
    Pueden usarse de manera que el bebé quede mirando hacia atrás o hacia adelante. El mayor tiempo posible, preferiblemente hasta los 4 años, se recomienda que el bebé viaje en sentido contrario a la marcha.
    Se sujetan a través del sistema de anclaje ISOFIX o el cinturón de seguridad.
    Cuando el niño queda mirando hacia atrás, las ranuras superiores del arnés deben quedarle por debajo o a nivel de los omoplatos. Cuando se usan mirando adelante, deben estar a nivel o por encima.
    El cierre central debe quedar en el tórax del niño, no en el cuello ni en el abdomen.

 

Sistema ISOFIX
El sistema ISOFIX es un sistema de sujeción entre las sillas de seguridad infantiles y los asientos de vehículos que simplifica esta operación.

El asiento de seguridad infantil incorpora unos anclajes que se enganchan en unos conectores situados en el asiento del coche, entre el respaldo y el propio asiento.

ISOFIX simplifica la operación de anclar la silla de forma segura al vehículo, evitando errores de montaje o de tensado de los sistemas de retención, como puede ocurrir con el cinturón de seguridad. El ISOFIX es un sistema de anclaje que regula de forma universal la instalación de una silla de seguridad infantil, y reduce los riesgos de errores en el uso.

Las sillas de seguridad que incorporan el sistema ISOFIX cuentan con sistemas de sujeción adicional, ya que si solo anclamos la silla por la parte inferior, corremos el riesgo de que el sistema se vuelque hacia delante por el peso del niño. Por ello, junto a los dos anclajes del asiento, ISOFIX cuenta con un tercer punto de anclaje, llamado Top Tether, y que puede encontrarse en la parte trasera del asiento, junto al reposacabezas, o en el suelo del maletero. En sustitución del tercer punto de anclaje, existen modelos que cuentan con una pata de apoyo que sujeta la silla al suelo del vehículo, de forma que impide su vuelco.

Cada vez más, los fabricantes de vehículos y de sistemas de retención infantil van incorporando este sistema en sus productos. Antes de comprar una silla, comprueba si tu vehículo permite este sistema de sujeción. Si no es así, puedes hacer uso de los cinturones de seguridad del vehículo, también muy seguros, pero que requieren una mayor atención en su montaje.


 
Prematuros y niños pequeños
Los más adecuados son los asientos únicamente para bebés (tipo "maxi-cosi") que tengan menos de 12.5 cm desde la salida de la correa de la entrepierna al espaldero del asiento (evitan que el niño pueda escurrirse hacia abajo) y menos de 25 cm desde la salida superior de la correa del arnés hasta la parte inferior del asiento (evitan que el arnés se cruce sobre las orejas del bebé).

Además, será necesario colocar toallas enrolladas como apoyo a ambos lados del niño para centrarlo en el asiento, y en la entrepierna para evitar que pueda escurrirse hacia abajo.

También el cuco es una buena alternativa en cuanto a seguridad, siempre que sea homologado, situado en el asiento trasero en posición horizontal, sujetado al coche con los dos cinturones de seguridad, y con dos bandas de sujeción en el cuerpo del bebé.

Está, sobre todo, indicado para las 2 a 4 primeras semanas de vida y especialmente para bebés prematuros u otros con hipotonía, que tardarán en sostener todavía la cabeza y la parte superior del tronco.


 


Niños de menos de 13 kg de cualquier edad, o de menos de un año y de cualquier peso

    Hay que llevarlos siempre en sentido contrario al de la marcha.
    Durante los primeros meses de vida se aconseja utilizar asientos únicamente para bebés (tipo "maxi-cosi"). Alternativamente, pueden utilizarse asientos convertibles.
    Cuando ya pesen más de 10 kg, pero todavía no hayan cumplido el año, deberán utilizar un asiento convertible homologado para niños de más de 10 kg.


 
Niños de más de 13 kg y más de un año de edad
Lo más adecuado es el asiento convertible. Cuando el niño sea lo suficientemente mayor como para ir mirando hacia adelante (una vez alcance los 15 kg), habrá que realizar tres ajustes:

    Situar las correas de la espalda en la posición en que queden por encima de sus omoplatos.
    Colocar el asiento en posición recta.
    Pasar el cinturón de seguridad del vehículo a través de las ranuras de la parte delantera de la sillita.

 
Niños de más de 20 kg y niños de menos, pero cuyas orejas alcanzan la parte superior del asiento convertible previo

Lo más adecuado será la silla elevadora o asiento hacia delante.

    El asiento hacia delante sin bandeja se utiliza con el cinturón de la espalda y el cinturón pélvico. Lo que hace es elevar al niño para que el cinturón de seguridad del coche se le ajuste correctamente.
    El asiento hacia delante con bandeja se utiliza cuando el vehículo solamente tiene cinturón pélvico y no de espalda. Al no ofrecer suficiente protección en la parte superior del cuerpo, no resulta adecuado para niños de más de 20 kg.

 


¿Cuándo podemos llevar al niño sin sillita?

    Normalmente, deberá pesar más de 40 kg o medir más de 150 cm.
    El cinturón de seguridad del coche deberá quedarle sobre el hombro y no sobre el cuello.
    El cinturón pélvico deberá quedarle sobre la pelvis y no sobre el abdomen.
    La zona tras las rodillas deberá adaptarse bien a la parte anterior del asiento.



fuente: http://www.dodot.es/articulos/-/info/details/content.29076/seguridad-para-los-ninos-en-el-coche-de-0-a-36-meses/

Células madre, la nueva esperanza contra las lesiones deportivas

El tratamiento de medicina regenerativa ya fue utilizado por deportistas como Cristiano Ronaldo o Rafael Nadal. Cuál es su clave para reducir los tiempos de recuperación

El tema divide las aguas como pocos en la medicina. El uso de células madre de cordón umbilical para una tratamiento regenerativo es prematuro aún en el país, pero en el resto del mundo logró un sentimiento de devoción ante un nuevo paradigma en la comunidad científica.

Si bien el potencial de ese material es, en teoría, infinito, hasta el momento no hubo demasiadas certezas sobre sus resultados definitivos. Por ahora, parejas precavidas -y con el objetivo de no tener que usarlas- guardan esas células de sus hijos recién nacidos con el fin de contar con ese material genético único e irreemplazable en caso de enfermedad.

Mientras tanto, la ciencia avanza y hace nuevos descubrimientos en la materia.

Ahora se supo que, a diferencia de otros tratamientos paliativos, las células madre permiten reconstruir el tejido lesionado, dejarlo sin rastro de cicatrices: una clave para que los deportistas de alto rendimiento puedan recuperarse de un problema físico en menor tiempo.

Quienes practican deportes, ya sea en forma profesional o amateur, están expuestos a sufrir diversas lesiones musculares. Gracias a los avances en medicina regenerativa, hoy las terapias con células madre serían la opción más efectiva para ayudar a una pronta recuperación.

Los deportistas recurren cada vez más a ese tratamiento, ya que reduce la inflamación mucho más rápido que otras opciones terapéuticas, elimina el dolor y permite retomar la actividad antes que con otros tratamientos. El secreto es que las células madre utilizan la capacidad natural del cuerpo para curarse.

Celebridades del ambiente, como Cristiano Ronaldo, Rafael Nadal -con sus problemas de tendones en las rodillas-, Tiger Woods y el argentino Angel Di Marìa recurrieron a esa técnica para acelerar procesos de recuperación.

Artritis y rotura de tendones son los padecimientos más comunes que podrían ser tratados de esta forma: si bien varía en cada paciente, a la tercera inyección de células madre se empiezan a notar resultados.

Los especialistas señalan que, ocurrida la lesión, cuanto antes se comience el tratamiento mayores son las garantías de éxito porque el músculo está menos dañado que cuando se lo fuerza en estado de lesión.

"La medicina está abocada a esto hace más de una década y los resultados experimentales son cada vez más contundentes. Estas células tienen propiedades que las hacen únicas, su capacidad de regenerarse, su plasticidad, que le permite diferenciarse en células de distinta estirpe, y su capacidad de multiplicación en millones de células nuevas, hacen que su uso para reparar tejidos apasione al mundo científico. En el caso de reparación ósea, articular o muscular, parecen cumplir un rol fundamental.

"Cualquier lesión en esos tejidos genera sustancias inflamatorias y daño. Las células madre regulan esa respuesta al producir cantidades de factores tróficos, de crecimiento celular y citoquinas. Además, se disminuirá el daño, se estimulará la generación de tejidos nuevos y la reparación de la lesión", explicó el doctor Diego Fernández Sasso, presidente de ABC Cordón, una asociación de bancos de células madre de cordón umbilical.




fuente: http://www.infobae.com/salud/ciencia/2016/07/17/celulas-madre-la-nueva-esperanza-contra-la-lesiones-deportivas/

Constipación infantil

¿Los bebés se constipan? ¿Cómo sé cuando se trata de constipación infantil? ¿Qué hay que hacer en esos casos?

Se denomina constipación a la retención anormal de material fecal, con deposiciones más consistentes y alteración en el ritmo evacuatorio que causa molestia y dolor.

El niño al nacer tiene la característica de evacuar el intestino en forma muy variada, es decir, puede hacer cada vez que come, una vez por día o pasar dos o tres días sin evacuar. Esta irregularidad se debe a que el intestino aún es inmaduro.

Las deposiciones del recién nacido en un principio son oscuras, llamadas meconio, y luego se hacen blandas y amarillas.

Esta característica la conserva hasta el sexto mes de vida, ya que con el inicio de las papillas, la materia fecal cambia.

En los primeros 6 meses de vida el niño puede evacuar su intestino desde una vez por día hasta pasar días sin evacuar, por eso lo importante en esta etapa es la consistencia de la materia fecal, que siempre debe ser blanda o semiblanda. Si las deposiciones presentan pelotitas duras, quiere decir que el niño está constipado.

En caso de que sea así, como los bebés menores de 6 meses con lactancia exclusiva no suelen constiparse, hay que consultar al pediatra que ayudará a corregir esta afección a través de distintas medidas controladas.

Luego de los 6 meses, el niño comienza a comer variado y la incorporación de los alimentos va en aumento.

Al año de edad el niño ya come de todo, lo que facilita la incorporación de fibras para evitar la constipación.

 

Momentos normales de la constipación
Hay momentos particulares en que los niños suelen constiparse: 

Cerca del control de esfínteres: alrededor de los 18 meses el niño comienza a registrar la sensación de intestino lleno, es decir las ganas de "hacer caca". Todavía no puede decidir cuándo evacuar, pero registra la sensación y a veces esto lo asusta y tiende a retener, es decir, a no ir al baño. (ver tratamiento)

Cuando hay cambios: por motivos psicológicos como mudanzas, vacaciones, el nacimiento de un hermanito, muertes, etc.

Enfermedades: cuando el niño está enfermo, disminuye la cantidad de alimentación, por consiguiente, el volumen de materia fecal también disminuye.

Dieta pobre en residuos: niños que comen poca verdura y fruta, especialmente niños más grandes.

 

Tratamiento de la constipación
Dieta: Es fundamental incorporar más cantidad de verduras de hoja como acelga, espinaca y verduras en general como zapallo, calabaza, zapallito, etc. También las frutas son buenas aliadas, en jugos exprimidos o en compotas. Si con la dieta el niño no se regulariza, hay que consultar al pediatra quien indicará el tratamiento conveniente.

Educación: crear el hábito en los niños, que a una hora del día se sienten en el inodoro para evacuar su intestino es bueno, más en los chicos de edad escolar y preescolar que suelen retener porque tienen ganas, por lo general, en horario de escuela.

 

Cómo prevenir la constipación
Ayudar al niño a elaborar el momento del control de esfínteres. Jugar con masa, con arena, es una forma de que vea una consistencia similar a la de la materia fecal que sale de su cuerpo. Por eso, alrededor de los 18 meses, el jugar a ensuciarse y limpiarse ayuda a transitar este momento.

Nunca retarlo porque se constipó.
Si está enfermo, que tome mucho líquido, agua y en lo posible que coma alimentos con fibras.

 

Cuándo consultar al pediatra
Si pasan mas de 5 días y el niño no fue de cuerpo.
Si llora cuando evacúa el intestino, habrá que descartar que no haya heridas alrededor del ano.
Si con la dieta persiste la constipación.  

 

fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/constipaci%C3%B3n-infantil

Logros del bebé de 0 a 6 meses

Mirá los avances y logros de tu bebé mes a mes de acuerdo con los hitos propios de cada etapa.

 

 

 


Un mes 
Logros cognitivos: el bebé prefiere mirar patrones simples con un marcado contraste de luz y oscuridad. Su visión es mejor a una distancia de entre 20 y 38 centímetros. 

Logros motrices : apoyado sobre su panza, el bebé puede levantar la cabeza por períodos breves, para mirar hacia delante o de lado a lado. Puede apretar sus puños y agarrar, pero no puede controlar un sonajero, por ejemplo. 

Logros de comunicación : el bebé gira su cabeza hacia los sonidos y puede guardar silencio al escuchar la voz de su mamá.
Logros del área social: el bebé empieza a reconocer a sus papás. Sonríe en respuesta a la sonrisa de su mamá.

 

De dos a tres meses
Logros cognitivos: el bebé tiene una mayor capacidad para ver patrones detallados y discernir los colores. Reconoce a la mamá desde el otro lado de la habitación.

Logros motrices : el bebé realiza movimientos suaves y coordinados. Puede agarrar un sonajero, sacudirlo e incluso llevárselo a la boca.

Logros de comunicación : el bebé puede empezar a intentar imitar sonidos.

Logros del área social: el bebé sonríe socialmente y como respuesta a la sonrisa de su mamá. Distingue personas conocidas de extraños.

 

De cuatro a cinco meses
Logros cognitivos: el bebé sigue con la mirada objetos que se mueven. Empieza a entender secuencias que ordenan las acciones, como por ejemplo: ajustar una silla alta es señal de que es hora de comer.

Logros motrices: el bebé se sienta con apoyo.

Logros de comunicación: el bebé se ríe por primera vez y su balbuceo empieza a sonar como la entonación del lenguaje real.

Logros del área social: el bebé mira las caras de cerca, busca y mantiene contacto visual. Empieza a descifrar emociones en el tono de la voz y en las expresiones de su mamá. 

 

Seis meses
Logros cognitivos: el bebé se interesa por estudiar los objetos visualmente. Su capacidad de atención se incrementa.

Logros motrices: el bebé rueda del abdomen a la espalda y, después, de la espalda al abdomen. Además, arrastra objetos hacia sí mismo y los agarra.

Logros de comunicación: el bebé utiliza quejidos, sonrisas y risas para llamar la atención. Utiliza diferentes llantos para expresar hambre, dolor, sueño y aburrimiento.

Logros del área social: el bebé expresa emociones con mayor claridad. Utiliza su voz y sus expresiones faciales para transmitir emociones.

 

 

 

fuente :http://www.planetamama.com.ar/nota/logros-clave-de-0-a-6-meses

El cuerpo cambia

El cuerpo de la mujer tiene la exclusiva peculiaridad de servir de nido. Esto hace que cuando se prepara para recibir un hijo, se reacomoda y se reorganiza en función a ese fin. Ser mamá nos cambia no sólo el cuerpo, nos cambia todo... 

“Alguna vez tuve una cinturita así”...“Cuando me casé pesaba 43 Kg”...“Yo era flaquita como vos...” Este y otros comentarios todos los escuchamos alguna vez... Ser mamá nos cambia no sólo el cuerpo, nos cambia todo, y siempre -por más que a veces protestemos- elegiríamos volverlo a ser.

El cuerpo de la mujer tiene la exclusiva peculiaridad de servir de nido. Esto hace que cuando se prepara para recibir un hijo, se reacomoda y se reorganiza en función a ese fin. En realidad, tanto hombres como mujeres sufrimos cambios en el cuerpo constantemente que tienen que ver siempre con el paso del tiempo, sus diferentes etapas y las distintas circunstancias que nos toquen vivir.

Así desde el día en que somos gestados, el cuerpo se va modificando paulatinamente, primero hasta ser un verdadero cuerpo, desarrollando todas sus partes y sus funciones, y luego en un permanente desarrollo que incluye dentro del proceso la vejez, con esa especie de involución que se da en los humanos muy longevos, donde se llega a perder el pelo, los dientes y se vuelve, aún en los movimientos, a un estado similar al del recién nacido.

Dentro de todo ese desarrollo está previsto que las mujeres sean madres, y que ofrezcan su cuerpo para recibir, concebir, anidar y dar hijos al mundo.

La naturaleza es tan sabia que hace que este sea paulatino, así notaremos durante los nueve meses de gestación, primero que se ensanchan nuestras caderas o que no nos abrocha más el jean, luego nuestra ropa no va a poder ser la misma, ni tampoco nuestros movimientos, lo mismo las funciones se van a ver cambiadas, el sueño aumenta, los movimientos se lentifican. Para cuando el bebé está por nacer y luego de una transformación que se fue dando día a día, ya casi no nos parecemos en nada a lo que éramos, y no vemos la hora de encontrarnos con nuestro ansiado hijo y reencontrarnos con nuestro viejo cuerpo.

 

Esta no soy yo
Lo que muchas veces sorprende luego del parto es que ese cuerpo que nos queda no es exactamente el de antes, es muy común la fantasía de que estaremos como antes, pero no. El útero tarda más de un mes en volver a su antigua dimensión, este proceso se acelera si la alimentación del bebé es a pecho, las caderas tardan más de tres meses en cerrarse, ya que se han abierto para permitir la expulsión del bebé conjuntamente con las contracciones y desde los últimos días del embarazo.

Los pechos están inflamados por la lactancia y en un principio ese peso a veces nos obliga a estar menos derechas y hasta a padecer dolores de espalda.

Todo esto va a ir mejorando, incluso los kilos que quedaron de más se van a ir perdiendo a veces sin necesidad de hacer ninguna dieta, sino sólo por el hecho de atender al bebé y todo lo demás.

El tema es que no estamos iguales pero lo bueno es entender que NO DEBERIAMOS ESTAR IGUALES. Esta diferencia no debería ser un problema si la tomáramos como parte de toda la situación. Hemos sido madres y esto nos hace ser bien diferentes en todos los aspectos, el cuerpo con sus modificaciones, no debería estar ajeno a esta transformación.

Los únicos que pueden darse el lujo -si esto es un lujo- de tener un hijo y de seguir "iguales" son los hombres, que, por otra parte, y en un intento de acompañar más concretamente la gestación y la espera de sus mujeres, en general engordan o tienen náuseas o hacen algún cambio como cortarse el pelo o dejarse los bigotes.

Tener un hijo, sea el primero o no, es una experiencia única que se atraviesa desde el cuerpo, desde la cabeza y desde el corazón, tenemos que descreer de los modelos que nos muestran y aprovechar esa etapa para disfrutar y no para cuidarse, regímenes, gimnasias exageradas, ayunos etc. no son lo indicado para esta etapa.

Amigarse con el cuerpo tal como es en ese momento, mirarse, cuidarse, es una buena actitud para estar bien con una, con el hijo y con los demás, no es el momento para la pasarela de los desfiles, es el momento para la pasarela del aprendizaje, del descubrimiento y del amor.

 

 Para pensar un rato
Sería bueno aceptar que los cambios son lógicos y esperables, la vida es dinámica y todo lo que está vivo lo es. Si estás embarazada: no esperes que cuando salgas de la internación vas a estar igual, no va a ser así, ni debería serlo.

Si recién tuviste un bebé: no te retes por estar diferente, tratá de aceptarlo y de acompañar el proceso con el mismo amor con que observaste cómo crecían tus pechos, o se te asomaba más el ombligo. Si tuviste una amiga o una hermana que tuvo un hijo aprendé a no compararla con cómo era antes, si querés decirle algo, aprendé a mirarla sin compararla con ella misma, ya no es más la misma, fijate en su mirada, en su manera de hablar bajito. El cuerpo y sus cambios le sirvieron para lograr esta aventura. 

 

fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/el-cuerpo-cambia?page=0,0

Cosas que debes conocer antes de dar el pecho

Cómo prepararte para la lactancia durante el embarazo

De la misma manera que durante el embarazo consultamos todas nuestras dudas sobre el desarrollo del bebé, lo que se puede comer y lo que no, y qué cuidados debemos tener, es importante informarse también sobre todo lo relativo a la lactancia.

No es extraño el caso de madres primerizas que se enfrentan a la lactancia teniendo muy poca o casi nula información al respecto. Es entonces cuando surgen los problemas, los dolores, las grietas, la mastitis e incluso el abandono de la lactancia. Para evitarlo, desde Guiainfantil.com te contamos cómo debes prepararte durante tu embarazo para tener una buena adaptación a la lactancia y además, disfrutarla.

 

Consejos para estar lista para amamantar al bebé

1- Información: lo principal es recolectar toda la información posible, para saber cómo has de colocar al bebé, en qué consiste la lactancia a demanda, cómo evitar las grietas o qué tipo de sujetadores son los más adecuados.

2- Apoyo: Puedes acudir a los grupos de apoyo a la lactancia o a tu matrona quien te ayudará a prepararte para cuando llegue el momento. Existen múltiples asociaciones que imparten clases sobre lactancia y además dan apoyo durante todo el proceso.

3- Básicos para la lactancia: te vendrá bien tener ciertos materiales para que cuando llegue el momento no tengas que salir corriendo a buscarlos. Igual que preparaste la canastilla del bebé, ahora tendrás que hacerte con:

- sujetador de lactancia
- discos de lactancia absorbentes para evitar que manches la ropa
- un sacaleches por si quieres guardar para alguna toma en la que no estés
- botes para esterilizar la leche
- te vendrá bien tener ropa cómoda que te facilite la lactancia

4- Cremas: hay muchas mujeres que se compran cremas o ungüentos para evitar las grietas, pero en ocasiones pueden reblandecer la zona y producir el efecto contrario, por lo que no son necesarias.

5- Endurecer los pezones: no intentes masajear, pellizcar preparar los pezones antes de que nazca el bebé, puede provocar contracciones al liberar oxitocina. Si tienes el pezón invertido, consulta a tu matrona.

 

 

fuente: http://www.guiainfantil.com/articulos/alimentacion/lactancia/como-prepararte-para-la-lactancia-durante-el-embarazo/

Recomendaciones sobre hidratación en el embarazo

¡No te prives de beber agua!

Durante el embarazo, aumenta nuestro umbral de la sed y tenemos que beber más. Las necesidades de líquido en el periodo de gestación pasan de unos dos litros diarios (unos ocho vasos) a 2'7 litros (unos diez vasos al día). Claro, que ese líquido no puede ser cualquiera, sino que hablamos principalmente de agua. El agua con gas es adecuada si no tenemos molestias digestivas, y evitando las que tienen un alto contenido en sodio.

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) tiene un documento de consenso sobre “Pautas de hidratación con bebidas con sales minerales para mujeres embarazadas y en periodo de lactancia” y entre sus consejos está el de beber líquidos a pequeños intervalos para prevenir la acidez y las náuseas durante el embarazo. Aunque no sea esta la única ventaja de beber agua en el embarazo.

Como el agua no tiene calorías, no influye en la ganancia de masa grasa (aunque sí repercute en el peso, ya que hasta dos terceras partes del aumento de peso total durante el embarazo son debidas al agua) y nos ayuda a mantener el peso ideal en la gestación.

Además de prevenir el estreñimiento o la retención de líquidos, como veremos más abajo, el agua procura una buena hidratación para todo el cuerpo, incluida la piel, que tanto se va a estirar en ciertas zonas, con la consiguiente prevención del riesgo de estrías.

En cuanto a las bebidas con sales minerales en el embarazo, con sodio y con azúcares de absorción rápida, los expertos señalan que pueden facilitar una mejor rehidratación, aunque hemos de tener en cuenta que si llevan gas pueden afectar a las molestias como los gases y un alto contenido de sodio podría favorecer la aparición de enema o hipertensión.

Pero no nos quedemos solo en los líquidos. Ciertos alimentos con un alto porcentaje de agua, como frutas y verduras, pueden ayudar a mantener un buen nivel de hidratación, contribuyendo a facilitar el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento. 

El Documento de Consenso sobre pautas de hidratación anteriormente citado recoge las siguientes consideraciones específicas:

    El agua facilita el flujo de nutrientes hacia el torrente sanguíneo del feto y su distribución por todo el organismo.

    El estreñimiento es un problema habitual durante la gestación, pero la situación puede empeorar si la mujer no toma la suficiente cantidad de líquidos que ayudan a prevenirlo.

    Beber líquidos a pequeños intervalos ayudará a prevenir la acidez creada por los jugos gástricos y las náuseas.

    El aumento de la ingesta líquida contribuye a aumentar la cantidad de orina, lo que ayuda a depurar el cuerpo de toxinas, y reduce la incidencia de cálculos renales e infecciones de vías urinarias, que son más frecuentes en las embarazadas. Además, es importante que la embarazada orine con frecuencia para evitar dichas infecciones.

    El agua y otras bebidas ayudan a evitar la deshidratación que, si se produjera durante el embarazo, puede ser peligrosa, causando dolores de cabeza, náuseas e incluso contracciones en el tercer trimestre.

    La madre en fase de lactancia debe incrementar su aporte de líquidos y necesita cubrir los requerimientos de líquidos sin restricciones. En esta situación, la sensación de sed aumenta.

    En la hiperemesis o la gastroenteritis aguda se produce una gran pérdida de sales minerales por los vómitos o las heces diarreicas respectivamente. Las bebidas con sales minerales ayudan a asegurar un nivel óptimo de hidratación y tienen un efecto beneficioso en estas patologías típicas del embarazo. Además por su agradable sabor suelen ser bien toleradas y apetecibles.

Finalmente, recordemos que durante el embarazo se recomienda beber de manera periódica, incluso antes de tener sed, que es el primer signo de deshidratación. Además, hay que poner especial cuidado en beber líquido suficiente cuando realizamos ejercicio y en verano. En la lactancia, as necesidades de líquido también se incrementan, de modo que no olvides beber agua suficiente cuando ya tengas a tu bebé.

 

 

fuente: http://www.bebesymas.com/nutricion-embarazo/no-te-prives-de-beber-agua-recomendaciones-sobre-hidratacion-en-el-embarazo

El control de los cólicos del lactante en el bebé

Consejos para aliviar los cólicos del bebé lactante

Aunque el llanto del bebé por los cólicos consiga poner nervioso a cualquiera, lo primero que debemos hacer los padres es buscar la tranquilidad en nuestro interior y procurar crear en casa un ambiente silencioso.

Un bebé con cólico tiende a estar sensible a cualquier tipo estimulación. Si las personas a su alrededor están preocupadas, ansiosas o "de los nervios", los bebés pueden percibirlo y llorar aún más.

¿Cómo ayudar a un bebé con cólico del lactante?

Cada niño "funciona" de distinta manera. A algunos les reconforta estar envueltos en una mantita, sentirse calentitos; otros prefieren estar libres y con ropa ligera. Ayudar a un bebé con cólico es una cuestión de experimentación y observación. Es importante probar distintos recursos, observar su reacción, y a partir de ahí, adoptar o descartar la medida adoptada.

 

Con suerte podrás identificar un desencadenante y así eliminarlo enseguida. Pero, si no es así, debes poner en marcha algunos consejos generales que pueden a tu bebé a distraerse y a calmarse durante la fase aguda del cólico.

 

Consejos para aliviar el cólico del lactante en el bebé

1.Contacto piel con piel. Acunar al bebé en los brazos es una de las medidas más efectivas. Las mochilas portabebés pueden ser de gran ayuda para los padres.

2. Movimiento. Mecer al bebé puede calmarle cuando esté llorando. Lo puedes mecer en los brazos, en la cuna o en una sillita tipo columpio (cuando ya controle la cabeza).

3. Música. El canto, las nanas o la música que escuchabas durante tu embarazo pueden servir de calmante para los bebés en pleno llanto. Incluso el ruido de una aspiradora puede funcionar a la hora de entretener al bebé.

4. Chupete. El uso del chupete también puede calmar el sufrimiento de tu bebé. El chupete supone un gran ansiolítico para los bebés y su nerviosismo se apacigua cuando sufren los cólicos.

5. Posición vertical. Para ayudar al movimiento de gases y disminuir la acidez. Es conveniente que lleves a tu bebé en posición vertical. Le ayudará a expulsar los gases que le están molestando.

6. Masajes. El masaje contra los cólicos que se realiza presionando con movimientos circulares, en el sentido de las agujas del reloj, tus manos en su abdomen puede aliviar sus molestias. El masaje en la espalda del bebé también es recomendable, así como colocar una toalla templada-caliente en el abdomen del bebé.

 

fuente: http://www.guiainfantil.com/salud/cuidadosespeciales/colicos/soluciones.htm

Papá y mamá: Dos estilos diferentes

Los hombres y las mujeres tienen maneras diferentes de encarar la paternidad y esto se refleja en cómo enfrentan los problemas que surgen día a día en casa. Mira estos consejos que te ayudarán a contar hasta diez antes de reaccionar.

Aunque cueste reconocerlo, a veces el estilo de papá es más eficaz que el propio. Aquí algunas lecciones para aprender:

 

Padres más arriesgados
Los hombres son más abiertos a la aventura que las mujeres. Los padres sienten que es necesario permitir que los niños prueben cosas nuevas y se arriesguen.

Esto no significa que van a dejar que los chicos se quemen con la hornalla o se corten un dedo, pero sí que van a dejar que el niño sienta cómo se balancea la silla en la que se pararon encima para sacar algo del estante, antes de agarrarlos y evitar que se caigan.

Las madres, en cambio, son más protectoras. Hay algunos expertos que creen que esto se debe a que, durante el embarazo, la mujer se concentra tanto en mantenerse sana por su bebé, que incluso deja de hacer cosas un poquito más arriesgadas ellas mismas

Lo cierto es que si los chicos no experimentan ningún tipo de riesgo, esto los convertirá muy cautelosos y serán menos propensos a probar cosas nuevas. Después de todo, nadie aprende a caminar sin tropezarse.

Consejo: Tranquila, cuando el niño esté jugando con su papá no está en peligro, él sabe lo que hace. Si cuesta mucho soportarlo, simplemente hay que mirar para otro lado. Por ejemplo, si estás en la playa y los niños están jugando con su padre en el mar, pone la reposera para el otro lado y disfruta del sol, porque si están con su papá, no les va a pasar nada.

 

Confían más en sí mismos que en los expertos
Así como los hombres se niegan a pedir direcciones cuando están perdidos y nosotras rogamos poder bajar la ventanilla para pedir ayuda, también les cuesta escuchar consejos sobre la paternidad (salvo que vengan de sus madres, por supuesto). 

Piensan que si un profesional no puede demostrarles con pruebas fácticas porqué su método es mejor, entonces es sólo cuestión de opiniones desencontradas.

Por otro lado, las mujeres son más sensibles al qué dirán. Sienten una responsabilidad inconsciente: si hay algo malo con el chico, lo asumen como culpa propia. Tiene que ver con la típica inseguridad que acosa a todas. Las mujeres tienden a comparar más que los hombres.

Consejo: Es bueno estar abierto al consejo de los profesionales, pero también hay que tener confianza en los propios instintos, por que a fin de cuentas, una madre es la que mejor conoce a su bebé.

 

Ignoran los detalles
¡Peligro! ¡Tu hijo va a salir a la calle vestido por su papá! Esto significa: la remera dada vuelta con las costuras para afuera y ni empecemos con la falta de combinación de los colores.

Las madres son más atentas y responsables, porque siempre tienen que cumplir con la rutina.

Consejo: Relájate, no es para tanto. A veces es más importante pensar qué te vas a poner vos que lo que va a vestir tu bebé. Y si esto no te satisface, simplemente cuando tu hijo quede a cargo del padre, déjale el conjunto listo para ser usado.

 

Juegan todo el día
Papá es divertido y mamá me reta. Que feo tener que siempre ser la mala de la película.

A muchos papás les resulta más fácil acercarse a sus hijos desde la diversión y el juego, mientras que las madres tienen que poner el límite, fijarse que la comida no se pase y que la mesa esté puesta.

Consejo: Trata cambiar de roles de vez en cuando. Ser siempre la responsable no deja lugar para divertirse. Es una buena opción que algunos días de la semana cocine él, mientras que vos juegas con los niños. Si eso no se puede, de vez en cuando es mejor preparar una comida rápida, como sándwiches y así jugar con tu bebé más tiempo.

 Aunque a veces confundamos el estilo de él cómo erróneo, tenemos que entender que sólo es distinto. Si prestás atención, te darás cuenta que muchas veces su manera funciona. No significa que tengas que imitar su comportamiento, sino que aprecies las diferencias entre su trato y el tuyo. Ellos suelen tener trucos divertidos, celébralos y quizás hasta incorpóralos a tu técnica.

 

fuente: http://www.materna.com.ar/Familia/Ser-padre/Articulos-Ser-padre/Papa-y-mama-Dos-estilos-diferentes/Articulo/ItemID/18653/View/Details.aspx

 

Los primeros paseos del bebé recién nacido

El bebé realiza su primer paseo cuando sale de la maternidad hacia su casa. Salvo que el pediatra indique lo contrario, puede salir a dar paseos cortos, sin exponerlo a cambios bruscos de temperatura.

Más allá de los factores climáticos en particular y de la estación del año en que el bebé haya nacido, hay que tener en cuenta algunas cosas que ayudarán a protegerlo cuando salga a dar su primer paseo.

Evitar la exposición solar: durante los primeros 6 meses no se puede colocar sobre la piel del bebé ningún tipo de protector solar, por lo tanto, la única manera de protegerlo del sol es mantenerlo a la sombra.

Si el bebé sale de paseo en su cochecito, se le puede dar sombra con la capota del mismo. Si esto no fuese suficiente, conviene cubrir su cuerpo con alguna sabanita o manta.

Evitar las picaduras de insectos: el bebé no puede usar ningún repelente sobre su piel, por lo tanto es conveniente tener un mosquitero para cubrir el cochecito o su cuna.

Elegir cuidadosamente el destino del paseo: si el clima es apropiado, es preferible realizar un paseo al aire libre antes que elegir un lugar cerrado. En este último caso, es importante cuidar que el recinto elegido para el paseo, sea amplio y que no haya humo de cigarrillo.

Los cambios de temperatura: es conveniente que no reciba cambios bruscos de temperatura. En cuanto a los aires acondicionados, habrá que cuidar que la salida de aire no esté dirigida directamente al bebé.

La duración del paseo: los primeros días es preferible optar por paseos relativamente cortos, que no cansen al bebé. Tampoco a la mamá, que aún está en pleno puerperio, posiblemente esté cansada por el parto o la cesárea, y especialmente por las pocas horas de sueño



fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/el-primer-paseo-del-beb%C3%A9

¿Cómo surge el vínculo entre una madre y su hijo?

El proceso biológico natural del embarazo reduce el estrés en la mujer, al desactivar la hormona cortisol, y aumenta la confianza, al liberar oxitocina. Esta transformación se suma a otros cambios hormonales del cerebro de la mujer a partir del día 15 cuando, implantado en el útero, el embrión se comunica con los tejidos de la madre. De esta manera, surge una relación especial entre ella y su hijo



La comunicación materno-filial en el embarazo
a Universidad de Navarra ha publicado recientemente un documento titulado “Informe científico sobre la comunicación materno-filial en el embarazo: células madre y vínculo de apego en el cerebro de la mujer”, resultado del trabajo de diversos expertos y que ha sido dirigido por Natalia López Moratalla, catedrática de Bioquímica de dicho centro.

Este estudio se basa en la investigación de la estrecha relación entre madre e hijo desde el embarazo. El vínculo se produce tanto a nivel celular como en el apego afectivo, cuyo centro neuronal está en el cerebro. La progenitora y su niño desarrollan así un nexo que tiene una fuerte base biológica desde las primeras semanas de la gestación.  

Este trabajo recoge los últimos avances científicos en las neurociencias y en el papel de las células madre en el desarrollo del embrión. “Entre otras cosas, explica Natalia López, el informe resume lo que ocurre el primer día de vida del que guardamos memoria porque se inicia el trazado de los ejes que dan la forma corporal; se expone de forma cronológica la evolución de las células madre, etc.”

Además, explica cómo se produce la comunicación materno-filial en el embarazo: “Desde el inicio, y mientras el embrión atraviesa las trompas de Falopio maternas, envía avisos moleculares y la madre responde, estableciéndose un diálogo molecular por el que el embrión recibe ‹‹energías›› para vivir y ambos se preparan a pasar esos 9 meses de vida en simbiosis”.

Por medio de este fenómeno natural, el embrión, que es un ente extraño al organismo de la madre, no es rechazado como un peligro y no se activan las defensas correspondientes. Esta tolerancia inmunológica se genera a través de las sustancias que libera el embrión desde los primeros días y que desactivan las células maternas que deberían generar el rechazo.

“Es un proceso muy llamativo, puntualiza Natalia López, el hijo envía señales a la madre y a través de la comunicación entre el embrión y los tejidos del útero materno tiene lugar una serie de procesos concatenados y precisos. Este diálogo realiza lo que conocemos como tolerancia inmunológica: la madre reconoce al hijo que gesta como alguien distinto de ella, extraño a ella en cuanto la mitad de él es de su padre, pero sin señal de ser un peligro. Por eso son dos vidas en simbiosis, ni el niño es una parte de ella, ni un extraño peligroso al que haya que rechazar”.


El microquimerismo
Uno de los últimos hallazgos es un fenómeno bastante inesperado hasta hace poco tiempo. Por él los órganos de la madre contienen células procedentes del feto que ha gestado (de 2 a 6 células por mililitro en la sangre). Estas células fetales, jóvenes, pasan a la madre e incluso se guardan en la médula ósea formando parte de la reserva natural de células que todos tenemos. Por ser más jóvenes que las de la madre, tienen gran capacidad para regenerar y rejuvenecer el cuerpo de la mujer. Se han encontrado células de feto varón convertidas en cardiomiocitos de la madre que parecen haber participado en la reparación del corazón de la madre con cardiopatía.

Al ser la gestación una simbiosis de dos vidas, algunas células madre de la sangre del feto y de su placenta, que son pluripotenciales, pasan a la circulación materna. Se almacenan en nichos, especialmente en la médula ósea, y se dispersan en los órganos de la madre: piel, tiroides, hígado, riñón, glándula adrenal, pulmón... Estas células del embrión se denominan progenitores celulares asociadas al embarazo (PACP). Por su origen fetal, las células PACP tienen una gran capacidad de autorrenovación y colaboran con las células madre adultas en la función regenerativa del cuerpo de la mujer.

Se ha comprobado que se traspasan a partir de la cuarta semana y que luego la mujer las conserva toda la vida. Este descubrimiento puede tener importantes aplicaciones clínicas porque son células diferentes que conviven.

El vínculo madre-hijo
En la mujer embarazada se producen cambios sustanciales en el cerebro. El proceso biológico natural del embarazo reduce el estrés en la mujer al desactivar la hormona cortisol, y aumenta la confianza, al liberar oxitocina.

En una situación de estrés, las neuronas cerebrales del hipotálamo generan un factor que induce a liberar cortisol, pero en las embarazadas no es así. Entre el segundo y el cuarto mes, se produce entre 10 y 100 veces más progesterona y se reduce la respuesta emocional y física al estrés. Al tiempo que se almacena la oxitocina en neuronas del cerebro. Esta hormona se libera a partir del quinto mes de embarazo con los movimientos del feto.

La  oxitocina es un neurotransmisor relacionado con la confianza. “Esta hormona, explica la catedrática, tiene receptores en diversas áreas del cerebro y las desarrolla permitiendo una capacidad especial para conocer las necesidades del bebé -lo que le pasa- y la sabiduría natural para ‹‹gestionar› lo que demanda”.

El análisis por neuroimagen de las emociones que la madre siente ante los estímulos de ver fotografías o vídeos del hijo o escuchar su risa y su llanto pone de manifiesto cómo es ese vínculo natural emocional y afectivo que se ha generado en ella por el embarazo. Es lógico que los hombres, que no gestan los hijos, no tengan este vínculo en cuanto que está ligado al embarazo.

Con la gravidez, el cerebro de la mujer cambia, estructural y funcionalmente, al responder a las consignas básicas que recibe del feto. Este vínculo se refuerza con el parto y la lactancia, porque se potencian los circuitos neuronales más fuertes de la naturaleza. El conocido como ''vínculo de apego” afectivo y emocional forma parte del proceso biológico natural.

Por otro lado, el parto supone la liberación de oxitocina almacenada para reforzar el vínculo de apego y retorno a niveles habituales de respuesta de estrés. Esta vuelta a la normalidad neuroendocrina exige una adaptación que conlleva cierto riesgo de fluctuaciones anímicas y que en los casos más graves puede llegar a la depresión posparto.

¿Y el vínculo con los padres?
El cerebro de cada persona goza de una enorme plasticidad; todo lo que experimentamos, las emociones, la actividad física, los hábitos intelectuales… dejan huella en el cerebro. Reconocer en una fotografía a su hijo de pocos meses genera en la mujer un estado emocional placentero que no se lo produce la visión de imágenes de otros niños, incluso conocidos. Las técnicas de neuroimagen registran la activación del llamado cerebro social: se activan las áreas del sistema cognitivo-afectivo de recompensa y se silencian las implicadas en el juicio negativo.

Por eso la experiencia de la paternidad (el contacto físico con un bebé, su olor, verle) provoca un vínculo de apego en los padres biológicos, adoptivos y en general en cualquier persona que cuida habitualmente de un bebé.

“Uno de los estudios de neuroimagen que mostramos en el Informe, detalla Natalia López, constata que la experiencia de la maternidad y la paternidad provoca cambios funcionales en el cerebro. Padre y madre responden con más intensidad al llanto que a la risa del hijo, mientras que sucede a la inversa en quienes no tienen experiencia de la paternidad. La influencia de la paternidad en el cerebro facilita el cuidado al reconocer mejor las necesidades que el niño reclama llorando. Podemos decir que lo que se genera por la experiencia de la paternidad es igual en ambos -padre y madre-, lo propio de la madre es lo que le aporta el embarazo”.




funte: https://www.todopapas.com/embarazo/psicologia-embarazo/como-surge-el-vinculo-entre-una-madre-y-su-hijo-1123

Las células madres funcionan y son una palpable realidad

La enfermedad de Dupuytren consiste en la formación espontánea de queloides o fibrosis en las manos y provoca el cierre progresivo de la mano

Cuando Alberto escuchó por primera vez de esa maravilla de la medicina moderna que es la aplicación de células madre para curar enfermedades, nunca imaginó que el iba a formar parte de ese afortunado grupo de pacientes tratados en el StemCell Miami.

Alberto padecía de la enfermedad de Dupuytren que consiste en la formación espontánea de queloides o fibrosis en las manos y que provoca el cierre progresivo de la mano por retracción de la aponeurosis palmar superficial. Como consecuencia, y con el tiempo, el órgano que nos diferencia de los simios y los animales deja de funcionar y queda fijo en una posición encogida para siempre.

Dr. Ramón Castellanos
Ya había sido sometido a dos cirugías infructuosas en cada mano antes de decidirse a acudir a nosotros a finales del año pasado. Le habían dicho que tenía que conformarse con el resultado, que no había más nada que hacer. Le dolia dar la mano y muchas veces quedaban trabados sus dedos lo que le causaba tristeza y pesadumbre, muchas veces esquivaba dar la diestra.

Una vez consultado, le sugerimos hacer un implante de sus propias células de medula ósea o tuétano y de grasa, por su capacidad pluripotencial de regenerar y reconstruir el tejido dañado.

El procedimiento se hace en un salón especial de células madres habilitado en StemCell Miami, y lo realiza unos de los médicos con más experiencia en el país; es totalmente indoloro y como se implantan sus propias células no hay riesgo de rechazo o reacción.

En la primera semana de este año, le implantamos células madre en las palmas de las manos. Seis meses después, la historia lleva un curso diferente, los cordones de fibrosis de las manos han desaparecido como por milagro. Ahora puede abrir y cerrar las manos sin problemas, coger un lápiz, una brocha o la taza de café sin la preocupación de que se puedan caer al piso.

Pero, más que todo, Alberto puede ahora estrechar la mano de sus familiares y conocidos o la de aquellos que le presentan y no tiene que disimular para no quedar con la mano encogida y adolorida. “Esto ha cambiado mi vida por completo”, asegura.

Sus células madre hematopoyéticas y mesenquimales de medula ósea (no espinal) han trabajado espectacularmente, a pesar de que Alberto está en el primer quinquenio de sus setenta, o sea que aun en la tercera edad las células trabajan maravillosamente.

Para aquellos que padecen de esta terrible enfermedad las células madre son un rayo de esperanza. Lo cierto es que las células madres sí funcionan y no es una ilusión ni un sueño para el futuro; son la más palpable realidad.


fuente: http://www.elnuevoherald.com/vivir-mejor/salud/article87126662.html

Los bebés y los siete errores más frecuentes al volante

 Seguro que conoces las pegatinas de "Bebé a bordo" que muchos padres llevan en la luna trasera de su coche, ¿verdad? Pues quizás sea el momento de pegarlas en el parabrisas delantero, porque en ocasiones parece que hasta a nosotros mismos se nos olvida que transportamos un bebé

Nadie es perfecto
En nuestro ritmo frenético y constante estado de falta de sueño, es habitual no conducir con la seguridad que se debiera, especialmente si tenemos en cuenta que llevamos un bebé a bordo. Ya sea yendo al médico, a un cumpleaños, a la guarde, al supermercado… tenemos un millón de cosas en la cabeza y a veces es fácil cometer ciertas imprudencias. Lo que nos hace, tanto a nosotros como a nuestros niños, más propensos a sufrir accidentes; accidentes que en la mayoría de los casos podrían haberse eludido. Te mostramos cuáles son los errores más comunes al volante y cómo evitar cometerlos.

1. Hablar por el móvil:
Es tentador aprovechar unos minutos libres en el coche para confirmar la cita del dentista o devolver una llamada perdida, pero hablar por el móvil puede ser igual o más peligroso que conducir superando el límite de alcoholemia permitido.

Charlar por el móvil mientras se conduce ralentiza el tiempo de reacción. Tampoco estás fuera de peligro si usas el "manos libres". No importa las manos que tengas sobre el volante si no estás centrada en la carretera y aunque marcar un número de teléfono resulta más peligroso que hablar por éste, sólo empleamos unos segundos en hacerlo mientras que podemos pasarnos un buen rato charlando.

No hables por el móvil mientras conduces. Además de estar prohibido, es realmente peligroso. Si no te queda más remedio, para el coche y realiza o atiende la llamada.


2. Exceso de confianza:
Según varios estudios las mujeres tienden a ser más precavidas a la hora de conducir, al contrario que ellos, que suelen hacerlo de forma más agresiva. Sin embargo, una hora de atasco a la salida del trabajo puede transformarte en una leona al volante. Sobrestimar tus capacidades al conducir puede derivar en pequeñas (pero fastidiosas) colisiones o accidentes más graves. No permitas que tu humor influya en tu forma de conducción ni dejes de estar alerta en todo momento.


3. Conducir con sueño:
La mayoría de los padres conducen con cansancio o sueño. Nada sorprendente teniendo en cuenta las pocas horas de descanso con las que cuentan, especialmente si su bebé aún tiene menos de 5 meses. La falta de atención interviene en casi la tercera parte de los accidentes, según la Dirección General de Tráfico (DGT). Por ello no debes menospreciar lo que la falta de descanso puede llegar a provocar durante la conducción.

Siempre que sea posible duerme lo necesario por la noche. Las horas requeridas dependen de cada persona, pero por regla general una media de 7 a 9 horas de sueño es suficiente para empezar el día en óptimas condiciones.

Procura no conducir en las horas de más sopor: la noche y después de comer.
Antes de un viaje largo duerme lo suficiente o échate una siesta. Una taza de café puede espabilarte durante un corto periodo de tiempo, pero no te ayudará a concentrarte y estar alerta.

En caso de fatiga la DGT recomienda:

- Interrumpir el viaje cada 200 km o cada 2 horas, para descansar y romper con la monotonía.
- Tener la ventilación adecuada.
- Realizar comidas ligeras
- Beber líquido de forma frecuente y refrescarse la cara y cuello con agua fría.


4. Velocidad:
Son las 5.30 de la tarde y aún estás a 20 minutos en coche de la guardería. No es la primera vez que llegas tarde a recoger a tu pequeño y tienes que soportar cabizbaja la cara de pocos amigos de la cuidadora y el gesto de decepción de tu bebé, si no está llorando ya. ¿Qué haces? Pues sin pensarlo pisar a fondo el acelerador para tratar de llegar lo menos tarde posible.

¿Sabías que el 20% de los accidentes en carretera se produce como consecuencia de una velocidad inadecuada? Las vías urbanas tampoco están exentas y los datos de la DGT elevan a más de 5.000 los accidentes en los que la velocidad ha sido la causa principal en el año 2005.

No debes olvidar que a mayor velocidad mayor será la distancia de frenado. La mayoría de las veces no somos conscientes de la distancia de detención del coche (distancia de reacción + distancia de frenado). Para cerciorarte de que mantienes la distancia de seguridad, utiliza el truco de los 3 segundos, de día y en condiciones meteorológicas óptimas: elige un punto fijo más allá del coche que llevas delante. Después de que el coche haya alcanzado el punto, cuenta: mil ciento uno, mil ciento dos, mil ciento tres. Si llegas al punto fijo antes de terminar de contar, significa que vas demasiado cerca.


5. Picotear mientras conduces:
Probablemente el único bocado que tomas habitualmente hasta la hora de comer sea un café para llevar y unas galletas que picoteas de la caja mientras llevas a tus hijos a la guardería.
Has de saber que cuando miras la comida durante un segundo, estás dejando de prestar atención a lo que tienes en frente de ti en la carretera y en tan sólo unos segundos puede producirse un accidente. Si no te queda más remedio que comer en el tiempo en el que estás en el coche, resérvalo para cuando estés aparcada o esperando un semáforo.


6. Atender a los niños
¿Cómo manejarías estas situaciones críticas?

1. El claxon de un coche despierta a tu bebé, que comienza a llorar. Estás aún a 15 minutos de casa. ¿Qué haces?
a. Cantas todas las nanas que conoces hasta que se te acaba el repertorio, después te las inventas hasta llegar a casa.
b. Le acercas el dedo meñique de tu mano derecha para que lo chupe, sin soltar el volante con la mano izquierda.
c. Aparcas en el primer sitio que puedes y le das el pecho tratando de que se calme.

2. Tú y tu hijo estáis llevando a su amiguito a casa después de una tarde de juegos juntos. De repente te das cuenta de que su amigo está vaciando el contenido del zumo sobre tu hijo. Tú:
a. Colocas el espejo retrovisor de forma que puedas verles y le regañas enérgicamente para que no lo vuelva a hacer.
b. En el primer semáforo te das la vuelta para quitarles el zumo y evitar una venganza por parte de tu hijo.
c. Les gritas que paren inmediatamente y coges el zumo decididamente dándote la vuelta. Cuanto antes lo hagas menos desastre ocasionarán.

1. a y b son seguras. Si tu hijo está llorando pero sabes que está bien y sólo tiene hambre, sigue conduciendo hasta casa. Si quieres comprobar lo que le ocurre o darle de comer para que se calme, para en la siguiente gasolinera o en otro lugar seguro y atiéndele.
2. Sólo la respuesta b es segura. ¿Por qué? Si cambias el retrovisor para vigilar el asiento trasero, no sólo no tienes visión de los coches que vienen por detrás sino que tampoco estarás atenta a lo que ocurre en frente, ya que estarás pendiente de mirar a los niños por el espejo. Y por supuesto nunca debes girarte hacia atrás.


7. No hacer las revisiones necesarias al coche:
Para que el coche cuide de tu seguridad debes cuidar tú también de él. Efectuar una puesta a punto periódicamente puede ser vital.

Un deficiente estado del vehículo fue la causa de casi 12.000 accidentes con víctimas en el año 2005, según datos de la DGT. No olvides pasar la ITV cuando le corresponda (recuerda que los turismos deben hacerla por primera vez a los 4 años. A partir de entonces la revisión será bienal, hasta los 10 años, en que deberá realizarse anualmente).



fuente: https://www.todopapas.com/bebe/seguridad-bebe/los-bebes-y-los-siete-errores-mas-frecuentes-al-volante-632

Antitumorales a bordo de células madre para atacar al cáncer

 Un consorcio español de investigadores liderado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha utilizado células madre mesenquimales de la placenta como vehículo en el que insertar nanopartículas cargadas con fármacos antitumorales para transportarlas hasta el interior del tumor y ser liberadas, lo que multiplica su efecto.    Este tipo de células, capaces de diferenciarse en varios tipos de células, se localizan en diferentes partes del cuerpo humano además de la placenta y una d ...



Leer mas: http://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-antitumorales-bordo-celulas-madre-atacar-cancer-20160628111121.html

 

Embarazo y tintes para el pelo

Muchas mujeres se hacen la misma pregunta: ¿es seguro teñirse el pelo durante el embarazo? Algunas se ponen muy nerviosas, porque antes de darse cuenta de que están embarazadas, se habían hecho algún tratamiento químico en el cabello. Otras, porque no quieren que se empiece a asomar el verdadero color de su pelo, pero no quieren dañar a su bebé y no saben qué hacer.

En todo caso, parece no haber motivos reales para estas inquietudes. No hay evidencias de que las tinturas modernas afecten al bebé, aunque hay médicos que sí recomiendan cautela los primeros tres meses. Eso no significa que quien se haya teñido el pelo antes de ver un resultado positivo en su examen de embarazo, deba preocuparse. No hay estudio alguno que pruebe que los tintes que se usan actualmente, produzcan defectos de nacimiento o pérdidas del embarazo.

Sin embargo, en el pasado algunas tinturas contenían formalina, que sí es dañina para el feto y por eso quedó la impresión de que era malo teñirse el pelo. Las fórmulas han cambiado muchísimo, lo que ha sido bueno no sólo para las embarazadas, sino también para el pelo, que se daña mucho menos con estos procesos químicos. Por tal motivo, puedes seguir adelante con tu rutina de belleza capilar y cubrir tus canas con la ayuda de tu peluquero. Eso sí, como vas a estar muy sensible a los olores por las hormonas, evalúa si tu sentido del olfato tolerará los químicos.

Y si igual estás intranquila o tu médico ha recomendado que no te tiñas el cabello durante el embarazo, conversa con tu peluquero sobre otras alternativas. Existen tintes de origen vegetal y champúes con color, cuyo efecto se va después de 26 a 28 lavados. Alternativas hay, así que no te preocupes, aun cuando decidas no cambiarte el color del pelo con la regularidad que lo hacías antes. Lo que sí debes de evitar son las permanentes y los alisados químicos, ya que sí existe más temor entre los médicos acerca de posibles repercusiones en el bebé. En ese grupo se incluyen los tratamientos conocidos como alisado brasileño o con keratina. Como siempre, te recomendamos consultar con el ginecólogo si tienes más dudas.

 

 

fuente: fuente: http://www.todobebe.com/2016/04/19/embarazo-y-tintes-para-el-pelo-343/

Las células madre: la clave para combatir al ELA

Cuáles son los últimos avances para la cura de la enfermedad neuromuscular que generó apoyo mundial con la masiva campaña del Ice Bucket Challenge. Los desafíos a futuro

El 21 de junio se conmemora el Día Mundial de la Esclerosis Lateral Amiotrófica, más conocida por sus siglas: ELA. Es una enfermedad neuromuscular, degenerativa, rara y progresiva, que se caracteriza por una pérdida gradual de las neuronas motoras en el cerebro y la médula espinal. Se logró mayor concientización social sobre esta enfermedad gracias al Ice Bucket Challenge, una campaña global durante el 2014 en la que la gente se echaba encima un balde de agua fría para recaudar dinero para seguir investigando y así poder llegar a una cura.

La ELA afecta a nivel mundial a un promedio de 0.8 a 2.4 personas cada 100 mil por año. El 90% de los pacientes con ELA no tiene antecedentes familiares y la causa de esta patología todavía se desconoce. Esta enfermedad neurodegenerativa afecta entre 2000 y 3000 personas en Argentina.

A pesar de que esta mal actualmente no tiene cura, hay nuevos avances en estudios y técnicas que podrían mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen. Investigadores en distintos rincones del mundo trabajan con nuevas moléculas y drogas en fase experimental que podrían llegar a significar en el futuro un halo de esperanza para los que día a día deben enfrentarse a sus duras consecuencias.
¿Qué es la ELA y cómo diagnosticarla?

Hace un siglo y medio se describió por primera vez la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), una enfermedad degenerativa muy poco frecuente y progresiva, que se caracteriza por la pérdida gradual de neuronas motoras en el cerebro y la médula espinal. Durante el transcurso de los últimos años, la comunidad científica internacional está destinando importantes recursos a ensayos e investigaciones tanto para el estudio de los mecanismos y causas de la enfermedad como para desarrollar tratamientos más eficaces para combatirla.


El 90% de los pacientes con ELA no tiene antecedentes familiares y la causa de esta patología todavía se desconoce

La ELA se presenta habitualmente entre los 50 a 60 años con una leve preponderancia en hombres. En el 90% de los casos no existen antecedentes familiares y se la llama "ELA esporádica". Por su parte, cuando hay varios integrantes de una familia afectados se denomina "ELA familiar". El diagnóstico no es sencillo, y entre la aparición de los primeros síntomas -que incluyen pérdida de la fuerza de los músculos, debilidad en las piernas, brazos, y manos, y dificultad para hablar y tragar- y la confirmación de la enfermedad puede pasar un año y medio.

Según los médicos neurólogos Ernesto Fulgenzi y Gabriel Rodríguez, miembros del Grupo de Enfermedades Neuromusculares de la Sociedad Neurológica Argentina, el tratamiento actual de la ELA debe ser multidisciplinario, bajo la coordinación del médico neurólogo quien diagnostica y pauta el trabajo de las distintas especialidades involucradas. Los pacientes pueden requerir también asistencia de especialistas en salud mental, y asesoramiento en cuanto a la legislación relacionada con sus discapacidades y bienestar en los distintos estadíos de la enfermedad, así como sobre la disponibilidad de tecnologías y desarrollos relacionados con la computación, dirigidos a ampliar o buscar caminos alternativos en el campo de la comunicación.

Hoy en día existe un fármaco aprobado para la terapéutica específica de la ELA, el riluzole, y otras medicaciones como el dextrometorfano asociado a quinidina, utilizadas en el tratamiento sintomático de las complicaciones.


Los avances más prometedores
Una línea de investigación que parece tener buenas perspectivas a futuro es la de las células madre, con más de diez terapias potenciales en experimentación a nivel mundial. La doctora Eva Feldman lidera uno de estos equipos que estudia la factibilidad y eficacia de un procedimiento de neurocirugía para la aplicación directa de células madre en la médula espinal de los pacientes con ELA.

Según resultados preliminares presentados hace poco en el Congreso de la Academia Americana de Neurología, se ha demostrado tanto la factibilidad de los trasplantes de células madres por este método como una adecuada tolerancia. Esto abre las puertas para que el próximo paso de la investigación sea demostrar que este procedimiento terapéutico mejora la evolución de los pacientes con ELA.


Los resultados de los ensayos liderados por Feldman mostraron hasta ahora que el método es en general seguro y bien tolerado. La doctora indicó que existiría algún indicio indirecto de un efecto que haría más lenta la evolución de la enfermedad, pero prefirió ser cauta al respecto, debido a que son muy pocos los pacientes que han participado hasta ahora.

De esta manera, lo que se puede afirmar hasta el momento es que el alcance y la profundidad de la investigación básica y clínica en la ELA han llegado a niveles históricos. Las probabilidades de encontrar terapias eficaces adicionales probablemente seguirán aumentando, y se está trabajando arduamente para que en el futuro se pueda crear una cura para combatir este mal.


fuente: http://www.infobae.com/salud/2016/06/20/las-celulas-madre-la-clave-para-combatir-al-ela/

Papá: mi ídolo

A los niños les fascinan las habilidades de papá. Con él aprenden a poner a prueba sus propios límites, a encontrar su lugar y a saltarse las reglas.
Papá es el más valiente, el mejor y el más divertido. Estas son algunas cualidades de los padres que a los niños les encantan.
Con él me siento seguro

A todo el mundo le agrada sentir que está bajo la protección de alguien, y esa sensación es imprescindible (e irresistible) para los niños. La certeza de que papá aleja de ellos cualquier peligro les da seguridad y les ayuda a emprender nuevos retos.

o importa si en realidad a papá le aterra el perro del vecino o el parking oscuro. Da la impresión de que los hombres no sienten miedo porque evitan mostrarlo. Por eso parecen más relajados.

¿Y esto que significa para los niños?
Se sienten seguros y pueden desarrollar más fácilmente sus propios puntos fuertes.
Es como un niño grande

Puede que los hombres no estén muy capacitados para hacer varias cosas a la vez, pero si se trata de centrarse en una sola tarea, no hay quien les gane. A la hora de jugar son creativos y originales, su entusiasmo por la actividad es mayor que el de las mujeres y aprovechan el rato de juegos para desconectar.

¿Y esto qué significa para los niños?
Sienten que les toman en serio y que son aceptados como son y aprenden a reaccionar con flexibilidad a las sugerencias y las locuras de los padres.
Compite 'en serio'

Los hombres confían en su fuerzas y les encanta probar sus límites. Además, transmiten a sus hijos su deseo de experimentar. Los padres disfrutan en las competiciones con el niño, incluso cuando su pequeño rival no represente realmente un desafío. Si juegan con su hijo al fútbol pueden meter un gol detrás de otro sin mayores consideraciones, pasando por alto la desigual relación de fuerzas.

¿Y esto qué significa para los niños?
La autoestima de los pequeños se alimenta cuando sienten que les desafía alguien tan capacitado y poderoso como su papá. Dan lo máximo de sí mismos, llegan a sus límites y algunas veces incluso son capaces de superarlos. Aprenden que merece la pena arriesgarse y probar.

Pone límites claros
Muchos niños aceptan mejor una negativa del padre que una prohibición de la madre, entre otras cosas porque los hombres prefieren actuar en vez de negociar, y con esa actitud transmiten sus mensajes con mayor claridad. Por otro lado, soportan mejor las reacciones de contrariedad o decepción del niño.La determinación de papá y el hecho de que se mantenga firme en sus ideas es importante para el pequeño, porque demuestra quién es papá y qué representa en su vida.
¿Y esto qué significa para los niños?

Esto infunde seguridad a los niños, aunque no siempre estén de acuerdo y se rebelen. Los padres que ponen límites claros inspiran fiabilidad. El niño aprende cuál es su sitio.
Sabe saltarse las reglas

Aunque los padres a veces se muestran poco abiertos a negociaciones, también pueden ser muy flexibles. Cuando están en pleno juego, por ejemplo, pueden llegar a olvidar que se está enfriando la comida en la mesa o que la princesita secuestrada debería estar en la cama. Saltarse de vez en cuando los mandamientos de la lógica favorece la autoestima y fomenta la seguridad en uno mismo.

¿Y esto qué significa para los niños?
Papá les enseña el mundo como es: existen reglas para la mayoría de las situaciones, pero esto no significa que cuando la ocasión merece la pena, no se puedan pasar por alto. Los niños aprenden a prestar atención a sus sentimientos.




fuente: http://www.serpadres.es/familia/tiempo-libre/articulo/papa-idolo-ninos

Ejercicios de estimulación y psicomotricidad para los bebés

¿Cómo estimular la psicomotricidad de los bebés?ada niño lleva su ritmo de aprendizaje y debemos respetarlo, pero podemos ayudarle a desarrollar ciertas habilidades. Estos ejercicios deben realizarse trabajando ambas partes del cuerpo por igual. Todos los ejercicios deben hacerse con mucho cuidado, sin forzar al bebé y eligiendo con cuidado el momento en el que el bebé esté más descansado o dispuesto para prestar atención.
Bebés de 2 a 4 meses

1. Fortalecer el tronco. Coloca al bebé boca abajo en una pelota grande (de Pilates o una pelota de playa hinchada) y la balancearemos a los lados para que fortalezca el tronco.

2. Mantener el equilibrio. Boca abajo pondremos un rodillo debajo de su pecho y le sujetaremos de las piernas hacia delante, y hacia detrás como jugando a la carretilla. Podremos colocar un juguete delante para que quiera cogerlo.

3. Fortalecer el cuello. Colocaremos al bebé sobre una cuña boca abajo y mientras juega con algún juguete le pasaremos la mano por la espalda, ya que los estímulos en la espalda les hacen levantar la cabeza. Aprovecharemos el juguete que tenga para llevárselo de lado a lado para que se sujete con las manos en la cuña y pueda levantar más la cabeza para seguir el juguete, intentará cogerlo con una mano sosteniéndose con la otra. Repetir el ejercicio con el otro lado del cuerpo.

Bebés de 3 meses
1. Ejercicios de rodado. Tumbaremos al bebé boca arriba y levantaremos el brazo sobre el que se va a girar, después de haberlo practicado varias veces con un juguete podremos estimularle para que sea él solito quien voltee para coger el juguete.

Bebés de 4 meses
1. Fortalecer la espalda. Sobre una cuña boca arriba le sujetaremos de las manos y le ayudaremos a sentarse, dejando que el bebé haga fuerza para subir. Comprobaremos que sujete bien la cabeza al levantarse, cuando le cueste menos lo haremos sin cuña, directamente tumbado en una superficie plana. Para qué coja fuerza en las manos podemos darle un aro para que lo coja y nosotros moveremos el aro para levantarle (sujetándole de sus manitas).

2. Aprender a sentarse. Este ejercicio consiste en sostener el brazo sobre el que se va a inclinar un poco doblado y ayudarle a sentarse apoyando el codo en el suelo y voltearle un poco hasta sentarle.

Bebés de 6 meses
1. Favorecer el arrastre. Colocarmos un juguete cercano al bebé y le impulsaremos un poco empujándole de las nalgas para que se acerque a cogerlo.

Bebés de 7 meses
1. Estimular el gateo. Estableceremos un patrón cruzado entre dos personas (una delante y otra detrás) y haremos el movimiento de gateo, siempre moviendo el brazo y la pierna contraria como si gateáramos.

Bebés de más de 7 meses

1. Reforzar el gateo. Cuando ya gateen, podemos jugar con túneles (si no tenemos un túnel lo podemos hacer con sillas o sabanas) a pasar por dentro y empezar a poner obstáculos como juguetes o almohadones.

Bebés de más de 9 meses
1. Ejercicios de marcha. Podemos usar una hilera de sillas para que se apoye, un banco o un mueble bajito para que se sostenga, también puede sostenerse en una pared para dar sus primeros pasos.

2. Ejercicios para caminar. Podemos coger una sábana y pasarla por su pecho para favorecer la marcha.

Bebés de más de 12 meses
1. Camina en equilibrio. Cuando ya anden solos podemos hacer circuitos para que anden esquivando juguetes o almohadon

 

 

 

 

fuente: http://www.guiainfantil.com/articulos/bebes/estimulacion/ejercicios-de-estimulacion-motriz-para-los-bebes/

La ropa adecuada para el bebé

En esta nota encontrarás toda la información para vestir "bien" a tu bebé, en el sentido correcto del término, cuidándolo y manteniéndolo limpio y sano.

¿Qué debo tener en cuenta al elegir la ropa de mi bebé?
El adulto se viste siguiendo pautas culturales de cada sociedad. Estas se adecuan a la temperatura del lugar, las materias primas que se puedan conseguir, a la identificación de grupos y a las modas impuestas. Respecto de la vestimenta del bebé, independientemente de lo que puedan ofrecer los diseñadores infantiles de moda, lo importante es:

    Adecuarla a la temperatura ambiente
    La comodidad y practicidad de las prendas
    La confección con materiales adecuados y de calidad

 

¿Qué ropa debo elegir?
La preparación de la ropa del bebé depende de la época del año en la que nació el bebé.

Primavera y verano
Para el verano y la primavera se recomienda la ropa de algodón sin mangas, en especial tipo body. Un saquito liviano y un gorrito o sombrerito es lo más recomendable para cuando refresca.
Los bebés pequeños pasan más tiempo en la casa que de paseo, en consecuencia los enteritos o body de algodón son la vestimenta más cómoda, ya que lo mantienen con el abdomen cubierto, con el pañal contenido y además absorben su transpiración. Para salir, lo ideal es la ropa de lino o hilo de algodón.

Otoño e invierno
Para el invierno se recomiendan los ositos pañaleros con pie y enteritos acolchados con capota para las salidas o mantas abrigadas.
Para la casa lo ideal es usar un body de algodón de manga larga y un osito con patas y pie de polar o algodón frisado. Evita la ropa de lana con pelo, porque a muchos bebés les produce irritación.
Para los recién nacidos y los bebés que pasean en cochecito deben abrigarse un poco más que los adultos ya que están inmóviles y no producen el calor suficiente. Debes evitar que el bebé transpire ya que el el sudor se enfría, de modo que cuando lo veas sudar debes aligerar el abrigo. Asimismo, en los días de mucho frío se recomienda utilizar gorros y medias abrigadas.

¿Cuánta ropa le debo comprar?
Siempre conviene comprar muy poca ropa de la talla pequeña, porque los bebés crecen muy rápido, más de lo que habitualmente nos imaginamos.
En caso que le compres o le regalen ropa para cuando tenga unos meses más, te recomendamos que calcules en que época del año la usará, ya que si compras ropa de talle más grande en invierno la misma no la podrá utilizar en el verano.

Link: http://www.babysitio.com/bebe/vestimenta_bebe.php#ixzz4Bhn02R4E
Follow us: @Babysitio on Twitter | Babysitio on Facebook

Llega la hora del baño del bebé, ¿qué preparativos hacer?

Los primeros baños del bebé en casa pueden parecernos difíciles, puede que al bebé no le gusten o que nos hagamos un lío... Es cuestión de práctica y tal vez necesitemos ayuda los primeros días, pero al final, casi siempre el baño del bebé es un momento agradable que relaja al pequeño.

Aquí os dejamos unos consejos para preparar el baño del bebé y que este sea una experiencia placentera para todos, no solo el momento de higiene (que también importa) sino un momento compartido en el que conocer a nuestro bebé un poco más y él esté seguro y cómodo.

    Antes del baño, prepara todo lo que necesitas. No podemos dejar al niño solo ni un momento, por lo que hemos de tenerlo todo a punto para no tener que salir del baño.

    No olvides, por tanto, el champú o gel, aunque recuerda que no siempre todos los cosméticos son adecuados ni necesarios para su delicada piel.

    Procura que la temperatura de la habitación sea adecuada, alrededor de 24 grados cuando hace frío para que el bebé no se enfríe.


    La temperatura del agua ha de rondar los 34-37 grados, podemos tomarla con un termómetro pero es mucho más sencillo con la mano, que no nos queme ni esté fría.

    Hay que llenar la bañera un poco más si hace frío, para que cubra más al bebé (más o menos hasta el pecho). Si hace calor, podemos poner menos agua en la bañerita.

    Deja preparada la toalla o la capa para envolver y secar al bebé al alcance de la mano.

    También conviene tener lista la ropa que le pondremos, así como el pañal y la crema protectora para el culete.

    Si podemos, mejor vestirlo en el mismo cuarto de baño porque la temperatura está caldeada. Si hemos de salir del aseo, cubrir bien al bebé y tener la otra habitación también a una temperatura agradable.

    Si os gusta la música a la hora del baño, ten presente que hay que ponerla antes de empezar, para no tener que salir.

Recuerda además que has de sostener al bebé en todo momento con un brazo por la espalda y nuca (manteniendo su cabecita) y todos los consejos de seguridad para el baño, a tener en cuenta cuando son bebés y también cuando crecen...

Tener claros los preparativos imprescindibles para la hora del baño del bebé nos ayudará a evitar riesgo y a que el pequeño y nosotros disfrutemos más de este momento especial.



fuente: http://www.bebesymas.com/consejos/llega-la-hora-del-bano-del-bebe-que-preparativos-hacer

Seis pasos para minimizar estrías

El embarazo es una de las mejores estapas de nuestra vida y debemos disfrutarlo al máximo…pero ¡no nos olvidemos de nuestro cuerpo!. hay que tratar de evitar a toda costa que aparezcan nuestras enemigas eternas, las estrías.

Estas aparecen durante el embarazo cuando las fibras elásticas bajo la superficie de la piel se rompen debido al estiramiento brusco de ciertas partes del cuerpo (vientre, caderas y busto, principalmente).

Expertos afirman que hasta ahora no hay nada que pueda hacerse para evitar la aparición de estas marcas o cicatrices. Es muy probable que si tu mamá tuvo estrías en su embarazo, tú también las tengas. La genética sí es un factor definitivo pero también influyen el tipo de piel que tengas y los cuidados que hayas seguido a lo largo de toda tu vida, para mantener la salud del órgano más grande de tu cuerpo: tu piel.

Aun que no se puden desaparecer por arte de magia, como todo tema de salud “es mejor prevenir que lamentar” así que toma nota sobre  lo que me sirvió mucho en mi primer embarazo para minimizar la aparición y aspecto de estrías:

1. Usa crema corporal SIEMPRE. La hidratación y humectación correcta de la piel debe ser antes, durante y después del embarazo. Toda mi vida, desde que tengo memoria, he usado crema después de bañarme. Es un hábito del cual ya no puedo prescindir. Creo que eso me ayudó mucho a evitar la aparición de estrías en mi primer embarazo. Así que el mejor momento para usar cremas es antes de embarazarte, pero si ya es “tarde”, úsalas en todo momento a lo largo de la gestación: después de bañarte, a medio día y por las noches, antes de dormirte.

2. Cuida tu peso. Es recomendable, no solo para evitar las estrías sino para cuidar tu salud y la de tu bebé, que aumentes de peso entre 11 y 15 kilos (si antes de embarazarte estabas en tu peso) y entre 7 y 11 kilos si antes de quedar embarazada tenías sobrepeso. Pero además de cuidar el aumento de kilogramos, procura que el incremento sea de manera lenta y gradual, en lugar de tener subir abruptamente de peso. Recuerda: en el tema de las estrías es tan importante la velocidad con la que aumentas de peso como la cantidad de peso que subas en sí.

3. Toma mucha agua. Aunque quieras evitar las interminables visitas al baño, recuerda que la hidratación es más importante no sólo para tu salud y la de tu bebé, también para evitar que tu piel se deshidrate.

4. Estimula la circulación cutánea. Los masajes pueden ayudarle a tu piel a absorber mejor las cremas hidratantes y a ser más elástica. Averigua con tu médico qué tipo de masajes puedes darte durante el embarazo. Además, te imaginarás que en “ciertas” zonas del cuerpo son “imposibles”, por lo que tú misma puedes realizarlos sobre busto y vientre al menos dos veces por semana; hazlos con un aceite de almendras dulces y verás mejores beneficios. El ejercicio regular también estimula la circulación cutánea, así que no dejes de caminar o subirte a la bicicleta fija diariamente.

5. Evita alimentos que resequen la piel, como los que son altos en sodio (alimentos procesados, enlatados, encurtidos), las bebidas con cafeína (refrescos, café y té) y las bebidas alcohólicas, que son precursoras de las estrías en el embarazo.

6. Incluye considerablemente en tu dieta alimentos ricos en vitaminas E (aceites vegetales, aguacates, almendras, espárragos, espinacas, garbanzos, kiwis, pavo, pimientos) y C (fresas, kiwis, cítricos, papaya, pimientos rojos y verdes crudos y brócoli), y minerales como el Zinc (frutos secos, cereales, lentejas, sardinas, algas, carne de ternera) y el Silicio (ajos, cebollas, espinacas, harina de avena integral, plátanos, perejil, tomates, salvado de trigo, tomates y zanahorias).


Tratamientos más “serios”
El momento para visitar a un dermatólogo y decidir realizarte tratamientos correctivos más “radicales” (peeling químico, láser, dermabrasiones…) es después de tener a tu bebé e incluso después de amamantarlo. El médico dermatólogo tiene que analizar tus estrías para determinar qué tratamiento será el indicado para ayudarte a desvanecer la apariencia de las estrías (recuerda: no desaparecerán por completo).

Cremas recomendadas
En el mercado hay muchas opciones para ayudar a minimizar la apariencia de las estrías. Recuerda que ningún tratamiento o crema puede desaparecerlas o evitarlas por completo. Lo que debes buscar en una crema o jabón, es que contenga ingredientes muy hidratantes (como el aceite de almendras, el de coco, aguacate, así como vitamina E).  De preferencia, todas estas cremas y aceites úsalos después del baño, para que “atrapen” el agua en la piel.

Mamá no dejes de humectar tu piel después del parto y mientras vas perdiendo peso. Recuerda que los cuidados de nuestra piel deben ser permanentes si quieres verte siempre bien.



fuente: http://www.todobebe.com/2016/05/25/se-pueden-quitar-las-estrias/?utm_source=iContact&utm_medium=email&utm_campaign=Todo%20Beb%C3%A9&utm_content=Semana+23-1+Todobebe+envio

10 mandamientos para ser buenos padres

Ser padre es una de las vivencias más maravillosas y también una de las más complicadas, sobre todo, si lo que buscamos es ser los mejores padres.

No es tarea fácil ser un buen padre y quizás, en el camino, cometamos errores, pero si tenemos unas reglas o unos mandamientos bien claros, el objetivo será más sencillo. En Guiainfantil.com te ayudamos con este decálogo para ser los mejores padres y madres.

1. Amar a los hijos sobre todas las cosas: serán nuestra prioridad en la vida y les apoyaremos en todos los momentos de su vida.

2. Cuidar a los hijos: los niños necesitan ser atendidos, educados y cuidados. Su bienestar irá antes que nuestros placeres o intereses.

3. Reservar tiempo para ellos: ya sea para jugar, escucharles, hablar o reír. Pasar tiempo con los hijos estimula y fortalece el vínculo.

4. Ser un ejemplo: los niños imitan todo lo que ven, seremos coherentes entre lo que les pedimos y lo que nosotros hacemos.

5. Poner normas y límites: explicaremos a los niños qué esperamos de ellos y cuáles son las normas básicas de convivencia para que ellos puedan aplicarlas.

6. No gritar: aprenderemos a controlar nuestras emociones e impulsos y les hablaremos con respeto evitando herir sus sentimientos.

7. No pegar: nunca, bajo ninguna circunstancia, utilizaremos el castigo físico para reprenderles por su conducta. La violencia física no educa.

8. Hablar con ellos: cuidaremos el diálogo en la familia, creando un clima de confianza en el que el niño sepa que puede hablar de cualquier tema que le preocupe. Mantendremos siempre una comunicación abierta con nuestros hijos.

9. No sobreproteger: no decidiremos por ellos, ni les evitaremos o resolveremos todos sus problemas, pero sí les daremos los argumentos y conocimientos necesarios para que ellos puedan valerse por sí mismos.

10: Aprender de los hijos: los niños pueden darnos grandes lecciones, escucharemos su sabiduría infantil.

 

 

fuente: http://www.guiainfantil.com/articulos/familia/padres/10-mandamientos-para-ser-buenos-padres/

Alerta bronquiolitis: comenzó la circulación del virus sincicial respiratorio

Se inicia la etapa del año de mayor circulación del virus sincicial respiratorio (VSR), uno de los principales causantes de la bronquiolitis. Para prevenir la bronquiolitis no existe una vacuna, por eso es muy importante evitar la exposición al virus, especialmente de los grupos más vulnerables: los prematuros de bajo peso, con afecciones pulmonares, y los niños con cardiopatías congénitas.
El virus sincicial respiratorio (VSR) es uno de los principales causantes de la bronquiolitis, una enfermedad respiratoria que afecta las vías aéreas inferiores o ‘bronquiolos’, es de fácil contagio y se transmite de persona a persona por el contacto directo con secreciones nasales. Representa un riesgo para la salud pública por el gran número de hospitalizaciones en los bebés de alto riesgo (1,2). “Dos tercios de los menores de 2  años podrían verse afectados por este virus, pero hay que destacar que no ataca a todos por igual; son los infantes de riesgo los más vulnerables”, afirmó el doctor Guillermo Colantonio, jefe de neonatología del Sanatorio Finochietto y coordinador de neonatología de la Clínica y Maternidad Suizo Argentina (MN: 88422).

Los infantes de riesgo o la población más vulnerable a esta enfermedad son los bebés prematuros de bajo peso, “son bebés menores de 32-35 semanas y con un peso menor a 1.500 gramos”, aclaró el especialista; o con ciertas afecciones pulmonares producto de haber recibido ventilación mecánica por largo tiempo, así como niños con cardiopatías congénitas. Esta población tiene un riesgo 4 a 5 veces mayor de hospitalización por infección por VSR respecto de los niños sanos, como también, más riesgo de evolución grave y complicaciones (3).

En el mes de abril se inicia el período del año de mayor circulación del virus, por lo que hay que estar atento a las medidas de prevención. “Hay un corredor estacional en el cual a partir de la semana 13-15 del año y hasta la 37-42 circula el virus, con un pico que en general se presenta a la mitad de este período” explicó el doctor Colantonio.

Para prevenir la bronquiolitis no existe una vacuna, por eso es muy importante reducir la exposición del bebé al virus y para esto se recomienda (4, 5):

    Impulsar y mantener la lactancia materna.
    Lavarse las manos.
    Evitar la contaminación ambiental con humo (ya sea humo de cigarrillo u otros).
    Evitar el hacinamiento.
    Concurrir a los controles rutinarios con el médico.
    Cumplir el calendario nacional de vacunación y con las vacunas que determine el pediatra, tanto para el bebé como para quienes conviven con él.
    Solo para los más vulnerables: cumplir con el esquema completo de inmunización pasiva que actúa como un “escudo” para la protección de esta población vulnerable. La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) recomienda, teniendo en cuenta las semanas de circulación viral, iniciar la profilaxis durante el mes de abril, con una aplicación mensual del anticuerpo monoclonal de hasta un máximo de 5 dosis (6).


La inmunización pasiva está incluida en la “Estrategia Integral de Prevención de Infecciones Respiratorias en prematuros de alto riesgo” del Ministerio de Salud de la Nación y en niños con cardiopatías congénitas con inestabilidad hemodinámica significativa, según las recomendaciones consensuadas con las sociedades científicas. La inmunidad persiste por un período acotado de tiempo, por lo que es fundamental la aplicación mensual de las dosis para mantener los niveles adecuados de anticuerpos durante la época de mayor circulación viral. La inmunización pasiva debe acompañarse además de todas las demás medidas de prevención. “En la población vulnerable, diversos estudios demuestran que si se llevan adelante todas estas medidas de forma conjunta, disminuye la tasa de hospitalización, los días de oxígeno, la gravedad del cuadro respiratorio y, junto con ello, la disminución de la mortalidad también es significativa”, aclaró el doctor Colantonio.

Principales síntomas (7):
    Mucosidad nasal.
    Tos, catarro.
    La respiración se hace más rápida (taquipnea) y aumenta la tos.
    Tiene la respiración ruidosa con silbidos (sibilancias).
    El niño se agita fácilmente.
    Al respirar se le hunden las costillas.
    Tiene dificultad para alimentarse o para conciliar el sueño.
    Tiene la piel azulada o muy pálida.
    Tiene fiebre, con temperatura mayor a 38°C.


Cuánto más pequeño es el niño, más importantes pueden ser los síntomas.

“Ante la aparición de los primeros síntomas, como dificultad respiratoria, agitación, dificultad para comer o dormir, es fundamental consultar con el médico”, concluyó el especialista.



fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/alerta-bronquiolitis-comenzo-la-circulacion-del-virus-sincicial-respiratorio%20?page=0,0

¿Cómo darle medicamentos al bebé o niño pequeño?

Darle remedios a los más chicos puede ser una tarea complicada. En esta nota te damos algunas sugerencias para que sea más fácil.

Cuando los chicos están enfermos, una de las maneras de manifestarlo es rechazando cualquier cosa que se les ofrezca, y esto incluye, por supuesto, los medicamentos. A esto se le suma que los padres pueden ponerse nerviosos o ansiosos al darles un remedio, temiendo que lo escupan o lo rechacen.

Si son bebés pueden mover su cabeza de un lado al otro, cerrar los ojitos o llorar desconsoladamente al ver que les van a dar algo que no quieren, y cuando tienen uno o dos años, puede ponerse más complicado, porque si bien entienden algunas cosas, todavía no comprenden lo importante que es para su salud que tomen lo que les están dando.

 
¿Cómo administrar medicamentos cuando se hace difícil?

Si el remedio es en gotas o jarabe:
- Si el remedio es en gotas vía oral o jarabe, es más sencillo. En este caso, cuando con cuchara es imposible, un gotero o cuentagotas es lo ideal (siempre chequeando que la medida sea la correcta). También se puede utilizar una jeringa (sin aguja), sobre todo si es un medicamento más espeso. Para evitar que lo escupa o se atragante, colocamos al bebé en nuestro regazo, como si fuéramos a darle el pecho o la mamadera (podemos ayudarnos colocando un almohadón debajo de su cabeza), e introducimos un dedo en su mejilla, colocamos el gotero o jeringa allí mismo, lo vaciamos y dejamos el dedo hasta que el bebé trague el medicamento. Otra manera es presionar sus cachetes con el dedo pulgar e índice, para mantener sus mandíbulas separadas, e introducir la jeringa, gotero, etc. en un lado de la boca (no al fondo de la garganta porque así se puede atragantar y escupir el remedio).

- Si hay que ponerle gotas en los ojos, debemos colocarlo boca arriba y sostener su cabecita con una mano mientras con la otra dejamos caer la gota en el ojo. Podemos mantener su párpado superior abierto con el pulgar de la mano con la que sostenemos su cabeza. Otra persona puede ayudarnos a sostener sus bracitos de manera que no intente sacarnos. Y si no hay forma de que mantenga los ojos abiertos, hay médicos que sugieren colocarle las gotas en el lagrimal y mantenerlo boca arriba hasta que abra los ojos y las gotas ingresen, pero en este caso es más difícil controlar que la dosis que entró sea la indicada.

- Cuando las gotas son para el oído, debemos acostarlo de costado, tirar suavemente de la oreja hacia atrás y colocar las gotas. Para que las gotas puedan ingresar bien en el oído debemos tratar de mantener al niño de costado unos segundos. Si es de moverse mucho, otra persona puede ayudarnos sosteniéndolo. Un truco para que no se asuste cuando sienta las gotas en el oído es calentar el recipiente previamente frotándolo entre las manos, porque el líquido tibio se siente menos.

 

 Si el remedio es en comprimidos:
Por lo general, los medicamentos infantiles vienen en presentaciones líquidas ya que es más fácil administrarlos así, pero en caso de que el medicamento recetado sea en pastillas, podemos dárselo al bebé de la siguiente manera:

- Pisar la pastilla y colocarla en una cuchara, mezclada con unas gotas de agua o leche que tome el bebé. Colocarlo en nuestro regazo, si no abre la boca, presionar suavemente sus cachetes con el dedo pulgar e índice para mantener sus mandíbulas separadas e introducir la cuchara rápidamente.

Para tener en cuenta: mezclar los medicamentos con el contenido de su mamadera o vasito no es lo ideal, porque a menos que termine de beber todo su contenido no sabremos con certeza si recibió la dosis completa. Además, puede terminar asociando la mamadera o vasito con el sabor del medicamento y rechazarla.

¿En qué casos debemos volver a dárselo?
Si vomita dentro de la media hora de haberlo recibido, habría que volver a dárselo. Si las gotas caen fuera del ojo u oído, también hay que colocarlas nuevamente.
 
¿Qué hacer si a pesar de todos los intentos el bebé sigue sin retener el medicamento?
Si no hay manera de que el bebé o niño retenga el medicamento cada vez que se lo damos, es importante consultar con el médico, quien tal vez opte por otra alternativa como supositorios, inyecciones, vía intravenosa, etc. de manera que el reciba el tratamiento necesario.

 
Consejos clave
Para evitar los nervios y los errores al momento de darle remedios a los chicos, se aconseja:

    Leer bien las instrucciones al comprar un medicamento y nuevamente al prepararlo, antes de dárselo al niño, para estar seguros de lo que hacemos.
    Revisar la fecha de vencimiento antes de comprarlo o de administrarlo.
    Seguir al pie de la letra las indicaciones del médico (cantidad de dosis, horario de toma, etc.) y cualquier duda preguntarle nuevamente.
    Respetar las indicaciones de conservación (en heladera, a temperatura ambiente, etc.) indicadas en el envase y el tiempo que se puede mantener luego de haberlo abierto.
    Pensar previamente dónde se lo vamos a dar (a upa, en el cambiador, la cama, etc.)
    Los jarabes suelen venir con un envase medidor como una cucharita plástica, vasito, gotero o jeringa apropiada para su administración. Lo ideal es no sustituirlos por otros medidores porque la dosis debe ser lo más exacta posible.
   

Nunca dejar el medicamento al alcance de los niños porque pueden ingerirlo sin que nos demos cuenta.

Pedirle ayuda a alguien para controlar los movimientos del bebé o niño, para que nos alcance el medicamento, lo entretenga con algún muñeco, etc.
    Mostrarse tranquilos y hablarle suavemente al bebé mientras le damos el medicamento.






fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/como-darle-medicamentos-al-bebe-o-nino-pequeno?page=0,1

Los papás ya no son como antes



Es cierto que las generaciones cambian y que hoy los hombres están más comprometidos con la crianza de un bebé. Por lo que sé, antes los papás eran muy amorosos pero no se involucraban mucho en el cambio de pañales, ropa, alimentación o cuidados básicos de los niños porque para eso estaban las mamás. ¿Pero qué tanto tiene que ver la nacionalidad de estos padres para que ahora se impliquen más o menos? Podría hablar sobre los clichés que hay sobre las diferentes culturas pero no lo haré porque de lo único que tengo verdaderamente certeza es de lo que pasa en mi casa. Mi marido es italiano y la verdad es que me siento muy afortunada y feliz de que sea el papá de mi bebé. Tal vez todos los padres de hoy en día son así y probablemente también tiene que ver con que los hombres son más prácticos, pero en mi caso desde que Leo nació he notado que para mi esposo todo es un fluir entre la aceptación de la nueva vida y las responsabilidades que implica un hijo.

Mi impresión es que para él todo ha sido fácil de digerir, incluso creo que más sencillo que para mí. No sé si tenga que ver con que yo al ser mexicana soy más dramática, si en su tierra son más de dejarse llevar o bien que el no tener hormonas posparto de por medio también ayuda.

Por su parte cada noche de desvelo o cada cosa que dejamos de hacer es parte de esta etapa, (lo cual es verdad), pero el no lleva tan mal eso de no dormir y desde que escuchó el primer llanto de nuestro hijo me dijo que para él fue “un canto de ángel”. Por supuesto que el amor que siento por mi bebé es indudable, pero si me hubiera tocado vivir años atrás donde sólo las mujeres cuidaban a los niños creo que no aguantaría.

Claro que cada una habla de esto según le toca y seguro que para todas sus esposos son los mejores del planeta; de eso se trata, pero no por eso puedo dejar de preguntarme si los papás actúan de otra forma más que por su forma de ser, por las costumbres de su país… Sea como sea, me alegro de vivir en este siglo donde los papás de esta generación cambian pañales, curan heridas, se desvelan y los llevan al colegio.


fuent: http://www.todobebe.com/2016/02/25/padres-del-mundo/

¡Ahora soy papá!

 Las infinitas sorpresas de ser padre

La primera gran pregunta al enterarte de que vas a tener un hijo, después de la alegría y sorpresa inicial, es: ¿Estoy preparado para ser papá? Y con esa primera pregunta se disparan las miles más que de ahora en adelante podrían convertirse en tema de reflexión o en calvario de angustias.

Porque ser un buen padre va más allá de proveer cosas materiales a tus hijos. Significa tomar conciencia de nuevas responsabilidades, saber que de ahora en adelante debes anteponer los intereses y el bienestar de tus hijos a los tuyos, que has de ser un ejemplo para ellos en cada uno de tus actos y momentos de tu vida. Y claro, no puedes perder de vista el aspecto material y económico, aunque ya sabes que no sólo de pan vive el hombre. Al tener un hijo asumes un nuevo rol, quizá el más importante que se te haya asignado. Ya lo has oído por ahí más de una vez: "Se necesita ser un verdadero hombre para ser padre".

Alegrías y angustias iniciales
Héctor Estrada es un joven actor y dramaturgo salvadoreño de 27 años recién convertido en papá. Junto a su también joven esposa, Elizabeth, de 24 años, son ahora orgullosos padres de Erick Rafael Estrada Joya, un saludable bebé.

Héctor pondera por unos instantes cuáles fueron sus primeros pensamientos al saberse padre. "Mi reacción inicial fue la de dar brincos de alegría y súper besar a Elizabeth", declara entusiasmado. "Pero casi al instante mi alegría se volvió seriedad, al darme cuenta de la enormidad del asunto".

Experimentar sentimientos de alegría y euforia y sus contrapartes de angustia y miedo son síntomas normales de la paternidad, particularmente si es tu primer bebé. Héctor cuenta que la suya era una situación ambivalente y confusa; sus vaivenes anímicos iban de la alegría al miedo, con grandes dosis de angustia salpicada de euforia.

Decidió pedir ayuda.

Responsabilidad moral
Héctor fue educado en un ambiente en el cual el apoyo moral y espiritual por parte de sus padres era parte consustancial de la vida cotidiana. Fustigado por las largas noches de insomnio y el constante acoso de preguntas e ideas locas y miedos, acudió a su padre.

Con la tranquilidad que confiere la experiencia, su padre le informó que todo eso que experimentaba era — ¡sorpresa! — normal. Le explicó que él también en su momento había pasado por las mismas noches de insomnio velando por su seguridad, y había tenido los mismos sentimientos de responsabilidad cuando él, Héctor, nació.

Pero también le dijo que de ahora en adelante su bebé debería ser el actor con el papel más preponderante en su joven familia. Medio en broma, medio en serio le dijo: "Tendrás que dejar el X-Box y los video-juegos, las visitas de tus amigos de parranda y las largas giras artísticas. Ahora tienes que dedicarle tiempo a tu delfín".

Pasar el mayor tiempo posible con tus hijos es una buena manera de asegurarse que el vínculo con ellos se afiance. Demostrarles cariño constantemente, animarles en sus dificultades, aún pequeñeces como darles un beso y un abrazo sin ningún motivo aparente crean las bases para una niñez feliz y segura y constituyen el fundamento sólido de una personalidad solvente para lidiar con los problemas de la sociedad.

Antepone el estar con tus hijos sobre tu trabajo dentro de lo posible. Los hijos crecen más pronto de lo que lo imaginas, y si desperdicias el estar con ellos cuando son niños y de conducta maleable, lo más probable es que cuando se vayan de casa te darás cuenta tardíamente de tu pérdida.

La seguridad de tu bebé: Vigilia y cansancio
El agotamiento físico, mucho mayor de lo que hubieras podido imaginar, es también una de las sorpresas de la paternidad, pues el cuidado de tu recién nacido demanda vigilia constante las 24 horas del día. Pero especialmente por las noches el horario de un bebé es impredecible.

Los bebés despiertan con frecuencia por las noches por muchos motivos y ello requiere de tu atención y — especialmente — tu comprensión. Lo curioso del caso es que, incluso cuando tu bebé duerme profundamente, ¡a ti te puede costar dormir!

La experiencia de Alex Malberty, un ingeniero de sistemas cubano de 34 años, es ilustrativa. Alex y su esposa Joana se convirtieron recientemente en padres de una bebé primogénita llamada Olivia.

Alex enfatiza que por las noches a veces le resulta difícil conciliar el sueño pensando en que algo pueda sucederle a su bebé. "Cuando la niña entra en el sueño profundo, es cuando me despierto, pues tiendo a pensar que ¡ha dejado de respirar! Me levanto y me acerco al moisés para corroborar que está bien. Entonces me quedo tranquilo sabiendo que no le pasa nada".

Alex sin embargo, declara que si bien es cierto que llega al trabajo desvelado y un tanto agotado luego de las noches de vigilia, ver la foto de su saludable bebé en la pantalla de su computadora es suficiente para quitarle el estrés. "La verdad es que ahora tengo mucho más admiración por mi esposa, pues considero que la mujer está más preparada que un hombre para lidiar con esa vigilia".


Responsabilidad económica
El rol de protector de tus hijos no sólo se limita a ver que tus hijos no se enfermen o no les ocurra un accidente; se trata también de velar porque la seguridad económica futura sea parte integral de sus vidas.

Héctor cuenta que tomó plena conciencia de su responsabilidad económica al nacer su primogénito Erick Rafael. Y agrega con seriedad: "Una noche de repente, me di cuenta que ese pequeño, frágil e indefenso ser humano que dormía entre Elizabeth y yo, ¡dependía de mí por el resto de su vida natural! De veras que fue una revelación abrumadora. Me incorporé en la cama y vi a los dos seres que más amo, durmiendo tranquilamente. Me di cuenta que ellos dos eran mi razón de ser".

Por su parte, Alex subraya que uno nunca está verdaderamente preparado para tener un hijo. "Es casi inevitable pensar en la cosa económica, costos, seguro médico y demás. Algo que disminuyó en gran medida el temor de tener un hijo fue el hecho de que ambos, mi esposa y yo, somos un tanto mayores. Así que de alguna manera eso tuvo mucho que ver en no preocuparnos mucho por el futuro. Lo importante para nosotros era que la niña naciera saludable. Y así fue".

Sin embargo, agrega que hoy día pondera con más detenimiento cualquier gasto que él y Joana consideran superfluo. "Ahora pensamos en asuntos que antes ni siquiera nos pasaban por la mente. Por ejemplo, pensamos en gastar menos, en abrir una cuenta de ahorro para la educación futura de la niña". A pesar de estas preocupaciones, Alex afirma que, "en general, pienso que la niña nos ha hecho una familia más unida."

Una forma de velar por la seguridad de tus hijos es a través de la prevención económica. Esto quiere decir que si tú eres el único proveedor en tu familia, debes asegurarte que la fuente de ingresos al hogar será constante en caso de tu ausencia y que cubrirá aquellas necesidades más básicas: techo, comida y educación.

Es buena idea ajustarse a un presupuesto familiar balanceado, donde tanto las necesidades de tu recién nacido como las tuyas salgan lo más equilbradas posibles. Y pensar en un seguro de vida que deje a tu familia en una situación financiera solvente es otra forma de velar por la seguridad económica de tu joven familia.

Amor, alegría y temor: Normalidad
Los sentimientos de alegría y euforia acompañados de angustia y miedo del futuro, son normales en un papá, especialmente si es tu primer bebé, así como los deseos de proporcionarle seguridad y protección.

Si el ámbito familiar de los nuevos padres lo permite, lo mejor es consultar con tus padres o cualquier familiar cercano y de confianza y expresar tus temores al respecto, porque no eres el primer papá que se ha sentido así.

Y sobre todo, debes saber que la base de un hijo feliz es el amor que emana de ti como padre. Con ello casi con seguridad tendrás la satisfacción de verlos crecer a tu imagen y semejanza.



fuente: http://espanol.babycenter.com/a5900092/ahora-soy-pap%C3%A1-las-infinitas-sorpresas-de-ser-padre

Las 7 dudas más frecuentes sobre células madre

Se extraen del cordón umbilical del bebé en el momento del parto. ¿Por qué conservarlas? ¿Cuánto tiempo se pueden almacenar? Las respuestas de un especialista

Al ritmo de los avances científicos y las nuevas evidencias sobre las aplicaciones para la cura de enfermedades, la decisión de conservar las células madre del cordón umbilical fue creciendo entre las familias argentinas.

Cada vez son más los padres que se interesan en el tema y se acercan a los distintos bancos de células madre para interiorizarse sobre sus ventajas y despejar preocupaciones.

El médico pediatra y hematólogo Diego Fernández Sasso (MN 82733), vocero de ABC Cordón (Asociación de Bancos de Células Madre), seleccionó las consultas más frecuentes para compartir las respuestas:

 

EL PROCESO DE RECOLECCIÓN DE CÉLULAS MADRE ES COMPLETAMENTE INDOLORO Y SÓLO PUEDE REALIZARSE EN LOS PRIMEROS INSTANTES POSTERIORES AL PARTO

1. ¿Cuáles son las principales ventajas de las células madre del cordón umbilical de los bebés?
La sangre remanente en el cordón y la placenta habitualmente se descarta. Hoy sabemos que es muy rica en células "madre", también llamadas células "progenitoras" o "stem cells".

Es por ello que es tan importante su recolección y preservación. Estas células tienen una compatibilidad total con el propio niño y tienen, además, una posibilidad del 25% de ser compatibles con sus hermanos. Disponer de estas células le asegura a esa familia tener un material único para toda la vida.

 

2. Cuando se recolecta la sangre del cordón umbilical, ¿el bebé o la madre corren algún riesgo?
El proceso de recolección, cualquiera sea el tipo de parto (por vía vaginal o por cesárea), es completamente indoloro. Sólo puede realizarse en los primeros instantes posteriores al parto y siempre luego de que haya nacido el niño y después de clampear el cordón. Ni el bebé ni la madre quedan expuestos a riesgo ni dolor alguno durante el proceso de recolección. Todo el proceso se realiza luego del nacimiento del bebé, y no altera en nada los tiempos del parto.

 

3. ¿Cómo se sabe si una recolección fue exitosa?
La recolección es siempre posible. Para evaluar su utilidad futura necesitamos saber qué cantidad de células madre se recolectaron y su viabilidad. Esto se hace mediante un estudio de laboratorio que determina la cantidad de células con antígeno CD34 en su superficie. Esas células con antígeno CD34 positivo son las que necesitamos para regenerar, por ejemplo, una nueva médula ósea.

 

4. ¿Qué ocurre con los embarazos múltiples?
No hay ningún problema, ya sea que se trate de un parto de mellizos o trillizos. Se puede realizar la recolección de las células de todos los bebés. En el caso de embarazos múltiples, se recomienda guardar las células de todos los recién nacidos, para que el día de mañana cada uno tenga su material guardado y listo para ser usado.

 

5. ¿Cuánto tiempo se pueden almacenar las células madre extraídas del cordón umbilical?
La criopreservación asegura una temperatura menor de los 160 °C. Bajo estas condiciones no hay energía, por lo que las células no pueden realizar sus procesos biológicos, no envejecen ni se mueren. De esta manera, la célula se mantiene "hibernando" en perfectas condiciones para ser utilizadas en el futuro. Los estudios realizados hasta la actualidad permiten asegurar que las células madre ya se mantuvieron en perfecto estado por un plazo mayor de 20 años.

 

6. ¿Existe peligro de que por un corte de energía eléctrica se pierdan las células por descongelamiento?
No. Justamente la elección del método de criopreservación mediante nitrógeno líquido apunta a evitar que un corte de corriente eléctrica pueda poner en peligro la viabilidad de las células criopreservadas. El otro motivo para la elección del nitrógeno líquido es la temperatura de trabajo de -196 ºC, ya que con medios electromecánicos, aun los de última generación, solamente se logran temperaturas del orden de los -160 ºC.

 

7. ¿Se debe almacenar la sangre de cordón de todos los hijos?
Cada persona es genéticamente única, al igual que sus células madre. Tanto en nacimientos múltiples como en hijos nacidos por separado es recomendable almacenar la sangre de cordón de cada uno de los bebés, para asegurar la exacta compatibilidad genética.

 

 

fuente: http://www.infobae.com/2016/04/20/1804731-las-7-dudas-mas-frecuentes-celulas-madre

Siete tips sobre la conservación de células madres

Cada vez es más común la decisión de conservar las células madre extraídas del cordón umbilical de los bebés recién nacidos.

Al ritmo de los avances científicos y las nuevas evidencias sobre las aplicaciones para la cura de enfermedades, la decisión de conservar las células madre del cordón umbilical fue creciendo entre las familias argentinas.

Cada vez son más padres los que se interesan en el tema y se acercan a los distintos bancos de células madre para interiorizarse sobre sus ventajas y despejar preocupaciones. Según la Asociación de Bancos de Células Madre (ABC Cordón), estas siete son las consultas más frecuentes:

¿Cuáles son las principales ventajas de las células madre del cordón umbilical de los bebés?
La sangre remanente en el cordón y la placenta habitualmente se descarta. Hoy sabemos que es muy rica en células “madre”, también llamadas células “progenitoras” o “stem cells”. Es por ello que es tan importante su recolección y preservación. Estas células tienen una compatibilidad total con el propio niño y tienen además una posibilidad del 25% de ser compatibles con sus hermanos. Disponer de estas células le asegura a esa familia tener un material único para toda la vida.

 

¿El bebé o la madre corren algún riesgo durante el proceso de recolección? 
El proceso de recolección, cualquiera sea el tipo de parto (por vía vaginal o por cesárea), es completamente indoloro y sólo puede realizarse en los primeros instantes posteriores al parto y siempre luego de que haya nacido el niño y se haya clampeado el cordón. Ni el bebé ni la madre quedan expuestos a riesgo ni dolor alguno durante el proceso de recolección, Todo el proceso se realiza luego del nacimiento del bebé, y no altera en nada los tiempos del parto.

 

 ¿Cómo se sabe si una recolección fue exitosa?
La recolección es siempre posible. Para evaluar su utilidad futura necesitamos saber que cantidad de células madre se recolectaron y su viabilidad. Esto se hace mediante un estudio de laboratorio que determina la cantidad de células con antígeno CD34 en su superficie.Esas células con antígeno CD34 positivo son las que necesitamos para regenerar, por ejemplo, una nueva médula ósea.

 

 ¿Qué ocurre con los embarazos múltiples?
No hay ningún problema, se puede realizar la recolección de las células de todos los bebes. En el caso de embarazos múltiples se recomienda guardar las células de todos los recién nacidos, para que el día de mañana cada uno tenga su material guardado y listo para ser usado.

 

 ¿Cuánto tiempo se pueden almacenar las células madre extraídas del cordón umbilical?
La criopreservación asegura una temperatura menor a los 160°C. A esta temperatura no hay energía, por lo que las células no pueden realizar sus procesos biológicos, no envejecen ni se mueren. De esta manera la célula se mantiene “hibernando” en perfectas condiciones para ser utilizadas en el futuro. Los estudios realizados hasta la actualidad, permiten asegurar que las células madre ya se han mantenido en perfecto estado por un plazo mayor de veinte (20) años;.

 

¿Existe peligro de que por un corte de energía eléctrica se pierdan las células por descongelamiento?
No. Justamente la elección del método de criopreservación mediante nitrógeno líquido apunta a evitar que un corte de corriente eléctrica pueda poner en peligro la viabilidad de las células criopreservadas. El otro motivo para la elección del nitrógeno líquido es la temperatura de trabajo de -196º C, ya que con medios electromecánicos, aún los de última generación, solamente se logran temperaturas del orden de los –160º C.

 

¿Debo almacenar la sangre de cordón de todos mis hijos?
Cada persona es genéticamente única, al igual que sus células madre. En nacimientos múltiples es recomendable almacenar la sangre de cordón de cada uno de los bebés, para asegurar la exacta compatibilidad genética.

 

 

fuente:http://www.gacetamercantil.com/notas/99665/

Posparto. Tabla de ejercicios de Pilates para recuperarte

El método Pilates dirigido a la recuperación posparto descubre un programa de fitness centrado en los grupos musculares que más sufren durante el embarazo y el parto. Su objetivo es lograr la alineación y la estabilidad postural, que se han visto afectadas por el cambio del centro de gravedad durante el período prenatal.

El entrenamiento comienza con el reequilibrio y la curación del cuerpo que acaba de dar a luz. Poco a poco, los ejercicios ganan en dificultad e intensidad, y te ayudarán a perder peso, reafirmar tus músculos y adquirir fuerza y estabilidad central para conseguir el cuerpo que tenías antes del embarazo.

 

Beneficios físicos y emocionales de Pilates en el posparto
La práctica de los ejercicios de Pilates te puede ayudar a disminuir el cansancio, el dolor de espalda, el estreñimiento, la retención de líquidos, la ansiedad y la depresión. Sirve para ganar fuerza y resistencia física, elevar el nivel energético, mejorar la postura y la alineación del cuerpo, la circulación y la sensación general de bienestar. Con la práctica de ejercicios de Pilates puedes mejorar tu autoestima porque al sentirte mejor con tu físico ganarás en autoconfianza. La concentración en fortalecer tu parte física, te ayudará a ganar claridad mental y te será más fácil encontrar el equilibrio en tu vida porque habrás encontrado un poco de tiempo para ti. Descubrirás cuánto puede mejorar tu maternidad cuando te tomas tiempo para ti misma. Recuerda que puedes empezar a hacer ejercicios seis semanas después del parto, no antes.

 

Pilates posparto. Tabla de ejercicios

1. Ejercicio de respiración. Sirve para relajarse, mejorar la circulación y la concentración. Túmbate sobre la colchoneta con la espalda plana, estabiliza la pelvis y dobla las rodillas para que los pies se apoyen en el suelo, separándolos a la anchura de las caderas. Apoya las manos con suavidad sobre tus costillas y haz que las puntas de los dedos se toquen. Realiza una inspiración profunda por la nariz, mientras notas cómo se expanden tus pulmones y tus costillas. Exhala por la boca, expulsando todo el aire, sintiendo cómo las costillas (y los dedos) vuelven a juntarse. Repite el ejercicio cinco veces.

2. Estiramiento del pecho. Mejora el estado de las vértebras cervicales y tonifica los músculos del pecho y de la espalda. Colócate de pie y erguida, con los pies separados a la altura de las caderas. Estira el cuello largo durante todo el movimiento y mira hacia delante. Une las manos por detrás de tu espalda, manteniendo las palmas juntas. Sube con delicadeza los brazos por detrás de tu cuerpo. Asciende hasta donde puedas, manteniendo los hombros bajos. Realiza un estiramiento sutil, manteniendo la postura hasta contar hasta diez. Relaja y repite. Si tienes dolores de hombro, no hagas este ejercicio.

3. Media Incorporación. Fortalece los músculos abdominales superiores. Túmbate boca arriba, flexiona las rodillas y separa los pies a la anchura de las caderas. Mantén los brazos estirados con las manos a lo largo del cuerpo, en el suelo. Contrae tus músculos abdominales y eleva la cabeza y los hombros para separarlos del suelo mientras espiras. Los brazos se elevarán del suelo de manera natural cuando empieces a enrollarte. Mira en dirección a tu abdomen e intenta llegar lejos con las puntas de tus dedos. Aguanta esta posición mientras cuentas hasta cinco. Inspira mientras vas bajando. Espira cuando llegues al suelo. Asegúrate de no tensar el cuello ni el pecho. Repite el ejercicio cinco veces, y aumenta poco a poco hasta diez.

4. Círculos con una pierna. Fortalecen y estabilizan las caderas, y alargan y afinan las piernas. Sirve para tonificar algunas de tus zonas rebeldes como las nalgas, piernas y abdomen. Túmbate boca arriba con los brazos relajados a los lados. Estira la pierna izquierda y eleva la pierna derecha hacia el techo. Asegúrate de dejar la cabeza abajo. Rota tu pierna derecha desde la cadera describiendo círculos, primero cruzando por encima del cuerpo con la pierna y luego hacia abajo, para fuera hacia el lateral, y hacia arriba. Empieza y termina el círculo con el pie justo encima de tu ombligo, en el centro de tu cuerpo. Mantén la pierna flexible y las caderas ancladas a la colchoneta mediante el uso de los músculos abdominales. Repite el ejercicio cinco veces y luego otras cinco en el sentido contrario.

Modificación por cesárea: es muy importante mantener la espalda plana y pegada al suelo. Si no lo consigues, empieza realizando el ejercicio con una pierna flexionada y el pie en el suelo, mientras haces los círculos con la otra pierna.

5. Dos piernas estiradas. Este ejercicio fortalece la musculatura inferior del abdomen. Te ayudará a reducir tripa y a tonificar tus músculos. Colócate sobre la colchoneta, tumbada boca arriba, con las manos detrás de la cabeza y los codos apuntando hacia los lados, y eleva la cabeza llevando la barbilla hacia el pecho. Sube las piernas y estíralas de manera que queden apuntando hacia el techo, y mantenlas en posición de Pilates. Ccontrae tu abdomen hacia dentro, inspira y desciende ambas piernas juntas. Aproxímalas a la colchoneta tanto como puedas, sin dejar que tu espalda se separe de la colchoneta. Espira y vuelve a subir las piernas. Repite el ejercicio de cinco a diez veces. Modificación: Si tienes dolor en la zona lumbar, mantén las piernas más altas, con las rodillas ligeramente flexionadas o coloca las manos debajo de las nalgas.

Modificación por cesárea: no hagas este ejercicio hasta que estés completamente recuperada.

6. Elevación del tronco. Fortalece la parte superior del cuerpo. Colócate tumbada boca abajo, con las piernas juntas y la cara próxima a la colchoneta. Coloca las manos junto a los hombros y flexiona los codos para que los brazos descansen junto al cuerpo. Mantén los omóplatos tirando hacia la parte baja de la espalda y los abdominales elevados, levanta cuidadosamente el tronco y las manos de la colchoneta y mantén la posición hasta contar cinco. No utilices las manos para empujarte hacia arriba. Baja lentamente. Acuérdate de guiar la subida con la parte alta de la cabeza, alargando el cuerpo en oposición a la elevación de la cabeza.

Modificación: este ejercicio puede, al principio, resultar incómodo si tienes el pecho hinchado o sensible o si te duele la zona baja de la espalda. Si éste es tu caso, sáltatelo por ahora.

 

 

fuente: http://www.guiainfantil.com/1570/posparto-tabla-de-ejercicios-de-pilates-para-recuperarte.html

 

Medicina regenerativa avanza cada vez más gracias a la criopreservación de células madre

Las células hematopoyéticas y las mesenquimales pueden autoduplicarse y diferenciarse. La preservación celular abre insospechadas puertas a la salud.

Las mesenquimales son células que renuevan a las que cumplen su vida útil en el organismo. Junto a ello tienen también la función de reparar los tejidos que sufren lesiones. Su importancia, entonces, es vital para el funcionamiento humano.

Por ello es que la dinámica de la criopreservación de células madre se centra en este tipo y en las hematopoyéticas, básicamente extraídas del cordon umbilical.

Las posibilidades que están aportando a la ciencia permiten desarrollar una nueva era en el ámbito especializado: la medicina regenerativa. Por ejemplo: si se implantan células mesenquimales en el hueso, pueden formar hueso por sí mismas a pesar de haber sido obtenidas de un tejido diferente.

El doctor Diego Fernández Sasso, representante científico y Miembro de la Comisión Directiva de la Asociación de Bancos de Células Madre de Cordón Umbilical en Argentina, explica que “tanto las hematopoyéticas como las mesenquimales son células con capacidad de autoduplicarse y diferenciarse, pero las segundas tienen mayor plasticidad celular".

Eso significa que pueden desarrollar distintos linajes celulares lo que permite generar variados tipos de células: del hueso, la articulación, la piel o el músculo. "También se estudia la posibilidad de desarrollar neuronas y miocardiocitos, que son las células del corazón”, comenta el especialista.

Hoy existe la posibilidad de recolectar en el momento del parto las células madre de la sangre y del tejido del cordón, guardándolas durante años para su potencial uso. "Esta práctica asegura la conservación de un tejido valioso, potencialmente utilizable en el corto plazo, sin ningún riesgo para la mamá ni para el bebé", subraya el profesional.

 

 

 

Fuente: http://lifestyle.americaeconomia.com/articulos/medicina-regenerativa-avanza-cada-vez-mas-gracias-la-criopreservacion-de-celulas-madre

Mi bebé regurgita, ¿qué puedo hacer?

La regurgitación leve o moderada (expulsión de la leche) durante o después de la alimentación del bebé menor de seis meses sucede muy frecuentemente. Es un fenómeno común y fisiológico que se soluciona con el paso de los meses. En ausencia de ningún otro síntoma no ha de realizarse tratamiento alguno, pero este hecho ha de diferenciarse de la enfermedad por reflujo gastroesofágico, más preocupante.

Un bebé que regurgita (reflujo simple o fisiológico), no sufre con las expulsiones de leche, que suelen ser de escasa cantidad. Incluso es probable que después de "devolver" se encuentren mejor y sonrían (o lo hagan mientras duermen, sin inmutarse), pues lo que tenían eran gases y estos son expulsados al eructar junto al líquido. El bebé gana peso adecuadamente semana a semana, entonces lo que tu bebé tiene son regurgitaciones o "reflujo" simple, que son incómodas, sí, pero no afectan a su salud. ¿Qué puedo hacer para ayudarle?

La causa de la regurgitación o reflujo fisiológico es la inmadurez de la válvula que cierra el estómago, lo cual provoca que en ocasiones parte de su contenido salga del estómago sin esfuerzo. Todos tenemos este tipo de regurgitaciones de cuando en cuando, pero en los bebés son mucho más evidentes por dicha inmadurez. Lo que podemos hacer para procurar que nuestro bebé no tenga estos "escapes" es lo siguiente:

 

 

No fuerces al bebé a comer si parece que no tiene hambre. Nunca se le debería forzar, ni al pecho, ni con biberón, pero especialmente si el bebé tiene estos pequeños vómitos con frecuencia.

 

  El pecho es lo mejor siempre, también en estos casos, ya que tiene la "mezcla" perfecta. Si le das biberón, procura que tome la fórmula no demasiado concentrada ni tampoco con demasiada agua, siguiendo las instrucciones para preparar correctamente el biberón.

 

  No esperes a que tu bebé tenga mucha hambre para darle el pecho. Si tardas en darle de comer, mamará con ansias o empezará a hacerlo llorando y tragará más gases de lo normal.

 

  Dale la toma a tu bebé en un ambiente lo más tranquilo y relajado posible, sin prisas.

   

Mantén esta calma después de la comida, mientras hace la digestión. A todos nos gusta "reposar" después de comer: no empieces una actividad frenética (teniendo en cuenta que esto para un bebé puede ser pasar a vestirlo, a bañarlo...). Si el bebé está en calma después de comer, es más fácil que no regurgite.

 

  Después de las tomas podemos adoptar una sencilla medida postural: que no esté completamente tumbado sino algo incorporado, al brazo, en una hamaca... Esto, como la medida anterior, ayudará a que al contenido del estómago no le sea tan fácil salirse.

 

Estos son unos sencillos "trucos" para prevenir que tu bebé tenga tantas regurgitaciones y evitar tantos cambios de baberos, gasas y ropita. De todos modos, recuerda que con el paso de los meses este reflujo remitirá. Si por el contrario, ves que tu bebé lo pasa mal con unos vómitos abundantes, proyectivos, que parece que duelan, se muestra normalmente irritado y su curva de peso no evoluciona adecuadamente, entonces es probable que sufra de la enfermedad de reflujo gastroesofágico y has de consultar al pediatra.

 

 

fuente: http://www.bebesymas.com/bebes-de-0-a-6-meses/mi-bebe-regurgita-que-puedo-hacer

5 preguntas sobre la importancia del Cordón Umbilica

En los últimos años, se ha comprobado que la conservación de células madre del cordón umbilical es de gran utilidad a la hora de tratar futuras enfermedades en los niños. Sin embargo, la mayoría de los padres desconoce sus beneficios y carece de suficiente información como para tomar una decisión al respecto.

Muchas madres han oído del tema por familiares o amigos y existen también los que no lo creen necesario, ya que no conocen los alcances preventivos que pueden llegar a tener. En este punto, el rol del obstetra es clave, porque generalmente lo que sucede en el post parto no es un tema habitual en las consultas previas.

Los beneficios de estas células fueron comprobados en el trasplante de médula ósea y existen investigaciones científicas que ya las utilizan en terapias experimentales para reparación del músculo cardíaco, cirugía ortopédica, odontología, enfermedades autoinmunes y hasta enfermedades neurológicas, entre otros.

Para disipar dudas entrevisté al Dr. Diego Fernández Sasso, Director Médico de la Asociación de Bancos de Células Madre (ABC Cordón), una asociación sin ánimos de lucro fundada en 2011 que busca concientizar a la población en general sobre la importancia de conservar las células de cordón umbilical para uso personal o donación.

“La posibilidad de guardar células mesenquimales asegura la conservación de un tejido valioso, potencialmente utilizable en el corto plazo, sin ningún riesgo para la mamá ni para el bebé. Estas células tienen una compatibilidad total con el propio niño y tienen además una posibilidad del 25% de ser compatibles con sus hermanos. Disponer de estas células le asegura a esa familia tener un material único para toda la vida”, asegura el Dr. Diego Fernández Sasso.

 

Con su ayuda, se pudo contestar cinco preguntas esenciales sobre el tema:

¿Qué es la criopreservación?
Es el procedimiento por el que las células son congeladas a temperaturas extremadamente bajas con el objeto de que mantengan su vitalidad sin alteraciones a lo largo del tiempo. Pueden ser utilizadas hasta 20 o 30 años más tarde.

 

¿Cuáles son las principales ventajas de las células madre del cordón umbilical de los bebés?
La sangre remanente en el cordón y la placenta, habitualmente se descarta. Hoy sabemos que es muy rica en células “madre”, también llamadas células “progenitoras”. Estas células tienen una compatibilidad total con el propio niño y tienen además una posibilidad del 25% de ser compatibles con sus hermanos.

 

Cuándo se recolecta la sangre del cordón umbilical ¿el bebé o la madre corren algún riesgo durante el proceso de recolección?
El proceso de recolección, cualquiera sea el tipo de parto (por vía vaginal o por cesárea), es completamente indoloro y solo puede realizarse en los primeros instantes posteriores al parto y siempre luego de que haya nacido el niño y se haya clampeado el cordón. Ni el bebé ni la madre quedan expuestos a riesgo ni dolor alguno durante el proceso de recolección, Todo el proceso se realiza luego del nacimiento del bebé, y no altera en nada los tiempos del parto.

 

¿Qué análisis se le hace a la sangre de la madre?
La sangre de la madre es sometida a distintas pruebas: Se realizan cultivos bacterianos y serologías virales (VDRL, Hepatitis B y C, HTLV, HIV , Chagas y Brucelosis). Estudios que las madres ya se realizaron y los bancos privados repiten para seguridad del bebe y su madre.

 

¿Quién puede usar las células madre extraídas del cordón umbilical?
Por supuesto que las células madre del cordón umbilical criopreservadas son perfectamente compatibles para el niño de cuyo cordón se extrajeron; y puesto que hay una probabilidad de 1 en 4 de una compatibilidad perfecta con un hermano, los padres pueden decidir que la sangre del cordón umbilical esté a disposición de los hermanos.

En Argentina los costos de preservación oscilan entre los 10 y 15 dólares mensuales, más una cuota única de extracción al momento del parto de aproximadamente mil dólares. En el país se realizó en 2009 la primera operación mundial de labio leporino con células madre que permitió, por sus capacidades regenerativas, la veloz recuperación de la pequeña Francesca.

 

 

fuente: http://espanol.babycenter.com/blog/mamas/5-preguntas-sobre-la-importancia-del-cordon-umbilical/

Consejos al volver a casa después del parto

El nacimiento de un hijo es quizás el evento más importante en la vida de una mujer y como tal puede despertar sentimientos de angustia y temor. Para transitar este momento único, sin miedos ni ansiedades es fundamental que te sientas acompañada

 

El acontecimiento más importante en la vida de una mujer, como suele ser el nacimiento de un hijo, puede traer aparejados sentimientos de temor y angustia.

Una de las cosas que más preocupa a la futura mamá es el regreso a casa luego de dejar el sanatorio, ya que a partir de ese momento comienza la etapa de conocimiento mutuo y el cuidado del bebé. Muchas veces la flamante madre se siente sola frente a esta gran responsabilidad.

Para transitar este momento único, sin miedos ni ansiedades, es fundamental que la mujer se sienta acompañada. Hoy en día, existe una nueva forma de atención centralizada en la mamá reciente, su hijo y el entorno, que le permite pasar este momento con más tranquilidad.


- Mientras el bebé duerme, la mamá descansa
Los bebés al nacer no distinguen el día de la noche, por tal motivo la mamá debe tratar, en lo posible, de descansar mientras su hijo duerme. Es necesario que la madre acomode sus horarios a los del bebé, así no solo puede dormir sino que también favorece a la producción de leche materna.

Un mes o un poco más es lo que puede durar este período de acomodación.

 

- Una correcta alimentación
El organismo necesita recuperarse del esfuerzo del parto, por lo tanto requerirá consumo de calorías y necesitará un aporte adecuado de nutrientes para la lactancia.

 

- El cuidado de los pechos
En los primeros días comienza la bajada de leche, eso hace que las mamas se pongan doloridas y turgentes. Es importante realizar masajes circulares diariamente sobre los pechos porque esto previene la aparición de nódulos y mastitis. Para el cuidado de los pezones es bueno utilizar crema de caléndula, ya que evita las fisuras o grietas.

 

- Delegar las tareas de la casa
Las mamás deben dejarse ayudar por una abuela, amiga o persona de confianza. Aunque no resulte sencillo delegar tareas, si lo hace, la mamá se sentirá más relajada y podrá tener más tiempo para ella y su bebé.

 

- Restringir las visitas
Para poder disfrutar relajadamente de las visitas, se pueden poner horarios. Hay que tener en cuenta que los recientes padres necesitan tiempo para su intimidad además de evitar el cansancio que implica atender visitas durante todo el día.

fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/consejos-al-volver-casa-despu%C3%A9s-del-parto

El bebé en casa: ¿cómo vuelvo a ser yo misma?

Lo miramos y no deja de sorprendernos. Sin embargo, necesitamos recuperar algo de lo que teníamos, para ver si nos encontramos con algo de lo que éramos. Aún no lo conocemos demasiado, pero tampoco nos reconocemos demasiado...

 

Ya está. Aquí está. No es como imaginamos, pero es nuestro hijo. Nos parece mentira. Lo miramos y no deja de sorprendernos. Tenemos miedo de despertar en la próxima mamada o para cambiarle el pañal y comprobar que todo fue un sueño.

Adoramos su olor y los halagos que le hacen todos lo que sin traerle ni oro ni incienso ni mirra vienen a visitarlo. Sin embargo, y aunque cueste amalgamar ambas sensaciones, por momentos nos gustaría despertarnos y comprobar que todo fue un sueño.

Necesitamos recuperar algo de lo que teníamos, para ver si nos encontramos con algo de lo que éramos. Aún no lo conocemos demasiado, pero tampoco nos reconocemos demasiado...

Nos resulta incoherente sentir tanta algarabía y por momentos tanta decepción, tanto agotamiento... Nuestro cuerpo es como si fuera de otro, el espejo nos confunde... la responsabilidad nos asusta. Nuestro hombre, para colmo, tampoco es el de antes, le pasaron otras cosas, no tuvo al bebé en la panza pero a su manera lo gestó y lo esperó y ahora no sabe bien qué hacer con él, cómo es esto de ser papá. La vida se revoluciona. Nos peleamos más que antes, parece que por pavadas, pero intuimos que algo fuerte subyace y queremos reconquistar el equilibrio. No nos gusta sentirnos culpables. Nos confunde pensar por momentos que estamos como arrepentidos.

Para volver a ser uno mismo hay que darse un tiempo. No tiempo para esperar, sino para actuar, crecer, probar, disfrutar, sufrir, llorar como marranas o reír cacareando como gallinas.

Confíen en que el milagro ocurrirá y serán en algún momento, no iguales, porque es imposible luego de tamaña aventura, pero sí parecidas, con espacios personales enriquecidos y valores aumentados. Paciencia. Respeto por el ritmo propio. Todo encontrará el ritmo adecuado, a no desesperar. Si necesitan ayuda pídanla y aprovechen para crecer con esta oportunidad que les da la vida. 

 

 

fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/el-beb%C3%A9-en-casa-%C2%BFc%C3%B3mo-vuelvo-ser-yo-misma

1° de mayo - Día del trabajador

Algunos almanaques todavía insisten: 1º de Mayo "Día del Trabajo". Pero siempre fue más justo hablar del día de los trabajadores. Todo comenzó a fines de abril de 1886, cuando un grupo de obreros anarquistas lanzó en Chicago una campaña para lograr la jornada de ocho horas, cuando se trabajaban 14 y a veces más.

 El 1º de mayo convocaron a una gran manifestación. Allí estaban los obreros con sus mujeres y sus hijos. Para ellos querían las ocho horas, para poder estar con su familia, para poder ver crecer a su hijos, para leer y formarse, para poder compartir la vida y los sueños con sus mujeres. 

Pero sus justos reclamos fueron reprimidos por la policía. Tres días después se convocó a otra marcha y esta vez la represión fue peor. En medio de la confusión alguien arrojó una bomba y murieron varios uniformados.

Luego, las empresas comenzaron a aceptar la jornada de 8 horas, que fue universalizándose. En 1889 el congreso en París de la Segunda Internacional (organización formada por los partidos socialistas y laboristas) acordó celebrar el Día del Trabajador el 1° de mayo de cada año. 

Comienza a surgir el derecho del trabajo como un conjunto de mecanismos tendientes a proteger al trabajador (parte débil de la relación) de los abusos, y como forma de encauzar los conflictos sociales a través de la negociación, el diálogo y la composición, con la finalidad de desterrar la violencia de las sociedades. 

 

5 preguntas sobre la importancia del Cordón Umbilical

En los últimos años, se ha comprobado que la conservación de células madre del cordón umbilical es de gran utilidad a la hora de tratar futuras enfermedades en los niños. Sin embargo, la mayoría de los padres desconoce sus beneficios y carece de suficiente información como para tomar una decisión al respecto.

Muchas madres han oído del tema por familiares o amigos y existen también los que no lo creen necesario, ya que no conocen los alcances preventivos que pueden llegar a tener. En este punto, el rol del obstetra es clave, porque generalmente lo que sucede en el post parto no es un tema habitual en las consultas previas.

Los beneficios de estas células fueron comprobados en el trasplante de médula ósea y existen investigaciones científicas que ya las utilizan en terapias experimentales para reparación del músculo cardíaco, cirugía ortopédica, odontología, enfermedades autoinmunes y hasta enfermedades neurológicas, entre otros.

Para disipar dudas entrevisté al Dr. Diego Fernández Sasso, Director Médico de la Asociación de Bancos de Células Madre (ABC Cordón), una asociación sin ánimos de lucro fundada en 2011 que busca concientizar a la población en general sobre la importancia de conservar las células de cordón umbilical para uso personal o donación.

“La posibilidad de guardar células mesenquimales asegura la conservación de un tejido valioso, potencialmente utilizable en el corto plazo, sin ningún riesgo para la mamá ni para el bebé. Estas células tienen una compatibilidad total con el propio niño y tienen además una posibilidad del 25% de ser compatibles con sus hermanos. Disponer de estas células le asegura a esa familia tener un material único para toda la vida”, asegura el Dr. Diego Fernández Sasso.

 

Con su ayuda, se pudo contestar cinco preguntas esenciales sobre el tema:

¿Qué es la criopreservación?
Es el procedimiento por el que las células son congeladas a temperaturas extremadamente bajas con el objeto de que mantengan su vitalidad sin alteraciones a lo largo del tiempo. Pueden ser utilizadas hasta 20 o 30 años más tarde.

 

¿Cuáles son las principales ventajas de las células madre del cordón umbilical de los bebés?
La sangre remanente en el cordón y la placenta, habitualmente se descarta. Hoy sabemos que es muy rica en células “madre”, también llamadas células “progenitoras”. Estas células tienen una compatibilidad total con el propio niño y tienen además una posibilidad del 25% de ser compatibles con sus hermanos.

 

Cuándo se recolecta la sangre del cordón umbilical ¿el bebé o la madre corren algún riesgo durante el proceso de recolección?

El proceso de recolección, cualquiera sea el tipo de parto (por vía vaginal o por cesárea), es completamente indoloro y solo puede realizarse en los primeros instantes posteriores al parto y siempre luego de que haya nacido el niño y se haya clampeado el cordón. Ni el bebé ni la madre quedan expuestos a riesgo ni dolor alguno durante el proceso de recolección, Todo el proceso se realiza luego del nacimiento del bebé, y no altera en nada los tiempos del parto.

 

¿Qué análisis se le hace a la sangre de la madre?
La sangre de la madre es sometida a distintas pruebas: Se realizan cultivos bacterianos y serologías virales (VDRL, Hepatitis B y C, HTLV, HIV , Chagas y Brucelosis). Estudios que las madres ya se realizaron y los bancos privados repiten para seguridad del bebe y su madre.

 

¿Quién puede usar las células madre extraídas del cordón umbilical?Ç
Por supuesto que las células madre del cordón umbilical criopreservadas son perfectamente compatibles para el niño de cuyo cordón se extrajeron; y puesto que hay una probabilidad de 1 en 4 de una compatibilidad perfecta con un hermano, los padres pueden decidir que la sangre del cordón umbilical esté a disposición de los hermanos.

En Argentina los costos de preservación oscilan entre los 10 y 15 dólares mensuales, más una cuota única de extracción al momento del parto de aproximadamente mil dólares. En el país se realizó en 2009 la primera operación mundial de labio leporino con células madre que permitió, por sus capacidades regenerativas, la veloz recuperación de la pequeña Francesca.

 

 

fuente: http://espanol.babycenter.com/blog/mamas/5-preguntas-sobre-la-importancia-del-cordon-umbilical/

Estimulá el máximo potencial de tu hijo

Que ría, salte, aprenda, cante, juegue, interactúe y que sea feliz. Los deseos de las mamás para sus bebés pueden variar pero todos tienen en común que, para que se cumplan, es necesario asegurar un buen desarrollo mental. “Cada ser humano nace con una cantidad determinada de neuronas y el desarrollo mental es sinónimo de las conexiones que se generan entre ellas. Cuantas más conexiones, más posibilidades tiene de desplegar su potencial al máximo y convertirse en la mejor versión de sí mismo”, explica Diego Montes de Oca, médico pediatra y director médico de Tvcrecer.com

El adecuado desarrollo del cerebro depende de una nutrición adecuada y de una estimulación continua.

NUTRICIÓN.  Alimentar a nuestros hijos con leche materna –el recurso más recomendado por lo menos hasta los seis meses de vida– o con una leche de fórmula que incluya los nutrientes que tiene la leche de la mamá, como el ácido graso esencial DHA. Es el caso de EnfaBebé 3 que, inspirada en la última innovación de la fórmula Enfa, incluye ese componente y está diseñada para apoyar el crecimiento,  fortalecer el sistema inmune y favorecer el desarrollo mental. Así, EnfaBebé3 ayuda a establecer las bases para el desarrollo de las habilidades y capacidades futuras del bebé.

ESTIMULO. Para estimular al bebé se pueden proponer diversos ejercicios didácticos que apuntan a incentivar su Desarrollo Mental.

Recién nacido: colgar un móvil con formas simples y de colores sobre la cuna del bebé estimula su desarrollo cognitivo mientras aprende a enfocar la vista.

Dos a tres meses: hablarle y señalarle objetos familiares para ayudarlo a entender asociaciones estimula su capacidad de comunicación.

Seis meses: para que aprenda a sentarse, ubicar al bebé en la esquina interior de un sillón.

Nueve a diez meses: en pos de su desarrollo social, enseñarle a mover la mano para decir “chau”.

Durante el año: la lectura de libros estimula el desarrollo cognitivo. El niño será capaz de señalar imágenes y saber de qué tratan.

Durante los dos años: responder a todas sus preguntas contribuye con sus habilidades de comunicación e inteligencia.

Durante los tres años: cuando el chico juega con otros niños, sin alterar la continuidad de la actividad, se puede guiar su desarrollo social con intervenciones del tipo: “Es el turno de tu amigo”.

 

 

fuente: http://www.parati.com.ar/mama/bebe/estimula-el-potencial-de-tu-hijo/16457.html

Una niña de 6 años salva la vida gracias a sus células madre preservadas al nacer

Al ser el receptor la misma persona que el donante existe un menor riesgo de rechazo por parte del sistema inmune y se reduce el tiempo de espera para realizar el trasplante

El pasado mes de diciembre tuvo lugar en el Hospital Niño Jesús de Madrid un trasplante de células madre procedentes del cordón umbilical como tratamiento contra el cáncer de una niña. Esta sangre estuvo conservada desde su nacimiento hasta días antes de la intervención en un banco privado.

El trasplante se realizó a una niña de seis años que empezó a desarrollar la enfermedad un año antes, aquejada de un neuroblastoma, es decir, un tumor maligno formado por células nerviosas embrionarias. Los médicos intentaron frenarlo mediante medicación, pero no funcionó. Posteriormente llevaron a cabo un ensayo clínico con un fármaco experimental, pero tampoco fue eficaz porque el tumor ya estaba infiltrado en su médula. Por ello, la única opción terapéutica posible era utilizar la muestra guardada de sus células del cordón umbilical en un banco privado. En enero, la menor fue dada de alta y poco a poco recupera los niveles normales de la sangre.

 

El doctor Jaime Pérez de Oteyza, director médico de Secuvita y hematólogo experto en trasplantes, explica que “la ventaja del trasplante autólogo de células madre (mismo donante y receptor) radica en la disminución del riesgo de rechazo por parte del sistema inmune del paciente, que reconoce las células madre”. Además, al tratarse de que el receptor y el donante son el mismo, el tiempo de espera para el trasplante se reduce, pues las células ya están guardadas y listas para la intervención “el tiempo es únicamente lo que tarde el trámite y el transporte: dos o tres semanas”, afirma el médico.

La eficacia del tratamiento radica en que la sangre de cordón umbilical contiene un número extraordinariamente grande de células madre jóvenes, que permiten la renovación de las células sanguíneas. La conservación en en el banco privado de las células madre de cordón umbilical permitió que la paciente pudiera recibir una dosis elevada de quimioterapia/radioterapia, ya que gracias al trasplante de células podría recuperar las células sanas perdidas en el tratamiento. Tras el trasplante, las células madre migran hasta la médula ósea, donde se multiplican y generan glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas, iniciando así la regeneración de su sistema sanguíneo.

 

 

fuente: http://www.estrelladigital.es/articulo/tema-estrella/curan-nina-cancer-transplante-sangre-cordon-umbilical/20160210194808271755.html?mkt_hm=32&utm_admin=38746

Conociendo a tu bebé

Durante meses idealizamos al bebé que llevamos en la panza. Cuando finalmente nace, a veces nos sorprende cómo se ve en realidad un recién nacido. Puede habérsele deformado temporalmente su cabecita al nacer, su piel puede estar arrugada o parecer reseca (algo común sobretodo en los bebés que nacen después de las 40 semanas de gestación), sus uñas están increíblemente largas para un ser tan pequeño o su cuerpecito puede estar lleno de unos vellos delgados que se caerán en algunas semanas más. Cuando los bebés nacen antes de las 39 ó 40 semanas, incluso salen del vientre materno recubiertos por una sustancia blanca y pegajosa llamada vérnix, que sirve para proteger su piel mientras los rodea el líquido amniótico.

También te puede impresionar que tu hijo se ponga bizco cuando abre los ojos (algo completamente normal)  o que mientras duerme tenga un reflejo que parece una fugaz sonrisa (en pocas semanas más las risas serán reales).

Otra cosa muy común es que los primerizos se asusten cuando su empieza a estornudar en el hospital o cuando llegan a la casa. Pero no creas que es a causa de un resfriado o catarro; es una manera de oxigenarse e ir limpiando los pulmones y la nariz de la mucosidad y líquido amniótico. Es decir, es como un acto reflejo. Asimismo, es normal que sufra de hipo.

No podemos dejar de mencionar ciertas características de los genitales de los recién nacidos. Debido a las hormonas que la mamá les traspasa a través de la placenta, es normal que las “zonas privadas” de tu bebé aparezcan muy hinchadas e incluso desproporcionadas en tamaño respecto al resto de su cuerpecito. En las niñas incluso puede haber ciertas secreciones sanguinolentas que salen de la vagina. Los pechos también pueden estar hinchados, no importa si el bebé es niño o niña. En pocos días, eso sí, todas las situaciones antes mencionadas se normalizan.

En todo caso, de algo puedes estar seguro: tu bebé cambiará muchísimo en los días venideros. Hay veces, eso sí, que la apariencia del bebé arroja pistas sobre su salud. Puede ser que nuestro chiquilín tenga un aspecto bronceado y con el pasar de los días hasta los ojos se le van poniendo amarillos. Esto aunque es muy común, no es normal, sino que es algo característico de la . Si es el caso de tu hijo, por favor llama al médico, porque puede necesitar una luz especial o que lo pongas al sol un rato breve. La ictericia es un signo de alza de la bilirrubina y aunque muchísimos bebés la sufren, algunos necesitan cuidados extra para que no les deje secuelas. A los demás, se les va solito el tono amarillento al cabo de unos 10 a 14 días, pero sólo el pediatra puede indicarte qué hacer.

 

 

fuente: http://www.todobebe.com/2015/07/02/conociendo-a-tu-beb/

Usando sus propias células madres, logran restaurar la visión en niños

En otro esperanzador paso en el campo de la medicina regenerativa, científicos lograron que un nuevo enfoque -con menos complicaciones quirúrgicas que la cirugía estándar- para eliminar las cataratas congénitas en recién nacidos tenga éxito. La novedosa técnica utiliza las células madre del propio paciente para regenerar la lente del ojo.

Las cataratas o pérdida de transparencia del cristalino es la principal causa de la ceguera en el mundo. El estudio, publicado en la última edición de la revista Nature. que permitió desarrollar esta flamante técnica fue realizada por un equipo de investigadores de la Universidad de California, la Escuela de Medicina en San Diego, el Instituto Shiley junto a expertos de la Universidad Sun Yat-Sen de Guangzhou, en China.

El tratamiento, que ha sido probado en animales y en un ensayo clínico con 12 niños, provoca muchas menos complicaciones quirúrgicas que la cirugía estándar y es muy efectivo. Los investigadores confiaron en el potencial regenerativo de las células madre endógenas que, en el caso del ojo humano, las células madre de la lente que expresan los genes PAX6 y SOX2 se renuevan y se diferencian en células que son capaces de formar una estructura transparente que puede refractar la luz.

Así, los científicos desarrollaron un novedoso método de cirugía mínimamente invasiva que preserva la integridad de la cápsula del cristalino y una manera de estimular LEC (líquido extracelular, el que se encuentra alrededor de la célula) para crecer y formar una nueva lente con visión.

El experimento fue realizado primero con ratones y posteriormente con 12 bebés lactantes, un segundo grupo que fue sometido a la cirugía habitual y un tercer grupo de control. El examen de los resultados reveló que los atendidos con esta nueva técnica tuvieron un menor número de complicaciones y una curación más rápida. Después de tres meses, contaban con una lente biconvexa clara, con una regeneración completa en todos los ojos de los pequeños pacientes.

“El éxito de este trabajo representa un nuevo enfoque en la forma en la que nuevos tejidos humanos u órganos pueden ser regenerados y también cómo las enfermedades humanas pueden ser tratadas; esto puede tener un gran impacto en las terapias regenerativas aprovechando el poder de regeneración de nuestro propio cuerpo”, explicó Kang Zhang, líder del trabajo.

 

 

fuente:http://www.clarin.com/buena-vida/salud/Usando-propias-celulas-restaurar-vision_0_1539446250.html

16 tips para preparar tu casa para recibir al bebé

En las semanas antes de la llegada de tu bebé, hay varias cosas que debes hacer para prepararte. La organización y la limpieza de la casa y el nursery son sumamente importantes para que sean lugares funcionales y seguros. Toma en cuenta los siguientes consejos:

• La limpieza profunda es una de las mejores cosas que puedes hacer. Pide a alguien que te ayude cuando tengas que usar limpiadores químicos para que no lo hagas tú estando embarazada.

• Desinfecta toda la casa, incluyendo los gabinetes de la cocina y el baño, y pasa la aspiradora por las alfombras.

• Prepara las mascotas para el encuentro con el bebé. Esto incluye alejar a los perros y gatos del área de la cuna, sin que se sientan ofendidos. Acostúmbralos a las nuevas reglas.

• Compra una mecedora. Estas sillas ayudan a dormir al bebé en las madrugadas y te permiten relajarte mientras amamantas.

• Busca un área de la casa donde puedas colocar juguetes y una silla de comer sin que esté en medio del camino.

• Saca del alcance cualquier cosa que se pueda romper.

• Prepara la cuna de antemano.

• Lleva una cunita portátil a tu cuarto por la noche para que el bebé tenga donde dormir que no sea tu cama.

• Ten un bañito para el bebé en la casa.

• Prepárale su cuarto con belleza. Recuerda que pasará mucho tiempo allí.

• Coloca en el cuarto del bebé una mesa para cambiar pañales. Esto te ayudará a no romperte la espalda cambiando pañales en la cuna. Ten a mano cremas, toallitas y pañales de bebé.

• Coloca la ropa del bebé en su armario y gavetas de manera que quede todo organizado por tamaño.

• Compra protectores para los enchufes eléctricos.

• Ten cerca un basurero estilo Diaper Genie para los pañales.

• Coloca portones de seguridad en los lugares apropiados para que el bebé no se caiga por las escaleras cuando comience a caminar.

• Lava toda su ropa de cama con detergente hipoalergénico antes de colocarla en la cuna. Haz lo mismo con las cortinas de su cuarto y con su ropita.

 

fuente:http://serpadres.com/bebe/prepara-casa-recibir-bebe/31902/

técnica con células madre para regenerar tejido humano

Investigadores desarrollan una técnica con células madre para regenerar cualquier tejido humano

Terapias con células madre capaces de regenerar cualquier tejido humano dañado por una lesión, enfermedad o envejecimiento podrían estar disponible dentro de unos pocos años, a raíz de una investigación dirigida por investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW, por sus sigas en inglés), en Australia.

El sistema de reparación, similar al método utilizado por las salamandras para regenerar extremidades, podría emplearse para reparar todo, desde discos de la columna a fracturas óseas, y tiene el potencial de transformar los enfoques de tratamiento actuales para la medicina regenerativa, como destacan los autores en un artículo publicado en 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

El autor principal del estudio, hematólogo y en UNSW John Pimanda dice que la nueva técnica, que reprograma las células óseas y de grasa en células madre multipotentes inducidas (IMS, por sus siglas en inglés), ha demostrado su éxito en ratones.

"Esta técnica es un avance significativo en muchas de las terapias con células madre de la actualidad que han mostrado poca o ninguna evidencia objetiva a la hora de contribuir directamente a la formación de tejido nuevo", dice Pimanda. "Actualmente estamos evaluando si las células grasas humanas adultas reprogramadas en células iMS pueden reparar tejido dañado de forma segura en ratones, con el inicio de los ensayos en humanos previsto para finales de 2017", añade.

Hay diferentes tipos de células madre, incluyendo células madre embrionarias (ES, por sus siglas en inglés), que durante el desarrollo embrionario generan cualquier tipo de célula en el cuerpo humano, y células madre adultas, que son específicas de tejido. No hay células madre adultas que regeneren múltiples tipos de tejidos.

"Esta técnica es innovadora porque las células iMS regeneran múltiples tipos de tejidos --subraya Pimanda--. Hemos tomado células óseas y de grasa, apagado su memoria y convertido en células madre que puedan reparar diferentes tipos de células, una vez que se vuelven a colocar en el interior del cuerpo", detalla.

La técnica desarrollada por investigadores de UNSW implica la extracción de células de grasa humanas adultas y tratarlas con el compuesto 5-azacitidina (AZA), junto con un factor de crecimiento derivado de plaquetas AB (PDGF-AB) durante aproximadamente dos días. Las células se tratan luego con el factor de crecimiento por sí solo durante dos-tres semanas.

Se sabe que AZA induce plasticidad de las células, que es crucial para la reprogramación de las células. El compuesto AZA relaja el cableado físico de la célula, que se expande por el factor de crecimiento, transformando las células óseas y de grasa en células del iMS. Cuando se insertan las células madre en el sitio de tejido dañado, se multiplican, promoviendo el crecimiento y la curación.

 

COMO LA REGENERACIÓN DE MIEMBROS DE LA SALAMANDRA
La nueva técnica es similar a la regeneración de miembros en la salamandra, que también depende de la plasticidad de las células diferenciadas, lo que puede reparar varios tipos de tejidos, dependiendo de qué parte del cuerpo necesite ser reemplazada. El primer autor del estudio, Vashe Chandrakanthan, quien desarrolló la tecnología, dice que la nueva técnica es un anticipo de otras terapias con células madre que se están investigando y que tienen una serie de deficiencias.

"Las células madre embrionarias no se pueden utilizar para el tratamiento de tejidos dañados debido a la capacidad de formación de tumores. El otro problema cuando es el requisito de utilizar virus para transformar células en células madre, lo que es clínicamente inaceptable --apunta Chandrakanthan---. Creemos que hemos superado estos problemas con esta nueva técnica".

"La terapia tiene un enorme potencial para el tratamiento del dolor de espalda y cuello, lesiones de disco intervertebral, degeneración articular y muscular, y también podría acelerar la recuperación después de cirugías complejas en los huesos y articulaciones que necesitan integrarse con el cuerpo", adelanta el neurocirujano e investigador en UNSW Ralph Mobbs.

 

Junto con la confirmación de que las células grasas humanas adultas reprogramadas en células madre iMS pueden reparar tejido dañado de forma segura en ratones, los investigadores señalaron que es necesario seguir trabajando para determinar si las células iMS permanecen latentes en los sitios de trasplante y conservan su capacidad de proliferar bajo demanda.

 

 

fuente: http://noticias.lainformacion.com/salud/investigacion-medica/Investigadores-desarrollan-celulas-regenerar-cualquier_0_905309589.html

Tu alimentación antes del embarazo

Existen tres factores fundamentales a tener en cuenta a la hora de planear quedar embarazada:

    El peso

    El hierro

    El ácido fólico 

 

El peso
El primer paso es conocer como está tu peso. Los extremos no son buenos así que es importante saber si te encontrás por encima o por debajo de tu peso ideal.

Hay varios métodos para determinar cuál es tu peso ideal como así también los límites dentro de los cuales tu peso puede fluctuar. Tu nutricionista o tu médico determinarán cuánto y cómo tenés que bajar o subir de peso en caso de ser necesario. En caso de encontrarte con sobrepeso el momento ideal para normalizarlo es antes del embarazo. Nunca se debe intentar hacer dieta durante el embarazo; cuando uno adelgaza se producen ciertas sustancias llamadas cuerpos cetónicos que atraviesan la placenta y son dañinos para el bebé.

Por otro lado, el peso que se gana durante el embarazo se distribuye entre el peso que gana el bebé, la placenta, los tejidos maternos y el líquido amniótico. El peso ganado permitirá un adecuado crecimiento del bebé. Por eso la mujer siempre tiene que ganar peso durante el embarazo

 

El hierro

El hierro es un mineral que forma parte de los glóbulos rojos y es el encargado de transportar el oxígeno que respiramos hacia todas las células del cuerpo. Tanto el crecimiento del bebé como el aumento de volúmen sanguíneo que vas a experimentar durante el embarazo requerirán de buenos depósitos de hierro en tu organismo. Tu médico te indicará cuáles son los estudios a seguir para chequear el estado del hierro en tu sangre como así también los pasos a seguir para asegurarte una correcta reserva de hierro previa al embarazo.

Una dieta adecuada en hierro ayuda a fabricar los depósitos necesarios. Muchos son los alimentos que proveen hierro en buenas dosis, pero los más recomendables son:

Legumbres como las lentejas, porotos, arvejas secas, etc.

Verduras: acelga, espinaca, brotes, alfalfa.

Cereales enriquecidos como sémolas, cereales para desayuno, etc.

El hierro que se encuentra en las legumbres, las verduras y los cereales no es tan asimilable por nuestro organismo como el que encontramos en las carnes, no obstante con estos alimentos se pueden seguir algunos consejos que ayudan a que nuestro organismo pueda absorberlo:

Consumir esos alimentos acompañados de otro alimento rico en Vitamina C como por ejemplo jugo de naranjas o un kiwi de postre.

Consumir esos alimentos junto con carnes.

No tomar té, mate o café una hora antes ni una hora después de haber ingerido ese alimento. 

 

El ácido fólico
Los estudios científicos en los últimos años han dado gran importancia a la relación entre el Acido Fólico y el embarazo. Se ha demostrado que un buen consumo de esta vitamina del complejo B es muy importante para la salud del recién nacido. Se recomienda iniciar un correcto consumo desde antes de quedar embarazada y durante las primeras semanas de embarazo.

Los alimentos en los que podes encontrar esta vitamina son:

Cereales integrales: panificados elaborados con harinas integrales, arroz integral, etc.

Legumbres como las lentejas, porotos, arvejas secas, etc.

Frutas y Verduras frescas: brócoli, arvejas, tomate, acelga, lechuga (hojas mas oscuras), espinaca, frutas y jugos cítricos, choclo, espárragos. 

 

 

 

fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/tu-alimentaci%C3%B3n-antes-del-embarazo?page=0,0

El período de adaptación, un desafío para padres e hijos

El inicio de la escolarización suele ser un proceso tan difícil para grandes como para chicos. Brindarle confianza al niño y confiar en la institución, algunas de las claves. Consejos para que el período de adaptación sea bueno para padres e hijos.

El inicio de la escolarización de un niño es un momento de suma importancia para él y también para sus padres. Incógnitas, miedos, ansiedad, expectativas e ilusiones son las nuevas sensaciones que acosan a la familia. El período de adaptación se refiere a los primeros días del nene en el jardín maternal o de infantes. Es una etapa de reconocimiento en donde padres y chicos toman confianza con la situación y la institución. Porque no solo es el niño quién debe acostumbrarse a esta nueva rutina. Muchas veces, para las mamás o los papás es más difícil que para los alumnos.
 
Ahora bien, la tarea de los mayores es hacérselo más simple a los chicos. Por eso, las emociones angustiantes no deben transmitirse a los pequeños. Tampoco se deben esperar recetas mágicas y uniformes: cada niño es distinto y también son diferentes sus tiempos. El contacto previo con otros chicos, si tiene o no hermanos, cuán apegado sea a sus padres y demás definirán la forma en que asuma este lapso.

La importancia de este momento es descripta de este modo por UNICEF: “La primera infancia (0 a 36 meses) es el momento en que se crean las bases para el desarrollo cognitivo, físico, social y emocional de un individuo. Lo que ocurre en los primeros años de vida aumenta o disminuye las probabilidades de crecer sanos, alcanzar buenos desempeños escolares y participar activamente en la sociedad”.

Por eso, las actitudes de los padres que deriven en la confianza del niño hacia el jardín, ayudarán en la adaptación y también al resto del año. Llegar al jardín implica para papás e hijos autonomía, pero también separación. Entonces, expertos recomiendan que no de llegue al “día D” sin siquiera haberle hablado al niño de su nueva experiencia.

Es aconsejable contarle que pasará algunas horas en ese lugar, comentarle qué actividades realizará allí, que estará al cuidado de una maestra y que siempre sus padres, un familiar o alguien del entorno volverá al jardín después de un rato para buscarlo y volver juntos al hogar. Al mismo tiempo, las despedidas deben ser cortas y firmes. Es lógico que los padres sientan algo de tristeza en ese momento, pero no ayudará que el niño llegue a percibirla.

La adaptación depende de cada jardín y de cada caso y dura de una a cuatro semanas. Es la puerta de entrada a la socialización, las pautas de convivencia y al hábito de compartir. Acompañar a los chicos en ese proceso es fundamental.



fuente: http://entremujeres.clarin.com/hogar-y-familia/hijos/jardin_de_infantes-ninos-chicos-adaptacion_0_1507049702.html

Primerizos: cuando llega un niño a la pareja

Claves para comprender los cambios profundos de esta etapa y transitarlos con una mirada creativa.

La llegada del primer hijo nos coloca frente a un territorio desconocido, prometedor de cosas bellas, obstáculos, placeres, incomodidades, que requerirá una nueva disposición y habilidades para recorrerlo amorosamente, atentos, y con la curiosidad de un niño.

Un hijo es un hito en el ciclo vital de los seres humanos que marca un antes y un después en cada uno de los protagonistas y por consecuencia en la historia de la pareja y de la familia en general.

Como todo nuevo proyecto, este hecho fundante  es anticipadamente  idealizado  y enfocado  en su aspecto de plena felicidad y realización personal, y si bien esto es absolutamente cierto, debemos tener en cuenta que la felicidad tiene diferentes ingredientes. Para alcanzarla vamos integrando una de cal y una de arena. Alegría, satisfacción, placer, disfrute, se entrelazan con, miedos, incertidumbres, ansiedad, enojos, celos, desagrados, etc.

Toda esta situación implica un dificultoso reacomodamiento.  Un abordaje de los cambios que se van sucediendo. Para no sucumbir en el intento, es deseable que podamos poner:

- atención plena, en este momento de nuestra vida

- desactivar el piloto automático, y

- detenerse a mirar y mirarse.

Cada persona, cada pareja, cada familia es singular, y singular será este proceso de nuevos aprendizajes.

Sin embargo, podemos conocer algunas de las situaciones recurrentes para comprender lo que nos va pasando.

- Miremos en primer término al nuevo ser que recibimos. Después de atravesar la difícil prueba del nacimiento, el bebé se asoma al mundo de los adultos, dejando un lugar  protegido, abrigado y seguro, casi sinónimo de una cápsula espacial. En una suerte de transferencia de energía y afecto, el cuerpo y los brazos de la madre se transforman en un nido de amor donde puede volver a sentirse seguro. Después de vencer el primer obstáculo, inicia su vida en este planeta. Necesita de  sus padres, quienes con la mayor dedicación y ternura lo introducirán en el nuevo universo. Podríamos decir que el nacimiento es el hecho más trascendental en la existencia de los seres humanos.

-  Desarrollemos empatía amorosa. En los primeros meses, su forma de comunicar y conectarse con el mundo externo será muy primitiva. El llanto y sus movimientos corporales necesitarán de un intérprete para saber si ese niño llora por hambre, dolor, incomodidad o angustia.  Es habitual que en medio de nuestra propia angustia por ser padres primerizos, no tengamos muy en cuenta que el bebé es aún mas primerizo que nosotros en el mundo y “la angustia” no suele tenerse en cuenta como posibilidad. Es habitual escuchar alguna de estas frases: “es un manejo, ya que comió y está limpio”. “te está tomando el tiempo”, “es un vivo, quiere brazos”, “dejalo llorar hasta que aprenda”.  Todas aseveraciones que si las pasamos por el tamiz de la  reflexión, nos damos cuenta de lo absurdas que resultan. Un bebé no cuenta con recursos internos como para construir un manejo y/o tomarle el tiempo a alguien. Por otra parte, es importante recordar que ese bebé está construyendo un nuevo mundo.¿Por qué desestimar la necesidad y el deseo de estar en brazos  en una etapa en la que está adquiriendo seguridad y necesita de la protección de los adultos que lo rodean?

- Receptividad y tolerancia. Todas las manifestaciones de rechazo, indiferencia, abandono, serán vividos por este niño con angustia, sintiendo la ruptura con el mundo externo. En los primeros meses la madre y el bebé forman una  totalidad inseparable.  El niño demanda los brazos reconfortantes de su madre en primer lugar y el vínculo materno filial requiere del sostén del  padre para facilitar el apego.

-  El bebé se irá nutriendo de esta importante vitamina de amor. Las caricias,  sonrisas, miradas, palabras dulces, le proporcionan sentimientos de seguridad y lo estimulan en el crecimiento que se inicia.  Sus experiencias transforman su cerebro y cada progreso será el estimulo para nuevas experiencias.

- Confianza y una mirada amplia.  Aunque parezca lo contrario, el bebé no viene con un caos debajo del brazo,  sino que forma parte de un proceso de cambio  en el que cada uno debe resignificar su lugar.  Si nos centramos en el núcleo familiar y su vida cotidiana, una de las situaciones que irrumpe a modo de obstáculo es el ritmo del sueño del bebé y  la armonía del mismo con  la necesidad de descanso y de intimidad de los progenitores.

- Aceptar los cambios.  Merece un espacio mencionar otros importantes cambios que se dan en la pareja de padres y en el entorno. Tenerlos en cuenta modifican la mirada sobre esta suerte de caos que se produce en los primeros meses de la crianza. La pareja que tiene una corta o larga historia de a dos pasa a integrar a un tercero. Debe hacerle un espacio no solo físico, sino mental, afectivo y temporal. La madre establece un vínculo simbiótico con su bebé y esto puede generar un sentimiento de desplazamiento en el varón.

- Tener en cuenta las diferencias. La mujer sufre secuenciales cambios físicos y su cuerpo nunca volverá a ser el mismo. Un suceso visceral la ha atravesado de una manera absolutamente transformadora. Le llevará un tiempo volver a sentir ese cuerpo como propio. Para el varón tampoco esta mujer será la misma, porque ahora además de ser su pareja se ha convertido en madre, después de atravesar un embarazo y un parto, es decir, una revolución corporal y emocional.

· Todo está interconectado. Sigamos sumando, no sin antes tomar en cuenta que se trata de una cadena de cambios que se mueve como un todo. Como consecuencia de lo anterior, la sexualidad de los padres también se verá afectada. Las prioridades cambian, la intimidad se resiente, la madre dedica toda su libido al vinculo con su bebé, y entonces habrá que volver a empezar, no sin antes tomar conciencia de que se trata de un proceso y, como tal, implica tiempo. Entonces la sexualidad de la pareja también tendrá un antes y un después.

- Pasar del punto de vista a vista del punto y viceversa. Volvamos ahora al tema que enmascara a todos los demás, el ritmo del sueño del bebé. Tendemos a creer que él es el responsable de todo lo anterior, que ha venido “con el caos debajo del brazo”. Pero no es así: todos están transitando, en mayor o menor medida, una crisis que, como tal, ofrece una oportunidad para nuevos aprendizajes a disfrutar.
Ahora podemos preguntarnos: ¿Cómo resolvemos este caos? ¿Como logramos que nuestro bebé aprenda la diferencia entre el día y la noche? ¿Cuándo y cómo recuperamos nuestra intimidad?

Arriesgamos aquí algunas sugerencias para que cada uno pueda gestar sus propias respuestas.

- Tómense unos segundos, uno o ambos padres, en un lugar sereno y agradable. Observe sin juzgar: ¿cómo diferencian ustedes, con más experiencia en el mundo, el día de la noche?  Dese algunos segundos para responder, sin apelar a la razón, sino más bien al corazón.

- Ponga la atención plena en sus hábitos de descanso. ¿Le da lo mismo trabajar de noche que de día? ¿Suele desvelarse con facilidad? ¿Cuáles son los rituales y/o hábitos que favorecen sus horas de sueño?

- Agregue todo aquello que lo ayude a ponerse en el lugar de un niño que se inicia en este aprendizaje.

- Luego dedíquense a crear y/o inventar ciertos hábitos o códigos que marquen la diferencia en el clima del hogar. Por ejemplo, un horario habitual para el baño, música tranquila, luces bajas. No dejen tareas importantes para el horario del crepúsculo, los bebés suelen necesitar afecto y protección en este horario: abrácenlo y dispónganse  a alimentar esta necesidad. No caigan en el error de creer que si lo toman  en brazos se acostumbrará y luego continuará demandando por la noche.

- Dialogue con el niño, cuéntele que ambos están aprendiendo, y todo lo que tenga deseos de comunicarle. Hay personas que le hablan a las plantas, a los animales, pero cuando le llega el turno a un bebé afirman que “no entiende”; tal vez no lo haga del modo que un adulto espera, pero es seguro que percibe su gesto.

- Determine un horario de final del día e inicio de la noche. Sepa que esto le llevará un tiempo que vale la pena invertir. Criar a un niño requiere amor, tiempo y dedicación. Si lo está haciendo dormir y al mismo momento mira un programa por TV o mira mensajes en su celular, el niño percibirá que no está con él y luego se lo cobrará en otro horario.

- Cuando el niño llora, después de comprobar que no tiene hambre ni necesita ser higienizado, abrácelo manteniendo la  serenidad y la quietud o acúnelo, pero  no lo bata agitándolo para arriba y para abajo, porque de este modo le transmite mayor ansiedad. Si le dan ganas de batir, vaya y hágase un licuado. Póngase siempre en su lugar y piense si le gustaría que lo zamarreen cuando se siente emocionalmente lábil.

- Seguramente cada día desea fervientemente que su bebé comience a dormir toda la noche, pero nuevamente se frustra cuando el llanto le interrumpe el sueño. Cambie la mirada creativamente, vaya a dormir con la convicción de que tendrá que levantarse, deje preparado un lugar cómodo donde acunarlo, prepare una música relajante y arme una especie de programa nocturno. Piense que su hijo lo/la está invitando a meditar, confíe en la sabiduría espiritual de ese ser.  Transforme esta circunstancia en algo provechoso para ambos e intente disfrutar. Recuerde cuántas veces fue a trabajar con pocas horas de sueño después de haber trasnochado por alguna reunión de amigos. Eso prueba que también sobrevivirá a esta situación que es transitoria.

- Si le sirve, piense que en el mismo momento que usted se encuentra acunando a su bebé en la madrugada, hay otra/o madre/padre que aguarda sentada/o en la silla de un hospital rezando para que su hijo sane. Agradezca este privilegio y transforme este momento en una meditación activa, dialogue amorosamente con su hijo, conéctese con todas sus sensaciones, aun con las más sutiles.  Asegúrele que están para amarlo, protegerlo y cuidarlo, que no lo dejarán solo.

- Confíe en su sentido común, en el amor con el que esperó a ese niño. Siempre recuerde que “el que siembra margaritas no recogerá papas”. No se preocupe si se equivoca, su primer hijo comprenderá que usted es un/a inexperto/a aún,  y que para aprender hay que equivocarse y volver a empezar. Es el mejor ejemplo que se puede transmitir a alguien que transita sus primeros  aleteos en esta vida.

 

 

 

fuente: http://www.clarin.com/buena-vida/ser-zen/Primerizos-llega-nino-pareja_0_1546045508.html

Cómo regreso a mi peso de antes del embarazo

Aunque lo recomendado es subir entre 9 y 12 kilos máximo durante el embarazo, esto no suele suceder así. Los antojos, la ansiedad y en ocasiones el tiempo libre, hacen que comamos sin control. Por eso, después de tener un bebé encontrarás muy distinto tu cuerpo, no solo por todos los cambios por los que pasó, sino también por los kilos de sobra. Como quieres cuidar de tu bebé, es muy probable que comas sin poner demasiada atención en tu alimentación.

Ese es el primer gran error de las mamás. Otro, es pensar que como generalmente están dando pecho, es aceptable comer lo que sea.

Debes saber que si bien en esta etapa de posparto no se recomiendan las dietas drásticas, elegir bien tus alimentos será la clave para volver a verte y sentirte como antes de tener a tu bebé.

Como beneficio adicional, llevar una buena alimentación asegurará también los mejores nutrientes para tu bebé en caso de que estés en un proceso de lactancia.

Recuerda que tu alimentación debe estar conformada en su mayor parte de frutas y sobre todo verduras, las cuales proporcionarán fibra y vitaminas a tu dieta. No te olvides de las semillas y de los frutos secos, como las nueces así como de las leguminosas como las lentejas, el frijol y los garbanzos. Hay que tomar en cuenta la cantidad de porción recomendada.

El aporte proteinico debes procurarlo de manera variada, alternando carnes magras, aves sin piel, pescado y lácteos con bajos contenidos en grasa. Los carbohidratos deben representar solamente un complemento a tu comida, y si son integrales, mucho mejor aún.

¡Y no te olvides del ejercicio! Tener una actividad física constante te ayudará a ver resultados aún más rápido.



fuente: http://www.todobebe.com/2015/09/17/vuelve-al-peso-que-tenias-antes-de-embarazarte/

Diez consejos clave para decorar el cuarto del bebé

¿Qué tener en cuenta al decorar el cuarto de nuestro bebé? Aquí, 10 claves para lograr un ambiente muy especial.
Preparar el cuarto del bebé es como un ritual de bienvenida para ese niño que esperamos, es darle un lugar en la casa al nuevo integrante de la familia, antes de su llegada.

Algunas mamás se toman su tiempo y esperan al último mes de embarazo para armarlo, otras, comienzan a prepararlo ni bien se enteran de si es niño o niña. Lo importante en cualquiera de los casos es crear un espacio que nos identifique y que sea cálido, cómodo y seguro para el bebé y los papás. 

Una vez definido el estilo que queremos, hay que pensar en los muebles y otros aspectos:

1- Elegir una cuna que nos resulte práctica y funcional. Lo ideal es que tenga un cambiador incorporado para mayor comodidad, de esta manera estará resuelto el lugar de cambiado y no habrá necesidad de armarlo y desarmarlo cada vez -además de que evitaremos dolores de cintura típicos al cambiar al bebé en la cama u otros espacios bajos-. Si no es posible, o preferimos tener el cambiador aparte, podemos pensar en un mueble con una superficie de apoyo donde colocar un colchoncito cambiador. Puede ser una cajonera, muy útil para guardar la ropa y accesorios del bebé.

2- Cerca de la cuna, podemos colocar un sillon individual, con apoyabrazos, bien cómodo para alimentar al bebé.

3- En el piso, cerca del sillón, una alfombra tipo carpeta puede aportarle calidez al espacio.

4- Para los juguetes, libros y adornos, unos estantes flotantes nos ayudarán, además, a darle color al cuarto.

5- Una buena iluminación es clave. Además de la luz central, cerca del sillón se puede colocar algún velador o lámpara de pie tenue que le aporte calidez al ambiente y que nos sirva para encender por las noches, al alimentar o acunar al bebé.

6- Para guardar los juguetes hay opciones para todos los gustos y espacios: canastos de mimbre o tela, baúles con o sin ruedas, muebles jugueteros, etc.

7- En cuanto a la pintura, lo más recomendable es que sea satinada, ya que es más fácil de limpiar. También, los empapelados son buenos recursos para decorar y renovar las paredes, ya que aportan calidez y son resistente y fáciles de limpiar. En este caso, los papeles vinílicos son ideales porque se pueden limpiar con un trapo o esponja húmedos. No hace falta empapaelar todo el cuarto, elegir solo una pared para empapelar puede darle un toque original al ambiente.

8- Con respecto al piso, lo ideal es que sea de madera, flotante o tarugado, ya que estos tipos de piso son más cálidos, blandos y evitan que los chicos se resbalen. En el caso de que sea de cerámica, podemos colocar arriba un piso de goma o una alfombra como espacio de juego y para que el bebé pueda estar en el piso.

9- Para darle un toque original y único a la habitación de nuestro bebé, al decorarlo podemos elegir una ambientación temática como la selva, el cielo, el espacio, etc., o algún personaje de un cuento, película o dibujito que nos guste y replicarlo en los estampados de la ropa de cama, almohadones, cortinas, o en un cuadro o mural en una de las paredes.

10- Para lograr un cuarto seguro, elegir muebles con terminaciones redondeadas, sin puntas o aristas, evitar el vidrio, y en las ventanas colocar la protección indicada. Lo ideal es que arriba de la cuna no haya cuadros, espejos, luces colgantes u otros accesorios que puedan ser peligrosos para el bebé

Pascua y Semana Santa con los niños

Tras la larga Cuaresma, la Semana Santa es una de las más importantes fiestas religiosas para los cristianos. Se inicia con el Domingo de Ramos cuando los fieles van a misa portando ramos de olivo (símbolo de la entrada y del recibimiento de Jesucristo en Jerusalén) y culmina con el Domingo de Pascua, que significa Nacimiento y Resurrección.

La mayoría de los niños tienen vacaciones en el colegio coincidiendo con la Semana Santa, momento que se aprovecha para disfrutar de unos días de descanso sin clases ni deberes, para viajar con la famlia y para degustar y comer todo tipo de recetas de cocina relacionadas con la Semana Santa. Sin embargo, no podemos olvidar su significado, ni por qué se celebra la Pascua en todo el mundo.
El significado de la Semana Santa para los niños

En la Semana Santa, se recuerda la Pasión, la muerte y la resurrección de Cristo. El Jueves Santo, día en el que se conmemora la Última Cena, la liturgia religiosa adquiere su mayor importancia, ya que se recuerda el sufrimiento de Cristo en su marcha hacia el Calvario y su posterior crucifixión.

La Semana Santa concluye en domingo, con la Pascua de Resurrección, recordando y celebrando el paso de la muerte a la vida de Cristo, hijo de Dios. Precisamente, es en Pascua donde se asienta, se basa y gira toda la vida del cristianismo. Su tradición es antigua y es una fiesta que es celebrada por más de 1.000 millones de fieles en todo el mundo.




fuente: http://www.guiainfantil.com/fiestas/Semanasanta/pascua.htm

Los papás ya no son como antes

papá con bebé
Cada una habla de esto según le toca y seguro que para todas sus esposos son los mejores del planeta; de eso se trata, pero no por eso puedo dejar de preguntarme si los papás actúan de otra forma más que por su forma de ser, por las costumbres de su país.


Es cierto que las generaciones cambian y que hoy los hombres están más comprometidos con la crianza de un bebé. Por lo que sé, antes los papás eran muy amorosos pero no se involucraban mucho en el cambio de pañales, ropa, alimentación o cuidados básicos de los niños porque para eso estaban las mamás. ¿Pero qué tanto tiene que ver la nacionalidad de estos padres para que ahora se impliquen más o menos? Podría hablar sobre los clichés que hay sobre las diferentes culturas pero no lo haré porque de lo único que tengo verdaderamente certeza es de lo que pasa en mi casa. Mi marido es italiano y la verdad es que me siento muy afortunada y feliz de que sea el papá de mi bebé. Tal vez todos los padres de hoy en día son así y probablemente también tiene que ver con que los hombres son más prácticos, pero en mi caso desde que Leo nació he notado que para mi esposo todo es un fluir entre la aceptación de la nueva vida y las responsabilidades que implica un hijo.

Mi impresión es que para él todo ha sido fácil de digerir, incluso creo que más sencillo que para mí. No sé si tenga que ver con que yo al ser mexicana soy más dramática, si en su tierra son más de dejarse llevar o bien que el no tener hormonas posparto de por medio también ayuda.

Por su parte cada noche de desvelo o cada cosa que dejamos de hacer es parte de esta etapa, (lo cual es verdad), pero el no lleva tan mal eso de no dormir y desde que escuchó el primer llanto de nuestro hijo me dijo que para él fue “un canto de ángel”. Por supuesto que el amor que siento por mi bebé es indudable, pero si me hubiera tocado vivir años atrás donde sólo las mujeres cuidaban a los niños creo que no aguantaría.

Claro que cada una habla de esto según le toca y seguro que para todas sus esposos son los mejores del planeta; de eso se trata, pero no por eso puedo dejar de preguntarme si los papás actúan de otra forma más que por su forma de ser, por las costumbres de su país… Sea como sea, me alegro de vivir en este siglo donde los papás de esta generación cambian pañales, curan heridas, se desvelan y los llevan al colegio.




fuente: http://www.todobebe.com/2016/02/25/padres-del-mundo/

5 tips para aliviar las piernas hinchadas durante el embarazo

Pocas embarazadas se libran de sufrir de piernas hinchadas. Es una de las molestias más frecuentes durante el embarazo que, además, va aumentando con el paso de los meses. No es un problema grave ni dejará secuelas después del parto, pero es incómodo. En la medida de lo posible hay que conocer el origen del problema para poder prevenir los dolores y calmar las molestias.
Causas

Se debe, principalmente, a la mala circulación de la sangre debido al aumento de peso tuyo y del bebé, y a la retención de líquidos. La mala circulación se debe a la presión que el bebé en crecimiento ejerce sobre las venas y arterias que van a tus piernas, lo que la hace más lenta. Las molestias en las piernas también puede deberse a la presencia de varices, que son venas que se hinchan o a calambres en las pantorrillas.

Es posible que el problema se agrave especialmente durante las últimas semanas de embarazo, debido principalmente al aumento de peso. Las molestias que incluyen hormigueos y calambres pueden acompañarse de hinchazón leve en los tobillos. Si la hinchazón aparece súbitamente o si se extiende a las manos o a la cara, debes consultar a tu médico para evitar complicaciones.
Remedios

1. Para prevenir los dolores en las piernas durante el embarazo es muy recomendable practicar ejercicio físico ligero. Caminar al menos media hora diaria, subir las escaleras andando o hacer natación reducirá las molestias. Si quieres practicar algún otro deporte tendrás que consultar con tu médico, cuya decisión dependerá de tu estado físico y de cómo lo esté llevando tu cuerpo.

2. No utilices pantalones ni zapatos apretados, usa ropa y calzado ligero y fresco.

3. No pases demasiado tiempo de pie ni sentada. Cuando te sientes no cruces las piernas y, si puedes, coloca tus piernas ligeramente por encima de tu pelvis para facilitar la circulación.

4. Siempre que puedas, date baños de agua fría en las piernas, seguidos de un masaje con aceites o gel que faciliten la circulación, como los de romero. Después descansa unos minutos con las piernas en alto.

5. Ve vigilando tu aumento de peso durante todo el embarazo. Come sano y balanceado: es mejor hacer varias pequeñas comidas al día en lugar de pocas y copiosas. Reduce el consumo de grasas, azúcares, carnes rojas, alcohol y tabaco. Bebe mucha agua para ayudar a la eliminación de toxinas de tu cuerpo. Y procura dormir sobre el lado izquierdo ya que favorece la circulación de sangre.




fuente: http://www.todobebe.com/2015/07/30/piernas-hinchadas-123/

El masaje Shantala para bebés ¿En qué consiste?

El masaje Shantala es un tipo de masaje con miles de años de historia. Es una técnica de masaje infantil de origen hindú que nos puede servir de gran ayuda para calmar a niños recién nacidos, favorecer su correcto desarrollo e incrementar los vínculos con nuestro bebé. Hoy vamos a detallar el paso a paso para poder iniciarnos en la práctica de esta técnica con nuestros niños.

Es un tipo de masaje que surge de las caricias que de manera espontánea las madres propinan a sus hijos ¡Vamos allá!

Se ha demostrado que este tipo de masaje además de potenciar el lazo entre padres e hijos, también es recomendado ante casos de bebés prematuros o de bajo peso, ya que este tipo de masaje potencia la ganancia de kilos.

El hecho de que el progenitor pose su mano sobre el cuerpo del bebé y lo masajee, hace que el bebé experimente una serie de corrientes neuronales que provocan una estimulación del Sistema Nervioso Central (SNC), motivando así el desarrollo de determinadas capacidades.

Para poder llevar a cabo este masaje de manera correcta, es necesario que el bebé se encuentre sin ropa, motivo por el cual debemos optar por un lugar cálido, libre de corrientes de aire para que el bebé no experimente frío. Para facilitar los movimientos del masaje, nos podemos ayudar de algún tipo de aceite esencial como por ejemplo el aceite de almendras dulces, que tiene propiedades hidratantes y es apto para aplicar sobre las delicadas pieles de los más pequeños. Cualquier aceite o crema infantil hipoalergénica puede servirnos.


¿Cómo se hace un masaje Shantala?
Comenzaremos poniendo al bebé boca arriba sobre una toalla y extenderemos crema sobre nuestras manos. En este masaje se comienza por las plantas de los pies, recorriendo el empeine, los deditos y también los tobillos, siempre con cuidado. Esto favorece el desarrollo óseo del pequeño.

Las piernas también deben ser masajeadas con movimientos de abajo arriba y viceversa, rectos y circulares que harán que se active la circulación. La zona del estómago aún es delicada dado que el pequeño no tiene formado el sistema digestivo y la formación de gases es muy normal, por ello masajeando suavemente en círculos conseguiremos evitar la acumulación de gas, favorecemos la digestión y prevenimos el estreñimiento.

Los brazos reciben el mismo masaje que las piernas, movimientos hacia abajo y arriba intercalando movimientos circulares. En la espalda los movimientos pueden ser desde el culito hasta el cuello o desde el cuello hasta las piernas. Esto hará que sus músculos se relajen, se fortalezcan y favoreceremos el control de su cabeza con el cuerpo. Además de las manos podemos utilizar una pequeña pelota de goma, lo que hará que su sentido del tacto se vea muy estimulado.

Entre otros muchos factores beneficiosos para el bebé, este masaje ayuda a que el bebé crezca sano, fortalece y tonifica los músculos del recién nacido, es positivo para el correcto desarrollo de la inteligencia, favorece la conciliación del sueño, combate los cólicos, favorece el desarrollo del aparato digestivo y respiratorio del niño y es muy recomendable su uso ante niños con necesidades especiales debido a que produce avances de tipo físico.


fuente: http://www.blogdebebes.com/el-masaje-shantala-para-bebes-en-que-consiste/

Logros del bebé de 0 a 6 meses

La nutrición y la estimulación son clave para su desarrollo. Medí los avances de tu bebé de acuerdo con los hitos propios de cada etapa

Un mes
Logros cognitivos: el bebé prefiere mirar patrones simples con un marcado contraste de luz y oscuridad. Su visión es mejor a una distancia de entre 20 y 38 centímetros.

Logros motrices : apoyado sobre su panza, el bebé puede levantar la cabeza por períodos breves, para mirar hacia delante o de lado a lado. Puede apretar sus puños y agarrar, pero no puede controlar un sonajero, por ejemplo.

Logros de comunicación : el bebé gira su cabeza hacia los sonidos y puede guardar silencio al escuchar la voz de su mamá.

Logros del área social: el bebé empieza a reconocer a sus papás. Sonríe en respuesta a la sonrisa de su mamá.


De dos a tres meses
Logros cognitivos: el bebé tiene una mayor capacidad para ver patrones detallados y discernir los colores. Reconoce a la mamá desde el otro lado de la habitación.

Logros motrices : el bebé realiza movimientos suaves y coordinados. Puede agarrar un sonajero, sacudirlo e incluso llevárselo a la boca.

Logros de comunicación : el bebé puede empezar a intentar imitar sonidos.

Logros del área social: el bebé sonríe socialmente y como respuesta a la sonrisa de su mamá.

Distingue personas conocidas de extraños.


De cuatro a cinco meses
Logros cognitivos: el bebé sigue con la mirada objetos que se mueven. Empieza a entender secuencias que ordenan las acciones, como por ejemplo: ajustar una silla alta es señal de que es hora de comer.

Logros motrices: el bebé se sienta con apoyo.

Logros de comunicación: el bebé se ríe por primera vez y su balbuceo empieza a sonar como la entonación del lenguaje real.

Logros del área social: el bebé mira las caras de cerca, busca y mantiene contacto visual. Empieza a descifrar emociones en el tono de la voz y en las expresiones de su mamá.


Seis meses
Logros cognitivos: el bebé se interesa por estudiar los objetos visualmente. Su capacidad de atención se incrementa.  

Logros motrices: el bebé rueda del abdomen a la espalda y, después, de la espalda al abdomen. Además, arrastra objetos hacia sí mismo y los agarra.

Logros de comunicación: el bebé utiliza quejidos, sonrisas y risas para llamar la atención. Utiliza diferentes llantos para expresar hambre, dolor, sueño y aburrimiento.

Logros del área social: el bebé expresa emociones con mayor claridad. Utiliza su voz y sus expresiones faciales para transmitir emociones.



fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/logros-clave-de-0-a-6-meses

Dengue: las mujeres embarazadas deben extremar los cuidados

Las últimas cifras que reportó el Ministerio de Salud de la Nación en nuestro país indican que hay 15.000 casos de personas con dengue en Argentina, y puede agravarse.

Primero lo primero, ¿qué es el dengue?
Es una enfermedad viral transmitida por un tipo específico de mosquito, principalmente el Aedes aegypti, que se manifiesta con síntomas parecidos a la gripe: decaimiento, dolores de cabeza, musculares y detrás de los ojos. No se transmite de persona a persona y se contrae al ser picado por un mosquito que antes picó a una persona infectada. Tiene un período de incubación de 5 a 7 días, luego de ese período aparecen los síntomas.

Ante la ausencia de vacunas efectivas que prevengan el dengue, ni medicamentos que lo curen, la medida más importante de prevención es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos. Para eso, es necesario descartar todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores, limpiar canaletas con regularidad, cambiar asiduamente el agua de floreros y recipientes donde beben las mascotas.


Embarazo y dengue
Las embarazadas que desarrollan infección por dengue presentan con mayor frecuencia contracciones desencadenadas por la infección en cualquier trimestre del embarazo y, por lo tanto, puede aumentar el riesgo de parto prematuro y de aborto. En los casos de dengue hemorrágico existe riesgo de hemorragia generalizada que en la embarazada puede manifestarse también como sangrado vaginal. 

Al ser una enfermedad viral, no existe tratamiento específico, el mismo se basa en medidas de sostén tanto para la madre como para el bebé para evitar complicaciones mayores. Aunque es poco común, las mujeres embarazadas pueden transmitirla a sus bebés durante el período de gestación. El dengue no se contagia a través de la leche materna.

No existe evidencia que pruebe que el virus del dengue cause defectos congénitos (teratogenicidad) ni bajo peso al nacer ni mayor incidencia de rotura prematura de membranas pero, de acuerdo a la severidad de la enfermedad, el desarrollo de dengue hemorrágico puede desencadenar el nacimiento de recién nacidos deprimidos.


Precauciones y cuidados
* Evitar ir a lugares donde la enfermedad es prevalente.

* Evitar el contacto con las personas que lo padecen.

* Tomar medidas para controlar las picaduras de mosquito: repelentes, cubrirse brazos y piernas con ropa, enrejados de metal en la ventana.

* Consultar inmediatamente ante la aparición de los síntomas mencionados.

* Extremar los recaudos si se viaja a lugares de clima tropical.

* Reforzar la higiene de patios y evitar la acumulación de agua estancada en recipientes.

* En caso de utilizar analgésicos y/o antitérmicos no recurrir a salicilatos (aspirina) usar paracetamol o dipirona.

 

fuente: http://entremujeres.clarin.com/hogar-y-familia/embarazo/Dengue-mujeres-embarazadas-extremar-cuidados_0_1534046784.html

El cuerpo cambia

El cuerpo de la mujer tiene la exclusiva peculiaridad de servir de nido. Esto hace que cuando se prepara para recibir un hijo, se reacomoda y se reorganiza en función a ese fin. Ser mamá nos cambia no sólo el cuerpo, nos cambia todo...

“Alguna vez tuve una cinturita así”...“Cuando me casé pesaba 43 Kg”...“Yo era flaquita como vos...” Este y otros comentarios todos los escuchamos alguna vez... Ser mamá nos cambia no sólo el cuerpo, nos cambia todo, y siempre -por más que a veces protestemos- elegiríamos volverlo a ser.

El cuerpo de la mujer tiene la exclusiva peculiaridad de servir de nido. Esto hace que cuando se prepara para recibir un hijo, se reacomoda y se reorganiza en función a ese fin. En realidad, tanto hombres como mujeres sufrimos cambios en el cuerpo constantemente que tienen que ver siempre con el paso del tiempo, sus diferentes etapas y las distintas circunstancias que nos toquen vivir.

Así desde el día en que somos gestados, el cuerpo se va modificando paulatinamente, primero hasta ser un verdadero cuerpo, desarrollando todas sus partes y sus funciones, y luego en un permanente desarrollo que incluye dentro del proceso la vejez, con esa especie de involución que se da en los humanos muy longevos, donde se llega a perder el pelo, los dientes y se vuelve, aún en los movimientos, a un estado similar al del recién nacido.

Dentro de todo ese desarrollo está previsto que las mujeres sean madres, y que ofrezcan su cuerpo para recibir, concebir, anidar y dar hijos al mundo.

La naturaleza es tan sabia que hace que este sea paulatino, así notaremos durante los nueve meses de gestación, primero que se ensanchan nuestras caderas o que no nos abrocha más el jean, luego nuestra ropa no va a poder ser la misma, ni tampoco nuestros movimientos, lo mismo las funciones se van a ver cambiadas, el sueño aumenta, los movimientos se lentifican. Para cuando el bebé está por nacer y luego de una transformación que se fue dando día a día, ya casi no nos parecemos en nada a lo que éramos, y no vemos la hora de encontrarnos con nuestro ansiado hijo y reencontrarnos con nuestro viejo cuerpo.

Esta no soy yo
Lo que muchas veces sorprende luego del parto es que ese cuerpo que nos queda no es exactamente el de antes, es muy común la fantasía de que estaremos como antes, pero no. El útero tarda más de un mes en volver a su antigua dimensión, este proceso se acelera si la alimentación del bebé es a pecho, las caderas tardan más de tres meses en cerrarse, ya que se han abierto para permitir la expulsión del bebé conjuntamente con las contracciones y desde los últimos días del embarazo.

Los pechos están inflamados por la lactancia y en un principio ese peso a veces nos obliga a estar menos derechas y hasta a padecer dolores de espalda.

Todo esto va a ir mejorando, incluso los kilos que quedaron de más se van a ir perdiendo a veces sin necesidad de hacer ninguna dieta, sino sólo por el hecho de atender al bebé y todo lo demás.

El tema es que no estamos iguales pero lo bueno es entender que NO DEBERIAMOS ESTAR IGUALES. Esta diferencia no debería ser un problema si la tomáramos como parte de toda la situación. Hemos sido madres y esto nos hace ser bien diferentes en todos los aspectos, el cuerpo con sus modificaciones, no debería estar ajeno a esta transformación.

Los únicos que pueden darse el lujo -si esto es un lujo- de tener un hijo y de seguir "iguales" son los hombres, que, por otra parte, y en un intento de acompañar más concretamente la gestación y la espera de sus mujeres, en general engordan o tienen náuseas o hacen algún cambio como cortarse el pelo o dejarse los bigotes.

Tener un hijo, sea el primero o no, es una experiencia única que se atraviesa desde el cuerpo, desde la cabeza y desde el corazón, tenemos que descreer de los modelos que nos muestran y aprovechar esa etapa para disfrutar y no para cuidarse, regímenes, gimnasias exageradas, ayunos etc. no son lo indicado para esta etapa.

Amigarse con el cuerpo tal como es en ese momento, mirarse, cuidarse, es una buena actitud para estar bien con una, con el hijo y con los demás, no es el momento para la pasarela de los desfiles, es el momento para la pasarela del aprendizaje, del descubrimiento y del amor.

Para pensar un rato
Sería bueno aceptar que los cambios son lógicos y esperables, la vida es dinámica y todo lo que está vivo lo es. Si estás embarazada: no esperes que cuando salgas de la internación vas a estar igual, no va a ser así, ni debería serlo.

Si recién tuviste un bebé: no te retes por estar diferente, tratá de aceptarlo y de acompañar el proceso con el mismo amor con que observaste cómo crecían tus pechos, o se te asomaba más el ombligo. Si tuviste una amiga o una hermana que tuvo un hijo aprendé a no compararla con cómo era antes, si querés decirle algo, aprendé a mirarla sin compararla con ella misma, ya no es más la misma, fijate en su mirada, en su manera de hablar bajito. El cuerpo y sus cambios le sirvieron para lograr esta aventura.

fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/el-cuerpo-cambia?page=0,0

10 situaciones sociales incómodas que vivirás en el embarazo

El momento en que la prueba de embarazo da positivo, la cita en donde lo confirma el ginecólogo, ver el embrión con su corazoncito latiendo en el ultrasonido, son todos inolvidables episodios en los que tu alegría y asombro es tan grande, que jamás podrías imaginarte las incomodidades que están por sucederte… y no me refiero a síntomas de embarazo, no. Hay algo peor que las náuseas, el sueño incontrolable y más adelante la nicturia (orinar frecuentemente durante las noches) o el dolor de espalda que inevitablemente llega con el paso de las semanas. Se trata de cómo actúa la gente alrededor tuyo, y no te equivoques: no te vas a salvar. Lo siguiente (en mayor o menor grado) le pasa a todas y cada una de las futuras mamacitas, así que es mejor que lo sepas de una vez para que decidas cómo prefieres reaccionar. A la mayoría de nosotras nos toma tan desprevenidas que no sabemos qué hacer ante tan indescifrable comportamiento, pero quizás tú, después de leer esto, puedas planear una respuesta divertida y empezar a cambiar esta realidad de una vez por todas.

1. Tu persona y existencia pasará a segundo término. Por extraño que pueda sonar, de ser una persona pasarás a ser “la incubadora” del hijo, nieto, sobrino, o “bebé-que-le-importa-mucho” de alguien más. Incluso tú misma te concebirás así. Cuando antes pensabas solo en ti y en tu bienestar, ahora lo harás primero que nadie por tu bebé. Lo molesto es cuando el papá, la abuelita, el tío o la madrina, más que interesarse por tu salud y alimentación personal, por ejemplo, se van a preocupar porque eso que estás haciendo o ingiriendo no vaya a dañar al preciado bebé. ¡Como si no fuéramos nosotras las primeras en ver por el bienestar de nuestro hijo o hija (y por supuesto, por el nuestro)!

2. Todo mundo te va a querer tocar la barriga. Cuando digo todo mundo, me refiero incluso a la gente menos cercana a ti. En verdad nunca entenderé por qué el hecho de estar gestando un bebé en nuestro vientre de pronto se convierte en licencia para que cualquier desconocido te toque. Lo peor es que, como si por ser futuras madres hubiese una ley que dictara que debemos actuar como un estereotipo de dulzura, no nos atrevemos a responder con un manazo a aquellos que se atreven a palpar nuestro abultado vientre haciéndonos sentir por demás incómodas.

3. No se cansarán de decirte “Duerme ahora que puedes”. O bien, de recordarte que tu vida como la conoces tiene los minutos contados. ¿En verdad creen que no estamos durmiendo todo lo que podemos? Además, ¿de qué manera lo que se duerme antes puede ayudar a todos los desvelos que nos esperan? Me parece en verdad, tortura psicológica absurda e innecesaria.

4. Cualquier desconocido querrá predecir el sexo de tu bebé. En mi primer embarazo una señora me preguntó si deseaba que mi bebé fuera de un género en especial. Le dije que niña, a lo que me respondió: “Pues entonces puedes estar segura que será niño, porque Dios no cumple antojos”. En mi segundo embarazo, caminaba entre los puestos de antigüedades de un mercado de pulgas cuando una señora a la que nunca había visto y que se encontraba a unos tres metros de distancia me gritó: “Es niña”. La señora de la primera anécdota tuvo razón, la de la segunda se equivocó (como casi todo el mundo en ese embarazo), pero lo que sigo sin entender es por qué la gente disfruta tanto sintiéndose oráculos o videntes de transeúntes embarazadas.

5. Te enterarás de las supersticiones más extrañas. Aquello de que el bebé sale con cara del alimento que provocó un antojo en la madre y que por alguna razón no pudo satisfacer, me parecía lo más extraño que hubiera escuchado jamás… hasta el momento en que alguien me “recomendó” (por no decir regañó) no vestirme de negro durante el embarazo. Lo mejor fue cuando me dijeron que ya si lo iba a hacer, que procurara que la ropa interior fuera de color. ¿¿¿???

6. Todos y cada uno de tus conocidos (y muchas veces también los desconocidos) tendrán una opinión sobre el nombre que elegiste para tu bebé. Que por qué ese nombre, que por qué no como tú o como su papá, que por qué no el del abuelo, que si les recuerda a alguna persona non grata, o que si les suena feo. Absolutamente todo el mundo emitirá una opinión sobre tu elección y la mayoría de ellas no serán agradables. Por eso quizás es mejor ni siquiera mencionarlo hasta que el niño o niña ya esté registrado y la gente sepa que no importa cuánto trate de cambiar tu parecer, no lo logrará.

7. Aunque pongas una mesa de regalos, te van a regalar lo que les parezca más tierno. En general no soy muy afecta al concepto “mesa de regalos”. Siento que se pierde mucho el sentido del gesto de generosidad y que se torna en una obligación comprarle a alguien algo que quiere o necesita. Aunque cuando se trata de bebés, antes de cumplir caprichos, siempre hay que pensar en qué se necesita. Sin embargo, es raro que alguien piense así. Te van a dar el mameluquito, el muñequito o los zapatitos que más les conmovieron. La incomodidad aquí estaría en poner cara de “qué lindo” y tener que guardar un montón de cosas inútiles (o pero aún, tener que ponérselo aunque sea una vez al bebé para no herir suceptibilidades). Así que ahórrate la molestia, y no pierdas tiempo haciendo un baby registry. Ya después verás si organizas una venta de garage con los artículos indeseados y con las ganancias compras pañales, por ejemplo.

8. Te vas a enterar de las peores historias de terror de los partos. Jamás entenderé por qué la gente cree que es buena idea contarte los peores detalles de los partos justo cuando tú ya no tienes opción de decir “mejor no me arriesgo a pasar por algo así”. No voy a poner aquí las que me tocó escuchar, lo único que hay que saber es que lo que le pasó a otra no tiene por qué pasarte a ti y que cada nacimiento (como cada vida) es único e irrepetible.

9. Hasta la persona más inesperada te querrá dar consejos de crianza. Antes de que siquiera tengas en brazos a tu bebé, ya te habrán recomendado que nunca lo saques sin gorrito, que lo pongas boca abajo para evitar los cólicos o que les des té de anís estrella para yo qué sé qué se supone que sirve eso. Muchísimos de esos consejos estarán contraindicados por tu pediatra, la única persona a la que debes hacerle caso para esos menesteres. Sin embargo, de todos los puntos anteriores, este me parece el mejor intencionado y más inofensivo, siempre y cuando (¡por favor!) no le hagas caso a cualquiera.

10. Es probable que al verte te pregunten cuánto tiempo falta para que nazca tu bebé, cuando ya tenga un mes de nacido.  Tres semanas después de que había nacido mi segundo hijo salí a tirar la basura y mi vecina me preguntó: “¿Ya mero nace?”. Supongo que por eso dicen que hay que guardar la cuarentena, para dejar que el cuerpo regrese a la normalidad (como si en 40 días de verdad pudieras estar como si nada) y así evitar estas incómodas situaciones con gente que evidentemente no es tan cercana a ti y que te hace sentir que te quedaste con apariencia de 37 semanas de embarazo para siempre, sin importar que al menos el bebé, la placenta y el líquido amniótico ya no están dentro de tu organismo.

Si ya pasaste por un embarazo, seguramente estarás de acuerdo conmigo en algunos puntos. ¿Cuáles agregarías tú?

 

 

fuente: http://www.todobebe.com/2015/08/20/incomodidades-en-el-embarazo/

¿Por qué celebramos el Día Internacional de la Mujer?

El 8 de marzo se conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.

Cada 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora (o también Día Internacional de la Mujer), una fecha reconocida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En este día se conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona. Es fiesta nacional en algunos países.

La idea de un Día Internacional de la Mujer surgió a fines del siglo XIX, en plena revolución industrial y durante el auge del movimiento obrero. La celebración recoge una lucha ya emprendida en la antigua Grecia y reflejada por Aristófanes en su obra Lisístrata, que cuenta como Lisístrata empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a la guerra, y que se vio reflejada en la Revolución francesa: las mujeres parisinas, que pedían libertad, igualdad y fraternidad, marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino.

De todos modos, no fue sino hasta los primeros años del siglo XX cuando se comenzó a proclamar, desde diferentes organizaciones internacionales de izquierda, la celebración de una jornada de lucha específica para la mujer y sus derechos.

Historia de un gran día
Desde 1975, Año Internacional de la Mujer, el Día Internacional de la Mujer se celebra el 8 de marzo "para conmemorar la lucha histórica por mejorar la vida de la mujer". Se celebra en todo el mundo a nivel local y nacional

La idea de instituir un Día Internacional de la Mujer surgió por primera vez a finales del siglo XIX, época que, en el mundo industrializado, fue un período de expansión y desorden, crecimiento demográfico desorbitado y auge de ideologías radicales.

El 8 de marzo de 1857, las mujeres que trabajaban en la industria textil (llamadas "garment workers") de Nueva York, en los Estados Unidos, organizaron una protesta. Luchaban contra los salarios bajos y las inhumanas condiciones laborales. La policía cargó contra las manifestantes y las dispersó. Dos años más tarde, también en marzo, estas mujeres crearon su primer sindicato con el fin de protegerse y conseguir ciertos derechos laborales básicos.

El 8 de marzo de 1908, 15.000 mujeres se manifestaron por las calles de Nueva York para exigir un recorte del horario laboral, mejores salarios, el derecho al voto y el fin del trabajo infantil. El eslogan que eligieron fue "Pan y Rosas"; el pan simbolizaba la seguridad económica, y las rosas, una mejor calidad de vida. En mayo, el Partido Socialista de América señaló el último domingo de febrero como Día Nacional de la Mujer.

Tras la declaración del Partido Socialista de América, el primer Día Nacional de la Mujer de la historia se celebró en los Estados Unidos el 28 de febrero de 1909. Las mujeres continuaron celebrándolo el último domingo de ese mes hasta 1913.

Se celebró una conferencia internacional entre organizaciones socialistas del mundo en 1910 en Copenhage (Dinamarca). La conferencia de la Internacional Socialista propuso la creación de una Día de la Mujer de carácter internacional. La propuesta inicial partió de Clara Zetkin, una socialista alemana, que planteó la creación de un Día Internacional para conmemorar la huelga de las "garment workers" de los Estados Unidos. La propuesta se aprobó por unanimidad por la conferencia, que contaba con más de 100 mujeres pertenecientes a 17 países distintos, entre las que se encontraban las primeras tres mujeres elegidas al parlamento de Finlandia. El Día se instituyó para conmemorar el movimiento por los derechos de la mujer, incluyendo el derecho a voto (conocido como "sufragio"). En ese momento no se fijó ningún día en concreto para su celebración.

La declaración de la Internacional Socialista tuvo una gran repercusión. Al año siguiente, en 1911, el Día Internacional de la Mujer se proclamó por primera vez en Austria, Dinamarca, Alemania y Suiza. La fecha elegida fue el 19 de marzo; más de un millón de hombres y mujeres salieron a la calle en diversas manifestaciones. Además del derecho al voto y a ocupar cargos públicos, reivindicaban el derecho al trabajo y el fin de la discriminación laboral.

Algo después de una semana, el 25 de marzo, tuvo lugar el trágico Triángulo de Fuego en Nueva York. Alrededor de 140 trabajadoras, la mayoría jóvenes inmigrantes italianas y judías que trabajaban en la Triangle Shirtwaist Company, perdieron la vida debido a la falta de seguridad laboral. El sindicato Women's Trade Union League y el International Ladies' Garment Workers Union organizaron muchas de las protestas contra esta tragedia, que pudo haber sido evitada, entre las que destaca el desfile funerario silencioso, que reunió a una multitud de unas 100.000 personas. El Triángulo de Fuego tuvo una gran repercusión en la legislación laboral; las terribles condiciones laborales que provocaron este desastre fueron evocadas en posteriores celebraciones del Día Internacional de la Mujer.

Como parte del movimiento pacifista que se estaba gestando en vísperas de la I Guerra Mundial, las mujeres rusas celebraron por primera vez el Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de 1913. En el resto de Europa, alrededor del 8 de marzo, las mujeres se manifestaron para protestar contra la guerra o para expresar su solidaridad con sus hermanas.

Tras la muerte de dos millones de soldados rusos en la guerra, las mujeres rusas eligieron el último domingo de febrero de 1917 para convocar una huelga bajo el lema "Pan y Paz". Los dirigentes políticos se opusieron a su celebración en ese día pero las mujeres siguieron adelante pese a todo.

El resto es historia: cuatro días más tarde, el Zar de Rusia se vio obligado a abdicar y el Gobierno provisional concedió a las mujeres el derecho al voto. Aquel histórico domingo era 23 de febrero según el calendario juliano, que entonces se utilizaba en Rusia; sin embargo, según el calendario gregoriano, utilizado en otros lugares, era 8 de marzo.

Desde aquellos tempranos años, el Día Internacional de la Mujer ha adquirido una nueva dimensión mundial tanto entre las mujeres de los países desarrollados como entre las de los países en vías de desarrollo.

En diciembre de 1977, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución en la que se proclamaba la institución de un Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional. La celebración de cuatro conferencias mundiales de las Naciones Unidas sobre la mujer ha contribuido a convertir las reivindicaciones en pos de la consecución de los derechos de la mujer y su plena participación en la vida política y económica de la sociedad en una realidad cada vez más palpable.

En 1975, la ONU atrajo la atención de la comunidad internacional hacia la situación de los intereses de la mujer mediante la institución de un Año Internacional de la Mujer y la convocatoria de la primera conferencia sobre la mujer en Ciudad de México. En 1980 tuvo lugar otro congreso sobre este asunto en Copenhague (Dinamarca).

En 1985, la ONU convocó una tercera conferencia sobre la mujer en Nairobi (Kenya) con el fin de evaluar los progresos logrados tras toda una década.

En 1995, Beijing acogió la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer. Los representantes de 189 países distintos reconocieron que la desigualdad entre el hombre y la mujer tenía graves repercusiones para el bienestar de todos. La conferencia estableció un conjunto de objetivos con el fin de promover el desarrollo de la mujer en sectores como el político, el sanitario y el educativo. El documento final emitido por la conferencia (llamado "Plataforma de Acción") dice así: "El adelanto de la mujer y el logro de la igualdad entre la mujer y el hombre son una cuestión de derechos humanos y una condición para la justicia social y no deben encararse aisladamente como un problema de la mujer."

Cinco años más tarde, en el 23º período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, "Mujer 2000: Igualdad entre los géneros, desarrollo y paz para el siglo XXI", se examinaron los progresos de la comunidad internacional en la consecución de los objetivos establecidos por la Conferencia de Beijing. Esta conferencia es conocida como la conferencia "Beijing +5". Los delegados encontraron tanto progresos como obstáculos pertinaces, y llegaron a nuevos acuerdos para seguir impulsando las iniciativas de la conferencia sobre la mujer de 1995



fuente: http://entremujeres.clarin.com/genero/Hoy-Dia-Mujer-dia-8_de_marzo-aniversario_0_1351065336.html

No te prives de beber agua! Recomendaciones sobre hidratación en el embarazo

Durante el embarazo, aumenta nuestro umbral de la sed y tenemos que beber más. Las necesidades de líquido en el periodo de gestación pasan de unos dos litros diarios (unos ocho vasos) a 2'7 litros (unos diez vasos al día). Claro, que ese líquido no puede ser cualquiera, sino que hablamos principalmente de agua. El agua con gas es adecuada si no tenemos molestias digestivas, y evitando las que tienen un alto contenido en sodio.

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) tiene un documento de consenso sobre “Pautas de hidratación con bebidas con sales minerales para mujeres embarazadas y en periodo de lactancia” y entre sus consejos está el de beber líquidos a pequeños intervalos para prevenir la acidez y las náuseas durante el embarazo. Aunque no sea esta la única ventaja de beber agua en el embarazo.

Como el agua no tiene calorías, no influye en la ganancia de masa grasa (aunque sí repercute en el peso, ya que hasta dos terceras partes del aumento de peso total durante el embarazo son debidas al agua) y nos ayuda a mantener el peso ideal en la gestación.

Además de prevenir el estreñimiento o la retención de líquidos, como veremos más abajo, el agua procura una buena hidratación para todo el cuerpo, incluida la piel, que tanto se va a estirar en ciertas zonas, con la consiguiente prevención del riesgo de estrías.

En cuanto a las bebidas con sales minerales en el embarazo, con sodio y con azúcares de absorción rápida, los expertos señalan que pueden facilitar una mejor rehidratación, aunque hemos de tener en cuenta que si llevan gas pueden afectar a las molestias como los gases y un alto contenido de sodio podría favorecer la aparición de enema o hipertensión.

Pero no nos quedemos solo en los líquidos. Ciertos alimentos con un alto porcentaje de agua, como frutas y verduras, pueden ayudar a mantener un buen nivel de hidratación, contribuyendo a facilitar el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento. El Documento de Consenso sobre pautas de hidratación anteriormente citado recoge las siguientes consideraciones específicas:


El agua facilita el flujo de nutrientes hacia el torrente sanguíneo del feto y su distribución por todo el organismo.
   

El estreñimiento es un problema habitual durante la gestación, pero la situación puede empeorar si la mujer no toma la suficiente cantidad de líquidos que ayudan a prevenirlo.
  

Beber líquidos a pequeños intervalos ayudará a prevenir la acidez creada por los jugos gástricos y las náuseas.
 

El aumento de la ingesta líquida contribuye a aumentar la cantidad de orina, lo que ayuda a depurar el cuerpo de toxinas, y reduce la incidencia de cálculos renales e infecciones de vías urinarias, que son más frecuentes en las embarazadas. Además, es importante que la embarazada orine con frecuencia para evitar dichas infecciones.
  

El agua y otras bebidas ayudan a evitar la deshidratación que, si se produjera durante el embarazo, puede ser peligrosa, causando dolores de cabeza, náuseas e incluso contracciones en el tercer trimestre.
   

La madre en fase de lactancia debe incrementar su aporte de líquidos y necesita cubrir los requerimientos de líquidos sin restricciones. En esta situación, la sensación de sed aumenta.
 

En la hiperemesis o la gastroenteritis aguda se produce una gran pérdida de sales minerales por los vómitos o las heces diarreicas respectivamente. Las bebidas con sales minerales ayudan a asegurar un nivel óptimo de hidratación y tienen un efecto beneficioso en estas patologías típicas del embarazo. Además por su agradable sabor suelen ser bien toleradas y apetecibles.

Finalmente, recordemos que durante el embarazo se recomienda beber de manera periódica, incluso antes de tener sed, que es el primer signo de deshidratación. Además, hay que poner especial cuidado en beber líquido suficiente cuando realizamos ejercicio y en verano. En la lactancia, as necesidades de líquido también se incrementan, de modo que no olvides beber agua suficiente cuando ya tengas a tu bebé.






fuente: http://www.bebesymas.com/nutricion-embarazo/no-te-prives-de-beber-agua-recomendaciones-sobre-hidratacion-en-el-embarazo

Cómo elegir el bolso para llevar las cosas del bebe

Lejos de los bolsos que usaban nuestras mamás y abuelas, con dibujitos infantiles y colores pasteles, ahora los bolsos para llevar las cosas del bebé tienen mucha más onda y estilo, pero no hay que olvidarse de la funcionalidad a la hora de elegir uno.

Más allá de evaluar los extra, como portamamaderas, compartimento para toallitas húmedas, cambiador incorporado, etc., lo mejor antes de comprarlo es pensar en qué situaciones lo utilizaremos más. Porque no es lo mismo una mamá que se mueve mucho en auto que una mamá que camina mucho y necesita algo más compacto y liviano para cuando salga con el bebé. Incluso, pensando en estas situaciones, se puede tener una opción para el día a día y otra para cuando sea necesario llevar más cosas, como por ejemplo cuando lo cuidan los abuelos y hay que sumar juguetes.

 
Tipos de bolsos: pros y contras

Bolso clásico
El más clásico de los bolsos es el de correa corta, que se lleva colgado de un hombro. Con uno o dos bolsillos grandes al frente y compartimentos en su interior, este tipo de bolsos puede resultar muy cómodo para tener las cosas al alcance de la mano, pero un poco incómodo para situaciones como, por ejemplo, cuando nos inclinamos para sentar al bebé en el auto, porque se puede deslizar del hombro haciendo un contrapeso molesto.


Morral
El bolso morral es una buena opción, más cómoda tal vez porque no se desliza del hombro, aunque su sistema de correa cruzada al cuerpo puede resultar un poco incómodo si la idea es cargar con mucho peso:



Mochila
Hay mamás que prefieren las mochilas, clásicas o maternales, porque les resultan más cómodas y prácticas ya que pueden cargar más sin que el peso sea un impedimento y tener los brazos libres para alzar al bebé. Sin embargo, al no estar al alcance de la mano, pueden resultar un poco incómodas para sacar algo de su interior en un apuro:



Bolso para el papá
Para los papás modernos, ahora también hay bolsos masculinos en los que pueden llevar las cosas del bebé, dejando libre a la mamá de esa tarea. Aunque en este caso, habrá que duplicar las cosas para no olvidarse de llevar nada y para no estar pasándolas del bolso de la mamá al del papá cada vez:



Bolso para llevar en el cochecito
Esta opción puede ser muy práctica para cargar todo el peso en el cochecito y quedar totalmente libres, aunque está más pensada como accesorio que como bolso único:




funte: http://www.planetamama.com.ar/nota/como-elegir-el-bolso-para-llevar-las-cosas-del-bebe?page=0,0

Triglicéridos altos en el embarazo

En los análisis de sangre del segundo y tercer trimestre es muy probable que los niveles de triglicéridos estén muy por encima del límite.  Esto es bastante normal y frecuente a causa de los cambios que se producen en el organismo durante la gestación, no obstante, el obstetra deberá controlar que no sean demasiados altos.


Los niveles adecuados de triglicéridos tienen que estar por debajo de 150 mg/dl. Sin embargo, en los dos últimos trimestres de embarazo lo normal es que estos niveles de disparen incrementándose entre un 100 a 200%, pudiendo llegar a valores cercanos a los 300 mg/dl al final del embarazo.

De igual modo, aumentan los niveles de colesterol. Esto se debe al incremento de las necesidades de calorías y grasas que tanto tu bebé como tú necesitáis para el correcto desarrollo del embarazo.

Sin embargo, si el obstetra observa que estos niveles aumentan por encima de los 300 mg/dl puede recomendarte una serie de medidas dietéticas para evitar posibles problemas que pueden derivarse de unos niveles de triglicéridos y colesterol demasiado elevados.

- Reducir el consumo de carnes grasas y lácteos

- Añade fibra a tu dieta

- Haz ejercicio adecuado regularmente




fuente: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/trigliceridos-altos-en-el-embarazo-6038

5 maneras de fomentar la autoestima en tus hijos/hijas

Ya hemos señalado que la imagen que tenemos de nosotros mismos determina la manera en que nos relacionamos con los demás, y esta estrechamente relacionada con la autoestima, la cual no se adquiere por repetirse una y mil veces lo valiosa(o) y buena(o) persona que eres, pues el poder amarse a sí mismo es un aspecto psíquico que necesita ser sostenido por un largo tiempo, porque es un sentimiento frágil y se construye según la imagen que los demás nos devuelven. Por ello, es importante no ser padres/madres sobreprotectores, para que nuestros hijos/hijas no perciban nuestros miedos e inseguridades, ya que los peques sobreprotegidas tienden a:

Ser inseguros; presentan dificultad para adaptarse a nuevas situaciones; no son serviciales ni tienen iniciativa; se acostumbrado a que le hagan las cosas; no son independientes, y por ello, sólo realizan las actividades si alguien le ayuda; no le gustas esforzarse y esto lo pone de mal humor; y son flojos, exigentes y demandantes: solicitan las cosas con mala actitud, ya sea gritando, llorando, etc.


Por ello, las recomendaciones para fomentar el autoestima de nuestros hijos/hijas son:

1. Dale tiempo de manera exclusiva.
Sí, seguramente tienes mucho trabajo, cosas que hacer en casa, llamadas, reportes, quehaceres domésticos y preocupaciones normales, pero los niños y las niñas necesitan tiempo de calidad y sino se los dan, te lo exigirán en forma de berrinche y “malas conductas”, no porque sean seres insensibles que conspiren contra ti, sino por que es parte de su desarrollo cognitivo.

Si no le prestas atención y al no haber enseñado a digerir las emociones, ellos tendrán un comportamiento de los que tú consideras “malos”, pero no es otra cosa que una forma de llamar tu atención. Si aprenden que la única forma de llamar tu atención es rompiendo cosas o rallando paredes, lo seguirán haciendo. Así que deja el móvil, el periódico o la televisión para mirarlos y prestarles atención, que crecerán muy pronto.

Una recomendación personal que yo tengo con mi hija es tomarnos un día de chicas, por lo general son los viernes, después de clases nos vamos a un café y platicamos, sí, descubrirás muchas cosas aunque tenga 6 años (ahora tiene 10), y sabrá que es su momento especial con mamá, donde además de disfrutar algo que le guste (en su caso, las crepas), podrás estrechar los lazos aunque siempre tengas la agenda llena.

 

2. Pon limites y educa sin castigos
Una vez que entiendes que a veces su comportamiento es por no saber digerir una emoción, y que él o ella, perciben falta de atención, también es necesario poner límites claros sin violencia, y hablar abiertamente de las necesidades de la familia. La comunicación abierta y sincera entre padres y madres e hijos es fundamental para promover un clima de convivencia adecuado en la familia. Contribuye a la construcción del respeto mutuo y al desarrollo personal, de la autoestima y afectivo de todos sus miembros.

La recomendación es hacer una reflexión sobre la forma que se comunica la familia y tratar de que no existan conductas que dificultan la comunicación como: mandar de forma autoritaria, insultar, desaprobar, interpretar o ironizar.


3. Dale responsabilidades
Sí, es necesario aunque creas que es pequeño. Claro esta que las obligaciones serán con relación a su edad y se debe incluir actividades para toda la familia, papá, mamá e hijos, algunas opciones de responsabilidad pueden ser:

    Recoger la mesa después de los alimentos
    Tender la cama
    Sacar la basura
    Ayudar a preparar los alimentos
    Poner las cosas en su lugar después del súper.

Deje muy clara la responsabilidad de cada miembro de la familia, de ser posible, escriba la responsabilidad de cada miembro en un mural o panel de corcho. Cada uno debe saber qué tiene que hacer, cómo y cuándo debe hacerlo para que se responsabilice, haya colaboración en las tareas comunes de la familia y no se cargue de tarea a un miembro en particular. La incoherencia o discrepancia entre lo que exigen o permiten unos u otros miembros de la familia, favorecen el incumplimiento de las tareas que se le encomiendan al menor, así como su justificación para no hacerlas. Por ello, conviene reflexionar sobre el grado de responsabilidad de los adultos, para no exigir lo que no podemos dar.

4. No les compares ni lo etiquetes
Todos somos diferentes y eso es maravilloso, por ello, no lo compares con sus hermanos/hermanas, ni con sus amigos. Menos lo etiquetes ni de cariño, no es bonito pensar que eres el tonto/tonta, el gordo/la gorda, la floja/el flojo. Las etiquetas no ayudan a fomentar el autoestima, sino al contrario, minan la seguridad y la infancia es un proceso de construcción del carácter.

Recuerde, la violencia inicia en el hogar y la calle, y después se replica en las escuelas, y sucede en un ambiente de inequidad, exclusión social, pobreza y falta de ejercicio de derechos. Cuando un niño o una niña son educados con violencia, es más factible que sufra acoso escolar o una agresión física.


5. Valida sus emociones.
Si el niño o la niña llora, es porque él o ella sienten dolor, angustia, o alguna otra emoción, dale la importancia que tiene, evita decirle: ¡No pasa nada! Sí pasa algo y le hace sentir mal. Ten una comunicación abierta, para fomentar relaciones sanas.




fuente: http://amigoslarevista.com/2015/04/28/5-maneras-de-fomentar-la-autoestima-en-tus-hijoshijas/

Cómo evitar los accidentes con niños y bebés

Consejos para la prevención de accidentes infantiles en casa
Las estadísticas demuestran que es en los hogares, donde niños y niñas de hasta 4 años sufren los accidentes en mayor medida. Los más frecuentes son las caídas, los golpes, cortes, quemaduras y ahogamientos.

Los accidentes en los hogares constituyen uno de los puntos álgidos para los niños. Los niños no paran y hay que tener muchísimo cuidado, cualquier cosa puede ser peligrosa para ellos. Por ese motivo poner en marcha planes de seguridad en el hogar es fundamental para la seguridad de los niños.
Prevención de accidentes en la infancia

Para un niño pequeño, los descuidos de los mayores son como un arma cargada. Quemaduras, cortes, caídas, asfixias, ingesta de productos tóxicos o medicamentos, descargas eléctricas, atropellos, accidentes de tráfico, pueden y deben ser evitados, si los padres y cuidadores actúan adecuadamente. Hay que enseñar a los niños acerca de los peligros y tratar de evitar que los juegos se transformen en un juego mortal. Hay que impedir a toda costa de evitar los accidentes infantiles. ¡Todo es poco para el cuidado de los más pequeños!.

1- Cuidados con los productos tóxicos y medicamentos

Hay que mantener siempre fuera del alcance de los niños: detergentes, lejías, tintes, pinturas y cualquier clase de medicamentos. Para ello, es recomendable guardar todos estos productos bajo llave, tratándose así que el pequeño pueda tener acceso a ellos. Lo mismo ocurre en cuanto a los insecticidas, colonias, cosméticos, etc. En ningún caso, se deben guardar este tipo de productos en frascos o botellas de refrescos, ya que los niños podrían confundirlos con lo que no es y les llamaría más la atención.

2- Evitar quemaduras en los niños

Asimismo, se debe evitar dejar al alcance de los niños cazos o sartenes con líquidos calientes. También hay que procurar que los mangos no sobresalgan. En cualquier caso, cuanto menos pisen la cocina, mejor. En cuanto a los sprays que tanto suelen utilizarse como productos del hogar, hay que extremar su uso, ya que son altamente inflamables. Por último, y muy importante, es vital tomar precauciones cuando los niños se expongan al sol, ya que ello puede causarles graves quemaduras. Por ello, hay que evitar una exposición de los niños al sol excesiva, pero sí que tomen el sol cuando van paseando, ya que ello le reporta numerosas vitaminas, siempre y cuando lo hagan con una crema protectora, recomendada por el pediatra.

3- Prevenir las asfixias infantiles

Los niños pequeños tienen mucha manía con llevarse todo lo que pillan a la boca. Por ello, es vital enseñarles que no se lleven nada a la boca y controlar todo aquello que los pequeños puedan tragarse. Por ejemplo, los juguetes, es importante prestar atención a esas piezas pequeñas que se pueden fácilmente desgarrar y que los niños en un descuido se pueden tragar. Hay que vigilarlos con suma precaución. Hay que tener cuidado con las bolsas de plástico, ya que no son ningún juguete para los niños y se pueden ahogar y por supuesto, jamás hay que dejarles solos en las bañeras o piscinas.

4- Cómo evitar las caídas de los niños y bebés

Hay que evitar que los niños jueguen en sitios peligrosos. Las terrazas, balcones y azoteas son muy peligrosas para los niños, no es un lugar de juegos indicado para los más pequeños, pero aún así, tienen que existir barandillas. Se debe comprobar bien los cierres de las puertas y las ventanas. Hay que impedir dejar a su alcance muebles u objetos que les permitan trepar. La cuna del bebé debe tener los barrotes muy juntos, a fin de que no pueda introducir la cabeza entre ellos. Aún así las caídas de los niños son frecuentes, sobre todo cuando empiezan a andar, pero esto es normal, ya que el pequeño todavía no tiene suficiente movilidad. Lo que sí que hay que impedir son otro tipo de caídas que pueden acarrear consecuencias graves para los niños.

5- Accidentes con objetos cortantes

Los cuchillos, tijeras y otros objetos cortantes deben estar siempre fuera de su alcance. De pequeños, hay que educarles que no se deben ni acercar a ellos, mientras tanto, ya que cuando sean más mayores y sean necesarios para comer, hay que enseñarles a utilizarlos bajo la atenta mirada de un adulto. También hay que observarles cuando jueguen con algún objeto que, al romperse, pueda cortarles.

6- Evitar las descargas eléctricas

Los aparatos eléctricos y cables deben estar bien protegidos con los sistemas de seguridad que existen actualmente en el mercado. Los enchufes, con toma de tierra y empotrados. Hay que enseñar a los niños a no tocarlos. Hay que evitar dejar los aparatos eléctricos encendidos (planchas, radiadores, estufas...) en lugares donde juegan niños.

7- Cómo evitar las quemaduras infantiles

Si en casa se dispone de una chimenea, hay que tratar de poner un muro de protección, impidiendo así, que el pequeño se acerque a ella para evitar quemaduras. Con la llegada del Invierno y el frío es habitual que existan en las casas estufas, braseros y lumbres, pero éstas se deben quedar fuera del alcance de los niños. Hay que impedir que el niño juegue con cerillas, mecheros o líquidos inflamables (alcohol, gasolina, etc.). Si hay fumadores en casa, que no olvide apagar bien los cigarillos.
Accidentes con niños fuera de casa

Hay que aprovechar cualquier situación y momento para el niño comprenda la necesidad de tener cuidado al cruzar la calle. Los niños no son conscientes del peligro, simplemente, juegan. Es muy importante que los niños aprendan el concepto de seguridad vial infantil. Hay que enseñar al niño a cruzar los semáforos cuando éste esté verde, y a que mire a un lado y otro, y a cruzar siempre por los pasos de peatones, con tranquilidad. En cuanto a los padres, deben moderar la velocidad en carretera, ya que la primera causa de mortalidad infantil son las muertes en carretera. Hay que recordar que los niños siempre deben viajar en las sillas de seguridad adaptadas a su peso y estatura.



fuente: http://www.guiainfantil.com/accidentes/evitar.htm

Dolor abdominal en el embarazo: ¿qué es normal y qué no?

Hay dolores en el embarazo que tienen que ver con los cambios que se están produciendo en el cuerpo. En el caso de los dolores abdominales, es importante saber distinguirlos de las contracciones de parto y problemas mayores.


Un dolor abdominal leve durante el embarazo no suele representar un problema grave, porque con tantos cambios en el cuerpo es normal sentir molestias, sobre todo en la zona del abdomen. Sin embargo, cuando estos dolores se vuelven intensos o vienen acompañados de otros síntomas, es importante consultar al médico.

 
¿Qué dolores son considerados “normales”?


Hay dolores que tienen que ver con los cambios hormonales y físicos y que no suelen significar un problema mayor, por ejemplo:

- En las primeras semanas de embarazo, hay mujeres que sienten dolores en la zona baja del abdomen, parecidos a los que se sienten durante la menstruación. En este caso, hay que estar atentas y llamar al médico si estos dolores se vuelven intensos o vienen acompañados de pérdidas de sangre.

- A medida que la panza va creciendo, los músculos y ligamentos que sostienen el útero (llamados ligamentos redondos) se van estirando y esto puede provocar un dolor continuo y sordo alrededor de la panza o un dolor agudo en la zona baja del abdomen, a un costado. Hay mujeres que suelen sentir esta molestia sobre todo al levantarse de la cama, de una silla, al salir de la bañera, al toser, después de un día intenso o de caminar mucho. Por lo general, este dolor se calma al descansar un rato; si continúa, es importante llamar al médico.

- Los gases, la hinchazón, el estreñimiento y la acidez, comunes en el embarazo por efecto de las hormonas que enlentecen la digestión, son otra de las causas de molestias abdominales.

- Algunas mujeres, después de la semana 20 de embarazo, sienten que su abdomen se endurece y se tensa por unos segundos. Estas son las llamadas “contracciones de Braxton Hicks”, distintas a las contracciones de parto y que suelen calmarse al descansar. Si vienen acompañadas de dolor en la parte baja de la espalda, se repiten más de cuatro veces a lo largo de una hora o vienen acompañadas de pérdidas u otros síntomas de parto prematuro (antes de la semana 37 de embarazo), es importante llamar de inmediato al médico.

 
¿A qué dolores hay que estar atentas?
Cuando los dolores abdominales son intensos y vienen acompañados de otros síntomas, pueden indicar un problema grave como embarazo ectópico, parto prematuro, infecciones urinarias, desprendimiento de placenta, preeclampsia, entre otros. Por eso, es importante estar atentas si a la molestia se suman:

    Dolores tipo cólicos o retorcijones
    Dolor en la parte baja de la espalda
    Pérdidas de sangre (que pueden ser amarronadas o rojas)
    Hemorragia intensa
    Molestias o ardor al orinar
    Fiebre
    Náuseas, vómitos y mareos




fuente:http://www.planetamama.com.ar/nota/dolor-abdominal-en-el-embarazo-que-es-normal-y-que-no?page=0,0

Nueve maneras de llevar un embarazo saludable si tienes sobrepeso

El sobrepeso es un problema que puede suponer algunas dificultades en nuestra vida diaria, pero especialmente en un momento tan delicado como es el embarazo. Por eso, es conveniente tener en cuenta estas nueve maneras de llevar un embarazo saludable si tienes sobrepeso.

Porque si estás embarazada y aumentas mucho de peso existen ciertos riesgos para tu salud y la del bebé, riesgos que queremos evitar a toda costa, como hipertensión, preeclampsia, diabetes, problemas circulatorios, partos más complicados, riesgo de malformaciones...

Y no parece que nos importe demasiado estos riesgos, si tenemos en cuenta que alrededor del 40% de las mujeres embarazadas tiene sobrepeso u obesidad (las cifras varían de unos países a otros: en Estados Unidos las cifras rondan el 45%) y que este es un problema a nivel global, ya que cada vez más en los países en desarrollo, sobre todo en ámbitos urbanos, existen mujeres embarazadas con sobrepeso u obesidad.

No es lo mismo sobrepeso que obesidad y el caso de las mujeres obesas requiere un seguimiento médico muy específico, ya que los riesgos aumentan. Basándose en el índice de masa corporal (IMC), la Organización Mundial de la Salud define el sobrepeso cuando este índice es igual o superior a 25, y la obesidad cuando es igual o superior a 30. La visita preconcepcional al ginecólogo (o la primera en el embarazo) puede decirte cuál es tu caso y actuar en consecuencia.
 Embarazo saludable con sobrepeso

Por lo tanto, vamos a tener en cuenta estos nueve consejos para pasar un embarazo saludable si tienes sobrepeso.

    Realiza la visita preconcepcional al ginecólogo. Esta consulta antes de lograr el embarazo es muy útil sobre todo en el caso de las enfermedades crónicas y las mujeres con sobrepeso. Sabiendo que quieres tener un bebé, puede hacer las mediciones y determinar si padeces sobrepeso u obesidad y darte las pautas para empezar a controlar el peso. Así, este dato aparecerá en tu historial y estará disponible una vez te quedes embarazada. Además, el médico podrá actuar ante una posible carencia de vitamina D asociada al sobrepeso y obesidad y carencia de folatos, prescribiendo un suplemento.

    No pierdas peso en el embarazo. Las embarazadas con obesidad no deberían adelgazar durante el embarazo, ni tampoco las que tienen sobrepeso. El Instituto de Medicina de Estados Unidos recomienda a las mujeres obesas que solo adelgacen entre 5 y 9 kilogramos, mientras que las mujeres que padecen un sobrepeso leve deberían aumentar entre 6,8 y 11 kilos.

    No ganes peso en el primer trimestre. Durante los primeros meses de gestación, no es necesario aumentar de peso, el bebé aún es muy pequeño y toma todo lo necesario del cuerpo de la madre bien alimentada, sin necesidad de aumentar el aporte energético. Los cambios "visibles" en el cuerpo de la madre son mínimos en este momento inicial del embarazo. La gestante realiza una acumulación de reservas energéticas a lo largo de toda la gestación, pero su utilización será mínima en el primer trimestre. No obstante, en el segundo y tercer trimestre sí aumentará el aporte de calorías ya que el cuerpo nos lo pide (para el desarrollo fetal y placentario, incremento de útero y mamas...) y no conviene pasar hambre.

    No comas por dos. Lo de que la embarazada tiene que comer por dos no es cierto. Debemos llevar una dieta sana y equilibrada, teniendo en cuenta que en la embarazadas se producen cambios metabólicos que le permiten extraer más calorías de los alimentos y conservar esa energía adicional sin tener que ingerir mucho más.

    Escoge alimentos saludables. Ya que tenemos que comer más, no lo hagamos aumentando el consumo de alimentos poco saludables, como los que contienen muchas grasas, azúcares, picante... Esto, además de evitarnos un aumento excesivo de peso y problemas de salud podrá prevenir diversas molestias digestivas. Las calorías adicionales deben provenir de alimentos sanos, comiendo muchas verduras y frutas, proteínas magras, grasas saludables y granos enteros. Estos alimentos no deben faltar en el embarazo por sus propiedades nutricionales, y también pueden ayudar a controlar el apetito, a mantener los antojos y tentempiés poco saludables bajo control.

    Bebe más agua. No hay que comer por dos, pero no pasa nada si bebes agua por dos. Mantener una correcta hidratación en el embarazo es primordial para una buena salud y para evitar un exceso de peso. De entre las bebidas, la mejor es el agua, leche, zumos naturales... y las frutas y verduras de las que hemos hablado anteriormente también contribuirán a que no aumentes de peso en exceso.

    Los caprichos, ocasionalmente. No somos de piedra y no se trata de llevar a rajatabla un "ascetismo nutricional" durante los nueve meses. Puede que un día tomemos un postre especial, un batido con nata, una golosina, una hamburguesa "completa"... Pero así tiene que ser, un día entre muchos. No se trata solo de una recomendación para no aumentar de peso más de lo deseable sino también para evitar otros problemas de salud derivados de un exceso de sal, azúcar, grasas saturadas...

    Haz ejercicio regularmente. Recordemos que el peso corporal y la ganancia de peso es el resultado del balance entre el aporte y el gasto energético y que la forma de vida actual, tendente al sedentarismo y basada en una mala alimentación, es el mayor determinante de la obesidad y el sobrepeso. Ya hemos hablado de la alimentación, pero es que la actividad física es igualmente importante a la hora de mantener un peso adecuado. Lo ideal es que hagas ejercicio incluso antes de quedar embarazada y que si ya lo estás, empieces poco a poco, aumentando de tiempo e intensidad mientras te encuentres bien y capaz de hacerlo, si no existe ninguna contraindicación. Si no hacías ejercicio anteriormente, caminar a buen ritmo o la natación son actividades que puedes hacer sin riesgo.

    Planifica el postparto. Se acabó el tiempo para cocinar y planificar los menús con calma o salir a hacer ejercicio en cualquier momento. Pero el esfuerzo hecho durante el embarazo no debe borrarse de un plumazo y mejor si continúas con una alimentación saludable y practicando ejercicio cuando te hayas recuperado. Deja alimentos preparados en el congelador, pide a tus familiares que te ayuden en este sentido, a las visitas de confianza... y mantén una dieta sana a largo plazo. Intenta sacar tiempo para hacer ejercicio, tal vez el gimnasio, o incluso junto al bebé es posible. Todo un reto, pero tu salud y la de toda la familia lo agradecerán.

Recuerda que, si intentamos controlar nuestro peso, incluso antes de lograr el embarazo, llevando una rutina de ejercicios y una dieta saludable, no nos veremos embarazadas y con problemas de sobrepeso. Mejor prevenir.

Durante el embarazo, una alimentación sana y el ejercicio regular son las mejores formas de garantizar un embarazo y un bebé saludables. Consulta a tu médico si estás embarazada y tienes exceso de peso para que examine tu situación particular y te permita seguir estos nueve consejos para estar más saludable.





fuente: http://www.bebesymas.com/nutricion-embarazo/nueve-maneras-de-llevar-un-embarazo-saludable-si-tienes-sobrepeso

7 consejos para no estresarte durante el embarazo

Los cambios que sufre la mujer y su cuerpo durante la dulce espera pueden aumentarle su nivel de estrés. Te damos algunos consejos para que te cuides mejor y así evites algunas complicaciones del embarazo que a veces son causadas por el exceso de preocupaciones.

Según el doctor Donald R. Mattison, director médico de la organización estadounidense para prevenir los defectos congénitos March of Dimes, la mayoría de las mujeres físicamente se adaptan bien a las exigencias del embarazo. “Sin embargo, la carga de trabajo de una mujer, su estilo de vida y la reacción a eventos externos pueden aumentar los niveles de estrés, lo que hace más difícil que su cuerpo se adapte”, señaló. Además, el médico explicó que algunas investigaciones relacionan niveles alto de estrés con un mayor riesgo de parto prematuro (previo a las 37 semanas) y bebés de bajo peso.

Lo importante es que hay muchas cosas que puedes hacer para disminuir el nivel de tensión en tu vida y puedes empezar apenas sepas que estás embarazada. “El embarazo es el momento de cuidarte muy bien”, dice el Dr. Mattison. “Está bien darle prioridad a ti misma y a tu bebé”. El experto además brinda los siguientes consejos a las embarazadas:

1. Come regularmente, no te saltes las comidas e ingiere alimentos ricos en nutrientes. Toma un complejo multivitamínico que contenga ácido fólico todos los días.

2. Toma mucha agua, por lo menos seis vasos al día.

3. Descansa mucho. Encuentra tiempo para relajarte. Muchas mujeres dicen que las ayuda combinar la meditación con un programa de ejercicios que sea vigilado por un médico

4. No ingieras alcohol, drogas, ni fumes. Evita también los productos naturales de hierbas, ya que hay algunos que son tóxicos para el bebé.

5. Busca el apoyo de tu pareja, familia y amigos, además de tus colegas y tu jefe si es posible.

6. Conversa con tus amigos y familiares sobre lo que estás sintiendo.

7. Si no puedes dormir o comer, o te sientes sobrepasada por las responsabilidades que tienes, por favor consulta a un terapeuta o psicólogo. Estudios recientes hallaron que es aún más común la depresión durante el embarazo que después del parto.



fuente: http://www.todobebe.com/2016/02/09/consejos-para-manejar-el-estres-durante-el-embarazo-123/

¿Qué es el Virus Zika y cómo afecta a las embarazadas?

Un reciente virus conocido como Zika y que se transmite a través de los mosquitos ha echo “saltar las alarmas” al respecto de nuestra salud y en concreto se alerta que vayan con mucho cuidado las embarazadas ya que por lo visto les puede afectar de un modo especial. En Embarazo 10 os explicamos algo mejor ¿Qué es el Zika y cómo afecta a las embarazadas?.

Un reciente virus conocido como Zika y que se transmite a través de los mosquitos ha echo “saltar las alarmas” al respecto de nuestra salud y en concreto se alerta que vayan con mucho cuidado las embarazadas ya que por lo visto les puede afectar de un modo especial. En Embarazo 10 os explicamos algo mejor ¿Qué es el Zika y cómo afecta a las embarazadas?.

¿Qué es el Zika y cómo afecta a las embarazadas?

El Zika es una enfermedad que si bien comenzó propagándose por América Latina y en concreto por Brasil, ha llegado a alertar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que advierte del riesgo al que pueden someterse las embarazadas si la padecen.

Este virus, también denominado,  ZIKAV o ZIKV se transmite a través de los mosquitos. Es por ello que está considerado un arbovirus perteneciente al género flavivirus, que son aquellos que animales invertebrados como zancudos y garrapatas transmiten al ser humano. El mosquito que lo transmite pertenece al  género aedes, como el Aedes Aegypti, que causa el dengue. De hecho el Zika es una enfermedad muy comparada precisamente con el dengue así como la fiebre amarilla.

El origen de la enfermedad lo encontramos en Uganda y en 1948 donde se dan los primeros casos. Luego hubo brotes en Tanzania en 1952, y también han habido brotes en algunas regiones asiáticas.

Uno de los más recientes, antes del actual producido en latinoamérica, fue en 2013 cuando en  la Polinesia Francesa,se identificaron 10.000 casos.

En la actualidad, y según la  Organización Panamericana de la Salud, 20 países ya han reportado la detección del zika en su territorio: Barbados, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guadalupe, Guatemala, Guyana, la Guayana Francesa, Haití, Honduras, Martinica, México, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, la isla de San Martín, Surinam y Venezuela.
Síntomas del virus del Zika

Los síntomas más frecuentes son  fiebre leve y el exantema (que consiste en una erupción en la piel o sarpullido). Suele acompañarse de conjuntivitis, dolor muscular o en las articulaciones, o un malestar general que comienza entre 2 y 7 días después de la picadura de un mosquito infectado.

En los casos en los que las señales que revelan la enfermedad son moderados, la persona puede tener fiebre de menos de 39°C, dolor de cabeza, debilidad, dolor muscular y en las articulaciones, inflamación que suele concentrarse en manos y pies, conjuntivitis no purulenta, edema en los miembros inferiores y erupción en la piel, que tiende a comenzar en el rostro y luego se extiende por todo el cuerpo. Es una enfermedad que en algunos casos se comienza confundiendo con el dengue hasta dar con el diagnóstico correcto.



Junto a los síntomas señalados, el Zika puede presentar estos otros síntomas

    vómitos
    diarrea
    dolor abdominal
    falta de apetito


¿Cuál es el riesgo de las embarazadas frente al virus Zika?
Si ya de por sí el estar contaminado con el virus es un peligro, se dice que el riesgo es mayor para las embarazadas dado que el Zika podría tener relación con el desarrollo de microcefalia en los fetos.

Aunque ya hemos señalado cuáles son los síntomas y que estos pueden ser leves, de hecho una de cada cuatro personas que padecen el virus no notan que lo tienen hasta que ya lo han incubado del todo, en el caso de las embarazadas deben tener mucho cuidado.

El Ministerio de Salud de Brasil ha sido el primero en establecer la relación entre el virus y la microcefalia mediante un comunicado que ha puesto a todos en alerta.

Según varios estudios, se determinó que existe la posibilidad de un mayor riesgo de aparición de microcefalias y malformaciones que se asocian a la infección del virus Zika en el primer trimestre del embarazo.

Es por ello que se recomienda a las mujeres embarazadas que eviten exponerse a la picadura de mosquitos, y para ello se deben utilizar prendas que cubran la piel (mangas largas), mosquiteros medicados, y repelentes indicados por las autoridades de salud. Además es importante que en las casas y entornos se busquen posibles focos de criaderos de mosquitos y eliminarlos.

Aunque de momento hay más dudas que explicaciones certeras, no podemos pasar por alto los riesgos señalados y más cuando se están estudiando, las probabilidades que existen en la transmisión de la enfermedad de la madre al bebé.

Desde Brasil ya se ha informado del aumento de registros, con respecto a años anteriores de casos de recién nacidos con microcefalia o malformaciones y que se vincula con la infección en el primer trimestre del embarazo.

 

¿Qué es la microcefalia?
La microcefalia no es una enfermedad, ya que no obedece a una sola causa sino que es multicausal. De modo que se trata de una condición en la que la cabeza de lo que por estadística se marca para la edad de un recién nacido. Dicha condición puede producirse entonces por causas genéticas, por infecciones congénitas del sistema nervioso central, por alteraciones metabólicas, o por el cierre prematuro de las suturas del cráneo (sitio donde se produce el crecimiento del cráneo).




fuente: http://embarazo10.com/que-es-el-zika-y-como-afecta-a-las-embarazadas/

Los desafíos de las madres de hoy

¿Qué nos diferencia de nuestra madres y abuelas? ¿Qué cosas hemos superado y qué aspectos deberíamos recuperar de generaciones pasadas? ¿Qué necesitan nuestros hijos hoy?

La manera de criar y ser madres ha cambiado generación tras generación y hoy las mujeres tenemos nuevos desafíos que superar y aspectos que recuperar de la crianza que recibimos.

Con hombres más presentes y con ganas de involucrarse en la crianza, las madres aún debemos enfrentarnos a mandatos sociales y a prejuicios propios que nos empujan lejos de nuestros verdaderos deseos.

¿Cuáles son nuestros desafíos como madres? ¿Cómo superarnos y hacer de nosotras y de nuestros hijos seres felices? ¿Qué aspectos recuperar de nuestros padres y abuelos?

 


Desafíos de la maternidad actual
Las madres de hoy, además de cargar con las presiones modernas, cargan con las de sus propias madres: probablemente internalizaron a la madre abnegada que se sacrifica por sus hijos y no tiene casi vida propia y que como el pájaro carpintero les repica la cabeza, y al mismo tiempo es muy posible que tengan que trabajar a la par de sus maridos para sostener la economía familiar sin descuidar otras presiones de nuevas necesidades adquiridas como permanecer jóvenes, delgadas, en excelente estado físico, informadas, salir con amigas, hacer un master para no quedar afuera del mercado laboral y más.

Aunque no es tan sencillo ni para los hombres ni para las mujeres cambiar patrones que vienen escritos en los propios genes, es importante que ante este panorama cada pareja encuentre su propio equilibrio para llevar a la familia adelante entre todos.

Por su parte hoy los hombres están descubriendo el placer de muchas actividades históricamente femeninas como cocinar u ocuparse de los hijos y empiezan a disfrutarlo dándose cuenta de todo lo que se perdieron al ser solo proveedores y portadores de la ley. Son las mujeres que trabajan a la par de sus maridos las que tienen que cambiar su manera de pensar, porque hoy la tarea es de ambos padres, y comprender que si, por ejemplo, un hijo se enferma o falta la persona que lo cuida ambos padres tienen un problema para resolver, y no mamá sola… Pero cuesta cambiar, porque cargamos con siglos de una mirada distinta y también porque a las mujeres nos cuesta abandonar el lugar de madre proveedora que tiene tantos brazos como el dios Shiva. Tal vez se deba a que creemos que si dejamos de ser indispensables, el otro (marido o hijo) no nos seguirá eligiendo…

 
Qué cambiar y qué recuperar
La postura autoritaria/autoritarista de crianzas pasadas en las que los hijos no tenían ni voz ni voto, no se los escuchaba ni comprendía, hacía que se sintieran muy solos, dudaran de sí mismos, y muchas veces eso llevaba a que tuvieran autoestimas bajas. Hoy los padres debemos comprender que los chicos son bajitos pero son personas con derechos.

Todo esto sin caer en la postura contraria, la permisiva, muy habitual en los últimos tiempos. Porque el riesgo es que los chicos se sientan como los únicos que tienen derechos, y que sus padres solo tienen obligaciones, y ese extremo del péndulo es quizás más dañino que el primero.

Entonces, dejando de lado esa postura autoritaria, no hay que olvidarse de la importancia de los límites, que, a veces arbitrarios e injustos, nos hicieron fuertes, pacientes, esforzados y capaces de tolerar frustraciones, todas características de lo que hoy llamamos personalidades resilientes, preparadas para enfrentar adversidades sin quebrarse, con flexibilidad y fortaleza interna.


Avalar las emociones
Un hijo que se conecta con lo que siente es más fuerte ya que no necesita gastar energía en no conectarse con su mundo interno ni en defenderse de lo que le brota de adentro, o de luchar para convencer a su padres de que vale lo que siente… Por lo tanto, es sumamente positivo que le demos un lugar a las emociones, a los sentimientos y deseos sin subestimarlos.

Además, la empatía y comprensión de los padres funcionan como modelo para los hijos, quienes entonces van a poder a su vez comprender más a otros, incluidos sus padres.

Se trata simplemente de dividir la reacción adulta en dos partes, en primer lugar comprender lo que les pasa a los chicos, lo que está por detrás de sus conductas, para luego poner límites adecuados y sin enojo (porque al comprender dejan de enojarnos muchas cuestiones). Por ejemplo, nuestro hijo tiene derecho a estar furioso porque le dedicamos mucho tiempo al bebé, y debemos demostrarle que lo entendemos, pero dejando claro que “a mamá no se le pega”, o “al bebé no se lo empuja”.

 
Maternidad idealizada vs. Maternidad realizada
Tal vez si supiéramos realmente en lo que nos metemos cuando decidimos tener hijos, la humanidad correría riesgo de desaparecer y nos perderíamos la maravillosa experiencia de la maternidad/paternidad cuyo balance final es la mayoría de las veces muy positivo. Por suerte llegamos a la adultez con la idea omnipotente de que a nosotros nos va a salir bien, que vamos a poder, y con el correr del tiempo y los contratiempos cambiamos esa idea de omnipotencia por otra de potencia, más realista; y aprendemos a disfrutar en esa “bajada por ríos de montaña”, a los saltos, con mucho amor, bastante confianza… y un poco de suerte.

La maternidad no es idílica, pero no deja de ser una experiencia sorprendente, única. Si esperáramos un poco menos de ella, nos desilusionaríamos menos, nos sentiríamos menos culpables y disfrutaríamos más de esa experiencia absolutamente perfecta en su imperfección.



fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/los-desafios-de-las-madres-de-hoy?page=0,0

La comunicación y el vínculo del papá con su bebé

Estoy convencida de que el lenguaje que tienen los padres con los bebés no es el mismo que tienen las madres con sus pequeños. Es como si hablasen otro 'idioma' entre ellos. El vínculo de la madre con su hijo se crea cuando el pequeño está aún en su vientre. El vínculo que establece el padre con el bebé es más tardío. No siempre se consigue cuando el bebé nace. Hay padres que tardan meses en conectar completamente con su hijo.
El vínculo de la madre con su bebé nace y renace a cada momento, durante la lactancia, el cambio de pañales, a la hora de dormir, de pasear, de llevarle en los brazos. En cuanto a los padres, congeniar con el bebé representa todo un reto para ellos. Los papás no pueden tratar de ser otra mamá, ni deben. Deben ser ellos mismos y establecer un vínculo con el hijo a su manera. Al fin y al cabo, cuidar a un bebé recién nacido no implica sólo darle el pecho, o tenerlo limpio y estimulado. También requiere crear vínculos afectivos a través del tacto, del juego, de llevarle a dormir, atenderle o hablarle.

Es enriquecedor para el bebé que tanto la madre como el padre establezcan un canal de comunicación y un vínculo con él. A mi marido, al principio, le parecía imposible cambiar el pañal a nuestra hija o darle de comer. Lo aprendió poco a poco, pero porque quiso y se lo propuso. Hay padres que no llegan ni a eso. Les da miedo mancharse o 'matar de hambre' a su pequeño. Eso sí, algunos son muy graciosos. Me acuerdo que para dormir a su hijo por la noche, un vecino bajaba a su bebé en el cochecito al patio y daba vueltas y vueltas con el pequeño hasta que éste caía rendido y se dormía.

Los padres tienen una forma muy particular de conectar con sus hijos. Sin duda, muchos de ellos son más ingeniosos, más creativos y menos temerosos que nosotras. Los papás son muy particulares en estos temas, principalmente cuando el bebé es aún muy pequeño. Algunos sólo consiguen interactuar con sus hijos a partir de los 6 meses, cuando el bebé ya sujeta la cabecita y empieza a balbucear.

Sin embargo, los tiempos cambian y se nota que hoy los padres se involucran mucho más en el cuidado de su bebé. No importa, si a nuestro parecer lo hacen bien o mal. Lo que importa es que ellos lo intenten, hasta el punto de que hay padres que, por increíble que pueda parecer, cuidan mejor de sus bebés que las madres. ¡Hay padres que lo llevan genial! Puede que no les vayan bien lo de vestir al bebé, pero lo de llevarlo de paseo, al pediatra o a la guardería, se les da de maravilla. Sugerir aventuras, entretenerle mientras come, calmarle a la hora de dormir o leerle un cuento, también les va muy bien a algunos. No se si será por eso, pero la primera palabra que suelen decir los bebés es 'papá'.


fuente: http://www.guiainfantil.com/blog/960/la-comunicacion-y-el-vinculo-del-papa-con-su-bebe.html

¿Puedo colocarle repelente de insectos a mi bebé?

¿Se pueden usar repelentes de insectos en la piel del bebé? ¿Cómo prevenir las picaduras de insectos? 

Con la llegada del calor, aumenta la cantidad de insectos en el medio ambiente y mosquitos, hormigas, abejas, arañas, etc. se convierten en una molestia -y en un riesgo- para grandes y chicos.

Para prevenir las picaduras de insectos en bebés, que no solo son molestas sino que pueden producir enfermedades, se deben tomar algunas medidas.

Evitando el uso en ambientes con bebés y niños de aquellos insecticidas que contengan organofosforados (un compuesto tóxico común en los insecticidas industriales), se pueden utilizar:

 

En casa
Para evitar la presencia de insectos en la casa y en la habitación del bebé, se pueden utilizar dispositivos eléctricos con repelentes que suelen venir en pastillas o líquidos, mosquiteros en puertas y ventanas y un tul para la cuna del bebé.

También pueden utilizarse productos a base de piretrina (como tabletas, líquidos o aerosoles) en el jardín y en la casa, siguiendo las indicaciones que figuren en el envase.

 

Al aire libre
Utilizar un tul contra mosquitos cuando el bebé esté en el cochecito.

Para colocar sobre la piel del bebé, se pueden utilizar repelentes compuestos con derivados de las plantas. Las cremas o lociones naturales a base de citronella son uno de los ejemplos de este tipo de productos, pero el problema es que su efecto es limitado como repelentes y duran solo una hora.

En cuanto a los productos que contienen DEET (N,N-dietil-m-toluamida), que son los repelentes más eficaces contra mosquitos y los que se venden comúnmente, no se recomienda su uso en bebés menores de dos meses de edad.

Y en bebés mayores de dos meses de edad, la sugerencia de la Academia Americana de Pediatría (AAP) es optar por aquellos repelentes que tengan concentraciones menores de DEET (30 por ciento o menos). Este tipo de productos tienen una acción prolongada de hasta seis horas.

 

Para tener en cuenta:

Consultar con el pediatra de cabecera antes de elegir un repelente para colocarle al bebé.

Colocar el repelente en tus manos y luego aplicarlo sobre la piel del bebé, evitando aplicarlo en ojos y boca y colocándolo con cuidado alrededor de los oídos.

No aplicar repelente en las manos del bebé o niño porque puede llevárselas a la boca, tragando el producto. Tampoco aplicar en piel irritada, cortada o quemada.

No permitir que los niños pequeños se apliquen ellos mismos el repelente. Siempre debe aplicarlo una adulto.

No utilizar repelentes asociados a protectores solares en la misma formulación, porque el protector solar debe ser renovado cada dos horas y el repelente no (para evitar la sobreexposición a este producto).

No utilizar repelente debajo de la ropa.

 Lavar la ropa que haya estado en contacto con el producto antes de volver a utilizarla.

No colocar el repelente en lugares cerrados.

Para mayor prevención contra las picaduras de insectos, al estar al aire libre colocarle al bebé prendas de colores claros que cubran sus brazos y piernas y colocar repelente solo en las zonas expuestas. Y en el jardín, balcón o terraza de casa, eliminar o limpiar aquellos objetos que retengan agua ya que los mosquitos ponen sus huevos en aguas estancadas. 

 

 

fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/puedo-colocarle-repelente-de-insectos-a-mi-bebe?page=0,0 

Guía para cortar las uñas al bebé (y no morir en el intento)

A muchos padres primerizos les parece tarea imposible, difícil y hasta de cirujano, pero en realidad cortarle las uñas al bebé no requiere estudios superiores. Cierto que nos puede llevar algunos intentos dar con el "truco", pero con paciencia y suavidad se soluciona y seremos expertos en manicura y pedicura del bebé. Aquí os damos algunas claves para que todo salga bien, una guía para cortar las uñas al bebé y no morir en el intento.

Pero, antes de empezar, recordemos que no pasa nada al cortarle las uñas al recién nacido, hay mitos y creencias falsas sobre este momento, totalmente infundadas (qué curioso, lo mismo sucede sobre cortarle el pelo). Es más, si no le cortas las uñas al niño o niña, llegará un momento en que pueda lastimarse.

Escoge un momento en el que el bebé esté tranquilo. Lo peor que podemos hacer es intentar cortarle las uñas si se está moviendo mucho o si llora (véase la fotografía más abajo), por lo que, si queremos que todo fluya sin peligro, mejor esperar a que el niño se tranquilice. Eso, puede ser en distintos momentos para cada uno, como después del baño o incluso mientras duermen.

Si el bebé aún no se sostiene sentado, córtale las uñas mientras está acostado boca arriba y seguro en una superficie firme y donde accedas con facilidad a sus dos manitas y/o pies. También podemos ponerlo en una mochila portabebés mirando hacia afuera para cortarle las uñas, con nuestras dos manos libres para "la operación" mientras el bebé está bien sujeto.

 Si el bebé se sostiene sentado, tenlo sobre tus piernas con la espalda apoyada en ti, en una posición segura y firme en la que quede rodeado por uno de tus brazos, que mantendrá el otro brazo del bebé sujeto para evitar que dé un manotazo y acabará cogiéndole la manita a la que cortamos las uñas mientras que con tu mano libre usas las tijeritas o cortaúñas.

Sujeta el dedito de la uña que vas a cortar entre tu índice y el pulgar para mantenerlo inmóvil.

No alargues el proceso del corte de uñas ya que el bebé se pone nervioso y empezará a moverse más, a llorar... La clave está en actuar con una mezcla de decisión, firmeza y delicadeza.

Utiliza tijeritas o cortaúñas especiales para bebés, limpios y secos. Las tijeras para bebés son pequeñas y tienen punta redondeada y los cortaúñas son pequeñitos también, para adaptarse a la uña del pequeño.

Corta la uña a ras del dedito, sin aproximarse demasiado a la piel. Es preferible cortar en cuadrado que en redondo, aunque se le puede dar una ligera curva a los extremos para que no queden picos.

Si se queda algún piquito en alguna uña, mejor no apurar con las tijeras y utilizar una pequeña lima.

Observa el color de las uñas para detectar posibles infecciones (si el color rosado habitual se altera) o que la uña se haya clavado en la piel, tanto en las manos como en los pies.

Algunos trucos como cortarle las uñas al bebé tras el baño, tras un masaje, dormido o acompañado de música relajante, pueden funcionar para lograr ese momento de tranquilidad. Si hay dos personas para efectuar esta "operación", también resultará más fácil, ya que uno puede ejercer de "cinturón de seguridad" o de animador infantil para que el niño se mantenga entretenido.

Pero no siempre tenemos la suerte de contar con ese apoyo logístico, así que muchas veces nos las tendremos que arreglar solos. Y no es tan difícil, si seguimos la guía para cortarle las uñas al bebé y no morir en el intento. La clave está en escoger el momento justo y no alargarlo demasiado, actuando con decisión y delicadeza.

 

fuente: http://www.bebesymas.com/consejos/guia-para-cortar-las-unas-al-bebe-y-no-morir-en-el-intento

¡Es la hora del baño! Consejos para disfrutar bañando a tu bebé

 

Desde el primer día que pasas con tu bebé en casa te asaltarán infinidad de preguntas acerca de su cuidado. Una de estas preguntas seguro que hace referencia al momento del baño. Los recién nacidos son tan frágiles que a veces cuesta cogerles y moverles.  No pierdas la calma y ten paciencia. Será cuestión de días que tú y tu bebé os hagáis el uno al otro y disfrutéis de la maravillosa experiencia que supone el momento del baño.  Acabarás haciéndote toda una experta  en la materia. Respondamos a tus preguntas:

 

¿Cuándo podré darle el primer baño?
Realmente se puede bañar al bebé una vez que es capaz de regular bien su temperatura corporal, pero lo ideal es esperar a que se le caiga el cordón umbilical si queremos sumergirle en agua para favorecer su cicatrización. En cualquier caso, hasta que la zona del ombligo esté bien cicatrizada pon mucho énfasis en que quede bien seca con una gasa de algodón y no le mantengas mucho rato en el agua.

 

¿Cuál es la mejor hora del baño?
Casi todos los padres deciden bañar a su bebé por la tarde-noche, antes de irse a dormir porque así el bebé se relaja y concilia mejor el sueño. No obstante, este horario es opcional y dependerá también de la disponibilidad de los padres así como del temperamento de tu hijo. Si observas que tu hijo se despeja tras el baño, no es lo más frecuente pero puede ocurrir,  tendrás que optar por bañarle por las mañanas.

Lo que sí es muy aconsejable es que le deis el baño cuando no esté hambriento ya que eso les puede hacer estar más irritables y lloren más en vez de disfrutar.

¿Con qué frecuencia debo bañarle?
No hay nada establecido en cuanto a horarios. No es necesario bañarles a diario. Hay quienes les baña en días alternos sobre todo si no es verano y el bebé no ha estado sudando. Los días que no le bañes puedes pasarle una toallita húmeda por la cara, el cuello y los pliegues corporales.

 

 ¿Qué productos debo usar?
No es necesario usar siempre productos de limpieza, pero cuando los uses procura que sean específicos para la piel del bebé y sin perfume ya que ésta es muy delicada. Usa una pequeña cantidad ya que con esto será suficiente y enjuágale bien después con abundante agua para que no se irrite la piel si quedan restos.

 

¿Cómo debe ser el baño? Te lo explicamos paso a paso:
1)  Prepara todo lo que creas que puedes necesitar con antelación para que no te pille desprevenida si estás sola.

2) Prepara el baño. El agua debe tener una temperatura de entre 35 y 36 grados y la ambiental en torno a los 24-26 grados.

3) Toma a tu bebé con la mano izquierda por el hombro izquierdo del bebé, cogiéndolo por detrás de la espalda. Así sujetarás su cabeza con tu antebrazo de una forma segura.

4) Sumérgele en el agua despacio. No lo hagas con excesiva rapidez porque podría irritarse.

5) Comienza a bañarle por la cabeza y continúa con el resto del cuerpo. Sumérgele dejando siempre fuera su cabeza y cuello.

6) Sácale y envuélvele en la toalla o albornoz y sécale bien, haciendo hincapié en los pliegues del cuello, la axila, las ingles…Es mejor hacerlo con pequeños toques, no friccionando con fuerza.

 

Ahora que ya sabes todo esto notarás cómo disminuye la ansiedad de los primeros días e irás sustituyendo la  inseguridad del momento por el disfrute. Procura hacerlo las primeras veces acompañado de tu pareja, familiar o amigo que te pueda hacer de soporte pero verás como con el tiempo lo harás sola sin problemas.

 

Recuerda que lo más importante es tomarte tu tiempo, tener todo preparado y nunca, bajo ningún concepto, dejar a tu bebé a solas. Así que ya sabes, ¡a disfrutar!

 

 

 

fuente: http://www.sermamas.es/etapas/el-bebe/es-la-hora-del-bano-consejos-para-disfrutar-banando-a-tu-bebe/

Vacaciones en la playa estando embarazada

 El segundo trimestre es el ideal para tomarse unas vacaciones antes de ser mamá. Si elegiste la playa, te damos algunas sugerencias para disfrutarla al máximo:

Cuidado con el sol
La pancita bronceada tiene su encanto, pero hay que tener cuidado de no exponerse por demás al sol, ya que durante el embarazo se produce un gran aumento de la hormona que estimula la pigmentación de la piel, y esto puede colaborar con la aparición de manchas en algunas zonas del cuerpo y rostro.

Por eso, lo mejor es no exponerse directamente a los rayos del sol, sobre todo en el peor horario, que es entre las 10 y las 16, aprovechar las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde para disfrutar de la playa, y utilizar un protector solar con un FPS alto (de 35 para arriba), que se puede ir bajando gradualmente, pero no mucho.

Si la temperatura es sofocante en la playa, es preferible ir a algún lugar fresco, descansar un rato y volver cuando haya descendido. De esta manera evitarás sufrir de presión baja, edemas y otras molestias típicas del embarazo que se exacerban con el calor.

 
¿Bikini o enteriza?
En realidad no hay ningún inconveniente con que tu panza esté al aire libre, pero debés tener en cuenta que la piel está más susceptible a quemaduras, sobre todo en esa zona, y que el sol puede llegar a oscurecer aún más la línea alba (esa línea de color más oscuro que el resto de la piel y que va desde la pelvis hasta el ombligo y más arriba también) o producir alguna otra mancha nueva.

De todas maneras, si seguís los cuidados antes mencionados, podés lucir tu pancita sin problemas.

 
Los alimentos y bebidas
Seguir una dieta balanceada y ordenada, lejos de los desajustes típicos de las vacaciones, es fundamental para cuidarse y cuidar al bebé. Además de mantener una buena alimentación, hay que tener en cuenta ciertas precauciones, sobre todo al comer afuera:

    Evitar comer en lugares que luzcan poco higiénicos.
    Pedir las preparaciones bien cocidas, en especial las carnes rojas, pollo, pescados y huevos.
    Evitar preparaciones que contengan pescado crudo o carne cruda como ceviche, ciertas piezas de sushi, carpaccio, etc.
    Evitar los jugos servidos en vaso y/o agua de procedencia dudosa, clásicos de las barras playeras. Lo mejor es pedir agua embotellada y reservar el gusto de tomarse un buen jugo exprimido para casa.
    Evitar brotes crudos de todo tipo (incluidos soja, alfalfa, trébol, rábano y frijoles mung). Las bacterias pueden introducirse -antes de que crezca el brote- en sus semillas a través de aberturas en la cáscara. Una vez que esto sucede, es casi imposible quitarlas mediante el lavado. Por eso es importante controlar que las preparaciones no los contengan y, en todo caso, pedir que no los incluyan en el plato.
    Consumir solo aquellos alimentos que sepas que han sido bien refrigerados.

Las caminatas
Hacer actividad física en esta etapa es muy beneficioso, y caminar entra dentro de esta categoría. Descansando todas las veces que lo necesites, las caminatas por la playa pueden resultarte muy placenteras. Si están en tus planes de vacaciones, lo mejor es hacerlas a horas muy tempranas de la mañana o al atardecer, caminando sobre arena firme (cerca de la orilla) y no en arena seca que demanda un mayor esfuerzo y puede hacer que tu panza se contraiga. No olvides descansar apenas lo necesites.

 
El mar
Aunque seas buena nadadora, en el mar también debés cuidarte: no te alejes mucho de la orilla ni vayas a zonas donde no hagas pie, porque en el embarazo estás expuesta frecuentemente a calambres en las piernas y esto puede colocarte en situación de riesgo. También debés tener cuidado con las olas grandes y fuertes, y asegurarte de que no golpeen la panza o la espalda.

Si hay medusas o "aguas vivas" debés evitar la inmersión. En caso de sufrir una picadura, no frotes ni laves la zona con agua dulce, solo con agua salada y vinagre para desecar los tentáculos que quedaron en la piel. Una vez que se haya calmado el ardor inmediato, podés ir a una guardia para que un médico te recete analgésicos que aliviarán la hinchazón.

 
Los deportes playeros
Los deportes competitivos son una tentación para las futuras mamás más activas o que les gusta ganar, sin embargo, lo mejor es evitarlos, dejar la competencia para otro momento y optar por actividades más relajantes, en armonía con esta nueva etapa y que no exijan de más al cuerpo, poniéndolo en riesgo.




fuente: http://www.planetamama.com.ar/?q=nota/vacaciones-en-la-playa-estando-embarazada

Las primeras vacaciones del bebé

Llegó el verano, y con él las ansiadas vacaciones, ese momento esperado de merecido descanso reparador. Pero cuando hay un bebé en la familia, debemos planear de antemano a dónde iremos. Ya no es posible salir a la deriva. Ahora somos tres!!!
Llegó el tan esperado descanso y ahora que la familia se agrandó hay que planear las primeras vacaciones del bebé pensando también en qué será lo mejor para él.

¿Playa o sierra? ¿Le hará mal al bebé viajar en avión? ¿Y un viaje en auto de tantas horas? En fin, surgen un montón de dudas a la hora de estrenar estas primeras vacaciones.

Como primera medida debemos tener en cuenta que los niños menores de un año no pueden estar expuestos al sol, deben estar a la sombra y aún así, debemos protegerlos del reflejo solar colocándoles un protector con factor de protección solar superior a los 50, es decir pantalla total

En las vacaciones solemos despojarnos de la rigurosidad de los horarios, y no nos gusta estar atados al reloj, es decir queremos hacer lo que durante el año no podemos. Pero a los niños pequeños estas modificaciones le cuestan mucho, por lo que es aconsejable tratar de mantener las rutinas del niño. Si conservamos la misma hora de sus comidas, de sus siestas, del baño, lo ayudará a adaptarse mejor al nuevo lugar y a no extrañar su casa.

 
Ir a la playa o a las sierras
A la hora de elegir el destino hay cuestiones a tener en cuenta. Lo mejor es elegir un único destino para pasar las vacaciones, ya que los chicos sienten los cambios y si estamos cambiando de lugar cada dos o tres días no les damos tiempo a adaptarse.

Si sos de las que gustan estar todo el día en la playa, de la mañana al atardecer, tomar mucho sol y pasar horas frente al mar, la playa es un destino incómodo. Los bebés menores de 6 meses no pueden pisar la playa, porque al estar bajo una sombrilla o una carpa, el simple reflejo del sol puede provocarles quemaduras de sol ya que su piel es muy sensible. Si a eso le sumamos el calor y el viento, los niños en general no lo disfrutan y suelen inquietarse.

Los mayores de 6 meses pueden concurrir pero dentro de un horario limitado: de 9 a 10.30 hs. por la mañana y después de las 16 hs. por la tarde, para evitar los rayos de sol más peligrosos y también el pico de temperatura de ese "horario prohibido". Siempre debemos evitar los rayos directos de sol y ponerlo a la sombra, y aún así con pantalla total, remera y gorrito.

Pueden mojar sus piecitos en el mar si lo desean y jugar con arena, pero siempre controlando que no se la lleven a la boca, situación que resulta bastante difícil de evitar.

Consejo: si la elección es ir a un lugar con playa hay que organizarse muy bien, ir muy temprano a la mañana y volver a la media mañana para que el niño descanse -generalmente hacen una siestita antes de almorzar-. A la tarde se puede optar por volver a la playa luego de las 16 hs. o bien hacer otros paseos. Todos los lugares ofrecen otras alternativas: cuando hay un bebé en casa, hay que ser creativos.

La sierras o las montañas es un lugar ideal para niños menores de 6 meses. De todas maneras también hay que proteger a los niños del sol colocándoles una pantalla total, remera y gorro. Estos paisajes nos dan la opción de realizar caminatas con los niños, sea en el cochecito o en una mochila para llevar bebés acorde a su tamaño.

En este caso, los paseos también deberán ser bien organizados, ya que los niños se cansan al estar todo el día al aire libre. Generalmente en la montaña el clima es seco, por lo que los bebés suelen pedir más líquido.

En síntesis, la sierra o las montañas son un buen destino para las primeras vacaciones.

La playa ¿excita a los bebés?
Este es un dicho popular y en cierto modo verdadero. Hay chicos a los que el sol, el mar y el aire libre pueden estimularlos mucho, es decir que por horas estén inquietos o bien que les cueste dormir. Pero también hay niños que se relajan luego de un día de sol y duermen mejor que nunca, eso depende de cada niño.
 
Preparando las valijas....
Al preparar las valijas pueden pasar dos cosas: o nos llevamos el placard completo "por las dudas" o por no querer llevar tantas cosas al segundo día nos quedamos sin ropa limpia.

Cuando se viaja con un bebé, la premisa es llevar lo que necesitaremos. Es fundamental averiguar cómo es la temperatura del lugar de destino, si hace calor todo el día o si refresca por la noche, y también si es muy húmedo (porque la ropa no se secará en el tiempo que pensamos).

Si el lugar de destino tiene temperaturas cálidas, durante el día los niños están desnuditos o con poca ropa, por lo que no hace falta llevar todo el guardarropa, pero sí una cantidad importante de batitas o remeritas, ya que es lo que más se ensucia. También es importante llevar algún abrigo -aún en los destinos de playa refresca después del atardecer- o bien alguna campera finita para la lluvia. Además conviene elegir dos o tres conjuntos, y eso nos facilitará las cosas.

No olvides llevar objetos del bebé que él reconozca; puede ser algún muñeco con que él juegue habitualmente, o alguna sabanita, o un sonajero, "su" vaso, etc. Es decir, objetos que le sean familiares. Esto lo ayudará a no extrañar su casa y sus cosas.

No es raro que los niños extrañen, y generalmente los primeros días son de adaptación. Hay bebés que comen menos cuando salen de vacaciones, mientras que a otros les cuesta dormirse o bien están más llorones... Pero a no desesperar!!! Al cabo de dos o tres días ya se habrán adaptado.

En esta nota te contamos qué documentación necesitarás y qué vacunas y chequeos médicos debés tener en cuenta antes de viajar con tu bebé.

¿Que transporte usamos?
Todos los medios de transporte son aptos para los bebés.

Al avión pueden subirse todos los bebés, aunque sean recién nacidos; no hay ningún riesgo. Lo cierto es que el bebé puede presentar cierto malestar en el momento del despegue o del aterrizaje -al igual que nos sucede a los adultos- debido a la diferencia de presiones en el líquido de los oídos. Para aliviar esa desagradable sensación es aconsejable que el niño succione el pecho de la mamá, la mamadera o el chupete, y esto lo aliviará.

Botiquín de viaje
En el botiquín no pueden faltar los siguientes elementos:

    Termómetro para controlar la temperatura corporal.
    Antitérmicos: llevar el antitérmico habitual que usa el niño.
    Antialérgicos y antipruriginosos: es común que los niños sean blanco de los mosquitos,y esto muchas veces puede provocar reacciones alérgicas locales y picazón.
    Generalmente se utilizan los antialérgicos derivados de la carbinoxamina, pero de todas formas, antes de partir consultá con el pediatra cuál es el más indicado para el niño.
    Gasas y adhesivos tipo curitas
    Gotas óticas analgésicas y removedor de cera de oídos.




fuente: http://www.planetamama.com.ar/?q=nota/las-primeras-vacaciones-del-beb%C3%A9

9 mitos sobre los ultrasonidos, despejados

Existen muchos mitos y desinformación en torno a los ultrasonidos durante el embarazo. Como muchas mujeres sienten ansiedad y miedo al someterse a este procedimiento, nos dimos a la tarea de investigar sobre el tema, y para ello entrevistamos a la ecografista Dra. Úrsula Nettel, quien también es gerente de producto de Voluson E10 de GE, tecnología utilizada para realizar ultrasonidos 4-D.

1-       ¿El ultrasonido puede dañar al bebé?
El ultrasonido utiliza ondas de sonido de alta frecuencia que nos ayudan a generar imágenes médicas; como tal, las ondas de sonido interactúan con el tejido produciendo movimientos a nivel celular y así es como viajan por el cuerpo. El ultrasonido como tal es inocuo y no genera ningún tipo de radiación ionizante como ocurre con los rayos X o las tomografías.

2-       ¿Realizar muchos ultrasonidos durante el embarazo puede causar reflujo?
No hay nada que relacione el reflujo con el ultrasonido. El reflujo está relacionado con maduración del sistema gastroesofágico, específicamente con el funcionamiento correcto del esfínter esofágico que conecta el esófago con el estómago. Este esfínter o válvula evita que los jugos gástricos regresen hacia el esófago, el cual no está preparado para soportar la acidez de los jugos gástricos. Esta situación de “regresar leche” es relativamente común y debería dejar de suceder al año de vida del bebe; en cualquier caso, siempre es recomendable visitar al médico para descartar que este tipo de condiciones respondan a alguna otra cosa.

3-       ¿Los ultrasonidos usan radiación?
No, el ultrasonido no usa ningún tipo de radiación. El ultrasonido usa sonido de alta frecuencia que es inaudible para los seres humanos. Los humanos escuchamos en un rango de frecuencia acústica de 20 a 20,000 Hertz. El ultrasonido usa arriba de 1 Mega Hertz, es decir 1,000,000 de Hertz. Frecuencia de sonido arriba de 1 MegaHertz no es audible para humanos ni para la mayoría de los animales.

4-       ¿Cuánto tardan los resultado de un ultrasonido?
Esto depende del médico que haga el estudio. No hay una regla al respecto. Hay médicos que generan el reporte inmediatamente después de hacer el estudio; o médicos que prefieren esperar y hacer el reporte después para analizar con mucho más detalle el estudio.

5-       ¿Puedes estar 100% segura del sexo del bebé con un ultrasonido?
Aunque los equipos de alta resolución permiten detectar de manera temprana el sexo, en algunos casos desde la semana 12 de gestación, es recomendable esperar hasta la semana 20, momento en que con certeza se puede determinar el sexo. Existen situaciones donde se puede confundir el sexo cuando se dice de manera anticipada. Vale la pena esperar para no llevarse sorpresas.

6-       ¿Los ultrasonidos 3-D usan ondas más fuertes que los ultrasonidos 2-D?
No, es el mismo ultrasonido, solo cambia la forma en la que funciona el transductor. El transductor 3D/4D esencialmente es el mismo que el de 2D pero está conectado a un motor que lo mueve para poder hacer las adquisiciones volumétricas. Todo lo demás, es procesamiento de imagen en el equipo de ultrasonido. Se dice fácil pero en realidad se requiere de una alta capacidad de procesamiento de los equipos para obtener imágenes de buena calidad en 3D o 4D. Hay que recordar que la 3D o 4D no solo sirve para ver la carita del BB,  actualmente, la volumetría es un herramienta de diagnóstico avanzado para los médicos especialistas, la cual les permite evaluar más detalladamente el cerebro, corazón, abdomen, extremidades y la evaluación de los flujos sanguíneos, sobre todo en caso de que se sospeche una patología.

7-       ¿Con un ultrasonido de 3D es más fácil y segura la predicción del sexo del bebé?
En realidad no, el ultrasonido 3D ayuda a las pacientes a entender con mayor facilidad el sexo. El ultrasonido volumétrico depende siempre del feto y la posición que tenga.

8-       ¿Cuándo se requiere un ultrasonido vaginal?
Este tipo de aplicación nos permite ver mejor los órganos femeninos: útero, endometrio y ovarios, así como hacer una mejor evaluación de patologías como quistes o miomas; esto es en comparación con el ultrasonido pélvico tradicional, donde además se requiere vejiga llena.

En el caso de los embarazos, el ultrasonido por vía vaginal durante el primer trimestre, nos da una mayor resolución y definición de las estructuras fetales, aumentando así los diagnósticos oportunos desde etapa muy tempranas y le permite a nuestro médico tratante tomar decisiones sobre el desarrollo del embarazo.

9-       ¿Puede un ultrasonido vaginal dañar al bebé o lastimar a la mamá?
No, el ultrasonido endovaginal no daña al bebe ni a la madre. La resolución que de esta aplicación es recomendable hacer diagnósticos oportunos durante el primer trimestre, el cual siempre será siempre superior que el ultrasonido supra púbico.





fuente: http://www.todobebe.com/2015/09/17/9-mitos-sobre-los-ultrasonidos-despejados/

Nutrición y alimentación durante el embarazo y la lactancia

La ingesta necesaria en estas etapas

El aumento de las necesidades en el embarazo tiene importancia por proporcionar los nutrientes necesarios para el feto en desarrollo. Como ejemplo se pueden mencionar las proteínas, necesarias para la creación de tejidos fetales, el calcio indispensable para el adecuado desarrollo óseo, el hierro para la producción de hemoglobina (molécula contenida en los glóbulos rojos, responsable de transportar oxígeno). El zinc, necesario para la división celular, el ácido fólico y piridoxina (vitaminas del grupo B) que tienen especial importancia en el desarrollo fetal.

La necesidad adicional de energía es de 300 calorías para una embarazada con estado nutricional normal. Según recientes estudios esta cifra podría ser menor en mujeres que reducen su actividad física, situación común de observar en etapas avanzadas del embarazo. Estas calorías extra equivalen a 110 grs. de pan o a dos tazas de leche con azúcar. Para la nodriza la suma de ambos alimentos cubren las necesidades adicionales (500 calorías).

El incremento de proteínas se puede cubrir con dos tazas de leche, al igual que la mayor necesidad de calcio y riboflavina. Si la alimentación previa de la mujer es adecuada , entonces la dos tazas de leche permiten cubrir gran parte de las necesidades adicionales del embarazo. De todas maneras se recomienda el consumo adicional de una porción de frutas y verduras para asegurar el aporte de otros micronutrientes.

El hierro en el embarazo es un problema. Es muy difícil de cubrir sólo con la alimentación. La dieta habitual aporta unos 12 a 15 mgr. de este mineral y para alcanzar los 30 mgr. diarios se necesitaría consumir más de 500 gr. de carne al día. Es por este motivo que durante el embarazo se recomienda el uso de hierro medicamentoso. Sucede algo parecido con el ácido fólico cuyas fuentes principales son el hígado, leguminosas, y verduras de hojas verdes. Los suplementos vitamínicos y de minerales durante el embarazo y la lactancia son una necesidad cuando la dieta es monótona (poco variada) y más aun en poblaciones de bajos ingresos.
Pauta alimenticia

A continuación se presenta una pauta alimenticia recomendada para el embarazo y la lactancia. Está pensada para cubrir los requerimientos nutricionales poblacionales y no individuales por lo que considera la variabilidad interindividual y un margen de seguridad. Generalmente estas cifras pueden parecer excesivas para los casos individuales y es así que se podrán reducir algunos alimentos altamente energéticos como las grasas, los azúcares, el pan, las papas, los cereales y sus derivados.


Ración recomendada para la embarazada y nodriza
Alimento Frecuencia Consumo Cantidad (gr o cc) Cant. (med. casera)
Lácteos Diario 800-1000 cc. 4 a 5 tazas
Carnes 3 veces / semana 100 gr. 1 trozo regular
Huevos 3 veces / semana 1 unidad 1 unidad
Leguminosas 2-3 veces / sem. 70-80 gr. 1 plato regular
Frutas Diario 300 gr. 3 unidades regulares
Verduras Diario 180 gr. 2 platos regulares
Papas Diario 250 gr. 3 unidades regulares
Cereal y Pasta Diario 60 gr. 1 plato regular
Pan Diario 200-300 gr. 2 a 3 unid. reg.
Azúcar Diario 70 gr. 14 cdtas. de té
Margarina o mantequilla Diario 10-20 gr. 2 a 4 cdtas. de té
Aceite Diario 40 cc. 8 cdtas. de té
La importancia de tener un diario del embarazo

Muchas madres esperan hasta el nacimiento del bebé para iniciar un diario. Sin embargo, documentar lo que ocurre durante el embarazo es una muy buena idea que puede brindarle grandes beneficios y un recuerdo que atesorará para toda la vida.

¿Por qué es útil escribir un diario?
Los especialistas afirman que muchos pensamientos y recuerdos se desvanecen, por lo que es de gran utilidad documentar ciertos acontecimientos para que estos no sean olvidados.

¿Cuál es la utilidad de un diario del embarazo?
Tener un registro diario sobre su estado de salud es muy útil durante el embarazo, ya que podría documentar datos como el aumento de peso, duración del embarazo, movimientos del bebé o ciertas molestias. Esto será de mucha ayuda al momento que realice sus visitas de control prenatal, ya que tendrá un control más riguroso y detallado del desarrollo de su embarazo.
 
¿El diario sólo es útil en el embarazo?
Un diario del embarazo no sólo es útil mientras la madre espera el nacimiento de su bebé, sino también es una gran oportunidad para mostrarle sus pensamientos a su hijo mientras se encontraba en estado. Un diario del embarazo es una excelente manera de recordar experiencias que vivió en esta importante etapa de su vida.

¿Dónde se puede comprar?
Un diario puede comprarse en una librería y puede encontrar gran variedad de
modelos y precios. La madre podrá escoger el que mejor se adapte a su presupuesto y estilo.

Además, hay ciertas páginas web que pueden utilizarse como diarios, por lo que sus familiares podrán ver el desarrollo del embarazo de una forma práctica y sencilla.

¿Qué incluir en un diario del embarazo?
Además de incluir sus pensamientos y experiencias en el embarazo, es muy útil que la madre coloque los siguientes datos:

•Tamaño del vientre

•Antojos de alimentos

•Imágenes de ultrasonido

•Movimientos fetales

•Aumento de peso

•Molestias del embarazo

•Fotos

Finalmente, una carta personal a su hijo será un recuerdo que atesorará por siempre y será muy apreciado, ya que su hijo sabrá que lo amó desde el primer instante.


fuente: http://www.embarazada.com/articulo/la-importancia-de-tener-un-diario-del-embarazo

El sueño en el embarazo: primer trimestre

Los problemas para conciliar el sueño son muy comunes durante el embarazo, sobre todo al comienzo y hacia el final de esta etapa. Te contamos a qué se deben y qué podés hacer para dormir mejor

Durante el primer trimestre de embarazo los cambios internos son tan intensos que es normal sentirse rara aunque no haya nada que lo demuestre exteriormente. El cansancio profundo es uno de ellos, y si bien hay futuras mamás a las que este agotamiento las ayuda a conciliar rápidamente el sueño por las noches, a otras este cansancio las sorprende, pero solo durante el día.

Dar vueltas y vueltas en la cama, a pesar de haber pasado un día entero entre bostezos y más bostezos, es muy común y se debe al aumento de la progesterona, una hormona que tiene efecto tranquilizante y que a la vez puede interferir en el sueño durante las noches.

Otros de los efectos hormonales en el primer trimestre son la acidez, que también puede interferir en el sueño nocturno, y una mayor sensibilidad en los pechos que puede afectar la postura para dormir. Las mujeres que están acostumbradas a dormir boca abajo pueden encontrarse más molestas en esta etapa. Lo ideal en estos casos es tratar de empezar a acostumbrarse a dormir del lado izquierdo, que es el más recomendado por los médicos, ya que optimiza el funcionamiento de los riñones y de la circulación ayudando a eliminar residuos y fluidos y a que el bebé reciba los nutrientes necesarios.

Otra de las molestias que provoca un sueño alterado es las ganas de orinar más seguido. Como los riñones están funcionando más de lo normal para filtrar un mayor volumen de sangre (en el embarazo el volumen de sangre aumenta de un 30 a un 50%), se genera más orina y esto hace que la futura mamá necesite ir al baño más seguido.


Aunque los factores mencionados no se pueden evitar, hay maneras de mejorar el descanso, adoptando nuevos hábitos:

En lo posible, aprovechar distintos momentos del día para hacer una siesta sin culpa. Irse a dormir y levantarse a una misma hora cada día. Ingerir la cantidad de líquido necesaria durante el día, evitando tomar mucho al atardecer y en la cena, y evitando las bebidas con cafeína (café, té, bebidas cola, etc.), sobre todo al anochecer.

Realizar cenas livianas, evitando las comidas pesadas, muy picantes o saladas.
Hacer, al menos, 30 minutos de actividad física durante el día (siempre que el médico haya dado el visto bueno), evitando horarios de tarde o noche para realizarlas.
Darse un baño relajante antes de dormir
   

Levantarse de la cama si el sueño no llega, no mirar el reloj a cada rato y despejar la mente leyendo, escribiendo o haciendo otra tarea tranquila hasta que el cansancio nos supere.
   

Para evitar la acidez, elevar la cabecera de la cama al menos 10 o 15 cm. con almohadas o poniendo bloques de madera o guías de teléfono viejas debajo de las patas. Esto evitará el reflujo y colaborará con la digestión.
   

Para bajar el nivel de estrés, anotarse en clases de yoga o relajación para embarazadas (siempre consultando previamente con el médico)

Si los miedos o la ansiedad son las causas de noches en vela, una clase de preparto puede ayudar a apaciguarlos. Charlar sobre lo que nos preocupa y compartir estos miedos y ansiedades con otras embarazadas y un  profesional, puede ayudar a tranquilizarnos y recuperar el sueño perdido.



fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/el-sueno-en-el-embarazo-primer-trimestre?page=0,0

Los movimientos del bebé en la panza

Los movimientos fetales se perciben por primera vez entre las semanas 18 y 24. Las primeras pataditas del bebé se pueden percibir como vibraciones o como una sensación de burbujeo dentro del vientre.

Los movimientos fetales se comienzan a percibir entre las semanas 18 y 24 de gestación.

Los famosas "pataditas" del bebé son percibidas, por lo general cuando la embarazada baja la actividad y se acuesta a descansar. Generalmente esto sucede a la noche, momento en el que se está más atenta a los cambios de posición del bebé.

Los primeros movimientos del bebé se pueden percibir como vibraciones o como una sensación de burbujeo dentro del vientre.

A medida que va avanzando el embarazo los movimientos se pueden identificar más claramente y hasta es posible visualizar alguna parte de su cuerpo como un codo, un talón o la cola, o notar que el bebé se está moviendo para adoptar otra posición. El bebé se moverá a veces, como respuesta a un estímulo como la música, un sonido o tus emociones.

A partir de la semana 24, el bebé puede tener hipo. Si esto sucede la mamá sentirá suaves y pequeños espasmos involuntarios y repetitivos, en la panza.

Hacia el final del embarazo, los movimientos serán menos intensos y más definidos, esto sucede porque el bebé tiene menos lugar para moverse.

A partir de la semana 28 es importante reconocer y percibir que el bebé se esté moviendo. Un método casero que se puede utilizar para sentir los movimientos del bebé es comer o tomar algo dulce y esperar unos 20 ó 30 minutos, aproximadamente y recostarse, ya que en esa posición se pueden distinguir estos movimientos con más claridad.

Ante la menor duda o sospecha de que el bebé pasó varias horas sin moverse, es importante comunicárselo al médico lo antes posible.
 


fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/los-movimientos-del-beb%C3%A9-en-la-panza?page=0,0

Cuidados y consejos para manejar la ansiedad luego de una inseminación artificial o una Fertilización in Vitro

Tal vez las dos semanas de mayor ansiedad a lo largo de un tratamiento de reproducción asistida sean las que transcurren una vez realizada la inseminación intrauterina o la transferencia embrionaria después de un procedimiento de fertilización in Vitro.


Esos días en los que hay que aguardar pacientemente hasta poder realizarse la prueba en sangre (subunidad beta) que determinará si el ansiado embarazo se produjo, fueron bautizados por las pacientes de tratamientos de fertilidad como la “Betaespera”.

Mientras la transitan, deben intentar dominar su propia ansiedad y las de su entorno que, con las mejores intenciones, las llenan de consejos y tips.

Algunos de los mitos que suelen rondar durante esta espera son:


1) No se puede barrer, ni pasar el trapo, ni hacer la cama porque son actividades en las que se realiza involuntariamente fuerza abdominal.
En principio, existen miles de mujeres alrededor del mundo que no realizan tratamientos de reproducción y que llevan a cabo estas tareas con normalidad estando embarazadas. Por lo cual, las tareas domésticas, mientras no sean de gran esfuerzo, no están contraindicadas.


2) No se deben mantener relaciones sexuales, ya que el orgasmo provoca contracciones uterinas que no favorecen a la implantación.
Eso tampoco es así, hace algunos años un estudio en el que se comparó la tasa de implantación de las mujeres que tenían relaciones luego de la transferencia embrionaria con las que no lo hacían, demostró que la probabilidad de embarazo era la misma pero aquellas que tenían relaciones tenían un poco más de probabilidades de embarazarse de 2 embriones.


3) No se deben realizar baños de inmersión porque se disuelven las cápsulas de progesterona que habitualmente se utilizan en este período.
La vagina, donde se colocan las cápsulas de Progesterona, es una cavidad virtual por lo cual no entra agua en un baño de inmersión, pueden bañarse sin problemas.


4) No es aconsejable realizar deportes ni actividad física durante estas semanas.
No está bien realizar deportes competitivos, pero nadar tranquilamente, hacer spinning suave, etc, no genera nada malo en el cuerpo, al contrario: todas estas actividades hacen que las mujeres despejen su mente y piensen en otra cosa y eso sí ayuda.


5) Se deben evitar las escaleras
Lo que hay que evitar es subir una cantidad de pisos que generen un esfuerzo. Quedan excluidas las escaleras de la propia casa. Obviamente pueden subir a su cuarto, ¡no es necesario mudar la cama a la planta baja!


6) No hay que agacharse
El agacharse es una actividad considerada parte de la “vida normal”, que se recomienda. No produce inconvenientes para la implantación y desarrollo embrionario.


7) Se debe evitar levantar peso
Peso se considera, una vez más, aquel que genere un esfuerzo. Va a variar en cada persona. Por ej una levantadora de peso profesional puede cargar las bolsas del súper sin que esto le genere esfuerzo.


8) Hay que permanecer en reposo las primeras 72 hs post inseminación o transferencia y el resto de los días hay que tratar de llevar adelante un estilo de vida tranquilo.
Respecto a este tema existen múltiples publicaciones que demuestran que hacer reposo luego de la inseminación o transferencia de embriones no da ningún beneficio por lo cual lo mejor es no hacerlo. De hecho en muchas de las clínicas europeas las pacientes luego de la transferencia se levantan por sus propios medios, se van caminando al cuarto y se retiran inmediatamente; en dichas clínicas la tasa de embarazo es igual a las demás.


9) No se debe consumir alcohol ni tomar ningún medicamento.
Respecto a los medicamentos sabemos que hay algunos que no se pueden tomar ya que podrían generar perjuicios a nivel fetal. Pero otros son inocuos para el embrión y beneficiosos para la madre, sólo hay que consultar al especialista respecto a cuáles se pueden consumir y cuáles no.
El alcohol genera un poco de controversia, la realidad es que una medida de bebida alcohólica diaria no perjudica.


10) Se deben evitar las situaciones de estrés o de emociones intensas.
Claro! esto siempre debe evitarse incluso cuando la paciente no está en “betaespera”.

Lo mejor es intentar que esos 14 días sean felices porque esa energía positiva siempre va a resultar beneficiosa.

Además de los cuidados a nivel físico, desde el punto de vista psicológico también hay algunas recomendaciones:

Cuando la ansiedad es grande, no resulta sencillo elegir cosas placenteras, por eso, antes de iniciar el tratamiento, es muy útil armar una lista de aquellas cosas que, tanto a cada uno como a la pareja, les haga bien. El objetivo es realizar actividades que generen endorfinas que al menos por momentos aliviarán la ansiedad.

Preguntarse en algún momento del día "¿qué hice hoy por mi?”, si la respuesta es “nada, solo trabajé, cumplí y estuve nerviosa”, habrá que buscar inmediatamente algo gratificante.

Caminar, estar en contacto con la naturaleza. Escuchar música (leer a veces es difícil ya que la misma ansiedad dificulta la concentración).

Romper lo máximo posible con las rutinas diarias, por ejemplo: si siempre se va al trabajo por el mismo camino, cambiar el recorrido, seguro van a aparecer cosas diferentes para mirar.

Saber que se tiene derecho a elegir todo aquello que resulte reconfortante. Pensar si prefieren compartir estas semanas con familiares y amigos o solos en la intimidad de la pareja.

Saber que hay cosas inevitables, que tienen que ver con sentir que se lleva el control y que generan más ansiedad, por ejemplo ir al baño constantemente para comprobar si llegó o no la menstruación así como inspeccionar el cuerpo para observar si existen cambios.

Es muy importante y sobre todo gratificante armar una agenda de 14 días durante los cuales aquellas cosas que siempre se postergan para más adelante ocupen un lugar con horario en el día a día, y si resulta bueno, incorporar esto como un aprendizaje para la vida.

Estar atentos a esos pensamientos negativos respecto al resultado, si no se pueden correr de la cabeza, hay que generar movimientos, hacer un café, batirlo, comer un pedacito de chocolate amargo, salir a dar una vuelta manzana, etc. La idea es que luego de estos movimientos, el pensamiento se haya modificado o aliviado al menos por un rato.

Hay que saber que las pequeñas cosas que se pueden hacer por uno pueden generar grandes cambios en la manera de abordar un tratamiento y transitar la “betaespera”.



fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/cuidados-que-hay-que-tener-luego-una-inseminacion-artificial-o-una-fertilizacion-vitro?page=0,0

Técnicas de respiración para el parto

El momento en el que comienza el trabajo de parto requiere de una disposición física y psicológica de la madre que está dando a luz, y más allá de que se utilice o no anestesia peridural, saber manejar la respiración es fundamental.

Las técnicas de respiración ayudan a relajarse y aliviar el dolor de las contracciones durante el trabajo de parto y respirar correctamente también beneficia al bebé, puesto que aumenta el aporte de oxígeno durante las contracciones.

En los cursos de preparación para la maternidad y paternidad se aprenden diversos ejercicios de respiración para las distintas fases del parto:

    Respiración abdominal (profunda)
    Respiración inferior (jadeo)
    Pujo

Respiración abdominal: sirve para aliviar las contracciones más intensas durante la fase de dilatación del cuello uterino: se toma aire por la nariz para que los pulmones se llenen, al tiempo que el abdomen se hincha poco a poco. Se expulsa el aire por la boca mientras se contraen lentamente los músculos del abdomen.

Jadeo: sirve para controlar las ganas de pujar en las fases de dilatación y en la de expulsión: se toma aire y  se expulsa de forma sucesiva en forma de jadeo o soplo. Hay tres tipos de técnicas de jadeo: nariz-boca, nariz-nariz y boca-boca, pero la más recomendada es la nariz-boca. Como este tipo de respiración es poco habitual y puede producir mareos por hiperventilación, se recomienda hacerla con los ojos cerrados y en una posición cómoda para la embarazada. Por lo general, esta técnica suele ser necesaria en los partos sin peridural, para no distender demasiado los músculos de la zona del periné.

Pujo: se realizan dos o tres inspiraciones profundas y cortas. Se mantiene la respiración al tiempo que se contraen los músculos del abdomen (inflar bien la panza como un globo) A continuación, se relajan los músculos del periné y se realiza el pujo. Se puede elevar la cabeza y los hombros pegando la barbilla al tórax mientras se sujetan las rodillas con las manos.
 
Y si bien los profesionales que trabajan con la embarazada proponen las técnicas antes nombradas, también hay que hacer una salvedad: los especialistas que se dedican al parto natural afirman que la respiración es un proceso espontáneo que no necesita de técnicas especiales.


La postura de quienes hacen parto humanizado señala que es posible que durante el período expulsivo, la observación cuidadosa por parte de quienes asisten haga surgir alguna consigna para efectivizar el esfuerzo del pujo, pero sólo en situaciones puntuales y sin que esto implique la necesidad de un entrenamiento previo de la respiración.

Ahora, las técnicas de respiración antes nombradas –respiración abdominal, jadeo y pujo- son propias para el momento del trabajo de parto, pero durante el embarazo también se puede realizar otro tipo de actividad física –que se recomienda iniciar a  partir del segundo trimestre- y que es útil para llegar relajadas y en forma al momento del parto. Las actividades más recomendadas son las técnicas de relajación, el yoga, la natación y las caminatas.

El objetivo principal es activar la circulación sanguínea, mantener los grupos musculares firmes y elevar la actividad cardiorrespiratoria. Se debe tener en cuenta que el ritmo cardíaco jamás debe superar las 140 pulsaciones y que los ejercicios más intensos no deben realizarse por un período mayor a los quince minutos.

Hay ejercicios específicos que se realizan para contrarrestar las molestias producidas por los cambios de posturas que se producen al crecer el abdomen, tales como los ejercicios para relajar la zona lumbar y sacra, como así también ejercicios que refuerzan la zona perineal. La idea de la gimnasia para la maternidad es poder realizar en forma integral una preparación adecuada que incluye no sólo un espacio para la preparación física sino también para la reflexión, la información y el encuentro con otras mamás que están transitando la misma etapa.




fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/t%C3%A9cnicas-de-respiraci%C3%B3n-para-el-parto

Test de Apgar

Este test sirve para valorar la vitalidad del bebé ni bien nace. Se toman en cuenta cinco parámetros y se evalúan de acuerdo al puntaje de Apgar:

Este test sirve para valorar la vitalidad del recién nacido, enseguida después del nacimiento.

Se toman en cuenta cinco parámetros y se evalúan de acuerdo al puntaje de Apgar (denominado así por el nombre de su creadora Dra. Virginia Apgar).

El puntaje incluye lo siguientes ítems:

    Pulso/ ritmo cardíaco: mide la regularidad de los latidos cardíacos.
    Respiración: revela la madurez y la salud de los pulmones.
    Movimientos: Son un indicio del tono muscular.
    Color de la piel: Muestra el grado de oxigenación. Una piel rosada determina un muy buen grado de oxigenación.
    Reflejos: Llorar y hacer muecas puede mostrar que el bebé responde bien a estímulos.

Cada uno de estos parámetros se evalúan con un puntaje que va del 0 al 2; es decir 0-1-2.

Luego se suma siendo el puntaje máximo de 10. Estas pruebas se toman al minuto de vida, evaluando el estado del niño durante el nacimiento y a los cinco minutos de vida observando la recuperación del mismo. El puntaje máximo del primer minuto es de 9 ya que todos los niños nacen con una coloración azulada restándole esto un punto.

El puntaje máximo de los cinco minutos es 10. También hay algunos niños que tardan más en ponerse rosados, o les cuesta más recuperarse pero tienen un puntaje de 8 y 9 siendo ésto normal.

Los bebés que obtienen un puntaje por debajo de 7, deben quedarse unas horas en neonatología para su observación.




fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/test-de-apgar

Embarazo en Navidad: cinco consejos para vivirlo sin peligro

La Navidad es una época dada a los excesos. Si para cualquier persona es importante tener cuidado, lo es aún más para las embarazadas. Los peligros están relacionados con la tentación de comer de más y de ingerir alimentos contraindicados, como los embutidos o el pescado azul. Pero también debe evitar el alcohol (incluido el champán) y el humo del tabaco en las reuniones de familiares y amigos. Asimismo, conviene que use ropa cómoda y descanse y duerma lo suficiente. Son consejos para vivir en Navidad un embarazo saludable y sin riesgos innecesarios

Embarazo en Navidad: cuidarse como siempre

Llega la Navidad, una época relacionada con los festejos, reuniones en familia... y excesos. Para las embarazadas esto puede entrañar ciertos riesgos, si no siguen algunas precauciones.

El consejo durante la Navidad es mantener los mismos hábitos saludables y cuidados que durante el resto del embarazo. Sin embargo, hay situaciones de riesgo para la gestante en estos festejos.

La precaución y tener en cuenta los siguientes consejos son claves para evitar problemas en esta etapa tan delicada de la vida de la mujer y del bebé que crece en su vientre.

1. Cuidar la alimentación de la embarazada en Navidad
Al hablar de cuidar la alimentación durante el embarazo y evitar los excesos en Navidad, es fácil pensar solo en el posible aumento de peso, consecuencia de una mayor ingesta de alimentos. Pero tan importante es la cantidad como la calidad de lo que se come, y mucho más en el caso de las mujeres gestantes. Evitar las comidas copiosas y masticar con detenimiento evita, asimismo, algunas molestias digestivas características del embarazo.

Hay que recordar que, durante el embarazo, el consumo de pescado azul (pez espada, tiburón, lucio y atún rojo) está contraindicado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, ya que sus niveles de mercurio pueden afectar el desarrollo del feto.

También se debe evitar el consumo de carnes crudas, tanto en platos de tartar o de carpaccio, como en forma de embutidos (tan frecuentes en las cenas de Nochebuena, Nochevieja y comidas de Reyes). Y en especial, si la mujer no está inmunizada contra la toxoplasmosis. Lo mismo ocurre con el pescado crudo (sushi)


2. Olvidarse del champán y alcohol
El consumo de alcohol está desaconsejado para las mujeres embarazadas, incluso en cantidades mínimas. El alcohol penetra en la sangre del feto y los peligros que acarrea son variados: la madre podría sufrir un aborto espontáneo, un parto prematuro u otras complicaciones durante el alumbramiento.

Otras consecuencias perjudiciales relacionadas con el consumo de alcohol durante el embarazo son un menor ritmo de crecimiento del bebé, malformaciones y discapacidades. De modo que, en Navidad, nada de alcohol, al igual que durante el resto del embarazo.


3. Huir de los malos humos del tabaco en las cenas
El consumo de tabaco durante el embarazo también está contraindicado de modo terminante. Sin embargo, no siempre es la mujer quien coge el cigarrillo.

Durante las cenas y fiestas de Navidad, la mujer y su futuro bebé corren el riesgo de convertirse en fumadores pasivos, es decir, de sufrir el efecto del humo del tabaco que estén fumando otras personas. Es imprescindible, por tanto, pedir a quienes deseen fumar que lo hagan fuera de la casa o los lugares cerrados, aislados de la embarazada.

Fumar durante el periodo de buena esperanza conlleva riesgos de embarazo ectópico, desprendimiento de la placenta, hemorragia vaginal, aborto o parto prematuro. El niño tiene mayores posibilidades de nacer con un peso menor al recomendado y tiene más probabilidades de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante.


4. Cuidar el descanso de la embarazada en Navidad
La importancia del descanso para la embarazada en Navidad es menos evidente que los desórdenes en la alimentación o el consumo de alcohol y tabaco. Pero también es importante atender las horas de sueño.

Los días de Navidad suelen estar llenos de salidas, actividades, encuentros nocturnos e, incluso, estrés. Si el cansancio es uno de los síntomas normales del embarazo, mucho más se sufrirá si además hay un exceso de actividad.

Además, el feto percibe y padece los estados de tensión y crispación, por lo que no hay que perder los nervios. El consejo es descansar y dormir bien, así como evitar preocupaciones innecesarias.


5. La ropa de la gestante en las fiestas
La elección de prendas cómodas está relacionada con el consejo anterior: favorece el descanso. La ropa premamá, amplia y confortable, favorece que el cuerpo permanezca relajado.

El organismo de la mujer embarazada vive una revolución hormonal y es aconsejable no forzarlo con la ropa. Para que el cuerpo de la gestante no llegue al mes de enero con la sensación de haber sobrevivido a una guerra, mejor tener cuidado, no forzarlo demasiado y disfrutar de las Navidades con moderación

 



fuente: http://www.consumer.es/web/es/bebe/embarazo/tercer-trimestre/2012/12/12/214586.php

¿Cómo cuidar al bebé de los fuegos artificiales?

Es costumbre que durante las celebraciones de navidad y año nuevo se usen fuegos artificiales, a pesar de que es sabido que pueden causar accidentes a quienes los manipulan. Pero si además hay un bebé en la casa, deberemos tener un cuidado especial.

Es costumbre que durante las celebraciones de navidad y año nuevo se  usen fuegos artificiales, a pesar de que es sabido que pueden causar accidentes a quienes los manipulan.  Además de esto, si hay un bebé en la casa, deberemos tener un cuidado especial ya que el ruido fuerte podría asustarlos e incluso afectar su audición.

Los sonidos muy fuertes, por encima de los 85 decibeles,  puede causarnos un trauma acústico que puede derivar en sordera a nivel del nervio auditivo y el receptor nervioso.

La población más expuesta son los niños, pero todos deben cuidar la distancia que tenemos del punto de detonación de la pirotecnia, ya que mientras más lejos estemos habrá menor posibilidad de daño por ruido. Los lugares abiertos también son una ventaja versus los espacios cerrados, pues en el primer caso la lesión será menor.

Los fuegos artificiales más peligrosos son aquellos de alto impacto como por ejemplo, las bombas estruendo.  Es preferible actuar con seguridad y mantener la distancia, para así evitar cualquier percance debido al ruido e incluso a la posibilidad de quemaduras.

El trauma acústico puede generar en el afectado algunos  síntomas como zumbido de oídos persistente, la sensación de oído tapado y baja audición, la que será permanente e irreversible.  Es importante entender que una vez sufrido el daño no existe tratamiento para curarlo, por lo que la prevención es fundamental.

 
Consejos para protegerlos de los fuegos artificiales

 

-Cuidar la distancia que tenemos del punto de detonación, mientras más lejos menor posibilidad de daño por ruido.

-Mantener a los niños alejados, ya que ellos son la población más susceptible de sufrir consecuencias negativas.

-Preferir los espacios abiertos en lugar de los espacios cerrados

-Chequear la manipulación segura de los fuegos artificiales.

-Coloca en la cabeza de los niños vinchas que tapen las orejas o tapones en los oídos.

-Jamás le des a tu bebé ningún elemento de pirotecnia, ni siquiera esos que se creen seguros como las estrellitas.

-Si tu bebé es recién nacido, mantenlo abrazado  para que se sienta protegido.

-Cuando tenga más meses, al observarlos o simplemente oírlos, hazlo sentir seguro, ya que el sonido y las luces pueden llegar a asustarlo, pero tu serás quien debe quitarle el miedo: muéstrale las luces y conserva la calma para que el no se angustie



fuente: http://bebesencamino.com/articles/como-cuidar-al-bebe-de-los-fuegos-artificiales--2

Pensando en la navidad

Si lo piensas bien, hay muchas cosas en navidades que pueden no ser coherentes.

Cuando pensamos un poco más acerca del consumismo y el sentido de estas fiestas, muchos nos cuestionamos qué sentido tienen los regalos, que pervierten una fiestas que deberían ser de solidaridad y cariño.

Y también pensamos que si los niños se hacen los “longuis” con el tema de los Reyes magos a una edad en que se cuestionan todo, tal vez sea porque no quieren destapar el pastel y quedarse sin regalos :)

También surgen debates acerca de la religiosidad o no de estas fiestas. Un debate que está encima de la mesa, con la fiesta del solsticio asomando, para los no creyentes.

Y es que nos supone mucho esfuerzo replantearnos algo que hemos vivido desde pequeños. Las navidades son unas fiestas que cada cual recibe a su manera, en función de cómo las viviera de pequeño o de su situación actual. Pero lo que es seguro, es que a veces se hace difícil replantearse tradiciones que están tan arraigadas, que se han celebrado siempre de una cierta manera, sin cuestionar demasiado.

Por eso, esta idea de Wonder Ponder, me parece genial: su método habitual de filosofía visual del que ya os hablé en este post, esta vez aplicada a las navidades. Para hacer pensar a los niños acerca del significado de estas fiestas, de lo que son los regalos, del valor versus coste….

Nosotros lo hemos colgado en el tablón de la cocina, para que los niños lo vean, lo lean, cojan las preguntas que más les gusten….

Sé que algunas ni siquiera las leerán en voz alta, pero seguro que les ayudará a plantearse cuestiones que a veces damos demasiado por sentadas.


fuente: http://www.neusportas.com/pensando-en-la-navidad/

SantApp, una aplicación con la que los niños van a alucinar

Es tópico pero no por ello menos cierto que cuando eres madre revives de nuevo la magia de la Navidad y vuelves a sentir y a recordar lo maravilloso que era levantarse el día 6 de enero temprano y encontrarte el salón lleno de regalos. ¿Por dónde han entrado? ¿Se han tomado todas las galletas? ¿Dónde dejarían a los camellos? Para que nuestros niños tengan una experiencia aún más emocionante, la agencia de publicidad Shackleton ha desarrollado una aplicación bautizada SantApp, que aprovecha los diferentes sensores de un smartphone para crear una atmósfera mágica que hará sentir al niño que Papá Noel o los Reyes Magos están en el salón de su casa dejando los regalos.

El usuario debe introducir el nombre del niño o los niños, situar su móvil en el cuarto de los regalos, cerrar la puerta, apagar las luces e ir a buscar a sus hijos. Desde el otro lado, el sonido y la luz harán el resto. Incluso pensando en los niños más curiosos e inquietos, implementa un sistema de seguridad que desactivará la experiencia en caso de detectar que Papá Noel o los Reyes Magos puedan ser descubiertos.

SantApp, que es gratuita en App Store y Google Play, cuenta opciones en diferentes idiomas y una base de datos de más de 500 nombres.

Yo ya la tengo descargada en el móvil y aprovecharé que esta noche nos reunimos en casa de mis suegros y de que siempre pasa Papá Noel muy pronto por allí para dar la sorpresa (o el susto, vete a saber) a Olivia y sus primitos.


fuente: http://www.entremadres.es/santapp-una-aplicacion-con-la-que-los-ninos-van-a-alucinar/

Embarazada en Navidad. Qué comer sin riesgos

Embarazada en Navidad. Qué comer sin riesgos
La alimentación ideal para embarazadas en las fiestas navideñas
Portada › Artículos › Alimentación › Embarazo
315compartidos
Comenta (0)

La Navidad es un momento conflictivo en cuestiones de alimentación y dietas y, si estás embarazada, mucho más. La idea de que no hay que exagerar con los cambios que introducimos en la alimentación durante el embarazo no sirve en el caso de la Navidad, que es una época llena de excesos y cambios en las comidas.

En Navidad más que nunca, la mujer embarazada debe cuidar su alimentación para evitar riesgos innecesarios. Porque a causa de una alimentación inadecuada, el feto puede verse afectado en su desarrollo, puede sufrir malformaciones e incluso hay riesgo de aborto.

Qué comer sin riesgos en Navidad
Las comidas de Navidad están inevitablemente ligadas al marisco y es cuando volvemos a pensar en ese eterno debate que es la conveniencia o no de comer marisco en el embarazo. Si estas Navidades estás embarazada, no tienes por qué saltarte los platos de marisco del menú de Navidad. Para no correr riesgos, basta con que no abuses y evites, eso sí, comer marisco crudo.

En realidad, cualquier alimento crudo es un riesgo para el embarazo, por lo que estas Navidades no tengas reparo en comer la carne muy hecha y también el pescado. Así que si sueles incluir en la mesa de Navidad sushi o carpaccio, este año tendrás que sustituirlos por alimentos muy cocinados. En este sentido, también conviene evitar el salmón ahumado, tan típico de la Navidad.

El objetivo de evitar ciertos alimentos, como carnes y pescados crudos o poco hechos, el salmón o el clásico jamón, es evitar enfermedades como la toxoplasmosis o la listeriosis que pueden perjudicar el desarrollo de tu bebé. No tengas inconveniente en dejarte mimar estas Navidades y no te dejes llevar por el espíritu festivo, porque debes cuidar tu alimentación más que nunca.

También debes tener cuidado con los productos lácteos, que no pueden estar elaborados con leche sin pasteurizar. Evita el queso fresco y procura que cualquier postre casero esté pasteurizado. Lo mismo ocurre con el paté y el foie que, por más que resulten ser un manjar en cualquier mesa de Navidad, para el embarazo serán menos peligrosos cuanto más procesados estén.

No te olvides de mantener ciertos hábitos fundamentales estas Navidades, porque estas fiestas se caracterizan por relajar las costumbres y adoptar hábitos perjudiciales. No permitas que fumen en las reuniones familiares y no pruebes una gota de alcohol, ni siquiera el champán, porque son porque pueden poner en peligro la gestación.



fuente: http://www.guiainfantil.com/articulos/alimentacion/embarazo/embarazada-en-navidad-que-comer-sin-riesgos/

En Navidad y siempre, compra juguetes seguros

La seguridad es fundamental a la hora de hablar de los regalos de Navidad. No basta con que el juguete sea bonito o el niño lo venga pidiendo desde el verano. Ante todo, en Navidad y siempre compra juguetes seguros.

Hay ciertas recomendaciones que no puedes pasar por alto al elegir un juguete. No sólo por garantizar la diversión de los niños, sino principalmente por su seguridad. Los juguetes pueden ser peligrosos si no cumplen con las normativas de seguridad adecuadas. Veamos entonces qué debemos tener en cuenta para que los juguetes no "nos la jueguen" en Navidad.

Comprueba que en la caja o en el envase está colocado el sello CE de forma indeleble, visible y legible. Significa que el juguete cumple con la normativa de seguridad del juguete en la Unión Europea.

El etiquetado (instrucciones, etc.) debe estar en el idioma oficial del país donde se comercializa.

Asegúrate de que en el embalaje o en el etiquetado figura el nombre, la marca del producto y la dirección en España del fabricante o importador.

Hay que prestar especial atención a los juguetes para niños de 0 a 3 años. Comprueba que no contenga partes y piezas pequeñas que pueden ser tragadas por el niño, con el consiguiente riesgo de asfixia. No pueden contener piezas de menos de tres centímetros de diámetro y de seis centímetros de largo.

Debe indicar la edad recomendada de uso. No seguir las recomendaciones de edad puede resultar peligroso para los más pequeños, además de resultar frustrante para los mayores. Compra los juguetes para recomendados para cada edad.

Evita los juguetes con pilas de botón por el riesgo de asfixia. Si lleva pilas, comprueba que el compartimento sea difícil de abrir para evitar que pueda sacarlas y llevárselas a la boca.

Evita juguetes con sogas, cintas o cordones, especialmente cuando se trata de niños pequeños. Si son mayores, tened en cuenta que riesgo que puede suponer para los hermanos pequeños.

Compra siempre los juguetes en tiendas o a proveedores de confianza. Cuidado con las compras online, hazlas siempre en sitios reconocidos.

Guarda el ticket de compra o la factura por si hay que hacer alguna reclamación.

El embarazo y los ejercicios boca arriba

Pasado el primer trimestre de embarazo conviene evitar los ejercicios boca arriba, como los abdominales convencionales o algunas posturas de pilates, porque dificultan la circulación, indispensable para el desarrollo del bebé.


La postura fija, acostada boca arriba, hace que el útero, ya más grande a partir del segundo trimestre de embarazo, presione con su peso las venas y arterias interfiriendo en la circulación sanguínea, y no hay que olvidar que el bebé crece y se alimenta gracias al constante fluido de la sangre que ingresa a través de la placenta y el cordón umbilical. Por lo tanto, es importante estimular la circulación y no entorpecerla, realizando ejercicios específicos y pensados para la fisiología de la embarazada, teniendo en cuenta las opciones y posibilidades saludables en esta etapa.

Entonces ¿se pueden hacer abdominales en el embarazo?
No sólo se pueden hacer abdominales en el embarazo sino que además son indispensables para no descuidar esta parte del cuerpo tan importante en la gestación. Lo que sí debe cambiar a partir del segundo trimestre de embarazo, es la postura, ya que los abdominales convencionales suelen ser boca arriba, y en el embarazo esta posición no beneficia el retorno sanguíneo.

En esta etapa se puede trabajar la pared abdominal desde diferentes posturas, contrayendo y aflojando sin hacerlo en forma mecánica y repetitiva. Se aconsejan ejercicios en posturas en las que sea posible inclinar (volcar) la pelvis y de esa manera contraer los músculos que conforman el abdomen, con el objetivo de tonificarlos y de que actúen de sostén del vientre y del bebé. Estos ejercicios permiten además, elongar la cintura y prevenir molestias lumbares.


Mantener la pared abdominal tonificada durante el embarazo, ayuda a lograr una buena postura, a sostener al bebé sin molestias en la cintura, evitando la sensación de peso, y, sobre todo, proporciona la fuerza necesaria para poder pujar en el parto, permitiendo una rápida recuperación posparto.

¿Y se puede hacer pilates a partir del segundo trimestre de embarazo?
Con respecto a los ejercicios de pilates, si son repetitivos y en posiciones fijas, no favorecen la circulación sanguínea, por lo tanto interfieren en el normal crecimiento del bebé y por eso deberían evitarse. Por esta razón, se aconseja a la madre cambiar de posición permanentemente durante su práctica de ejercicios, justamente para favorecer el sistema circulatorio.







fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/el-embarazo-y-los-ejercicios-boca-arriba

Cómo elegir el bolso para llevar las cosas del bebe

Lejos de los bolsos que usaban nuestras mamás y abuelas, con dibujitos infantiles y colores pasteles, ahora los bolsos para llevar las cosas del bebé tienen mucha más onda y estilo, pero no hay que olvidarse de la funcionalidad a la hora de elegir uno.

Más allá de evaluar los extra, como portamamaderas, compartimento para toallitas húmedas, cambiador incorporado, etc., lo mejor antes de comprarlo es pensar en qué situaciones lo utilizaremos más. Porque no es lo mismo una mamá que se mueve mucho en auto que una mamá que camina mucho y necesita algo más compacto y liviano para cuando salga con el bebé. Incluso, pensando en estas situaciones, se puede tener una opción para el día a día y otra para cuando sea necesario llevar más cosas, como por ejemplo cuando lo cuidan los abuelos y hay que sumar juguetes.

Tipos de bolsos: pros y contras


Bolso clásico
El más clásico de los bolsos es el de correa corta, que se lleva colgado de un hombro. Con uno o dos bolsillos grandes al frente y compartimentos en su interior, este tipo de bolsos puede resultar muy cómodo para tener las cosas al alcance de la mano, pero un poco incómodo para situaciones como, por ejemplo, cuando nos inclinamos para sentar al bebé en el auto, porque se puede deslizar del hombro haciendo un contrapeso molesto.


Morral
El bolso morral es una buena opción, más cómoda tal vez porque no se desliza del hombro, aunque su sistema de correa cruzada al cuerpo puede resultar un poco incómodo si la idea es cargar con mucho peso:


Mochila
Hay mamás que prefieren las mochilas, clásicas o maternales, porque les resultan más cómodas y prácticas ya que pueden cargar más sin que el peso sea un impedimento y tener los brazos libres para alzar al bebé. Sin embargo, al no estar al alcance de la mano, pueden resultar un poco incómodas para sacar algo de su interior en un apuro:


Bolso para el papá
Para los papás modernos, ahora también hay bolsos masculinos en los que pueden llevar las cosas del bebé, dejando libre a la mamá de esa tarea. Aunque en este caso, habrá que duplicar las cosas para no olvidarse de llevar nada y para no estar pasándolas del bolso de la mamá al del papá cada vez:


Bolso para llevar en el cochecito
Esta opción puede ser muy práctica para cargar todo el peso en el cochecito y quedar totalmente libres, aunque está más pensada como accesorio que como bolso único:




fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/como-elegir-el-bolso-para-llevar-las-cosas-del-bebe?page=0,0

Vitamina C en el embarazo

Es de suma importancia que la madre consuma una gran cantidad de alimentos con alto contenido nutricional diariamente, ya que sólo de este modo podrá contribuir para el desarrollo y crecimiento de su bebé. Una de las vitaminas que se deben consumir durante el embarazo es la vitamina C, la cual juega un papel fundamental en la salud de la madre y el bebé.


¿Por qué es importante consumir vitamina C en el embarazo?

    La vitamina C es indispensable para:
•    Reparar los tejidos
•    Curar las heridas
•    Intervención en procesos metabólicos del organismo
•    Desarrollo de los huesos
•    Desarrollo de los dientes


¿Cuánta vitamina C debe consumirse diariamente?
Para que usted cubra con el requerimiento diario de vitamina C, debe consumir alrededor de tres porciones diarias. Sin embargo, esto le será muy fácil de cubrir, ya que los alimentos que contienen esta vitamina suelen ser del agrado de la mayoría de las personas, así que seguramente consumirá esta vitamina con muchísimo ánimo.


¿En qué alimentos está la vitamina C?

•    Kiwi
•    Mango
•    Limón
•    Naranja
•    Uvas
•    Lechoza
•    Piña
•    Brócoli
•    Patilla
•    Tomate
•    Pimentón
•    Coliflor
•    Espinaca
•    Col
•    Edamame


¿Qué consecuencias podría traer una deficiencia de vitamina C?
Los especialistas han determinado que aquellas madres que no consumían la cantidad suficiente de vitamina C durante el embarazo son más propensas a tener hijos con deficiencias en el desarrollo mental, lo que deriva en dificultades de aprendizaje a corto, mediano y largo plazo.
Los bebés de madres que no consumieron suficiente vitamina C nacen con una menor cantidad de neuronas en el hipocampo, región del cerebro que se encarga de procesar el conocimiento.





fuente: http://www.embarazada.com/articulo/vitamina-c-en-el-embarazo

La salud del bebé: exámenes que le realizan al recién nacido

Desde las primeras horas de vida hasta los tres meses del bebé, hay una serie de estudios que se realizan para descartar problemas de salud o detectarlos tempranamente.
Ni bien nace, al bebé le realizan una serie de controles de rutina para detectar o descartar problemas de salud a los que se suman otros estudios que es importante realizar dentro de los tres primeros meses de vida:

Test de apgar: el test de Apgar consiste en valorar el estado del bebé al nacer. Al hacerlo se tienen en cuenta determinados signos vitales: ritmo cardíaco, patrón de respiración y llanto, color de la piel, tonicidad muscular y reacciones reflejas. Estas mediciones y observaciones se toman en tres momentos distintos dentro de los primeros cinco minutos de vida. De acuerdo con los resultados obtenidos, el médico evaluará si el bebé requiere atención especial de inmediato.

"Prueba del talón" o pesquisa neonatal: entre las 48 y las 72hs de vida se le realiza al bebé un análisis de sangre (conocido como "prueba del talón" ya que la muestra de sangre es obtenida a través de un pequeño pinchazo en el talón del bebé) para diagnosticar la presencia de 6 enfermedades congénitas: fenilcetonuria (o "PKU"), galactosemia, deficiencia de biotinidasa, hipotiroidismo congénito, hiperplasia suprarrenal congénita y fibrosis quística.

Este estudio es obligatorio por ley en la Argentina y algunas fundaciones y sanatorios ofrecen la posibilidad de ampliarlo para detectar un grupo de enfermedades metabólicas muy poco frecuentes. Este servicio es opcional y se contrata en forma privada.

Examen auditivo: el recién nacido también tiene derecho a que se estudie tempranamente su capacidad auditiva y se le brinde tratamiento en forma oportuna si fuera necesario. A las 48 horas de nacido ya se le pueden realizar los primeros estudios de audición al bebé, que en la Argentina están cubiertos por ley.
Existen diferentes métodos para la detección de problemas auditivos que no son invasivos ni tienen efectos adversos. Será el médico quien determine si hay que realizar una audiometría, otoemisiones acústicas o potenciales evocados auditivos.

Examen visual: se recomienda que la primera visita al oftalmólogo se lleve a cabo dentro de los tres meses de vida del bebé. En este primer control se realiza el examen del reflejo rojo (en algunos casos efectuado por el pediatra), en el que se descarta la presencia de cataratas y se controla que los ojos posean características normales. Este examen se complementa con un fondo de ojo, procedimiento que permite analizar la retina, descartar tumores y otros problemas. En el caso de los bebés prematuros, este análisis ayuda a verificar si la retina se ha desarrollado completamente, ya que dentro de la panza termina de formarse a las 40 semanas.

Ecografía de cadera: la ecografía de cadera se realiza habitualmente entre el primer y el tercer mes de vida. Muchos pediatras la piden rutinariamente como parte del control de salud del bebé para descartar la luxación congénita de cadera.

Vacunas: por calendario oficial de vacunación, en la Argentina el recién nacido recibe la BCG (contra la tuberculosis) y la vacuna contra la Hepatitis B. Y a los dos meses de vida recibe las primeras dosis de las vacunas neumococo (que previene la meningitis, neumonía y sepsis por neumococo), pentavalente (que previene la difteria, el tétanos, la tos convulsa, la hepatitis B y la influenza tipo B) y sabin (contra la poliomielitis).

Todos estos estudios se suman a las controles de rutina con el pediatra quien evaluará la salud del bebé a través de los resultados y de una serie de revisaciones físicas. En estas visitas, que en los primeros días del bebé suelen ser más seguidas, el pediatra también tendrá en cuenta otras cuestiones como las vinculadas con el ritmo de alimentación del bebé, su rutina de sueño, el llanto y otros comportamientos. Por eso, es importante que los papás asistan al consultorio con toda la información posible y todas las dudas que consideren necesario despejar, ya que son ellos los primeros en observar al bebé y los encargados de transmitirle cada detalle al médico.

fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/la-salud-del-bebe-examenes-que-le-realizan-al-recien-nacido%20?page=0,0

Clases de parto: ¿por qué es importante tomarlas?

Una de las mejores maneras que tiene una madre de prepararse para el nacimiento de su bebé es a través de las clases de parto, las cuales le darán muchísima confianza para este gran momento y le ayudarán a tener un mejor desempeño, de manera tal que el proceso de parto sea menos dificultoso para la madre.

¿Por qué es importante tomar clases de parto?
Las clases de parto serán beneficiosas para usted por las siguientes razones:
Aprenderá sobre el proceso de parto y el posparto
Conocerá cuáles son las señales de parto para que pueda identificarlas rápidamente y dirigirse a la clínica
Aprenderá qué cambios ocurren en su cuerpo durante el proceso de parto
Disminuirá sus miedos, ya que tendrá la oportunidad de conversarlo con personas especializadas en el tema y con un grupo de mujeres que comparten sus mismos temores y preocupaciones. Todo esto le ayudará a diferenciar entre los mitos y realidades del proceso de parto
Su pareja o compañero tendrá la oportunidad de entender el proceso de parto y cómo brindarle apoyo durante ese momento
Aprenderá técnicas de respiración para manejar los dolores de parto
Aprenderá técnicas de relajación para manejar las contracciones y dolores del parto
Aprenderá técnicas de visualización que le ayudarán a disminuir el dolor durante el parto
Conocerá los pros y los contras de los analgésicos que se aplican durante el parto.
Conocerá las posibles complicaciones que pueden presentarse durante el parto
Aprenderá conceptos básicos que le ayudarán a entender todo lo ocurrido mientras da a luz a su bebé
Obtendrá información básica sobre los bebés recién nacidos

¿Todas las clases de parto son iguales?
 Es muy importante tener en cuenta que no todas las clases de parto son iguales, ya que algunas están basadas en un método específico de reducción del dolor. Lo más recomendable es informarse previamente sobre cuáles son los objetivos del curso, así como también contactar a otras madres cercanas que se hayan inscrito en clases de parto para encontrar la más idónea para usted.




fuente: http://www.embarazada.com/articulo/clases-de-parto-por-que-es-importante-tomarlas

¿De qué color va a tener los ojos?

Muchos bebés nace con ojos color gris. Sin embargo, la mayoría de ellos cambiarán el color de sus ojos durante el primer año de vida.

Existen muchas preguntas en torno a lo que el color de ojos de los niños se refiere. ¿Por qué entre hermanos tienen distintos tonos o colores? ¿Por qué les cambia de color? Aquí está lo que debes saber sobre por qué, cómo y cuándo el color de ojos definitivo de tu bebé quedará en su mirada.

Cuando un bebé nace, especialmente aquellos de piel clara, suelen tener los ojos grises porque tienen muy poca melanina en sus ojos. Melanina es el tipo de pigmento que le da el color a los ojos, piel y pelo. Con el contacto con la luz solar, después de nacer, los colores definitivos del bebé saldrán a relucir.

El color de ojos definitivo de un bebé tendrá que ver directamente con el color de ojos de sus papás. Es cuestión de genética, pero también es una ecuación simple. Aunque podríamos pensar que una pareja en donde ambos tienen el mismo color de ojos, su hijo tendrá ese mismo tono, no es tan sencillo.

Aquí te dejamos una tabla que explica lo que puedes esperar del color de ojos definitivo de tus hijos.

Aumenta en Argentina el servicio de bancos para células madre

Diego Fernández Sasso, director médico de la entidad que agrupa a estas instancias, explica sus diversos usos y esclarece algunos mitos.

Cada día es más común el uso de las células madre en diversos ámbitos tanto de la salud como de la belleza. Hace casi una década que la criopreservación llegó a varios países de América Latina como algo desconocido, pero hoy ya existen muchos bancos privados en la región.

En el caso de Argentina, por ejemplo, existen siete bancos privados y unos 60.000 argentinos han decidido guardar las células del cordón de sus hijos en ellos, evidenciando que la demanda del servicio aumenta al ritmo que se descubren nuevos usos y que los costos comienzan a ser más accesibles.
Para conocer más detalles sobre el uso de células madre, el director Médico de la Asociación de Bancos de Células Madre, Diego Fernández Sasso, explica los ámbitos más innovadores donde se aplican actualmente y cuáles son los alcances en el ámbito de la cosmética.

- ¿Cómo ha evolucionado el mercado de la células madres en América Latina?
- En los últimos 10 años el mercado ha ido creciendo a medida en qué se va aumentando la difusión sobre la recolección de células madre del cordón umbilical. Aunque todavía hoy en día falta conocimiento entre los futuros padres.   

- ¿Cuál es la importancia de conservar las células madres en un banco especializado?
- La importancia, o lo principal ventaja de guardar las células madre en un banco privado, es que los clientes pueden disponer de su muestra cuando lo necesiten y saben que esa muestra es 100% compatible con su hijo y un 25% de posible compatibilidad con sus hermanos. Además, cuentan con el asesoramiento del equipo médico sin costo alguno. El procedimiento de recolección, no posee ningún tipo de riesgo para la madre ni el bebé. De este modo los padres se aseguran, que en caso de necesitarlas, sus células madre se encuentran guardadas, sin peligro de extraviarse o ser utilizadas por otra persona.  

- ¿Cuáles han sido los campos más innovadores en la actualidad?
- Existen diferentes tipos de enfoques con el uso de células madre, incluyendo enfermedades y fenómenos de regeneración aplicado a la estética. En relación a las enfermedades, las patologías de mayor interés son aquellas cuyo efecto son invalidantes y con escaso tratamiento. Algunas de las patologías que han logrado avances en las investigaciones se refieren a: Parkinson, Alzheimer o esclerosis lateral.  También Fibrosis Pulmonar Infartos Cerebrales. 

- ¿Cómo ha evolucionado el uso de las células madres en el mercado de los cosméticos y la dermatología?
- Actualmente, dado el poder regenerativo de las células madre, se muestra mayor interés en el uso de pautas de envejecimiento y en regenerar lesiones crónicas, como quemaduras, úlceras, caída del cabello, etc. 

-  ¿Cuáles son los principales beneficios de optar por tratamientos en base a células madre?
- Dado su potencial regenerativo y su plasticidad en la transformación de distintos tipos de células ha mostrado un gran interés por parte de la comunidad general. Las células madre son ¨inteligentes¨ y cuentan con numerosas propiedades, de las cuales destaca la plasticidad, tienen la capacidad de transformarse, acorde al tejido sobre el cual se las aplica. Esta característica las hace sumamente atractivas para la el campo estético.  

- ¿En qué otras áreas de la belleza se están utilizando las células madre?
- En el campo del rejuvenecimiento y belleza se utiliza el relleno de áreas faciales (pérdida de grasa por el proceso de envejecimiento o defectos de distintas causas) y corporales (mamas y glúteos) de grasa lipo aspirada y enriquecida con células madre del propio paciente. Así como par atenuar manchas de la piel, mejorar la textura reduciendo el tamaño de los poros.

- ¿Cuáles son los tratamientos más demandados?
-  En general la utilización de células madre está relacionada con patologías invalidantes, crónicas tanto inflamatorias como inmunológicas cuya terapéutica convencional es de escasa acción. Los trabajos preliminares muestran resultados alentadores por lo que el interés científico está en aumento.

- ¿Qué pasa con el uso de células madre para aplicaciones estéticas?
- Son todas preguntas sin respuesta científica y estudiada en cremas. Hasta ahora no tiene sustento científico publicado porque es acción en superficie, no están aplicadas dentro del organismo. La base de las células madre del adulto es la regeneración a partir de "despertar" células madres del propio paciente y volver al origen de las células de cualquier órgano después de un daño.  Este tipo de células no tienen problema ético porque viven y se extraen del propio paciente luego de un proceso debidamente avalado científicamente.

Otra condición a tener en cuenta es que provienen del propio organismo que las produce y no de otros, menos aún de animales o plantas. Se está estudiando la colocación endovenosa de células madre de otros seres humanos pero no hay evidencia científica sólida a largo plazo y sin estadísticas confiables. Siempre con el objetivo de regenerar tejidos dañados como en diabetes y otras enfermedades degenerativas se están utilizando aun en estudio (a pesar de que ya se esta haciendo y publicando).

La seriedad y aplicación de procesos científicos aprobados para la obtención de células madre es fundamental porque sino lo único que se hace es colocar células comunes o plasma rico en plaquetas que no siguen o respetan lo que científicamente implica la medicina regenerativa a partir de células madre del adulto.

 

 

funte: http://lifestyle.americaeconomia.com/articulos/aumenta-en-argentina-el-servicio-de-bancos-para-celulas-madre

Células madre, un seguro de vida

Más de 90 enfermedades son tratadas de forma exitosa
Por años, el cordón umbilical y la placenta de un bebé recién nacido fueron desechados sin obtener de ellos beneficio alguno, pero hoy son la esperanza en el tratamiento de más de 90 enfermedades.
Se trata de las células madre contenidas en alta concentración en la sangre de estos tejidos y cuya conservación puede representar la mejor inversión de su vida, por la capacidad regeneradora para sanar o mejorar la estructura enferma del cuerpo.
Recolectarlas y conservarlas en criogenia es la labor que desde 2004 realiza el Banco de Células Madre Provida, una iniciativa privada que desde su apertura ha procesado más de 3.700 muestras.

El Banco recolecta la muestra, la prepara y la envía a criogenia para que se conserve hasta el momento de ser requerida.
“Es importante dejar claro que el procedimiento no altera en modo alguno el momento del parto ni presenta riesgo para la madre o el recién nacido, ya que la sangre se recolecta del cordón umbilical, luego del corte. El bebé no se toca”, dijo Eliana Vasco, gerente general de Provida.
Precisamente, el proceso comienza cuando la madre da a luz y el cordón umbilical del bebé es cortado. El funcionario de la empresa contará con cinco minutos para recolectar la muestra y evitar su coagulación.
Una vez trasladada en una bolsa especial a los laboratorios de Provida, la sangre es sometida a un proceso de limpieza, separación de glóbulos rojos y aplicación de un crioprotector, para llevarla después a congelación en un tanque de hidrógeno líquido con una temperatura de -168 grados centígrados.
El proceso no puede superar las 24 horas, puesto que las células morirían.
Se estima que el suero, una vez inyectado en el paciente, tomará entre 18 y 22 días para cumplir su función de reparar el tejido enfermo.
La concordancia genética de las células será 100% con el dueño del cordón umbilical, pero también sería compatible con sus padres, hermanos o hasta abuelos, que podrían beneficiarse.
Se estima que unos 500 trasplantes se realizan cada año en el mundo utilizando sangre del cordón umbilical.
Males como la diabetes tipo I y II, pérdida de la audición, derrames, parálisis cerebrales y artritis reumatoide están siendo tratadas también con células madres, pero aún no es posible determinar las características para su aplicación.



fuente: https://www.larepublica.net/app/cms/www/index.php?pk_articulo=533334827

Cuidados especiales en la etapa posparto

Seguro habrá escuchado de la famosa “cuarentena” después del nacimiento del bebé, también conocida como puerperio posparto. Durante esta etapa, su organismo pasará a través de una serie de cambios visibles y otros no tan visibles, pero que usted sentirá y que requerirán ciertos cuidados especiales. A esta etapa se le llama coloquialmente cuarentena debido a que corresponde a los 40 días después del parto.

¿Cuáles son los cuidados especiales del posparto?

Loquios
Es común que la madre presente sangrado entre los 3 y 4 primeros días después del parto. Este sangrado se vuelve cada vez menor y se va tornando de un color marrón con el pasar de los días. Se estima que los loquios pueden durar hasta 15 días después del parto.

Es recomendable mantener el área genital limpia y seca todo lo que sea posible. Puede lavar el área vaginal con agua y jabón neutro de 3 a 5 veces diarias.

Entuertos
Usted sufrirá entuertos o contracciones que tienden a ser dolorosas y bruscas, las cuales inician después del parto y persisten durante una semana aproximadamente. Éstas últimas tienen como propósito reducir el útero hasta llevarlo a su tamaño original.

Con respecto a esto no puede hacer mucho más que ser paciente, ya que este síntoma desaparecerá en pocos días. Si usted tiene fiebre o las contracciones perduran por más de una semana después del parto, quiere decir que podría estar presentando una infección por lo que debe comunicarse con su médico lo antes posible.

Cansancio
Ahora es mamá y su vida nunca volverá a la “normalidad”, entendiendo como normalidad a la época antes de estar embarazada. Usted ahora debe cuidar a su bebé día y noche sin descanso, no obstante, es muy importante que busque ayuda para recuperarse del parto, sobre todo en los días posteriores al mismo. Procure descansar cuando el bebé esté durmiendo y busque apoyo en su pareja, su familia o sus amigos más cercanos.

Aprenda más sobre los cuidados del bebé recién nacido en: /articulo/las-primeras-semanas-del-bebe-recien-nacido

Episiotomía
Si usted tuvo un parto natural, quizás le hayan realizado una episiotomía. De ser así, es recomendable que se coloque compresas heladas las 24 horas después del parto. Es importante que mantenga la herida limpia y seca para que cicatrice más rápidamente y evite infecciones.

Asimismo, es aconsejable tener un par de almohadones a la mano para sentarse, de modo que no sufra dolor.

Estreñimiento
El estreñimiento es común durante el puerperio posparto. Si ese es su caso, recomendamos que coma muchas frutas y vegetales, es decir, alimentos ricos en fibra, asó como también debe beber entre 8 y 10 vasos de agua al día.

Cesárea
Si usted fue sometida a una cesárea, cuide la herida con agua y jabón neutro y manténgala seca.

Fiebre
Si usted tiene fiebre de 38° o más, debe llamar a su médico de inmediato porque podría estar sufriendo de una infección uterina.



fuente: http://www.embarazada.com/articulo/cuidados-especiales-en-la-etapa-posparto

Nutrientes Básicos en el Embarazo

Proteínas
Proporcionan los aminoácidos esenciales para la construcción de nuevos tejidos, así como para asegurar que las enzimas, las hormonas y anticuerpos funcionen de manera efectiva. Durante el embarazo necesitas más alimentos protéicos de lo normal, casi un 50%. Se encuentra en: carnes, pescado, huevos, granos, frutos secos, lácteos. En el caso de los vegetarianos, los granos de soya son fuente excelente de proteínas vegetal, pero otras fuentes vegetales deben ser combinadas con cereales, almendras, avellanas, maní, pipas de girasol, nueces.

Grasas
Son fuente de energía de primera clase y aseguran el buen funcionamiento del cuerpo, particularmente del sistema nervioso. Se encuentran en: Carnes, pescado, productos lácteos frescos y aceites vegetales.

Hidratos de Carbono
Son fuente fundamental de energía.Se encuentran en: Papas, cereales y legumbres.

Vitaminas y Minerales
Son esenciales para el crecimiento y desarrollo. La ingestión de productos frescos y completos proporcionan el mejor aporte de éstos nutrimentos vitales. Algunas vitaminas se encuentran en gran concentración bajo la piel de la fruta y las verduras, otras, especialmente la vitamina C, se destruye cuando se las somete a cocción o se las procesa.

Hierro
Sardinas, frutas secas, (especialmente higos, albaricoques y ciruela) y hojas verdes como la espinaca, acelgas y berro.

Calcio
Sardinas, grano de soya, levadura de cerveza, almendras, germinados.



fuente: http://www.embarazada.com/articulo/nutrientes-basicos-en-el-embarazo

Las 7 señales de que tu hijo te ama

Las siete maravillas de BabyCenter: Señales de que tu hijo te ama de verdad

Desde antes del nacimiento, cada día que transcurre, tu hijo te da señales que expresan su amor incondicional por ti. Éstas son las siete maravillas que reflejan cómo crece el amor entre una mamá y su hijo:

1. Tu recién nacido te mira fijamente a los ojos: eso significa que se está esforzando por memorizar tu fisonomía. No entiende nada más sobre el mundo al cual acaba de llegar, pero ya sabe que eres importante para él.

2. Tu bebé piensa en ti incluso cuando no estás presente. Entre los 8 y los 12 meses de edad, empezará a fruncir el ceño y buscarte por todos los lados cuando salgas de la habitación, y sonreirá cuando regreses.

3. Tu niño de 12 a 36 meses tiene berrinches espeluznantes. No te asustes, porque esas terribles bullas no significan que te ha dejado de querer. La verdad es que no se sentiría con la confianza de mostrarse tan lastimado o enojado si no estuviera seguro de que lo seguirías amando después de la pataleta.

4. Tu niño de 12 a 36 meses corre hacia ti para que lo consueles cuando se cae o está triste. A esta edad los niños aún no entienden completamente el significado de las palabras "te amo", pero sus actitudes te lo dicen todo.

5. Tu preescolar te regala una flor recogida en el jardín, un corazón pintado con sus deditos, una piedra de colores o algún otro obsequio muy especial.

6. Tu preescolar quiere tu aprobación. Trata de ayudarte en todo lo que haces y busca oportunidades de llamar tu atención. "¡Mírame, Mami!" son sus palabras favoritas.

7. Tu niño en edad escolar te cuenta sus secretos, como su primer amor o algo muy vergonzoso que le ha pasado. Eres su confidente, aunque en público huya de tus abrazos y besos.




fuente: http://espanol.babycenter.com/a14700061/las-7-se%C3%B1ales-de-que-tu-hijo-te-ama

Cómo regreso a mi peso de antes del embarazo


Aunque lo recomendado es subir entre 9 y 12 kilos máximo durante el embarazo, esto no suele suceder así. Los antojos, la ansiedad y en ocasiones el tiempo libre, hacen que comamos sin control. Por eso, después de tener un bebé encontrarás muy distinto tu cuerpo, no solo por todos los cambios por los que pasó, sino también por los kilos de sobra. Como quieres cuidar de tu bebé, es muy probable que comas sin poner demasiada atención en tu alimentación.

Ese es el primer gran error de las mamás. Otro, es pensar que como generalmente están dando pecho, es aceptable comer lo que sea.

Debes saber que si bien en esta etapa de posparto no se recomiendan las dietas drásticas, elegir bien tus alimentos será la clave para volver a verte y sentirte como antes de tener a tu bebé.

Como beneficio adicional, llevar una buena alimentación asegurará también los mejores nutrientes para tu bebé en caso de que estés en un proceso de lactancia.

Recuerda que tu alimentación debe estar conformada en su mayor parte de frutas y sobre todo verduras, las cuales proporcionarán fibra y vitaminas a tu dieta. No te olvides de las semillas y de los frutos secos, como las nueces así como de las leguminosas como las lentejas, el frijol y los garbanzos. Hay que tomar en cuenta la cantidad de porción recomendada.

El aporte proteinico debes procurarlo de manera variada, alternando carnes magras, aves sin piel, pescado y lácteos con bajos contenidos en grasa. Los carbohidratos deben representar solamente un complemento a tu comida, y si son integrales, mucho mejor aún.

¡Y no te olvides del ejercicio! Tener una actividad física constante te ayudará a ver resultados aún más rápido.

Si crees que esto suena algo complicado, te recomendamos que te acerques a los expertos de Weight Watchers, quienes tienen un plan súper flexible, te enseñarán a elegir qué comer y te motivarán con consejos y apoyo en sus reuniones. Y no solo eso. Ellos te ayudarán a lograr tu meta de peso lo más pronto posible.




fuente: http://www.todobebe.com/2015/09/17/vuelve-al-peso-que-tenias-antes-de-embarazarte/

¿Cómo no ser una madre perfecta?

La Lic. María Cecilia Veiga, integrante de Promamás, aporta su visión acerca de los costos de ser una mamá perfeccionista y exigente. Una mirada inteligente para todas las mamás que hacen lo posible por una maternidad llevadera, optimista y razonable. 

Hace muchos años, cuando todavía no era madre (ni estaba todavía en mis planes serlo) tuve en mis manos un libro cuyo título era: ¿Cómo NO ser una madre perfecta? Era un libro de autoayuda (de esos que no vale la pena leer), que lo mejor que tenía era el título. Llamó mi atención y lo recordé años más tarde, cuando comencé mi trabajo con pacientes que padecen ansiedad y se encontraban en la difícil tarea de ser madres. Copio el título para este artículo, con la intención de que recuerden el tema de la misma manera en que lo hice yo…

 

¿Qué es ser perfeccionista?
Las mujeres con una marcada tendencia al perfeccionismo, suelen ser hipercontroladoras, temerosas y ansiosas. Quieren hacer “todo bien” por miedo al fracaso y a desilusionar a los demás. Muchas veces, el perfeccionismo también tiene su fuente en patrones de preocupación excesiva.
Lo paradójico es que el perfeccionismo es un rasgo de personalidad que, muchas veces, está bien visto y valorado por la sociedad, y por ende, es reforzado. Las personas perfeccionistas suelen tener un marcado sentido de la responsabilidad y los compromisos, y suelen ser altamente confiables en todo lo que hacen. Valoran el trabajo arduo, el esfuerzo y la perseverancia.


Entonces, ¿por qué cambiar?
Porque nos demanda un costo muy alto de energía y autoexigencia, que nos impide disfrutar de la maternidad y de la vida en general.


Perfeccionismo y maternidad
El perfeccionismo junto con el puerperio, son una mezcla explosiva. La vocecita interna que nos incita a hacer todo (y todo bien), más las hormonas revolucionadas por el embarazo, el parto y la lactancia, junto con la responsabilidad y la demanda continua del recién nacido, nos ponen en riesgo de estar severamente presionadas y bajo un gran nivel de estrés.


¿Por qué el perfeccionismo agobia a la madre?
La creencia errónea de que hay que ser perfectas para ser exitosas (en nosotras, como madres… y por ende, en los niños, como hijos) alimenta el perfeccionismo llevándolo a extremos patológicos.
El perfeccionismo nos agobia porque marca todas nuestras acciones, dejando una huella emocional muy fuerte, caracterizada por la sensación de que los demás nos miran y nos juzgan, y de que sus opiniones son más importantes que las propias.

El perfeccionismo nos agobia porque no nos permite delegar y pedir ayuda, algo tan importante en un momento de la vida que es tan necesario. La madre perfeccionista es la única que sabe cómo se coloca un pañal de tal manera que no se pase, es la única que sabe exactamente a dónde va cada cosa, es la única que sabe qué remera combina con qué pantalón, etc.

Mientras tanto, en el consultorio, escuchamos a las pacientes repetir una y otra vez la frase: “Esto (la maternidad) no es lo que yo esperaba”.
 
La expectativa lo es todo…
El perfeccionismo se basa en una expectativa irracional, en donde la mujer espera de sí misma ser “la madre ideal” que inventó como concepto, desde el primer día en que nace el bebé. Cada vez que esta idealización no se cumple, la mujer siente enojo, culpa y decepción por no alcanzar esa meta. La realidad es cruda y dolorosa para estas madres, ya que las metas suelen ser tan difíciles de alcanzar, que se agotan por correr en el camino, sin poder disfrutar del paisaje.

Las mujeres nos estamos enfermando por perseguir la perfección, lo que no existe, lo que nosotras inventamos. Después de todo, quién sino nosotras, somos las que decidimos qué es perfecto y qué no lo es, y las que vamos moviendo la vara a medida que vamos llegando, porque siempre, siempre “hay algo mejor”.
 
Debido a esto, muchas mujeres-madres padecen trastornos de ansiedad y depresión. Están sobreexigidas y presionadas. Se sienten fracasadas y angustiadas por no alcanzar sus expectativas, que son totalmente irracionales.

¿Y cómo influye nuestro perfeccionismo en los niños?
Cuando les mostramos a los chicos que hay que hacer todo perfecto, indirectamente les estamos enseñando que los errores son inadmisibles. El miedo a equivocarse y a ser juzgados o criticados también están encubiertos en este mensaje. Los chicos aprenden a no aprender de los errores, porque “si me equivoco está mal”, lo cual los limita en la vivencia de experiencias enriquecedoras y fundamentales para su desarrollo.

 La madre perfeccionista tiende a ser estructurada. No hay grises, las cosas son blancas o negras, están bien o están mal. Como consecuencia, los niños crecen con una marcada tendencia a la autocrítica excesiva, sintiéndose muchas veces inadecuados y emocionalmente vacíos, por no lograr los máximos estándares impuestos.

 En cambio, la flexibilidad nos permite educar a los niños bajo nociones importantes tales como el poder aprender de las equivocaciones, el tener segundas oportunidades, el que las personas “vamos mejorando” con la práctica, y el que no hay que temerle a los desafíos.

No necesitamos ser perfectas para ser buenas madres ni buenas mujeres. Nuestros hijos nos necesitan imperfectas y humanas. Y sobre todas las cosas, sanas. ¿Acaso no somos nosotras, las madres, las entrenadoras emocionales de nuestros hijos?




fuente: http://www.materna.com.ar/Familia/Ser-mujer/Articulos-Ser-mujer/Como-no-ser-una-madre-perfecta/Articulo/ItemID/20915/View/Details.aspx

Las primeras comidas del bebé

La alimentación ideal en los primeros 6 meses de vida es la leche materna de manera exclusiva. Es decir, únicamente pecho.

Se ha demostrado, mediante estudios realizados en las últimas décadas, que la lactancia materna posee los mayores beneficios, ya que protege al bebé de muchísimas infecciones y se reconoce una disminución de diarreas, otitis, catarros y alergias en los bebés alimentados de esta forma. No hay ningún otro alimento que pueda imitar sus cualidades.

La lactancia no sólo beneficia al bebé, también beneficia a la madre, ya que permite que el útero recupere de manera más rápida su tamaño normal. Esto le permite a la mujer recuperar el cuerpo que tenía antes del embarazo.

Si por algún motivo la lactancia natural no fuera posible, el bebé debe tomar leche de fórmula, maternizada (leche de vaca modificada y enriquecida similar a la leche materna) durante sus primeros seis meses.

Si el aumento de peso del bebé es normal y crece bien, no necesita de otro alimento antes de esa edad.

No hay que apurarse para darle al bebé alimentos sólidos antes de los 6 meses. Al llegar a esta edad se puede empezar con las primeras papillas.

6 meses: ¿Con qué comenzamos?
El bebé puede comenzar con sus primeras papillas al llegar a los 6 meses, de manera paulatina. En esta etapa, la alimentación es mixta o complementaria, ya que la introducción de los primeros semisólidos tiene una función más de aprendizaje que de nutrición, pero la alimentación básica del bebé seguirá siendo la leche.

A comer bien se aprende porque la alimentación es un hábito. Cuando el bebé comienza a introducir sus primeros alimentos, comienza a formarse el hábito alimenticio que lo acompañará toda la vida.

En esta etapa, podemos comenzar a darle:


    Purés de verdura: papa, zanahoria, zapallo.
    Cereales (precocidos o no) y
    Purés de frutas: manzana, banana, pera.

La fruta puede ser natural o cocida tipo compota, ya que aportan vitaminas, proteínas, minerales y fibras.

Esto es sólo una guía de consulta. Antes de incorporar un alimento a la dieta de tu bebé debés consultarlo con tu pediatra de cabecera.

Algunos consejos para comenzar

Horario
La mamá puede elegir el horario en que le va a dar la comida. No importa que sea al mediodía, a la tardecita o a la noche. Lo que sí importa es que tanto la mamá como el bebé puedan disfrutar de ese momento  relajados y tranquilos.

La segunda comida se incorpora hacia los 8 meses, en un horario opuesto al de la primera. Si la primera fue el almuerzo, la segunda será la cena, o al revés.

La primera comida reemplazará a la mamada o a la mamadera que el bebé tomaba en ese horario. Lo mismo pasará cuando se incluya la segunda comida diaria. No hace falta darle el pecho o la mamadera después del almuerzo o la cena si es que el niño ha comido bien.

7 meses
Llegados los 7 meses se le puede dar al bebé flanes o postrecitos, caseros o comprados, que pueden reemplazar a la fruta del postre.

También se incorporan las verduras de hoja verde.

Se le puede dar polenta y sémola. También podemos comenzar a darle arroz, pero previamente tamizado -es decir, hecho papilla- para evitar que el pequeño se atragante con los granos.

Las carnes rojas como las blancas también pueden incorporarse alrededor del séptimo mes. Las carnes le aportarán fundamentalmente las proteínas necesarias para el crecimiento. Estas deben estar siempre perfectamente cocidas.

El hígado, que es una importante fuente de hierro y proteínas, también puede incorporarse alrededor de los 7 meses.

Esto es sólo una guía de consulta. Antes de incorporar un alimento a la dieta de tu bebé debés consultarlo con tu pediatra de cabecera.

8 meses
Al octavo mes, el bebé incorporará la segunda comida del día: si la primera comida era el almuerzo, será la cena, o viceversa.

Preguntas más frecuentes
-¿A qué edad pueden empezar a comer maizena?
A los 6 meses.

-Si le damos pollo, ¿cuál es la mejor forma de cocinarlo? ¿asado al horno? ¿a la plancha? ¿hervido?
Todas son buenas, lo importante es cortarlo chiquito y sin huesitos

- Idem carne de vaca y de pescado
El pescado puede ser incorporado luego del año del bebé porque da más probabilidades de alergias.

- ¿Cuál es el pescado que mejor se adapta a los bebés, por el tema de las espinas o por otra razón?
Merluza filet o cualquier filet.

- ¿Y el hígado?
Es buenísimo y aporta hierro a la dieta del bebé.

- ¿Cuándo pueden comer huevo? ¿empezar con la clara o la yema?
La yema ya la pueden comer en tortillas, purés o comidas a los 7 u 8 meses y el huevo entero al año.

- ¿Conviene empezar con jugos cítricos,o no cítricos?
Convienen los jugos naturales de frutas, solos sin agregados. Es lo mismo empezar con cualquiera de ellos. (recordá que hasta el año no debería incluirse ni el kiwi ni la frutilla en la dieta de tu hijo).

Esto es sólo una guía de consulta. Antes de incorporar un alimento a la dieta de tu bebé debés consultarlo con tu pediatra de cabecera.

Alergias
Hay alimentos que no conviene incluir antes del año. Especialmente si en la familia hay antecedentes alérgicos. Entre ellos:

    Huevos (se aconseja hasta dos por semana, ya sea cocido o pasado por agua)
    Pescado
    Chocolate
    Dulce de leche
    Frutillas y kiwis (pueden dar alergias cutáneas)

Una salud de hierro
El hierro es un mineral muy importante, y no olvidemos que durante los dos primeros años de vida los niños experimentan un rápido crecimiento, lo que hace que se consuman sus reservas de hierro.Los cítricos contienen una gran cantidad de vitamina C, que favorece la absorción de hierro y sales de sodio y potasio. Los alimentos más ricos en hierro son las carnes rojas, el hígado, el pescado y el pollo. Algunos vegetales, como el berro o la espinaca, también poseen hierro, y aunque en menor medida, los lácteos.

Alimentos que conviene evitar

    Miel: No se recomienda su consumo, especialmente en los niños menores de 1 año y hay pediatras que no lo recomiendan hasta los 3 años. La miel fresca sin pasteurizar puede transmitir botulismo, una enfermedad grave del sistema nervioso.

    Hay alimentos que conviene evitar hasta los 3 años, por ser muy duros y no disolverse rápidamente en la boca y con los cuales el niño podría atragantarse. Estos son:

1.Maníes
2.Granos de choclo
3.Pochoclo
4.Caramelos duros
5.Frutas secas
6.Manzana en trozos (sólo se puede si esta cortada en trozos pequeños esta bien, como todos los alimentos sólidos deben estar cortados en trozos pequeños).



    Se deben cortar los alimentos en trozos muy pequeños así evitaremos que el niño se atragante.
    La temperatura de las papillas deberá ser tibia.
    A partir de los 7 meses, la carne -ya sea roja o blanca- debe ser cuidadosamente cortada en  pequeños pedazos.
    Hay que tener cuidado si le damos al niño pan para que se entretenga, ya que si tiene miga puede formar un bolo en la boca.
    No es necesario agregarle sal a sus comidas, porque ellos no están acostumbrados a los sabores salados, y no es saludable abusar de ella. No obstante, hay alimentos que no tienen sabor sin sal (por ejemplo la polenta, o las pastas), en ese caso, colocar solo  una pizca.
    Cuando le damos la primera comida al bebé, le ofreceremos una papilla salada, y un postre, que en un principio es conveniente que sea un puré de frutas.
    Los bebés también deben tomar una bebida en el almuerzo, así como lo hacemos los adultos. Lo ideal es que tomen agua, ya que las gaseosas contienen gran cantidad de azúcar y le quitan el apetito, además de que predispone a la aparición de caries.
    A los 6 meses  el bebé ya esta maduro como para sentarse, mirar la cuchara y abrir la boca, la lengua ya no se viene tanto para adelante, pero no olvidemos que en esta etapa la inclusión de los alimentos es un juego, tenemos tiempo hasta el año para que el niño "coma bien" . Recién en este momento  los alimentos cubrirán todas sus necesidades biológicas y la leche pasará a un segundo plano. No hay que desesperarse si al principio el niño no come "bien", es como un juego, puede escupir o rechazar el alimento y esto es normal. De cualquier manera hay que insistir a modo de juego. También hay niños que empiezan a comer bien a los 8 o 9 meses.
    Al principio hay que dejar que el niño haga lo que desee. Por ejemplo puede querer chupar o succionar la cuchara.
    En un comienzo, las texturas deben ser ni líquidas ni espesas e ir variando a medida que el bebé las vaya aceptando, no licuadas o muy procesadas. Es conveniente hacer el puré  con el tenedor.





fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/las-primeras-comidas-del-beb%C3%A9?page=0,3

Los movimientos del bebé en la panza

Los movimientos fetales se comienzan a percibir entre las semanas 18 y 24 de gestación.

Los famosas "pataditas" del bebé son percibidas, por lo general cuando la embarazada baja la actividad y se acuesta a descansar. Generalmente esto sucede a la noche, momento en el que se está más atenta a los cambios de posición del bebé.

Los primeros movimientos del bebé se pueden percibir como vibraciones o como una sensación de burbujeo dentro del vientre.

A medida que va avanzando el embarazo los movimientos se pueden identificar más claramente y hasta es posible visualizar alguna parte de su cuerpo como un codo, un talón o la cola, o notar que el bebé se está moviendo para adoptar otra posición. El bebé se moverá a veces, como respuesta a un estímulo como la música, un sonido o tus emociones.

A partir de la semana 24, el bebé puede tener hipo. Si esto sucede la mamá sentirá suaves y pequeños espasmos involuntarios y repetitivos, en la panza.

Hacia el final del embarazo, los movimientos serán menos intensos y más definidos, esto sucede porque el bebé tiene menos lugar para moverse.
A partir de la semana 28 es importante reconocer y percibir que el bebé se esté moviendo. Un método casero que se puede utilizar para sentir los movimientos del bebé es comer o tomar algo dulce y esperar unos 20 ó 30 minutos, aproximadamente y recostarse, ya que en esa posición se pueden distinguir estos movimientos con más claridad.

Ante la menor duda o sospecha de que el bebé pasó varias horas sin moverse, es importante comunicárselo al médico lo antes posible.



fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/los-movimientos-del-beb%C3%A9-en-la-panza?page=0,1

Dolor en la lactancia: grietas del pezón

¿Por qué se producen las grietas en el pezón?
Puede ser que el bebé no esté del todo bien prendido o también puede ser porque está mucho, mucho tiempo en la teta (mucho significa más de una hora).

 
¿Qué podemos hacer para curarlas?
El tratamiento más adecuado para las grietas se realiza teniendo en cuenta los siguientes ítems: aire, crema, leche, sol y correcta posición de prendida al pecho.

    Aire: los pezones deben estar siempre secos, y en la medida de lo posible, expuestos al aire. Después de dar de mamar quedan mojados, para secarlos se puede utilizar un secador de pelo o apantallar. Para que estén al aire se pueden agujerear las tazas del corpiño (o bajar la tapa del corpiño de amamantar) o utilizar escudos o casquillos aireadores de los pezones, que alejan la mama del corpiño y permiten que la piel respire.
    Crema: se recomienda utilizar crema de caléndula para hidratar los pezones naturalmente, o para ayudar en la cicatrización de la piel. Conviene colocarse un poco en cada pezón después de cada mamada.
  
  Leche: la leche materna también tiene propiedades cicatrizantes y antibacterianas. Puede colocarse una gota en cada pezón y secar apantallando. Repetir varias veces al día (especialmente cuando los pechos pierden gotas de leche).
    Sol: conviene tomar sol directamente en los pezones (agujerando una prenda que ya no se use a la altura de los pezones) 15 minutos por la mañana y 15 minutos por la tarde. Para mayor seguridad, los horarios de exposición recomendados son de 9 a 10hs y de 17 a 18hs. El sol fortalece la piel y ayuda a cicatrizar las grietas.

    Correcta posición de prendida al pecho: otro factor importante para la prevención o alivio de las grietas del pezón es una buena posición de prendida al pecho. Los labios del bebé deben quedar paralelos a la herida o a la grieta en el pezón, para que la cierre al mamar. Conviene probar distintas posiciones para lograrlo (posición inversa o acostada).Para evitar y/ o curar grietas, el bebé debe tomar la areola (parte oscura del pecho) al mamar, procurando que el pezón quede centrado dentro de su boca. Esto se consigue sosteniéndolo muy cerca del cuerpo, con su pancita tocando la de la mamá, de manera que su cabeza y su cuerpo queden alineados y no tenga que girar el cuello para mamar.


Nota aclaratoria: existe un tipo de grieta que tarda en curar, la cual puede derivar del muguet (hongo común en la boca de muchos lactantes). En este caso, se debe consultar al médico pediatra para iniciar un tratamiento tanto en la boca del bebé como en el pezón. No utilizar crema de caléndula hasta terminar el tratamiento.


fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/dolor-la-lactancia-grietas-del-pez%C3%B3n?page=0,1

Pilates para embarazadas: Ejercicios, recomendaciones y contraindicaciones

Hace tiempo que el Pilates se nos presenta como uno de los métodos más efectivos y novedosos para mantener en buen estado el cuerpo y la mente. Hoy te indicamos algunos ejercicios, recomendaciones y contraindicaciones para embarazadas.


Beneficios del pilates para las embarazadas

Esta actividad combina la flexibilidad y la fuerza, pero no requiere movimientos bruscos. Por esta razón su práctica es muy común entre embarazadas. Además, refuerza la musculatura de la pelvis y la zona abdominal, algo ideal para mujeres en este estado.
De esta forma, ayuda a aliviar las molestias físicas del embarazo, además de aportarnos otros beneficios. Por ejemplo, al fortalecer la pared abdominal, nos será más fácil ejercer presión durante el parto.

Además, con el pilates reducimos la tensión en los músculos de esta zona y la intensidad de la curva lumbar. Por otra parte, también estimula la circulación sanguínea de las piernas, lo que resulta realmente beneficioso durante el período de gestación.
También nos ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema cardiovascular, disminuyendo con ello la aparición de varices. Mejora la tensión arterial, además de ayudar a reducir la celulitis, la retención de líquidos y los calambres musculares. Sin olvidar que estos ejercicios favorecen el buen funcionamiento del sistema digestivo (reduciendo el estreñimiento y los gases) y que tienen propiedades beneficiosas para nuestro estado psicológico. También se recomienda su práctica durante los meses posteriores al parto.



Ejercicios de pilates recomendados a embarazadas
Existen ejercicios de Pilates especialmente recomendados para futuras madres. A continuación describimos algunos de ellos.
• Apoyamos las rodillas y las manos en el suelo, con la espalda recta. Inspiramos mientras contraemos los músculos pélvicos, llevando el ombligo hacia dentro y en posición ascendente. Mantenemos esta postura durante 10 segundos, aguantando la respiración, para después soltar el aire lentamente. Repetimos el ejercicio 10 veces.
• Nos tumbamos de lado, con la pierna que queda abajo doblada y el correspondiente brazo extendido hacia arriba. Exhalamos lentamente, levantando al mismo tiempo el otro brazo y la otra pierna. Después los bajamos despacio mientras inhalamos, y hacemos de dos a cuatro repeticiones a cada lado.
• De pie, con las piernas abiertas a la altura de las caderas, nos agachamos un poco y apoyamos las manos suavemente sobre los muslos. En esta postura, inhalamos mientras arqueamos la espalda hacia adentro, haciendo el movimiento contrario mientras exhalamos, hasta curvar la espalda hacia afuera. Repetimos cuatro veces.

En cuanto a sus contraindicaciones, lo cierto es que la mayoría de las mujeres embarazadas pueden hacer Pilates, salvo en casos de hipertensión, abortos habituales, neumopatías agudas, diabetes, retraso del crecimiento intrauterino, anemia, diástasis abdominal, obesidad, enfermedades pulmonares o sangrado, entre otros. De todas formas, si jamás lo hemos practicado, no debemos comenzar antes de los tres primeros meses de gestación.

Es el médico quien tiene que evaluar si realmente podemos realizar estos ejercicios. Él sabrá decirnos si es conveniente o no para el desarrollo del embarazo y nos informará bien sobre los beneficios y posibles riesgos que conlleva el pilates para embarazadas.



fuente: http://www.cosasdebebes.com/pilates-para-embarazadas-ejercicios-recomendaciones-y-contraindicaciones/

Embarazadas: Nueve meses al volante

Las obligaciones y muchas veces la propia necesidad obligan a la mayoría de mujeres encinta a seguir a los mandos de sus coches. Aquí van algunos consejos que no conviene olvidar en este tránsito.



Que una mujer embarazada puede conducir es una realidad que, además de legal, está al cabo de la calle. Sin embargo, y por su propio interés y el del feto, hay algunos datos a tener en cuenta durante los nueve meses que dura la gestación si toca ponerse a los mandos de un vehículo.

¿Qué periodo son los más críticos?
El primer y el tercer trimestre del embarazo son los más arriesgados, pues en los primeros 90 días el cuerpo, aún sin grandes cambios, no puede neutralizar un aborto espontáneo en caso de sufrir un accidente, mientras que en los 90 finales el vientre, ya de volumen acusado, queda por encima del aro del volante y un choque puede causar graves daños al feto.

¿Y el resto del tiempo?
En conjunto, el feto está bastante protegido por la pelvis de la madre, sobre todo en las etapas iniciales. Sin embargo, el crecimiento de útero y placenta expone progresivamente estos órganos responsables de la gestación, particularmente sensibles, a riesgos en caso de golpes o colisiones.

¿Hay otros riesgos a valorar?
Las afecciones habitualmente asociadas al período de gestación, como la lumbalgia y ciática, pero de igual modo, y aún más recurrente y peligrosa, la somnolencia provocadas por alteraciones hormonales, cambios en los niveles de azúcar en sangre… Al mismo tiempo, y en idéntico sentido, ojo a la medicación que se ingiera motivada por el embarazo, y también a las náuseas y mareos. Sobre estos, conviene evitar comidas pesadas antes de conducir o viajar en coche. También tomar glucosa o dulces.

¿Qué tipo de cinturón se debe llevar puesto?
Por supuesto su uso a bordo, sea la mujer embarazada la conductora o una pasajera, es obligatorio, como dicta el Real Decreto 965/2006 de 1 de septiembre, que sólo “exime de su utilización a personas con un certificado de exención por motivos médicos graves o discapacitantes, certificado que en todo caso deben portar consigo”. Se recomiendan los de tres puntos de anclaje –con bandas pélvica, o inferior, y torácica, o superior-, por otra parte los más habituales en cualquier coche, por encima de los de dos. Algunos estudios demuestran que los primeros aminoran hasta un 50 por ciento el riesgo de lesiones fatales. Por cierto, debe situarse con la parte superior entre los senos y con la inferior a la altura de la cadera y por debajo del vientre, nunca sobre él. No debe apretar, pero tampoco dejar holguras apreciables. En embarazos avanzados es adecuado el uso de un pequeño cojín a situar sobre la banqueta del asiento, como el que propone la firma BeSafe Pregnant por unos 50 euros, que mediante una cinta asegura la correcta posición del cinturón de seguridad.

¿Y el airbag?
Evidentemente, el de conductor no es desconectable, pero si la encinta viaja en el asiento del acompañante tampoco debe apagarlo en caso de poder hacerlo: está demostrado que, pese a lo aparatoso de su despliegue, es más beneficiosa su acción sobre mujer y feto que la ausencia de la misma.

¿Qué hay del asiento?
Debe situarse tan cómodo como a la usuaria embarazada le resulte, aunque atendiendo a una posición que no le reste visibilidad o maniobrabilidad, ésta relacionada con los mandos del vehículo. También debe recolocarse adecuadamente el reposacabezas conforme a la nueva posición de la butaca. Además, el volante debe quedar entre 15 y 20 cm, y quedar orientado hacia el pecho, no hacia la cabeza o el abdomen.

¿Y la conducción?
Previsible y tan suave y progresiva como sea posible, evitando brusquedades, movimientos violentos y frenazos que, de algún modo, podrían dañar a la madre o al feto. A bordo del coche, es importante llevar un historial médico de la mujer embarazada para afrontar con mayores garantías cualquier eventualidad que pudiera surgir.

Para viajar…
Obligatorio, tomárselo siempre con calma, parar cada dos horas como máximo y estirar las piernas en ligeros paseos que eviten retenciones de líquidos –al finalizar el viaje, el paseo debe ser de, al menos, 10 minutos-. En mujeres embarazadas de más de 35 años o con embarazos de alto riesgo no es aconsejable realizar largos desplazamientos en coche, y menos aún sin consultar al médico.

 

fuente: http://www.abc.es/20120629/motor-reportajes/abci-embarazadas-nueve-meses-volante-201206282114.html

Criopreservación de células madre profundiza el avance de la medicina regenerativa

Las células hematopoyéticas y las mesenquimales pueden autoduplicarse y diferenciarse. La preservación celular abre insospechadas puertas a la salud.

Las mesenquimales son células que renuevan a las que cumplen su vida útil en el organismo. Junto a ello tienen también la función de reparar los tejidos que sufren lesiones. Su importancia, entonces, es vital para el funcionamiento humano.

Por ello es que la dinámica de la criopreservación de células madre se centra en este tipo y en las hematopoyéticas, básicamente extraídas del cordon umbilical.

Las posibilidades que están aportando a la ciencia permiten desarrollar una nueva era en el ámbito especializado: la medicina regenerativa. Por ejemplo: si se implantan células mesenquimales en el hueso, pueden formar hueso por sí mismas a pesar de haber sido obtenidas de un tejido diferente.

El doctor Diego Fernández Sasso, representante científico y Miembro de la Comisión Directiva de la Asociación de Bancos de Células Madre de Cordón Umbilical en Argentina, explica que “tanto las hematopoyéticas como las mesenquimales son células con capacidad de autoduplicarse y diferenciarse, pero las segundas tienen mayor plasticidad celular".

Eso significa que pueden desarrollar distintos linajes celulares lo que permite generar variados tipos de células: del hueso, la articulación, la piel o el músculo. "También se estudia la posibilidad de desarrollar neuronas y miocardiocitos, que son las células del corazón”, comenta el especialista.

Hoy existe la posibilidad de recolectar en el momento del parto las células madre de la sangre y del tejido del cordón, guardándolas durante años para su potencial uso. "Esta práctica asegura la conservación de un tejido valioso, potencialmente utilizable en el corto plazo, sin ningún riesgo para la mamá ni para el bebé", subraya el profesional.



Tratan con células madre a nena con labio leporino

Según afirman los médicos, se mejoraron notablemente los niveles de cicatrización en el paladar, por lo que la menor se recupera favorablemente
Una niña argentina que nació con labio leporino está siendo tratada con células madre y según afirman los médicos, se mejoraron notablemente los niveles de cicatrización en el paladar, por lo que el cuadro evoluciona. La menor, llamada Francesca, se recupera ahora de su labio leporino bilateral a partir de un innovador tratamiento realizado sobre la base de las células extraídas de su propio cordón umbilical al momento de nacer.

 En la Argentina, cerca de 60.000 familias ya eligieron preservar las células madres del cordón umbilical al momento de tener un hijo para eventuales tratamientos futuros y nuevos descubrimientos sobre los que pueda avanzar la ciencia. Si bien se recomienda tomar la decisión en el segundo trimestre del embarazo -ya que luego se puede adelantar el parto corriendo el riesgo de no tener todo organizado- es importante recalcar que los Bancos de Células Madre cuentan con servicios de urgencia, en caso que la madre no llegara a realizar los trámites con anterioridad.

 En la actualidad, los tratamientos con células madre ofrecen una alternativa que permite al cuerpo la auto regeneración y son cada vez más las investigaciones científicas que ya las utilizan en terapias experimentales para reparación del músculo cardíaco, cirugía ortopédica, odontología, enfermedades autoinmunes y hasta enfermedades neurológicas.

Hace aproximadamente una década se comenzó a criopreservar sangre de cordón en forma privada en Argentina, lo que permite que el donante pueda utilizar sus propias células para tratamientos personalizados y 100% compatibles.

En la actualidad, existen en la Argentina unos siete bancos privados -cuatro en la Ciudad de Buenos Aires, uno en Córdoba, uno en Rosario y otro en Mar del Plata- que ofrecen este servicio de conservación. Así se desprende de la Asociación de Bancos de Células Madre ABC Cordón- una asociación sin ánimos de lucro que busca concientizar a la población en general sobre la importancia de conservar las células de cordón umbilical para uso personal o donación.

Un caso que da esperanza

 Andrés y Valeria vivieron hace pocos meses una situación inesperada y decidieron contar la historia de cómo llegaron al tratamiento de Francesca, su hija nacida con labio leporino que ahora evoluciona.

"Con mi esposa necesitamos un tratamiento de fertilización in vitro para poder ser papás. Cerca de los 4 meses de gestación, nos enteramos de que Francesca tenía labio leporino bilateral con fisura de paladar completo", relatan.

 Fue en ese momento que el obstetra de la pareja, el doctor Sebastián Neuspiller, recomendó a Andrés y Valeria guardar las células madre de cordón para un posible tratamiento post nacimiento.

 Así fue como llegaron al doctor Guillermo Trigo, el especialista argentino que realizó en 2009 la primera operación mundial de labio leporino con células madre. Allí conocieron el procedimiento y se les explicaron los alcances del tratamiento autológico: en el punto más bajo era inocuo -por lo que no perjudicaba la salud de Francesca- y en el más alto podían esperar una amplia regeneración ósea, pudiendo evitar alguna de las tantas operaciones que tendrá que realizarse la nena en el transcurso de su vida.

"Organizamos todo para que el día del parto se pudieran recolectar las células. Antes del año de vida ya estábamos encaminados para avanzar con la primera intervención, en la que se aplicaron células madre en el paladar blando y duro", cuentan los padres. Y agregan: "El tratamiento autológico está en curso y tenemos una excelente perspectiva de la cicatrización, tanto a nivel salud como estético".

Comunicación con el bebé en gestación: en línea directa con el bebé

El hijo por llegar convierte a la mamá en un cuerpo-casa, y nada de lo que sucede allí le es ajeno. Por eso, la mujer debe prepararse para un profundo encuentro con la nueva vida.

El hijo por llegar convierte a la mamá en un cuerpo-casa, y nada de lo que sucede allí le es ajeno. Por eso, la mujer debe prepararse para un profundo encuentro con la nueva vida. El desarrollo intrauterino de un bebé no es más que una inmersión en climas que van desde lo energético a lo emocional: el pequeño corazón se desarrolla al ritmo de los latidos de ese cuerpo-casa.

Al explorar en los últimos años los canales de comunicación con la vida intrauterina, una de las cuestiones que me asombró fue la distancia que a veces se instala entre la madre y el hijo que está gestando. Entonces, es necesario explicarle a la mujer que el hijo está dentro del cuerpo y, en algunos casos, parece que debiera verificarlo con la imagen ecográfica.

En esta distancia interviene el clima emocional que rodea al embarazo como también la historia de cada una en tanto "habitante de su cuerpo". La libertad para atender sensaciones y emociones permite tomar conciencia de los cambios que produce la gestación. También interviene la barrera que dibuja el temor dentro del cuerpo, inmovilizando y tensionando áreas musculares y regiones enteras que de este modo nos apartan de los cambios internos.

La observación y reflexión acerca de estos temas me llevó a imaginar el desarrollo intrauterino de un bebé como una instalación e inmersión en climas energético-emocionales que contienen las transformaciones biológicas y la puesta en marcha de los sistemas fisiológicos en la medida en que se desarrollan.

Las primeras estructuras embrionarias conforman una material vibrátil que, a corto plazo, se organiza mediante el ritmo del pequeño corazón, que con sus latidos comanda la estructura de vida del habitante del útero y lo coordina con los ritmos internos del cuerpo materno. Este acompasamiento imprime en nuestra protohistoria, seguramente, el sentido arcaico de los ritmos que permite sincronismos con el cuerpo que nos recibe y, desde allí, con las circunstancias de la vida en la Tierra.

Cuando un bebé habita el cuerpo-casa, se despliega un plan asombroso de organización embrionaria en simbiosis con el cuerpo femenino. El embrión se instala en la continuidad del "tam-tam" del corazón materno. A partir del primer mes de gestación, el corazón embrionario en formación incorpora sus "tam-tam-tam" en los ritmos del cuerpo-casa, y el sentido del ritmo se afianza como cauce de la memoria de nuestra especie

Al acompañar a una mujer durante su gestación, mi propósito es que lo más temprano posible -luego de las primeras etapas de elaboración de la realidad del comienzo del embarazo- se disponga a un encuentro íntimo desde lo más profundo de su ser con la nueva vida que alberga en su cuerpo. Simultáneamente, si el hombre está, propongo que esta tarea sea compartida a través del acercamiento a estas percepciones que la mujer puede transmitirle verbalmente en un primer momento, y luego mediante el contacto desde los sentidos, la voz y la música en ejercicios que combinan ternura, paciencia, contención, y generan confianza para recibir la nueva vida.

Todavía hay muchas mujeres -y más hombres- que preguntan si las emociones de la madre afectan de algún modo al bebé. Suelo responder que el bebé es un habitante que se instala en el cuerpo de la mamá y lo convierte en un cuerpo-casa, y nada de lo que suceda en la casa le es ajeno. El bebé evoluciona inmerso en los climas energético-emocionales y esto forma parte de su historia inicial antes del nacimiento. Movimientos, luces y sombras, sonidos, voces, estados internos, y contactos a través de las fronteras de la piel, producen miles de constantes intercambios que involucran al bebé, activan reacciones de desplazamiento, despertares de ensueños intrauterinos y graban caracteres durante la gestación que luego se desplazarán atravesando ciclos vitales.

Día de la Madre: ¿por qué el tercer domingo de octubre?

Argentina es el único país del mundo que festeja el Día de la Madre –también conocido como Día de la Familia- el tercer domingo de octubre . Pero, ¿a qué se debe esta suerte de “rebeldía” respecto a la fecha de celebración?


 El festejo, que comenzó teniendo un origen popular, terminó ligándose a la religión católica : según el calendario litúrgico de la Iglesia, el 11 de octubre era la festividad de la Maternidad de la Virgen María (actualmente se celebra el 1° de enero). Así, se hizo costumbre en Argentina celebrar el Día de la Madre el domingo anterior o siguiente al 11 .

Sin embargo, a principios del siglo XX, con la creciente inmigración que llegó al país, la celebración fue desligándose de lo religioso y, con el tiempo, "el Día de la Madre Universal" fue consolidándose el tercer domingo de octubre con el objetivo de no separar a las madres católicas de todas las demás.




fuente: http://vidayestilo.terra.com.ar/mujer/dia-de-la-madre-por-que-el-tercer-domingo-de-octubre%2c00564e8e78891410VgnVCM4000009bcceb0aRCRD.html

A ser mamá también se aprende

Pese a las mujeres podamos tener más o menos desarrollado nuestro instinto maternal, a ser madre se aprende. Ninguna mujer sabe muy bien lo que le espera y cómo debe actuar cuando tiene a su bebé recién nacido en sus brazos. Es lógico que sintamos inseguridad o que nos veamos desbordadas, en un principio, ante las exigencias de nuestra nueva situación.


Cómo ser una buena madre

Por mucho que anteriormente a ser madres hayamos leído sobre bebés o nos sintamos cualificadas y preparadas para la maternidad, todas hemos tenido que aprender sobre la marcha y con el ejercicio de nuestra labor, al igual que hacemos cuando nos enfrentamos a cualquier nuevo trabajo. Para el cuidado de nuestro hijo, el día a día y la práctica es nuestra mejor escuela y, a diferencia de otras labores, nunca dejaremos de aprender algo más sobre nuestros pequeños.

Por otro lado, no se trata de una cómoda jornada de 8 horas de lunes a viernes, ser madre, aunque maravilloso, puede ser agotador y estresante, precisa de una entrega total y un reciclaje constante. No debemos esperar que nuestro primer hijo, suponga para nosotras un camino de rosas.

Por eso, entender correctamente las necesidades de nuestro primer hijo no suele ser tarea fácil para ninguna mujer, todas hemos sido novatas y, con los niños, muchas veces hay una primera vez para todo: una primera vez... para darles el pecho, para comer con cuchara, para cambiarles el pañal, para bañarles, para jugar, para comunicarnos, para contestar a sus preguntas, etc. Al igual que nuestros bebés, también las mamás vamos superando etapas (casi siempre con sobresaliente), pero siempre nos queda algo por aprender, algo por perfeccionar o algo que compartir.

A ser mamá se aprende durante toda la vida. Nunca debemos sentirnos ansiosas, impacientes o inútiles, sabemos que debemos aprender de nuestros errores y fracasos y que tenemos que mirar con optimismo nuestra labor. Estamos en el camino de la maternidad y aprendemos cada vez que damos un paso con decisión. Como dice el poeta: "se hace camino al andar"...



fuente: http://www.guiainfantil.com/blog/733/a-ser-mama-tambien-se-aprende.html

Lo que significa ser madre

Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo.
Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño.
Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida.
Sin embargo.., en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño,
Perdurará siempre la huella del camino enseñado.
Madre Teresa de Calcuta

 

 

 


Ser madre no significa solo cambiar pañales, calentar biberones o pelearte con los purés.
Ese solo es el comienzo, ese solo es el momento en el que una madre se da cuenta de que es capaz de hacer cualquier cosa por un mundo al que ha dado la vida. Ese mundo es ese hijo en el que hay millones de ilusiones…

Ser madre significa cambiar tu vida, tu tiempo y tu forma de pensar por tus hijos.
Significa dar todo tu corazón y entregar tus fuerzas cada día para sacar a tus hijos adelante y enseñarles a vivir.

Significa tener una razón de ser para el resto de tu vida.
Querer aprovechar y exprimir cada momento al máximo. Tener sentimientos encontrados al ver cómo tus hijos crecen, sintiendo dicha y nostalgia cuando avanzan dando pasos de gigante por la vida.

Si hay un amor que podamos llamar verdadero es el amor sincero de una madre,
un amor que a su vez es eterno e infinito. En realidad ser madre implica seguir los pasos de unos pequeños maestros, los hijos, hasta que se hacen grandes; pues con solo existir y sin saberlo los hijos les enseñan a amar de manera incondicional.

Ser madre significa nunca más estar sola en el pensamiento,
pues una madre siempre piensa doble: por sus hijos y por ella. Una madre se siente tremendamente afortunada porque sabe que sus hijos son el mayor tesoro que podría alcanzar a tener.

La maternidad no significa sonreír siempre, sino también llorar a mares.
Requiere muchas noches de insomnio fundiendo a la almohada en un ahogante abrazo. Significa un sinfín de preocupaciones; horas de correr tras sus hijos; días, meses y años inventando cientos de maneras para camuflar las verduras y el pescado; aguantar peleas y tolerar con toda la paciencia del mundo la infinidad de sinsentidos que tiene la vida.







Lo que una madre hace por sus hijos

A una madre le duele más que a nadie decir NO a sus hijos, retarles, medir sus fuerzas, verles caer, abandonar  sus sueños o desaprovechar sus capacidades… Pero conoce la importancia de los límites y pretende que sus hijos los aprendan.

Una madre no puede vivir por sus hijos pero sí procura compartir lo máximo con ellos.  Por eso, una madre intenta cada día coser unas alas enormes y ligeras que permitan a sus hijos volar muy muy alto.

Una madre quiere que a sus hijos les vaya todo bien en la vida, pero también quiere que haya tormentas y aprendan a navegar en alta mar. Sabe que sus hijos tienen que pasear de la mano de sus demonios, liberarse de las cargas y tropezar mil veces con la misma piedra.

Ven mejor que nadie los defectos en sus hijos pero, sin embargo, los aceptan y nunca los esconden. Saben si sus hijos no están bien con solo mirarlos, puesto que las madres son las más expertas detectoras de emociones.

También viven sus culpas con el mayor terror conocido, pues sentirse culpable y responsable de los problemas de la persona a la que más amas en este mundo es tremendamente doloroso. Por eso una madre carga sobre su espalda demasiado equipaje. Quizás esto es un acto heroico pero sobre todo es generoso.

Probablemente sacrificar sus metas, sus aspiraciones o su vida por sus hijos no hace de una madre un ser valiente, pero sí la persona más tenaz y generosa del mundo.

Las noches en las que sus hijos despiertan con fiebre, enfrentarse al mundo y superar todos los miedos, sacar a sus hijos adelante y protegerlos ante todo.., eso es lo que hace a las madres el mejor ejemplo de valentía y amor.

Porque las madres son las personas más fuertes del mundo, pues su debilidad es su punto fuerte y este siempre será el amor hacia los que cada día encienden su corazón y sus ganas de vivir.




fuente: http://lamenteesmaravillosa.com/lo-significa-madre/

Las madres les dedican 9 horas diarias a sus hijos



Un estudio sobre Nuevas Tendencias y Hábitos en Maternidad y Crianza, desarrollado por Planeta Mamá y la consultora Wonderpanel, reveló que las mamás que trabajan dedican nueve horas diarias a sus hijos y que a muchas de las encuestadas les gustaría que su pareja estuviera más involucrada en la crianza.


Nueve horas diarias en promedio es el tiempo que les dedica una madre a sus hijos. Madres que trabajan. Es decir, lo que resta de la jornada casi que ni alcanza para descansar. Este es uno de los tantos resultados de un estudio sobre Nuevas Tendencias y Hábitos en Maternidad y Crianza desarrollado por la consultora Wonderpanel y el sitio Planeta mamá.

En la encuesta participaron unas 6.000 mamás. Y el 36% aseguró que le gustaría que su pareja estuviera “un poco o mucho más involucrado en la crianza de los hijos de lo que está actualmente”. ¿Por qué han dicho esto las mujeres? Por estas razones: el 91% de las madres aseguró que son ellas quienes cambian los pañales de sus hijos, los visten y los ayudan con la tarea escolar. El 81% de ellas son además quienes llevan a dormir a sus hijos y cocinan para ellos. Y el 77% es la encargada de llevarlo a las actividades extraescolares y sociales, y quienes bañan a los nenes.

¿Cuáles son las tareas que realizan los padres? El 35% lleva a los chicos al colegio. Y el 27% juega con ellos. El 21% los baña y el 19% los lleva a tareas extraescolares o sociales. Pero, como se ve, la diferencia entre los porcentajes es abismal...

Para volver a las horas del día de las mujeres-madre, los hijos son los que más tiempo consumen. Luego viene el trabajo. Empatan las tareas hogareñas con la pareja. Y por último, los intereses personales de la mujer. Sus gustos, sus pasiones, sus pasatiempos, es lo primero que deja de lado la mujer cuando se hace cargo de un hogar.

Por eso, ante la pregunta ¿Para cuál de estos ítems sentís que te falta tiempo? el 73% dijo “otros intereses personales”. ¿Qué viene en segundo lugar? La pareja. Sí, seis de cada diez mujeres sienten que les falta tiempo para compartir con su pareja.

El estudio también hace hincapié en cómo contribuyen las mujeres a generar una buena autoestima en sus hijos. El 60% lo hace felicitándolo y celebrando sus logros. El 57% demostrándole cariño, amor, mimándolo. Y el 45% alentándolo cuando algo no le sale. El 60% de las mujeres dijo que lee literatura acerca de cómo educar a los hijos.

Finalmente, el 78% de las mujeres-madre aseguró que le importa más la calidad que la cantidad de tiempo que le dedica a sus hijos.. Nada de sentirse culpables.




fuente: Clarin

Ideas para regalar en el día de las madresIdeas

Quizás no tienes mucho tiempo para pensar qué regalar en el día de la madre, ya sea a tu mamá, a tu suegra o a tu esposa. Aquí te presentamos algunas ideas concretas para sacarte de apuros.


Gustos especiales
Un tratamiento de belleza en la peluquería.

Puede ser una manicure, un corte de pelo o una limpieza de cutis.

Si es aficionada a leer, un libro de alguna escritora como Marcela Serrano, Ángeles Mastretta, Isabel Allende, Laura Esquivel, Rosario Ferré, Bárbara Wood o Zoe Valdés.

Una suscripción a su revista favorita.

Si le gusta cocinar, algún implemento especial para que despliegue sus habilidades culinarias. Puede ser una batidora nueva, una fuente de cerámica, un juego de vasos o ese electrodoméstico que ya está viejo y necesita ser reemplazado. También puedes comprarle un libro de recetas o mejor todavía, un libro que ella pueda rellenar con sus propias especialidades.

Si es deportista, una raqueta de tenis nueva, un buzo de gimnasia, un par de zapatillas o un reproductor de música en miniatura.


Los clásicos de siempre
Una caja con sus chocolates favoritos.

Ese perfume que tanto le gusta, o una crema con su aroma preferido.

El desayuno en la cama.

Un ramo de flores.

Un marco de fotos con un retrato familiar.

Una comida en su restaurante favorito.

Alguna prenda de vestir. Puede ser una bata, una blusa, una camiseta o un par de zapatos. Las carteras también son un muy buen regalo.

El calendario ideal para preparar la habitación del bebé

Preparar la habitación de tu bebé con tiempo y de forma organizada te evitará más de una sorpresa y te permitirá lograr los objetivos de seguridad, comodidad y estimulación necesarios en el espacio donde tu bebé pasará sus primeros años. Además, podrás decorarla a tu gusto, eligiendo colores, muebles y telas más personalizadas, y disfrutar con este proceso creativo.

 

Cuándo empezar
Muchas mamás coinciden en que los cinco meses de embarazo es una fecha ideal porque en el segundo trimestre de embarazo se sienten con más energía y más tranquilas. “A las 20 semanas de gestación, el riesgo de aborto natural ha disminuido mucho y las embarazadas están más relajadas”, coincide el doctor Juan José Guerra, del departamento de obstetricia y ginecología de Kaiser Permanente en Oakland, California.

Alrededor del quinto mes, probablemente te dirán si esperas ¡niño o niña!, así que ha llegado el momento de elegir colores y temas . “Cuando me dijeron que era niño, fue como si me hubiesen dado luz verde. ‘¡Ya puedo empezar a arreglar su habitación!’, es lo primero que pensé”, explica Francesca Laudon, una mamá de Los Gatos, California.

“Luego, todo era decidir los colores, pensar en la cuna y los detallitos para darle un sitio real a mi hijo. Es la misma época en que empiezas a buscar el nombre de tu bebé” activamente, añade Francesca.


¿Y cuándo debería estar terminada la habitación?
“¡Antes del parto! Cuando ya ha nacido el bebé no tienes tiempo ni ganas de preparar la habitación, así que hay que hacerlo antes. Lo rico es aprovechar y comprar las cosas con tiempo”, asegura Francesca.

En cualquier caso, de los 5 a los 7 meses de embarazo es un buen margen de tiempo para dejar la habitación del bebé bastante avanzada, entre otras cosas porque “es una época estable del embarazo y a partir de los 7 meses es difícil predecir cuándo va a llegar el bebé”, como explica el Dr. Guerra.

Pero la realidad es que no siempre es posible terminar antes de los 8 meses o más, y uno de los obstáculos para ello está relacionado con la propia habitación del bebé: el plazo de entrega de algunos muebles.

"¿Cuándo llegará la cuna divina que compré?"
En Estados Unidos, las cunas se consideran un pedido especial y tardan por lo general 12 semanas en entregarse, una vez realizada la compra. La tienda donde la compres tiene que ordenarla al fabricante y sus envíos son periódicos, no inmediatos y suelen seguir una ruta. Además, muchos fabricantes te ofrecen la posibilidad de elegir entre diferentes acabados y colores.

“Cuanto más personalizada sea la cuna, más especial es la orden y el envío tarda más, porque hay un tiempo de fabricación que debe de añadirse”, aclara Luz Delevau, propietaria de la cadena de tiendas independientes BabyWorld, en Oakland.

“Lo que veo en la tienda es que muchas mamás empiezan a los 5 meses pero tardan más en tomar decisiones. Cuando vienen a la tienda ya al final del embarazo, sólo puedo ofrecerles lo que me queda en el almacén, no lo que de verdad les gustaría elegir”, concluye.

“Si vas a la tienda cuando estás de 7 meses y te dicen que la cuna tardará 3 meses en llegar, no te asustes”, comenta Nehemiah Lazo, un decorador de San Francisco, California. “Existen muchos lugares donde te pueden entregar la cuna en un mes o menos, o incluso al momento, si la tienen en el almacén de la tienda. Todo depende del tipo de cuna y el tipo de tienda donde la compres”.

Otra opción es comprar la cuna por internet, donde puedes encontrar mucha variedad y buenos precios. Pero lee bien los detalles de entrega para no llevarte una sorpresa, y los costos relacionados con el envío de un paquete que puede exigir una manipulación delicada.

“Muchas veces, lo que compras en una página de internet, te lo enviará directamente el fabricante del producto, que es una compañía diferente, con la que el sitio de internet tiene un acuerdo de ventas”, aclara Nehemiah Lazo. “Probablemente ese sitio web no se responsabilizará si tu pedido llega más tarde de lo esperado”.

En cualquier caso, no te angusties, porque tu bebé tendrá un sitio donde dormir. Como dice Francesca, “para nosotras, las mamás latinas, la primera decisión es si el bebé va a dormir en nuestra cama o en el moisés. Yo nunca me planteé ponerlo directamente en la cuna grande”.

Para esos tres primeros meses en que quieres tener al bebé cerca, en un lugar más pequeño, otra opción económica y rápida es la cuna de colecho (o co-sleeper), que te resultará especialmente práctica si te hacen una cesárea y si amamantas.

fuente: http://espanol.babycenter.com/a14100061/el-calendario-ideal-para-preparar-la-habitaci%C3%B3n-del-beb%C3%A9

Embarazadas al volante. ¿Es aconsejable?

Conducir es una actividad que no está contraindicada para las mujeres embarazadas con las debidas precauciones y siempre que se trate de una gestación sin problemas

El embarazo es un proceso natural que no tiene por qué impedir a la futura madre llevar a cabo la mayor parte de las tareas que realizaba antes. Y conducir es una de ellas: una actividad que no está contraindicada para las embarazadas, siempre y cuando se trate de una gestación de curso normal. No obstante, hay que tener en cuenta algunos detalles por las modificaciones que se producen en el cuerpo.

Los dos períodos más críticos para la conducción son el primer y el tercer trimestre. En el primero, el cuerpo de la mujer aún no sufrido grandes modificaciones y no es necesario ajustar el asiento ni el volante. En el tercer trimestre, por contra, y debido al incremento del abdomen, la distancia entre el vientre y el volante se reduce significativamente, lo que hace necesario ajustar las posiciones preestablecidas. Esto puede dificultar el control del propio volante así como de los pedales, especialmente en mujeres de estatura baja.

 Una embarazada que conduce y tiene un accidente de tráfico no corre ni más ni menos riesgo que una mujer no gestante. Sí que se pueden producir, en cambio, complicaciones directamente asociadas a su estado. En el primer trimestre, el principal peligro de sufrir un siniestro es que éste provoque un aborto espontáneo. En el segundo y el tercer trimestre los problemas más importantes, por orden de frecuencia, son: desprendimiento de placenta, hemorragia transplacentaria, rotura o laceración del útero y lesión directa fetal. Además, la posibilidad de que se desencadene el parto en las cuarenta y ocho horas siguientes al accidente se multiplica por dos. Obviamente, el riesgo más grave para el niño en estos casos es el fallecimiento materno que traería como consecuencia, casi segura, la muerte del feto.

Debido a estas posibles complicaciones existen unas recomendaciones muy claras para la conductora gestante. La primera de ellas se refiere al uso del cinturón de seguridad. Aunque los estudios realizados en los años 70 indicaban que no era recomendable el empleo del cinturón de seguridad en las embarazadas, datos más recientes precisan, de forma abrumadora, todo lo contrario. El cinto es tanto o más recomendable en el caso de mujeres en estado; salva vidas maternas y fetales y evita complicaciones derivadas de un accidente.


Tres puntos de anclaje en el cinturón
Lo más recomendable es utilizar el cinturón de tres puntos de anclaje -aquellos que disponen de banda pélvica o inferior y banda torácica o superior- frente al de dos puntos. Se ha comprobado que las lesiones fetales graves se reducen en más de un 50% cuando se usa el primero en detrimento del segundo. En cuanto a su modo de empleo, debe colocarse pasando la banda superior entre los senos y la banda inferior sobre las caderas por debajo del abdomen, nunca sobre este último para que no oprima el vientre.

Aunque la legislación española, en sus artículos 116 y 119 del Código de circulación, establece la posibilidad de exención en el uso del cinturón de seguridad «en mujeres encintas cuando dispongan de un certificado médico en el que conste su situación o estado de embarazo y la fecha aproximada de su finalización», es recomendable que toda embarazada que circule en automóvil haga uso del cinto.

Otro punto importante relativo a la seguridad en el vehículo durante el embarazo es al airbag y sus presuntos efectos perjudiciales sobre el feto. Pese a lo que pueda decirse, se desaconseja desconectar el airbag -ya sea el del conductor o el del copiloto- en el caso de chicas en estado. Los datos de los que se dispone indican que el uso de estos dispositivos protege a la mujer y a su bebé en caso de accidente.

Asesoramiento médico
Por último, hay que tener en cuenta otra serie de factores que pueden alterar la capacidad de concentración durante la conducción y poner en peligro a los ocupantes del vehículo. Uno de los más frecuentes es el sueño característico que sufren algunas mujeres gestantes. El embarazo puede producir cambios en el nivel de azúcar en la sangre, modificaciones de la tensión arterial, alteraciones en la visión y edemas en los miembros o varices. Además, el empleo de fármacos como sedantes también puede alterar el nivel de atención necesario para asegurar una circulación sin peligro.


fuente: http://mujer.terra.es/muj/articulo/html/mu26221.htm

Suplemento de hierro en el embarazo

¿En qué casos hay que tomar suplementos de hierro? ¿Por qué es tan importante hacerlo? ¿Qué cantidades de hierro necesita la embarazada? ¿Qué hacer si el suplemento de hierro cae mal?


El hierro es esencial para la producción de hemoglobina (la proteína que se encuentra en los glóbulos rojos y que lleva el oxígeno a las células), y también colabora en el buen desarrollo del bebé y la placenta. Como en el embarazo la circulación de sangre aumenta hasta un 50 por ciento, el requerimiento de hierro se hace mayor y esencial para una buena oxigenación de las células y un buen desarrollo del bebé.

Para tener una idea, el requerimiento de hierro en el embarazo es de 30mg diarios, mientras que para las mujeres que no están embarazadas, es de 17mg diarios.

Como la dieta de la futura mamá no suele alcanzar para cubrir los altos requerimientos de hierro de esta etapa, el médico suele indicar a partir del segundo o tercer trimestre un suplemento de hierro para evitar la anemia en el embarazo. En algunos casos, si la mujer comenzó su embarazo con niveles bajos de hierro, puede que lo indique a partir del primer trimestre.

Para evaluar si es necesario dar suplementos de hierro, uno de los primeros estudios que indica el médico y que luego se repite a lo largo del embarazo, es un análisis de sangre (hemograma). Como la anemia producto de la falta de hierro, sobre todo al comienzo y hacia el final del embarazo, está relacionada con partos prematuros, bajo peso al nacer, anemia en la niñez y también con un aumento de la mortalidad infantil, estos estudios son fundamentales así como el control y la administración de hierro en casos necesarios.

Más allá del suplemento, una manera de ayudar a que el cuerpo reciba más hierro es incorporando a la dieta alimentos con alto contenido de este mineral como carnes rojas, aves y pescados, vegetales, legumbres, etc.

Y para que el cuerpo absorba más y mejor este mineral, se aconseja:
- Tomar el suplemento de hierro con un vaso de jugo de naranja o jugo de pomelo, porque la vitamina C puede lograr que el cuerpo absorba hasta 6 veces más el hierro.

- Condimentar con jugo de limón para sacarle más provecho aún a los alimentos que contienen hierro (acelga, espinaca, pollo, etc.). También se pueden sumar como ingrediente a las ensaladas trocitos de pomelo o naranja.

- Evitar tomar té o café una hora antes o hasta una hora después de tomar el suplemento de hierro o de las comidas porque ambos contienen elementos que interfieren en la absorción del mismo.

- Como el calcio que no proviene de los lácteos también reduce la absorción de hierro, se recomienda que si la embarazada está tomando un suplemento de calcio o antiácidos que lo contienen, lo haga entre comidas para que no interfiera en la absorción del hierro.

 
El suplemento de hierro me cae mal y me produce molestias, ¿qué hago?

Uno de los efectos secundarios más comunes de los suplementos de hierro son las molestias gastrointestinales. Dolor de estómago, estreñimiento, náuseas y, aunque muy raramente, diarrea son los efectos que puede llegar a producir en algunas embazadas la ingesta de suplementos de hierro. Algunas mujeres también pueden llegar a sentir mareos.

Si esto sucede, lo mejor es charlar con el médico. Él tal vez intente probar con otras marcas hasta dar con una que no produzca molestias o con dosis menores de hierro para ir aumentándolas a medida que la futura mamá las vaya tolerando.

Otros hábitos que tal vez ayudan a contrarrestar estos efectos secundarios son:
- Tomar el suplemento en dosis más pequeñas a lo largo del día en vez de en una sola dosis.
   

- Rotar el momento del día para ir probando en cuál cae mejor: por ejemplo, si a la mañana produce náuseas o mareos, tomarlo a la noche antes de dormir y ver qué sucede.
   

- Si el problema es el estreñimiento, probar tomando jugo de ciruelas o comiendo tres o cuatro ciruelas pasas que ayudan a regular el sistema digestivo.


Si nada funciona y las molestias fuertes persisten, el médico puede indicar inyecciones intramusculares de hierro, aunque muchas mujeres prefieren evitarlas y seguir probando con el suplemento en otras formas porque las inyecciones a veces pueden llegar a ser dolorosas y dejar hematomas en la zona, y en algunos casos producir fiebre.

Otro de los efectos secundarios al tomar suplementos de hierro es que las deposiciones se vuelven más oscuras, así que si esto sucede, no hay que asustarse, porque es totalmente inocuo y normal, sobre todo al comienzo del tratamiento.

 

 

Asesoró: Dra Marisa David, gineco-obstetra


fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/suplemento-de-hierro-en-el-embarazo?page=0,0

Juguetes para el desarrollo cognitivo de tu hijo

Los juguetes forman una parte fundamental en el desarrollo de los niños pues, además de las experiencias cotidianas, es a través de ellos que conocen el mundo. Los juguetes son algo para ver, tocar, sentir, escuchar. Si se les proporciona el juguete ideal para su edad, entonces tendrán muchas posibilidades de explorar y aprender. Sin embargo, también hay que tener cuidado de darles siempre los adecuados según su madurez intelectual, pues de lo contrario no solo podrían no aprovecharlos, romperlos o perderles piezas, si no más importante aún, se podrían lastimar con ellos.

Es por eso que preparamos una breve guía de lo que debes buscar en un juguete según la edad que tenga tu hijo:

De 0 a 6 meses: Es importante que sean suaves y ligeros, como los peluches por ejemplo. En esta etapa también son ideales los móviles de colores brillantes y contrastantes, las sonajas (cuidando que no sean demasiado pesadas), los espejos y los tapetes, objetos con los cuales disfrutarán mucho. Los libros en esta etapa deben ser de tela y si emiten sonidos éstos deben ser suaves y armoniosos. Otro juguete perfecto para esta edad son los gimnasios y centros de actividades.

De 6 a 12 meses: La motricidad gruesa del bebé está en pleno desarrollo, por lo cual aquí las pelotas (ligeras y de materiales suaves) son perfectas para enseñarlo a rodar y a lanzar objetos, incluso a perseguirlo con el gateo. Al final de esta etapa estará listo para los bloques y los aros apilables, o el clásico cubo de actividades en el que debe insertar las figuras geométricas.

De 1 a 3 años A esta edad ya es seguro darles juguetes para la tina, figuras que flotan, juguetes que tiran agua, burbujas, barquitos, etc.  Los juguetes de transporte: carros, camiones, aviones, juguetes con ruedas y una cuerda para tirar de ellos. Éstos son ideales pues es al principio de esta etapa que empezarán a caminar. Entre los dos y los tres años estarán listos para armar rompecabezas simples.

De 3 años en adelante: Los bloques podrán ir siendo cada vez de tamaño más pequeño siempre y cuando los usen bajo nuestra supervisión. Además los materiales de arte como acuarelas, plastilina y masilla los entrentendrán durante largos periodos de tiempo.


fuente: http://www.todobebe.com/2015/08/12/juguetes-para-el-desarrollo-cognitivo-de-tu-hijo/

La hinchazón durante el embarazo

Los síntomas de la hinchazón durante el embarazo son evidentes. La sensación de peso y dolor en las piernas, el incómodo que resulta usar algunos zapatos o anillos en los dedos, la distensión del abdomen, son algunas señales de que una mujer embarazada se está hinchando. La hinchazón durante el embarazo, que aparece especialmente en las partes inferiores del cuerpo, es decir en los pies, tobillos y piernas, suele ser una de las molestias más comunes de las mujeres embarazadas, principalmente cuando se encuentran entre el tercero y cuarto mes de gestación.

Aparte de los pies, tobillos y piernas, la mujer embarazada puede presentar hinchazón también en las extremidades, en los dedos, manos, brazos, como también en la cara, aunque la mayoría de los casos se limita apenas a una molestia, con lo cual no existen razones para preocuparse.

 

Causas más comunes de la hinchazón en la embarazada
Embarazada estira pierna
- Retención de líquidos. La mujer embarazada suele retener más líquidos que se diluyen cuando se mezclan en la sangre.

- Aumento de la sangre circulante, debido al agua. La sangre sale del corazón, sigue para las piernas y los pies, y al momento de volver a la parte superior del cuerpo, se encuentra con más resistencia, lo que causa más presión y hace con que el agua de la sangre fluya por las paredes de las venas.

- Compresión de la región pélvica. El desarrollo y crecimiento del feto puede comprimir más la región pélvica.

- Embarazo múltiple : El útero gana más peso, lo que probablemente altera la circulación sanguínea.

- Elevadas temperaturas.

- Exceso de peso en la mujer durante el embarazo

 

Prevención y tratamiento de la hinchazón en el embarazo
Las mujeres embarazadas que llevan una vida más saludable, es decir, que se alimentan correctamente, hacen ejercicios físicos, no fuman, y no ganan demasiado peso, tendrán menos posibilidades de hincharse durante el embarazo. Según los especialistas, las mujeres que se quedan embarazadas por métodos artificiales también tienen más probabilidades de hincharse. Eso ocurre debido al uso y manejo de hormonas. Los niveles de progesterona y de estradiol llegan a alcanzar un nivel diez veces mayor que lo habitual.

 

Aliviar las molestias causadas por la hinchazón en el embarazo
Las molestias que causan la hinchazón a la mujer embarazada pueden ser aliviadas con algunos cuantos consejos:
- Cambio en la alimentación. Disminuir la cantidad de sal en la preparación de las comidas. Condimentos como el ajo o el limón son más beneficiosos para el organismo. Es aconsejable comer más frutas y verduras, cereales, y evitar las grasas.

- NO al sedentarismo. Los médicos recomiendan que, para mejorar la circulación, las mujeres embarazadas acudan a clases de hidrogimnasia (gimnasia en el agua), por lo menos dos veces a la semana. También es recomendable que caminen por media o una hora al día o practiquen Yoga, Pilates... que ayudan a la mujer a estirarse.  Uso de medias elásticas de media presión. Deben ser usadas durante todo el día, de la mañana al final de la tarde.

- Conservar las piernas para arriba durante un rato. En los días de más calor y principalmente cuando la mujer se queda por mucho tiempo sentada o de pie durante el día, es conveniente que por las noches, al acostarse, esté durante mas o menos una hora con las piernas para arriba. Un cojín debajo de las piernas también resulta cómodo. Ella notará que su circulación será mejor.

- Algunos médicos recomiendan a que las mujeres hagan drenaje linfático, desde cuando se lo hagan con un profesional habilitado. Estos masajes están indicados para estimular la circulación.  Sentarse en un lugar donde se pueda elevar los pies. Es recomendable no cruzar las piernas mientras la mujer esté sentada. También debe evitar estar parada o sentada con los pies en el piso por un periodo prolongado.

- NO acalorarse. La mujer debe mantenerse a una temperatura cómoda, evitar ropas ajustadas o ceñidas. No debe caminar en los días de más calor. 8- No debe auto-medicarse para reducir el hinchazón. Antes de todo, debe consultar con el médico.

 

Cuando la hinchazón en la embarazada es un problema importante
Si la mujer presenta una hinchazón anormal, un aumento de peso muy grande, hormigueo en las manos, limitaciones en el movimiento de los dedos, así como dolores de cabeza en la región de la nuca, puede indicar que tiene un problema que requiere más atención y cuidado. En este caso deberá acudir a su médico lo antes posible, porque puede estar sufriendo de tensión alta o de algún problema renal. Existen casos de hinchazón después del nacimiento del bebé. La sangre que la mujer compartía con la placenta vuelve para ella. La hinchazón puede dejar rastros. Puede aumentar la incidencia de varices y de hemorroides, pero con una dieta equilibrada, y con la lactancia materna, las molestias disminuirán hasta que desaparecen.



fuente: http://www.guiainfantil.com/salud/embarazo/Cuidados/hinchazon.htm

Bienestar emocional en el embarazo

Aún cuando es obvio que debes tener cuidado con el bebé que se está desarrollando dentro de ti, el embarazo no es solamente acerca de este bebé o del parto sino también acerca de tu persona y de que vas a ser mamá y tienes que prepararte y cuidarte para ese momento, date permiso para decir que NO, cuando se trate de hacer cosas que no te interesan verdaderamente y que no son importantes.

No solo lo que comes se lo transmites a tu bebé, sino también tus emociones y sentimientos. Y es que tu bebé y tu comparten las endorfinas, sustancias químicas que producen sensación de bienestar. Si tú estás bien, él también lo estará.

Cuando estés cansada o irritada, pregúntate ¿qué cambiaría en este momento para no sentirme así? Escucha a tu cuerpo, por supuesto que quieres mantener el bienestar del bebé en tu mente como una prioridad, pero es también sumamente importante que descubras consientas tus necesidades y deseos.

El descanso adecuado puede hacer una gran diferencia en cómo resistas los cambios físicos durante el embarazo. El cansancio excesivo puede hacerte sentir irritada y deprimida.
   

Permítete llorar cuando lo necesites y date tiempos para estar sola y aprender nuevas formas para disfrutar estos espacios.

Mantén un entorno saludable en el medio familiar y en el trabajo, que respete tus necesidades biológicas y de privacidad, un ambiente libre de humo de cigarro y sustancias tóxicas.

Planea, desde el principio del embarazo, que durante el parto tengas un buen apoyo médico y familiar y que estés rodeada de personas que quieras tener alrededor tuyo y que te respalden en las decisiones que hayas tomado con respecto al parto.

No tengas miedo de pedir ayuda, no dudes en pedir ayuda. Por favor, ¡pide la ayuda que necesites!

Una mujer que se siente bien consigo misma celebrará los cambios que surgen en su cuerpo durante el embarazo, verá con ilusión el momento del parto y aceptará tranquilamente los cambios físicos y emocionales del periodo de post parto.

Dormir durante el embarazo es fundamental para el bienestar físico y emocional de la embarazada y del bebé



fuente: http://www.todobebe.com/2015/09/15/bienestar-emocional-en-el-embarazo/

Los beneficios del contacto físico con papá

En las generaciones pasadas la figura paterna era un señor ausente que su única responsabilidad era la de traer dinero a casa para la subsistencia de la familia. Hoy en día, los hombres reclaman su participación en todas las áreas del hogar y se involucran enteramente en la crianza y educación de sus hijos desde el mismo momento en el que nacen.

 

Método Canguro

Los instantes siguientes a la llegada de tu bebé son cruciales para él y tendrán consecuencias en su futuro desarrollo personal y en su salud. Cuando tu hijo nazca ten en cuenta que vendrá de estar nueve meses en un vientre abrigador y seguro, y de pronto saldrá al exterior y se sentirá completamente desprotegido en un entorno desconocido para él. Está sensación le producirá cierto estrés que le generará cambios hormonales, metabólicos y cognitivos.

Si los separan al recién nacido y a ti, sin darles un tiempo para que tomen contacto físico, en el cuerpo de tu niño se activará el circuito del cortisol, la hormona de la agresividad, elevando el estrés y la tensión. Durante los últimos cien años el protocolo que se ha seguido en los hospitales estaba más diseñado para facilitar el trabajo del equipo médico que para beneficiar al recién nacido y su madre.

Pero estas prácticas están cambiando, y está regresando la cordura a los hospitales, así que ya les ofrecen a las parturientas practicar con su hijo el piel con piel o Método Canguro. Inmediatamente después de nacer, sin ni siquiera lavar al bebé, se le debe colocar sobre tu cuerpo desnudo. Este contacto de piel con piel debe durar una o dos horas, o hasta que el pequeño succione el pecho por primera vez; después puedes turnarte con tu pareja, su padre. Tomar el pecho en su primera hora de vida le reportará grandes beneficios.

Los recién nacidos tienen emociones muy básicas, malestar y bienestar o seguridad e inseguridad. Al mantener el contacto físico piel con piel, tu recién nacido, que es puro instinto, percibe tu olor, tu movimiento, tus sonidos y tu temperatura. Estas sensaciones le hacen sentir seguro y protegido, por lo cual su cerebro elige el circuito de la oxitocina, la hormona de la ternura, que le proporciona relajación y tranquilidad. En ti activa la sensibilidad y el instinto para proteger y cuidar a tu pequeño.

El Método Canguro ayuda a regular la temperatura corporal de tu bebé, aumenta el sueño profundo, fortalece su sistema inmunitario, ayuda a tener una lactancia exitosa y favorece la vinculación emocional entre ustedes y su pequeño. Si tu niño no presenta grandes complicaciones al nacer, está demostrado que la mejor incubadora es el contacto con su madre. La Organización Mundial de la Salud (OMS) también lo reconoce así.

 

Cuándo debe el padre hacer el contacto

Si el parto es normal, lo primero que deben hacer es colocar a tu recién nacido sobre tu cuerpo y esperar hasta que el pequeño succione tu pecho. Después le llegará el turno al padre, que deberá desnudar su torso y acoger a su hijo sobre él. Los beneficios para ambos son exactamente los mismos que cuando lo haces tú. En los padres, además, reduce la ansiedad que produce no poderte ayudar en todo el proceso del parto.

Algunos hombres al principio se sienten incómodos o inseguros, pero enseguida se relajan y disfrutan del contacto, comenzando a crear el vínculo emocional con su recién nacido. Tu pareja le puede ofrecer lo mismo que tú, excepto la lactancia. Incluso en ocasiones el bebé puede arrastrarse hasta el pezón de su padre, como hace contigo, y succionar, dado que este reflejo es instintivo en los mamíferos.

Si tienes complicaciones en tu parto o te realizan una cesárea, es posible que no puedas practicar el piel con piel inmediatamente porque necesitas atención luego del procedimiento. En estos casos es muy importante que lo haga el padre hasta que tú puedas hacerlo e intentar que no pase mucho tiempo hasta entonces. Si el padre no estuviera, es aconsejable que lo haga una abuela u otro familiar.




fuente: http://www.todobebe.com/2014/12/02/piel-con-piel-con-papa/

Embarazada en primavera: todo lo que debes saber

¿Estás embarazada en primavera? Enhorabuena, la primavera es una de las estaciones más cómodas y bonitas para que tu bebé vaya creciendo en tu interior. Aparece el sol y se abre la posibilidad de salir al aire libre y realizar actividad física durante el embarazo.

Consejos para la embarazada en primavera

Una hora al día para caminar. Tanto si trabajas como si no, has de disponer de una hora al día aproximadamente para poder deambular por una zona con vegetación, un parque. De esta manera, vas a realizar el ejercicio físico preciso durante el embarazo, vas a poder respirar el aire puro. Y por otro lado, también es interesante pasar ese rato escuchando música o charlando con algún familiar o amiga que te acompañe, va a ayudarte a relajar el estrés de tu día a día.
   

Alérgicas con gafas de sol. Es muy importante que si presentas alergia al polen, intentes evitar las horas de máxima exposición al mismo, si sales a caminar, emplees gafas de sol y vayas por los sitios con menor riesgo.
   

Haz el cambio de armario. Es esencial que te pongas ropa cómoda en el embarazo para resistir el calor. Mucho cuidado con los pantalones, calcetines o zapatos que te compriman: haz cambio de armario rápidamente y pon a mano tus prendas más frescas. Aunque te parezca raro este consejo, en ocasiones somos nosotras mismas las que nos generamos los edemas de las piernas y de los pies con la vestimenta ajustada, por lo que debes tener precaución. A la hora de caminar, debes emplear también ropa deportiva y transpirable, y un calzado que te sujete el pie.
   

Más agua, fruta y verdura. En la alimentación debes intentar aumentar la ingesta de fruta y verduras, puesto que te van a aumentar el aporte de hidratación, igual que el beber una gran cantidad de agua, entre dos y tres litros al día. No se aconsejan, las bebidas gaseosas y azucaradas: te van a quitar la sed de manera puntual, pero lo que tu cuerpo y tu bebé necesitan es agua de manera continua, a lo largo del día. Debes prestar especial cuidado cuando vayas en medios de transporte público, puesto que pueden no haber iniciado el funcionamiento del aire acondicionado todavía, habiendo ambientes de mucho calor, y aumenta el riesgo de síncopes en las gestantes en esta época del año. En estas ocasiones, como cuando vas a realizar deporte, debes ir siempre con una botella de agua a mano.
    Técnica de las capas de cebolla. Llega el buen tiempo y con él los desplazamientos a las zonas de vacaciones. Si vas a la montaña, debes tener cuidado con los cambios de temperatura, emplear la técnica de las capas de cebolla a la hora de vestirte. En ciertos momentos tu centro termorregulador puede decirte que tienes calor, pero al segundo, tienes que ponerte alguna chaqueta por lo contrario.

Protección solar, sombreros e hidratación. En cambio, si vas a zona de playa, siempre debes llevar protección solar tanto química (crema con fotoprotección alta) como física (¡qué bien que se llevan los sombreros de nuevo!). No debes estar expuesta al sol durante largos periodos de tiempo y siempre debes hidratarte de manera adecuada.
    Viajes y embarazo: siempre bien preparada. Si piensas pasar unos días fuera, primero consulta con tu obstetra sobre la idoneidad de irte de vacaciones en tu semana de gestación; en segundo lugar, debes ir a lugares con centros hospitalarios próximos y de fácil acceso. En cuanto al medio de transporte que puedes usar embarazada, puedes utilizar coche, tren o avión, si no te pone ninguna objeción tu especialista. No obstante, siempre debes realizar unas sencillas medidas de profilaxis antitrombótica:
        Realizar descansos para deambular cada hora.
        Ejercicios con los pies, mientras estás sentada.
        Si tienes procesos de insuficiencia venosa en miembros inferiores, puede que sea necesario

el empleo de medias de compresión o tratamiento específico que será recomendado por tu médico.

 

fuente: http://www.natalben.com/el-embarazo-y-tus-dudas/embarazada-primavera

Cómo evitar agobiarse con las visitas cuando nace tu bebé

Si ya llegó tu recién nacido y todo el mundo quiere conocerlo, es normal sentirse abrumada. Probablemente estás agotada y las visitas, aunque muy bien intencionadas, puede que no sean siempre lo que deseas. ¿Cómo manejamos esta situación?
Organízate antes del parto

Como medida preventiva, piensa antes de tener a tu bebé qué es lo que te gustaría que sucediera a nivel de visitas. ¿Quieres tener visitas en el hospital? ¿Prefieres esperar hasta la llegada a casa? Informa a tus familiares y amigos acerca de tus deseos, así evitarás visitas inesperadas o incómodas. Igualmente, es buena idea crear una lista de teléfonos o direcciones de correo electrónico que te permitan notificar fácilmente de la llegada de tu bebé y también puedes incluir un breve mensaje donde cuentes tus deseos acerca de las visitas. Puedes usar los anuncios de nacimiento de Todobebé. Haz que tu pareja o algún familiar mande este mensaje cuando llegado tu recién nacido.

Dependiendo del tipo de parto que tuviste, vas a tener más o menos energías. Puede que tengas muchas ganas de tener a todos tus familiares y amigos venir a visitarte pero después de pasar largas horas en  trabajo de parto y de dormir poco, quizás cambiaste de idea. No dudes en expresar tus necesidades a tu pareja o tus familiares más allegados quienes pueden manejar las visitas y permitirte descansar y adaptarte a tu nuevo rol como mamá. Si tienes ganas de recibir visitas, invita a tus amigos y disfruta de enseñarles a tu bebé. Los pediatras no recomiendan que traigas a otros niños al hospital (a no ser que sean los hermanitos) para evitar que tu recién nacido esté expuesto a gérmenes.



El regreso al hogar con tu bebé recién nacido

Una vez en casa, el acceso de las visitas es mucho más constante. Tus familiares y amigos saben dónde encontrarte y tendrán muchas ganas de ir a conocer al nuevo bebé y a hacerle compañía a sus padres. Aprovecha estas visitas para pedir ayuda con las tareas que se te hacen difíciles los primeros días después de tener un bebé. A tus amigos les encantará ser útiles y te será un gran servicio. Puedes pedir ayuda con la compra, cocinar o hasta ayudarte con la lavandería. También puedes aprovechar algunas visitas de tus amigos más allegados para hacer una siestecita mientras ellos pasan un tiempo con el bebé.
Habla con tu pareja y decidan si quieren tener muchas visitas de golpe… como una mini celebración del bebé (en inglés se llaman “open house”) o si prefieren que sus familiares y amigos vengan de uno en uno. Sea lo que sea, disfruten mucho de su bebé y de presumirlo a sus amigos.

 

 

fuente: http://www.todobebe.com/2015/09/17/quiero-mostrar-a-mi-nuevo-bebe-pero-me-agobian-las-visitas-543/

4 estrategias para tener una buena lactancia materna

 Pese a que la lactancia materna es algo sumamente natural, resulta común que las madres tiendan a experimentar problemas para adaptarse a esta nueva etapa con éxito. El dolor de los primeros intentos de amamantar al bebé y la dificultad de que este se prenda al pezón son factores que pueden tener una incidencia negativa en la lactancia, sin embargo, no deben ser motivos para que usted descarte por completo la posibilidad de darle pecho a su bebé.

Con el motivo de facilitar esta etapa de su vida y que sea provechosa para su bebé, ofrecemos cuatro estrategias que le ayudarán a tener un período de lactancia beneficioso.

¿Qué hacer para tener una mejor lactancia materna?

Hable con mamás
Una excelente manera de prepararse para el período de lactancia es hablar con otras mamás. Si usted todavía se encuentra esperando a su bebé, entonces asistir a clases de parto y grupos de apoyo a la lactancia serán muy beneficiosos para usted, ya que hablará con personas que están viviendo la misma situación que usted o ya han tenido experiencias previas, de manera tal que sus anécdotas o vivencias personales pueden servir como orientación para usted.

Estar en contacto con otras mujeres que pasan por el mismo proceso que usted le ayudará a desarrollar mayor confianza en usted misma y compromiso con su bebé, dos armas indispensables para tener éxito en la lactancia materna.

Hable con su médico
La opinión de un médico siempre es importante para saber cómo debe ser la lactancia materna. Este le podrá ofrecer diversos consejos y recomendaciones que usted llevará a cabo cuando nazca su bebé. En caso tal que su médico no apoye por completo su decisión de amamantar, conviene que busque otras opiniones de médicos que sí puedan ofrecerle información detallada sobre esta importante etapa en el desarrollo de su bebé.

De hecho, estudios han demostrado que aquellas madres que son alentadas a amamantar eran menos propensas a interrumpir la lactancia materna dentro de las primeras 12 semanas después del parto.

Procure optar por el parto natural
El parto natural ofrece múltiples beneficios para la salud de la madre, sobre todo en cuanto a la recuperación, la cual es mucho más breve que en caso de la cesárea. Incluso tener un parto natural tiene un impacto sobre su lactancia materna, ya que los especialistas Los especialistas han determinado que las cesáreas se asocian con menores tasas de lactancia materna.

Olvide la hora
Ocurre con frecuencia que las madres tienden a tener problemas con la lactancia debido a que se enfocan más en el horario en el que deben amamantar a su bebé que cuando este tiene hambre. Para favorecer la lactancia, conviene estar muy atenta al bebé para que usted pueda amamantarlo cuando sienta hambre, de manera tal que pueda prenderse con facilidad.





fuente: http://www.embarazada.com/articulo/4-estrategias-para-tener-una-buena-lactancia-materna

Trucos para evitar los pies hinchados en el embarazo

Para muchas embarazadas, la retención de líquidos puede llegar a ser un verdadero suplicio mientras esperan a su bebé. El embarazo puede conllevar una hinchazón en muchas zonas del cuerpo, y conocer ciertos trucos para que no se hinchen demasiado algunas partes corporales como las piernas o los pies puede ayudar a la futura mamá.

La hinchazón de los pies en el embarazo
Para que la circulación sanguínea vaya con normalidad y no haya ningún problema podal durante el embarazo, las mujeres deben olvidarse al menos por estos meses de zapatos incómodos, de mala calidad o con tacones de vértigo.

Dejar a un lado los zapatos que puedan ser demasiado estrechos o que puedan hacernos daño es una gran opción, además de no apretarnos los pies harán que estemos mucho más cómodas y después no nos duelan cuando nos los quitemos. Pero existen otras maneras de no sufrir una hinchazón de pies innecesaria durante el embarazo.

 

Tips para los pies hinchados de las embarazadas

- No estar demasiado tiempo de pie: Abusar de estar un tiempo exagerado sin sentarse estando embarazadas puede contribuir a que la retención de líquidos sea mayor, y que ambién duelan los pies al cabo de un tiempo. Tener los pies hinchados puede ser debido a estar mucho tiempo de pie.

- Estiramientos: Lo más recomendable para no tener los pies hinchados es hacer estiramientos. Al igual que estiramos las piernas precisamente para que no estén entumecidas, podemos hacer lo mismo con los pies. Girar los tobillos en ambas direcciones y mover las plantas hacia arriba y abajo en repetidas ocasiones hará que la hinchazón sea menor y vaya disminuyendo poco a poco.

- Agua: Aunque parezca una incongruencia, para reducir la retención de líquidos lo mejor es aportarle más líquido al cuerpo, por lo que beber agua ayudará a la mujer embarazada a que sus pies no estén tan hinchados.

- Camina a diario: Andar cada día es algo fundamental, y aunque cada embarazo es un mundo y depende de los riesgos o de lo que aconseje el médico a cada embarazada, caminar unos minutos reducirá la hinchazón a la que pueden verse expuesta los pies en la gestación.


fuente: http://www.guiainfantil.com/articulos/embarazo/trucos-para-evitar-los-pies-hinchados-en-el-embarazo/

Las emociones en el embarazo

Profundizamos en las emociones y temores que vive la mamá. Pero cabe preguntarse también por el bebé en relación a estos cambios. ¿Percibe algo? ¿Le afectan estos "vaivenes"?

Ambas especialistas coinciden en que no hay estudios que confirmen que los cambios anímicos de la mamá durante el embarazo puedan perjudicar al bebé o alterar su normal desarrollo. Pero señalan que el bebé no permanece ajeno a las vivencias emocionales de la mamá: "El bebito percibe todo lo que le pasa a su mamá y estas percepciones van a formar parte de su estructura" comenta la Lic. Starowlansky. Y recomienda aceptar el estado de embarazo, disfrutarlo, vivirlo con naturalidad y no como una enfermedad".

Al respecto, la lic. Penerini afirma: "...de la clínica se deduce que una mamá que vive su embarazo plenamente - no sin miedos, sino contenida y acompañada- logrará tener una experiencia más placentera para ella, su pareja y su bebé".

Todos estos cambios emocionales son más fáciles de transitar si se lo hace contenida afectivamente. "El ambiente que rodea a la embarazada es muy importante: pareja, familia, amigos. También es fundamental tener buena relación con el médico, no quedarse con dudas, entender todo lo que les dice, confiar en él. Y por supuesto, recurrir a la ayuda terapéutica si se la necesita.", sostiene la Lic. Starowlansky.

En estos nueve meses en los que se siente crecer al hijo en la panza, se ve al cuerpo transformarse, cambia el estado de ánimo, lo más importante es vivirlo a pleno: "Vivan intensamente esta experiencia"- agrega la Lic. Penerini. "Lo aconsejable es no transformarse en un ojo crítico que se mira y se culpa por todo: "Debería estar más contenta", "Debería estar más flaca", "Debería llorar menos"... sino "abandonarse al placer" o al displacer" sin culpas… Dejar de controlar, permitir que las cosas simplemente sucedan. Aprovechar el embarazo para el crecimiento personal. Después de todo, como dice la canción: "Sólo se vive una vez""

Lic. Victoria Navarro
Psicóloga

Asesoraron:
Lic. Adriana Penerini. Psicóloga, especialista en maternidad, paternidad y crianza. Directora de Bebé a Bordo; autora del libro: "La aventura de ser mamá".
Lic. Valeria Starowlansky. Psicóloga. Fundadora de Naciendo Juntos, grupos de contención emocional en pre y post-parto. Actualmente desarrolla su actividad en el Weston Center for Psychological Services, centro de Psicología del Weston Regional HealthPark (Weston, Florida, USA) donde implementó Naciendo Juntos



fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/las-emociones-en-el-embarazo?page=0%2c2

Lucí radiante durante el embarazo

Cada mujer tiene su estilo y es importante respetarlo porque más allá de estar embarazada, se sigue siendo mujer y nuestros gustos no se modifican. Es cierto que quizás necesitemos adaptar las prendas que habitualmente usamos a este tipo de cuerpo que se modifica de manera evidente y quizás nos resulte extraño, sobre todo a medida que se empieza a manifestar la panza típica de este proceso.

Es importante respetar el estilo propio porque la imagen que proyectamos narra quiénes somos. Además, ya que estamos atravesando numerosos cambios y situaciones que no son cotidianas, si encima modificáramos demasiado nuestro estilo, podríamos sentirnos incómodas o no reconocernos en la imagen que nos devuelve el espejo.

 

No todas las etapas del embarazo son iguales, por eso te proponemos una guía según el trimestre en que estés, para adecuar las prendas y lo que deberías usar, evitando comprar demasiadas prendas que tendrán un uso solamente provisorio:

 
Primer trimestre
Aunque estemos atravesando varios cambios, pocos son perceptibles en nuestro cuerpo y por eso, lo mejor es usar nuestras prendas habituales mientras podamos, en vez de adquirir prendas especialmente diseñadas para embarazadas.

Podemos usar fajas prenatales (o recurrir al clásico truco de la banda elástica) y seguir usando las prendas habituales, para dar más contención a esta zona del cuerpo.

Algunas mujeres no se sienten cómodas compartiendo la noticia en los primeros meses, así que buscan disimular la figura, evitando prendas ajustadas o adherentes.

La panza no creció tanto como para invertir en prendas específicas para futuras mamás, sobre todo porque nos quedarán holgadas y porque todavía no sabemos cómo va a crecer la panza porque puede tomar diferentes maneras, más baja, más alta, por ejemplo.

Evitar las prendas excesivamente holgadas y sueltas porque no nos veremos cómodas y tienden a acortarnos visualmente.

Si las prendas, como camisas, resultan más apretadas que antes, sobre todo por el busto, podemos usarlas abiertas con una remera o musculosa debajo.

En el primer trimestre también podemos usar prendas superiores sueltas en la zona abdominal pero ajustadas en la zona de la cadera, al finalizar la prenda (evitar esta alternativa si tenemos cadera ancha o bastante cola).

Podemos valernos de cardigans, para usar sueltos o atados (que incluso nos sirven en el tercer trimestre para usarlos abiertos, atando el cinto debajo del busto como si fuera un corte imperio).

Segundo trimestre
Podemos sentir que crecemos casi a diario y necesitamos prendas (o talles) nuevos rápidamente así que lo mejor es invertir en prendas que puedan ir adaptándose a nuestra figura, por ejemplo, vestidos ajustados como el famoso wrap dress (o vestido envolvente), con escote en V, que también podemos seguir usando en el tercer trimestre.

Ahora podemos lucir la pancita y seguir usando prendas que ya estaban en nuestro placard o vestidor, como leggings, calzas, vestidos de jersey, polleras y pantalones con cintura elástica, cardigans y blazers (que ahora podemos llevar sin abotonar, pero eso no impide que los usemos). Las remeras sueltas pero ajustadas en la cadera así como las prendas de corte imperio pueden seguir usándose. Se sugiere usar prendas de este corte con una prenda inferior ajustada, como calzas o leggings para evitar un efecto de que nos veamos bajas y más anchas en toda la silueta.

Es un buen momento para invertir en piezas clave como pantalones y polleras especialmente diseñadas para embarazadas. Las podemos combinar con camisas, remeras y blusas más holgadas que ya tengamos. Si tenemos varias actividades sociales, podemos dedicar tiempo a buscar un vestido que se adapte a nuestra nueva silueta.

En estas prendas clave que estaremos incorporando al guardarropas, lo mejor es apostar a los neutros.

Para algunas mujeres, todavía la panza no se nota tanto como de embarazada y sienten que se puede confundir con tener unos kilos extra. Para evitar este efecto, si elegimos prendas sueltas, podemos valernos de cinturones debajo del busto, para destacar la panza y evitar que todo el torso se vea con más volumen.

Lo más probable es que para este trimestre hayamos invertido en corpiños, por el cambio en el busto, no sólo por el tamaño sino en la forma.

 
Tercer trimestre
Lo esencial en este época es la comodidad pero esto no implica que tengamos que parecer desprolijas o que no podamos estar arregladas.

Los vestidos son excelentes aliados en este momento.

Si queremos comprar nuevas prendas, lo mejor será invertir en aquellas que nos puedan ser útiles luego del parto porque sólo quedan meses que ameriten invertir demasiado dinero en prendas que después no vamos a usar.

Destacar la panza es central y esto puede lograrse con prendas entalladas pero cómodas, así como con los vestidos envolventes y la superposición de prendas como musculosas ajustadas con cardigans o abrigos que tengan cinturón y que podamos ajustar debajo del busto para destacar esta parte del cuerpo.

Podemos animarnos a escotes más pronunciados pero sin que parezca vulgar o que estamos mostrando demasiado. Aún si no lo usábamos antes, el escote halter puede servir para sostener el busto en esta etapa del embarazo (si nuestros hombros no son demasiado anchos ya que tiende a destacar bastante la espalda).

Quizás nos vemos tan grandes en busto y panza, que deseemos apostar por outfits monocromáticos para vernos más estilizadas, pero ¡evitemos vernos monótonas o aburridas! Podemos agregar color con accesorios como pashminas, aros, calzado, collares, pulseras y cinturones, entre otros.

En esta etapa es esencial invertir en corpiños para amamantar, así como en ítems imprescindibles como bolsos en que podamos llevar pañales y todo lo que necesitemos con la llegada del bebé.

 

Más allá del trimestre en que estemos, también aconsejamos:
Prestar especial atención a los colores ya que quizás momentáneamente no podamos usar determinadas prendas, pero sí podemos valernos de los colores en todo momento.

No dejamos de ser mujeres por estar embarazadas y por eso, debemos vernos atractivas, sentirnos femeninas y cómodas.

Resaltar siempre nuestros puntos fuertes (por ejemplo, el escote) y disimular aquellos con los que no estamos tan a gusto (si no nos gustan los tobillos, que suelen verse más anchos, podemos valernos de pantalones o faldas para que no tengan tanto protagonismo).

Pensar en calzado estético pero sobre todo, funcional. Sobre todo al final del embarazo, evitar hebillas, tiras, pulseras, para más comodidad y no tener que agacharnos. Cuidado con los zapatos con punta redonda, que pueden ensanchar visualmente los pies, en un momento en que de por sí, están más anchos de lo habitual.

Los accesorios son esenciales para todo outfit, especialmente en momentos donde quizás no podamos usar todas las prendas que tengamos y de este modo, podemos lograr versatilidad en nuestros looks.

 

fuente: http://www.femeninas.com/luci-radiante-durante-el-embarazo-2/

Conservación de la leche materna

¿Cómo almacenarla?
La leche extraída se puede conservar de 4 a 8 horas fuera de la heladera a temperatura ambiente en un lugar fresco. Se recomienda conservarla en el refrigerador por un período no mayor a 48 horas. En el freezer puede permanecer entre 3 y 6 meses.

Es conveniente fraccionarla en pequeñas cantidades (60 a 120 ml) y preferentemente en bolsas recolectoras de leche o recipientes esterilizados y con cierre hermético.

No se recomienda utilizar los recipientes que se compran para análisis de orina, esterilizados para urocultivo, porque en general están esterilizados con una sustancia química: óxido de etileno.

Se pueden utilizar envases de vidrio o plástico duro con tapa hermética (hervidos y limpios), frascos (esterilizados al vapor) o bolsas, diseñadas especialmente para el almacenamiento de leche materna, dejando 3 centímetros libres en el envase.

No se recomiendan los frascos con tapas metálicas porque éstas no pueden ser esterilizadas al vapor o en agua hervida ya que se oxidan.


¿Cómo se descongela y se calienta la leche que sacamos del freezer?

Para descongelar la leche materna es necesario pasarla del freezer a la heladera, o sacarla fuera de la heladera a un lugar fresco, para que vuelva a su estado original.

Al sacarla del freezer, la leche materna suele separarse y no verse homogénea (similar a la leche cortada) pero, al agitarla un poco, se normaliza enseguida.

Para calentarla, colocarla bajo el chorro de agua caliente de la canilla o sumergir el recipiente que contiene la leche en una fuente con agua tibia. No ponerla a baño María ni usar horno de microondas para descongelarla ya que pierde sus valiosas propiedades.

Una vez descongelada, puede permanecer 24 horas en la heladera, pero no se puede volver a congelar.

Aumento de peso durante el embarazo: ¿Cuántos kilos es esperable aumentar?


El aumento de peso en la mujer embarazada no es el mismo durante todo el embarazo y depende de diferentes factores, tales como el peso pregestacional (peso al inicio del embarazo), retención de líquidos y el tipo de alimentación.Todos estos factores son evaluados por médicos y nutricionistas quienes de acuerdo a la historia personal de cada mujer dirán cuántos kilos debe aumentar.

De manera orientativa y teniendo en cuenta el factor pregestacional podemos decir que las mujeres con:
peso pregestacional normal, deben aumentar 12 kg. (entre 10 - 13kg).

peso pregestacional en sobrepeso u obesidad, deben aumentar un mínimo de 7Kg (entre 7 - 10Kg).

peso pregestacional bajo deben aumentar más de 13kg (entre15 -17Kg).

Si lo consideramos trimestralmente, la ganancia de peso para una mujer con peso pregestacional normal será:

    1º Trimestre: 0 - 12º semana: 0-1Kg de incremento
    2º Trimestre: 13º- 24º semana: 3-4kg de incremento
    3º Trimestre: 25º- 40º semana: 8Kg de incremento

Durante el embarazo es de suma importancia tener una buena alimentación ya que el estado nutricional de la mujer embarazada afecta tanto al embarazo como al peso del niño al nacer.

Sin duda, para tener un bebé sano, el camino más seguro es elegir una alimentación completa limitando el consumo de comidas rápidas (hamburguesas, hot dog), azúcares simples (golosinas, helados, gaseosas, tortas, etc.) e incrementar las proteínas y las fibras. Concurrir a los controles médicos periódicos, estar activa, eliminar el cigarrillo, el alcohol y limitar la cafeína.

Puerperio después de una cesárea

Los cuidados posparto después de haber sido sometida a una cesárea suelen ser más prolongados que los de un parto vaginal. En Embarazada.com la orientamos en este tema para que tenga una recuperación óptima.

¿Qué es el puerperio?
El puerperio es el período de recuperación del cuerpo después del nacimiento del bebé, bien sea por parto vaginal o por cesárea.

¿Qué diferencia hay entre el puerperio de parto vaginal y el puerperio después de una cesárea?
La mayor diferencia entre la recuperación de un parto vaginal y un parto por cesárea es el tiempo que toma. El cuerpo se tarda más tiempo en recuperarse cuando es sometido a una cesárea. Generalmente, la recuperación de una cesárea tarda entre 2 y 5 días, dependiendo de cada paciente.


 Asimismo, el puerperio del parto por cesárea se caracteriza por:
La estancia en el hospital es mucho más prolongada en el caso de la cesárea

Es importante orinar después de que le retiren la sonda, ya que vaciar la vejiga es necesario para que el útero pueda reducirse hasta su tamaño original

Los loquios durante los primeros cinco días después del parto son más abundantes, de color rojo intenso y pueden tener coágulos de sangre, sobre todo si permanece sentada durante mucho tiempo.

¿Y cuando esté en casa?
Nuestra recomendación es que repose durante las dos primeras semanas después de la cesárea lo más posible. Limite su actividad física y busque ayuda en su pareja, su familia o alguna amiga cercana para que le ayude durante estos días. Es importante que durante esta etapa tampoco cargue peso, ya que puede abrir la herida de la cesárea.

¿Qué debe saber con respecto a la cicatriz de la cesárea?
Lavar la herida con agua y jabón neutro
Mantener la herida limpia y seca en todo momento
Colocar una gasa esterilizada después de limpiar la herida
Utilizar la faja abdominal por el tiempo que indicó el médico

En caso de tener hinchazón en la zona, que se ponga de color rojizo o presentar secreciones, consulte con su médico de inmediato.

 

fuente: http://www.embarazada.com/articulo/puerperio-despues-de-una-cesarea

Más argentinos guardan células madre para tratar enfermedades

La criopreservación comenzó a expandirse y llegó a varias provincias del país. Hay opciones en la ciudad de Buenos Aires, Mar del Plata, Rosario y Córdoba

La conservación de células madre es una tendencia que está creciendo en la Argentina, no sólo por los costos más accesibles sino por sus potenciales usos futuros, ya que el progreso científico y las investigaciones en marcha en el país y en el mundo “nos permiten avizorar el uso de ese material para tratar múltiples enfermedades y mejorar la calidad de vida de los pacientes”, afirmaron especialistas.

“Hace casi una década que la criopreservación llegó a la Argentina como algo desconocido, pero hoy ya existen en el país siete bancos privados y 60.000 argentinos que decidieron guardar las células del cordón de sus hijos en ellos, evidenciando que la demanda del servicio aumenta”, dijo a la agencia Télam Diego Fernández Sasso, miembro de ABC Cordón (Asociación de Bancos de Células Madre de Cordón Umbilical).

El especialista explicó que el dato clave es que ahora, además de guardar células de la sangre, se están guardando células mesenquimales, que son las del tejido del cordón y tienen un enorme potencial en lo referente a medicina regenerativa.

Las células madre, aclaró, tienen la capacidad de autoduplicarse en forma indefinida y también de generar nuevas células: “Hay dos grandes divisiones, las adultas, que se encuentran en la médula ósea y el cordón umbilical, y las embrionarias, que se obtienen a partir de un embrión y generan cierto debate ético”.

“A su vez podemos hacer dos nuevas divisiones, ya que tenemos las hematopoyéticas (que generan todas las células de la sangre) y las mesenquimales, que son más plásticas y tienen la posibilidad de generar células de distinta estirpe. Ambas tienen la capacidad de autoduplicarse y diferenciarse, pero las mesenquimales pueden desarrollar distintos linajes celulares que les permitirán desarrollar células del hueso, la articulación, la piel o el músculo”, detalló.

En relación a los costos, guardar el cordón tiene un costo inicial aproximado de 15.000 pesos, que incluye la extracción, procesamiento y criopreservación, y luego se debe abonar el mantenimiento con una cuota anual de 1.000 pesos.

Otro factor clave para el aumento de la demanda es que la criopreservación comenzó a expandirse y llegó a varias provincias del país, ya que no sólo hay en la actualidad opciones en la ciudad de Buenos Aires, sino también en Mar del Plata, Rosario y Córdoba.

“Es importante destacar que el proceso de recolección es completamente indoloro y sólo puede realizarse en los primeros instantes posteriores al parto (natural o por cesárea), siempre luego de que haya nacido el niño y se haya clampeado el cordón”, explicó Fernández Sasso.

Y agregó: “Ni el bebé ni la madre quedan expuestos a riesgo ni dolor alguno durante la recolección, y el proceso no altera en nada los tiempos del parto”.

Desde ABC Cordón precisaron que tanto las células de la sangre del cordón como las mesenquimales del tejido se conservan en criopreservación a 190 grados bajo cero, temperatura en la que no hay energía ni posibilidades de que las células realicen sus procesos biológicos, por lo que no maduran, envejecen o mueren.

De esa manera “la célula se mantiene ‘hibernando’ en perfectas condiciones para ser utilizadas en el futuro. Los estudios realizados hasta la actualidad permiten asegurar que las células madre durarán por décadas, ya que se han mantenido en perfecto estado por un plazo mayor de 20 años”, remarcaron.

“El uso potencial para medicina regenerativa hace interesante su guarda. Desde lo personal, creo que el que quiera y pueda donar debería hacerlo, y el que quiera y pueda guardar en un banco privado también”, sugirió Fernández Sasso.

El experto enfatizó que las células madre del cordón umbilical criopreservadas son “perfectamente compatibles” para el niño de cuyo cordón se extrajeron, y “dado que hay una probabilidad de uno en cuatro de una compatibilidad perfecta con un hermano, los padres pueden decidir que la sangre del cordón umbilical esté a disposición de ellos también”.

“El progreso científico y las investigaciones en marcha, tanto en nuestro país como en el mundo, nos permiten avizorar el uso futuro de este material para tratar múltiples enfermedades y mejorar así la calidad de vida de muchos pacientes”, completó.

 

 

fuente: http://www.rosario3.com/noticias/Mas-argentinos-guardan-celulas-madre-para-tratar-enfermedades-20150816-0016.html?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

Prohibido durante el embarazo

Cuando se está embarazada, hay ciertos factores a los que se debe prestar atención porque pueden resultar muy perjudiciales para la salud de la madre y del feto. Estas son las diez más importantes a evitar.

El embarazo no debe considerarse una enfermedad. Aunque pueden aparecen molestias (vómitos, insomnio, lumbalgia, estreñimiento…), la mayoría de las mujeres no tienen complicaciones en esta etapa y puede llevar una vida absolutamente normal.

No obstante, hay ciertos factores a los que se debe prestar atención porque pueden resultar muy perjudiciales para la salud de la madre y del feto.

Aquí te presentamos las 10 cosas prohibidas para la embarazada que debes evitar:

1. Fumar
Fumar en el embarazo
Un estudio realizado por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) pone de relieve que más de la mitad de las mujeres fumadoras continúan con esta adicción a los cuatro meses de gestación, lo que resulta dañino porque puede acarrear complicaciones durante el parto (parto prematuro) y problemas de salud para el bebé.

Estos expertos consideran beneficioso abandonar el tabaco de forma radical durante este periodo. En su opinión, no tiene razón de ser el argumento tan escuchado de que es preferible que la mujer se fume un cigarro a que tenga estrés por la abstinencia.

Igualmente, consumir otro tipo de drogas recreativas es perjudicial para la madre, pero también perjudican al bebé porque sus componentes nocivos pueden llegar al feto a través de la placenta. Si la embarazada consume cocaína, marihuana, heroína, etcétera, debe informar a su ginecólogo para que la oriente sobre lo que se debe hacer. En cualquier caso, es obvio que el primer paso será abandonar estas sustancias.

2. Beber alcohol
Beber en el embarazo
Consumir bebidas alcohólicas durante el embarazo puede provocar daños en el desarrollo físico y mental del bebé, ya que esta sustancia llega al feto a través de la placenta. Como consecuencia, el niño puede pesar menos al nacer, crecer más despacio o presentar problemas congénitos.

Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), lo ideal es obviar el alcohol antes, durante y después del embarazo (en la lactancia), porque no se sabe en qué momento afecta más al bebé. Asimismo, se desconoce si hay una cantidad mínima de riesgo, por lo que lo mejor es evitarlo del todo.

A pesar de ello, las mujeres que ignoraban que estaban embarazadas y hayan consumido alcohol de forma moderada los primeros 15 días de la gestación, no deben angustiarse porque es muy difícil que el embrión se haya visto perjudicado.

3. Viajar sin consentimiento médico
Viajar en el embarazo
Antes de realizar cualquier viaje, es recomendable que la embarazada pida consejo a su ginecólogo, sobre todo si se trata de trayectos largos y a países que requieran de vacunación.

El segundo trimestre es el más seguro para viajar, pero si la mujer se encuentra en buen estado podrá hacerlo hasta incluso un mes antes del parto.

Es importante saber que hay compañías aéreas que requieren un certificado médico a las embarazas de seis meses o más.

4. Practicar ejercicio físico extenuante
Ejercicio en el embarazo
Realizar alguna actividad física ayuda a estar en forma, evita algunas molestias, como la lumbalgia, y facilita el parto. Sin embargo, no todos los ejercicios físicos durante el embarazo son aptos.

Se desaconsejan aquellos que requieran mayor esfuerzo físico como el footing, montar en bici o cualquier otro tipo de deporte que provoque a la mujer exceso de contracciones o un cansancio excesivo.

Se debe comenzar y acabar siempre con ejercicios de calentamiento para preparar los músculos y articulaciones, evitar lesiones y recuperarse mejor.

5. Exponerse a altas temperaturas
Calor en el embarazo
A todas nos gustan los baños calientes, ir a la sauna, etcétera. Sin embargo, no es conveniente que la gestante se bañe con agua muy caliente y utilice saunas, porque las altas temperaturas producen excesiva vasodilatación y, como consecuencia, mareos y desmayos. Asimismo, es contraproducente para el bebé.

Por el contrario, puede hacerse uso del jacuzzi hasta un mes antes del parto, siempre que el agua no esté muy caliente y los chorros no den directamente en el abdomen.

6. Bañarse 15 días antes de la probable fecha del parto
Ducha en el embarazo
En esta etapa es mejor ducharse, porque el tapón mucoso puede ablandarse y provocar que rompa aguas. Tampoco está recomendado si se comienza con las contracciones del parto o una vez se haya roto aguas.

7. Comer carne poco cocinada o embutidos
Carne en el embarazo
Seguro que habéis oído hablar de la toxoplasmosis. Esta infección, producida por un parásito que suele estar presente en algunas aves y mamíferos, no tiene mayor importancia fuera del embarazo (los síntomas son parecidos a un resfriado leve), pero durante la gestación puede provocar malformaciones, e incluso el aborto en los primeros meses. Para prevenirla, los ginecólogos recomiendan que se tome la carne frita, asada o cocida muy hecha, y los embutidos cocidos.

Por esta misma razón, también es aconsejable lavar muy bien las verduras frescas antes de comerlas, sobre todo si crecen cerca del suelo (lechuga, tomates, pepinos), y evitar el contacto con gatos, especialmente con sus heces, principal foco de infección.

8. Tomar ciertos medicamentos
Medicamentos en el embarazo
Los medicamentos durante el embarazo puede conllevar riesgos para el feto. No obstante, hay fármacos que son seguros, como el paracetamol. También los antiinflamatorios comunes (ibuprofeno o naproxeno) pueden consumirse durante los dos primeros trimestres, pero no en el último.

Entre los que están totalmente contraindicados se encuentran algunos preparados hormonales, determinados antihipertensivos, incluso derivados de la vitamina A (retinol) que se emplean en el tratamiento del acné.

En caso de que la mujer siga algún tratamiento, debería consultar a su médico cuanto antes para asegurarse de que no interfiera en el buen desarrollo de la gestación.

9. Someterse a rayos X
Radiografias en el embarazo
De hecho, una embarazada ni si quiera debería acompañar a alguien que vaya a hacerse una radiografía, por ejemplo. Las dosis que se emplean en las radiografías más habituales no son tan elevadas como para afectar al bebé, pero lo adecuado es que la gestante informe al profesional sanitario de su estado para que, en caso de que la prueba sea ineludible, aplique la menor dosis, en el menor tiempo posible y proteja las zonas más sensibles, como el abdomen o la pelvis.

10. Exponerse a distintos tóxicos
Tóxicos en el embarazo
Aunque no existen evidencias científicas que especifiquen que la exposición a los productos de limpieza y otros tóxicos tenga efectos directos negativos en el desarrollo del embarazo y la evolución del embrión, muchos ginecólogos aconsejan a las gestantes evitar el contacto con sustancias como los plaguicidas, insesticidas, el amoniaco mezclado con detergente (juntos despiden gases perjudiciales), limpiadores de horno, triclosán, etcétera.

Para limpiar se debe optar por detergentes naturales; además se tienen que emplear mascarillas y guantes de goma con el fin de protegerse. También hay que procurar que haya buena ventilación.

En el caso de tener que utilizar repelentes, es conveniente elegir aquellos que están dirigidos a niños, ya que son menos dañinos.

 

 

fuente: http://www.webconsultas.com/el-embarazo/vivir-el-embarazo/prohibido-durante-el-embarazo-8916

YOGA PARA EMBARAZADAS

El embarazo es un momento único donde en tu cuerpo y en  tu mente se producen grandes cambios.

Estar en la mejor forma te ayudará a conservar la salud durante el embarazo y aumentará la posibilidad de un parto normal y activo, seguido de una rápida recuperación.
   

Durante los nueve meses del embarazo, tu cuerpo va cambiando continuamente. Las secreciones hormonales relajan y reblandecen los ligamentos que sujetan las articulaciones, de modo que tu esqueleto se hace más flexible y capaz de dilatarse, lo que será necesario en el momento del parto. Hay también un aumento general de fluidos corporales, y ello tendrá como consecuencia que tu corazón deberá trabajar mucho más para permitir que el mayor volumen de sangre sea bombeado por todo el cuerpo, y para que no le falte el suministro a la placenta ni tampoco a tus órganos vitales. También tus riñones tendrán una sobrecarga de trabajo, puesto que deben filtrar y excretar productos de desecho no sólo tuyos, sino también de tu hijo. Además tu digestión se hará más lenta a causa del reblandecimiento hormonal de los músculos del conducto digestivo.

El aumento de la flexibilidad implica que tu cuerpo responderá con más rapidez al Yoga y al ejercicio que en cualquier otro momento, proporcionándote una oportunidad única de incrementar tu elasticidad.

La práctica de Yoga, en donde se combinan posturas  con la respiración profunda, mejorará todas tus funciones vitales, incluidas la circulación de los fluidos, la eliminación de residuos y la respiración, y además, hará que aumente el nivel general de salud y energía.

Realizar de manera regular estos ejercicios también te ayudará a evitar el estrés, descargarte de la tensión diaria y proteger la espina dorsal, de modo que el cuerpo se pueda acomodar con facilidad a los cambios del embarazo. A medida que vayas descubriendo un mayor grado de flexibilidad y libertad de movimientos, te encontrarás cada vez más cómoda en las posiciones y durante los movimientos para hacer frente a dolorosas contracciones. Cuando llegue el momento de dar a luz, sabrás instintivamente cómo emplear el cuerpo, dejando que fluya con las contracciones del útero , a medida que te dejas ir.

La práctica de Yoga te dará calma y  serenidad , haciendo que crezca la conciencia en tu bebé, dándote tranquilidad y paz interior, logrando que disfrutes plenamente de tu embarazo.

 

fuente: http://www.armoniayequilibrio.com.ar/yogaembarazadas.htm

Estrés en el embarazo, ¿es de cuidado?

El estrés es parte de nuestras vidas y nos tendremos que afrontar a él en diversos momentos. Sin embargo, el estrés en el embarazo suele causar muchas preocupaciones pues no sabemos si afectará a nuestro bebé, de qué manera debemos hacerle frente y qué podemos hacer al respecto.

Te contaremos algunos tips sobre ello para que disfrutes tu embarazo



¿Afecta a mi bebé el estrés en el embarazo?

El estrés en el embarazo puede desatarse por diversas razones como los malestares que causa la gestación (náuseas, estreñimiento, fatiga, etc.), cambios hormonales, preocupaciones sobre cómo cuidarás a tu bebé, trabajo si eres madre embarazada empleada.

Este tipo de situaciones generan estrés en el embarazo, pero en general no llega a tener ningún efecto perjudicial en tu gestación.

Solo el estrés intenso que se mantiene por ciertos períodos de tiempo puede afectar a tu embarazo; si tu situación es muy tensa para ti y pasas unos meses bajo ella se podría ocasionar un parto prematuro o que tu bebé tenga poco peso al nacer, así como otros daños para ti como presión arterial alta, alteración del sistema inmune, etc.

Reiteramos que la forma de que el estrés en el embarazo te afecte a ti y a tu bebé es si es muy intenso y se mantiene por período de un mes o varios.


¿Cómo evitarlo?
De cualquier manera, el estrés en el embarazo (y en cualquier momento de la vida), nunca es agradable, algunas cosas que puedes hacer para evitarlo o reducirlo son:

–Habla con tus amigas que ya han tenido hijos, con tu madre, con tu pareja, con quien te sientas apoyada y que quizás quiera igualmente compartir sus preocupaciones sobre el embarazo.

–Relájate. Puedes hacer yoga prenatal, meditación, buscar masajes para embarazadas, escuchar música relajante, darte baños largos y relajantes o hacer ejercicio de bajo impacto (puedes consultar a tu médico al respecto). Es necesario que te permitas relajate para no causarte estrés en el embarazo, para ello puedes consentirte yendo al cine con tus amigas, a un balneario o incluso a un spa.

-Trabajo. El transporte público puede ser estresante, si puedes permitírtelo habla con tu jefe para no acudir en horas donde hay mucho tráfico o trabajar en casa (home office) al menos 1 o 2 días a la semana. Cuando vayas en el transporte público no dudes pedir un asiento, te ayudará mucho a evitar los golpes de ir de pie.



fuente: http://www.modaynovias.net/estres-en-el-embarazo-es-de-cuidado.html

Las manchas del embarazo: cloasma gestacional

Las manchas durante el embarazo o cloasma gestacional son muy comunes en las embarazadas. Estas manchas oscuras aparecen en la piel de la cara.

Las manchas durante el embarazo son muy comunes en embarazadas. El cloasma gestacional aparece en la piel de la cara. Son manchas oscuras que aparecen en la frente, los laterales de las mejillas y la zona superior de la boca, como si se tratara de una verdadera "máscara". Se trata de un problema estético bastante común durante la gestación.

Cuáles son las causas
Los factores que intervienen en la aparición del cloasma gestacional son dos: uno de naturaleza hormonal y el otro de naturaleza genética.
Durante la gestación, las variaciones hormonales que se producen en el organismo materno conducen a una mayor concentración de melanina (el pigmento oscuro que determina el color de la piel) en algunas zonas de la cara. Sin embargo, las personas más afectadas son las de piel oscura, ya predispuestas genéticamente para producir una mayor cantidad de melanina. Además, el sol puede contribuir a desencadenar el problema, mediante la estimulación del sistema melanocitario.

Cómo prevenirlas
Las personas predispuestas a la formación de manchas deben, ante todo, tener cuidado con el sol, sobre todo en verano, a través del empleo de cremas protectoras de pantalla total y evitando una exposición excesiva. No obstante, también en invierno, si bien en menor medida, los rayos del sol afectan a nuestra piel, que debe estar protegida con una crema de día provista de protección UV.

Los tratamientos
En el embarazo, es mejor evitar algunos tratamientos, puesto que el hecho de eliminar la capa "manchada" puede estimular una mayor producción de melanina. Por otro lado, no está excluido que el cloasma desaparezca espontáneamente después del parto, cuando la organización hormonal vuelva a la normalidad.

Una vez finalizada la lactancia materna, conozcamos los posibles tratamientos, que debe efectuar el dermatólogo o un médico estético:

• Si el problema es leve, será suficiente con realizar un peeling con alfahidroxiácidos, como el ácido glicólico o el salicílico, que favorece la renovación celular.

• Si las manchas son más oscuras y están más extendidas, se puede aplicar ácido tricloroacético, capaz de eliminar la capa de melanina de la epidermis.

• Como alternativa, se puede optar por la dermoabrasión mecánica con radiobisturí, la timedcirugía o el láser: los dos primeros sistemas emiten ondas de radio que "despegan" la piel manchada.

Por supuesto, será el médico quien determine el tratamiento más idóneo en función de la entidad del problema.

Productos cosméticos adecuados
Los cosméticos también pueden ser útiles para prevenir las manchas o reducir su intensidad y su tamaño. Se trata, principalmente, de cremas que contienen:

• Ácido kójico y ácido azelaico, que bloquean la actividad de la tirosinasa, la enzima que estimula el proceso de melanogénesis.

• Vitamina C, de acción aclarante.

• Hidroxiácidos, como los ácidos glicólico, láctico y salicílico, que favorecen el recambio celular

 

 

fuente: http://www.mibebeyyo.com/embarazo/belleza-y-moda/manchas-embarazo-693

Ácido fólico: por qué lo necesitas antes y durante el embarazo

¿Por qué necesito ácido fólico?
Si estás embarazada o estás tratando de quedar embarazada, necesitas ácido fólico por varias razones importantes (el ácido fólico también se conoce como vitamina B9 o folato, como se le conoce en su estado natural).

El ácido fólico ayuda a prevenir los defectos de nacimiento del tubo neural, que son defectos de nacimiento serios de la médula espinal (como espina bífida) y del cerebro (anencefalia). Los defectos del tubo neural ocurren durante una etapa muy temprana del desarrollo, antes de que muchas mujeres sepan siquiera que están embarazadas y afectan a unos 3,000 embarazos al año en los Estados Unidos.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), las mujeres que toman la dosis diaria recomendada de ácido fólico, empezando al menos un mes antes de concebir y durante el primer trimestre del embarazo, reducen el riesgo de que su bebé tenga defectos del tubo neural de un 50 a un 70 por ciento.

Algunos estudios sugieren que el ácido fólico también podría ayudar a reducir el riesgo de que el bebé tenga otros defectos, tales como labio leporino, fisura palatina y ciertos tipos de defectos del corazón.

Tu cuerpo necesita folato para crear glóbulos rojos normales y prevenir la anemia.

El folato es esencial para la producción, reparación y funcionamiento del ADN, nuestro mapa genético y la base de las células. Así que tomar suficiente ácido fólico es especialmente importante para el rápido crecimiento celular de la placenta y de tu bebé en desarrollo.

Varias investigaciones indican que tomar multivitaminas con ácido fólico puede reducir tu riesgo de preeclampsia, una complicación del embarazo que podría afectar tu salud y la de tu bebé.

 

¿Cuánto necesito?
Para reducir el riesgo de que tu bebé tenga un defecto del tubo neural, toma 400 microgramos (mcg) de ácido fólico diariamente, comenzando al menos un mes antes de empezar a intentar quedar embarazada.

De hecho, debido a que la mitad de los embarazos en Estados Unidos no son planeados, los CDC, el Servicio de Salud Pública de EE. UU., y organizaciones como March of Dimes y el Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología (ACOG por sus siglas en inglés) así como varios expertos, recomiendan altamente que todas las mujeres que estén en edad de concebir tomen 400 mcg de ácido fólico todos los días.

Muchas vitaminas que se obtienen sin receta médica contienen 400 mcg de ácido fólico, pero no todas, así que lee cuidadosamente la etiqueta.

El tubo neural, a partir del cual se van a desarrollar la espina dorsal y el cerebro de tu bebé, empieza a formarse unas tres semanas después de la concepción, así que es indispensable consumir una dosis diaria adecuada de ácido fólico antes de la concepción y durante el primer trimestre del embarazo.

Una vez que descubras que estás embarazada, aumenta tu consumo diario de ácido fólico a un mínimo de 600 mcg. Revisa la etiqueta de tus vitaminas para asegurarte de que estás tomando lo suficiente. Si no es así, cambia de marca o toma ácido fólico por separado. (Nunca tomes una cantidad doble de tus vitaminas).

Si estás tomando vitaminas prenatales recetadas por tu médico, es probable que contengan de 800 a 1.000 mcg de ácido fólico. De nuevo, no te olvides de revisar la etiqueta.

No tomes más de 1.000 mcg diarios de ácido fólico, a menos que tu doctor te lo indique. Esto es particularmente importante si eres vegetariana. Los vegetarianos tienen un alto riesgo de tener una deficiencia de vitamina B-12, y tomar demasiado ácido fólico podría dificultar el diagnóstico de esa deficiencia.

 

¿Cuándo debo tomar ácido fólico adicional?
Las mujeres obesas parecen tener más probabilidades de tener un bebé con un defecto del tubo neural, aunque aún no está claro por qué. Si tienes mucho sobrepeso, consulta a tu doctor antes de intentar concebir. Entre otras cosas, podría recomendarte que tomes más de 400 mcg de ácido fólico al día.

Por otra parte, si en un embarazo anterior tu bebé tuvo un defecto del tubo neural, asegúrate de que tus doctores actuales lo sepan y haz una cita con tu ginecólogo antes de intentar quedar embarazada. Sin intervención médica, las mujeres que se encuentran en esta situación tienen una posibilidad del 2 al 5 por ciento de tener otro embarazo complicado por un defecto del tubo neural.

Afortunadamente, este riesgo puede reducirse de manera significativa tomando una dosis muy grande. Habla con tu doctor sobre cuánto ácido fólico debes tomar si estás en esta situación

Las mujeres que padecen de diabetes o que están tomando ciertas medicinas contra la epilepsia son más propensas a tener un embarazo afectado por un defecto del tubo neural. Si te encuentras en alguna de estas situaciones, asegúrate de consultar a tu médico al menos un mes antes de tratar de concebir para averiguar cuánto ácido fólico debes estar tomando y para que vigile tu
condición en general.

 

¿Cuáles son los alimentos que proporcionan más ácido fólico?
Por extraño que parezca, algunos estudios muestran que el cuerpo de hecho absorbe la versión sintética de esta vitamina mucho mejor que la versión que existe de manera natural en ciertos alimentos. Aunque los cereales enriquecidos y otros productos hechos a base de granos contienen esta versión sintética, la mayoría de las mujeres no comen una cantidad suficiente de estos alimentos y por lo tanto no obtienen una cantidad adecuada de ácido fólico de esta manera.

Entre los alimentos que son ricos en folato natural se incluyen: las lentejas, los frijoles secos, los chícharos (arvejas o guisantes) y las verduras de color verde oscuro como el brócoli, las espinacas, el col rizada, los nabos, la okra (quingombó) y los espárragos. Además de las frutas cítricas y su jugo.

Pero dichos alimentos no son un sustituto adecuado de los suplementos de ácido fólico: considéralos un complemento de tu suplemento. Aunque tu cuerpo absorbe todo el ácido fólico de un suplemento, solo absorbe parte del folato natural contenido en los alimentos que comes. Inclusive, el folato puede perderse mientras los alimentos están almacenados o ser destruido al cocinarlos.

La Agencia de Alimentos y Fármacos de los Estados Unidos exige que los fabricantes de alimentos añadan ácido fólico a los productos enriquecidos, hechos a base de granos, como cereales, pan, pasta y arroz, de manera que cada porción contenga un mínimo del 20 por ciento de las necesidades diarias recomendadas de esta vitamina. Algunos cereales para el desayuno contienen el 100 por ciento.

Así que, a menos que te comas una porción completa de algún cereal totalmente enriquecido (es decir, uno que contenga el 100 por ciento de la cantidad recomendada de ácido fólico) todos los días, probablemente no consumirás suficiente ácido fólico sintético.

 

¿Es recomendable que tome un suplemento?
Sí. Muchas organizaciones, entre otras el ACOG y la fundación March of Dimes, recomiendan que todas las mujeres en edad de tener hijos tomen multivitaminas con ácido fólico o un suplemento del mismo diariamente, aunque no estén intentando quedar embarazadas.

 

¿Cuáles son los síntomas de la deficiencia?
Los síntomas de la deficiencia de ácido fólico pueden ser difíciles de observar. Podrías tener:

    Diarrea.
    Pérdida de apetito y de peso.
    Debilidad.
    Dolor en la lengua.
    Dolores de cabeza.
    Palpitaciones cardiacas.
    Irritabilidad.

Si solo tienes una deficiencia leve, podrías no notar síntoma alguno, pero no estarías consumiendo la cantidad óptima para el desarrollo embriónico temprano de tu bebé. Es por eso que todas las mujeres en edad de tener hijos necesitan tomar ácido fólico, incluso si se sienten completamente bien.


fuente: http://espanol.babycenter.com/a7000103/%C3%A1cido-f%C3%B3lico-por-qu%C3%A9-lo-necesitas-antes-y-durante-el-embarazo

Estrías en el embarazo: ¿por qué surgen y cómo tratarlas?

Las estrías son atrofias cutáneas visibles por el adelgazamiento de la dermis y el hundimiento de la epidermis.

Las temidas estrías pueden presentar color nacarado o rosado-violáceo y son lesiones lineales que pueden aparecer en el pecho, caderas y abdomen durante el embarazo, como consecuencia de una rotura y pérdida parcial de fibras de colágeno y elastina en la región afectada.

Aunque no se consideran una patología en sí mismas, suponen una preocupación estética que afecta a entre un 75% y un 95% de las embarazadas si no se toman medidas preventivas.

 

Aparición de las estrías
La aparición de estrías en el embarazo se debe al crecimiento de producción de estrógenos endógenos que provocan un incremento de la retención de líquidos del propio tejido, lo que hace que aumente el volumen y de la tensión de la zona, así como la tendencia al debilitamiento de las fibras de colágeno y elastina.

El factor de riesgo más importante es el estado en el que se encuentra la piel: cuanto peor sea, mayor probabilidad de que aparezcan estrías en la piel. Otro factor que influye en su aparición es el estrés, ya que durante el embarazo se produce una modificación importante y rápida de la imagen corporal, con una serie de vivencias mentales que pueden generar ansiedad. Debemos tener en cuenta que, además, puede existir una predisposición genética para la aparición de las estrías.

Según la evolución, distinguimos dos fases:
   • Inflamatoria: estría reciente y rojiza.
   • Cicatricial: color blanquecino-nacarado, que va a ser el aspecto definitivo. Está blanda y deprimida.

 

Tratamiento para las estrías
Los tratamientos, una vez se manifiestan las estrías, son poco eficaces, por lo que es mejor prevenir su aparición. No basta con hidratar la piel, sino que debe adquirir unas propiedades de elasticidad suficientes para resistir el estiramiento al que se va a ver sometida la piel en el proceso de embarazo.

Existen preparados comerciales que incluyen sustancias con la propiedad de estimular la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico. Los principios activos recomendados son:
   • Hidrolizado de colágeno y elastina: mejora la elasticidad.
   • Centella asiática: mejora el aspecto.
   • Ácido hialurónico: mejora la hidratación.
   • Extracto de placenta: mejora la regeneración del tejido lesionado.
   • Vitaminas A, B, C, D y E y aceite de germen de trigo: efecto protector.
   • Aminoácidos: estimulan la reparación de la piel lesionada.

Los productos de uso tópico sirven para prevenir y ayudar a reparar las estrías. Deben aplicarse con un ligero pero prolongado masaje ya que ayuda a mejorar y aumentar la microcirculación local, por lo que se aporta un mayor número de elementos nutritivos e hidratantes del propio organismo.

Una vez producida la estría se puede recurrir a tratamientos como peelings con ácido retinoico, dermoabrasión, láser, radiofrecuencia, mesoterapia o derma-roller, según el tipo de estría y el tiempo de evolución. A veces hay que recurrir a la combinación de varios tratamientos.

En aquellos casos en los que deba aplicarse algún producto químico, como peelings o mesoterapias, es necesario esperar a que termine la lactancia, pero con los tratamientos que solo dependen de radiaciones luminosas o de corrientes eléctricas, como la radiofrecuencia o el láser, pueden iniciarse aunque se esté dando el pecho al niño.

Antojos, antojos, antojos... ¿Cuál es el tuyo?

Existe el mito de que si durante el embarazo tienes un antojo y no lo satisfaces, tu bebé nacerá con una mancha con la forma de lo que te había generado el antojo. Será verdad? Será una leyenda urbana? Ante la duda nosotros sugerimos que te permitas disfrutar con alegría de tus antojos!

 

Muchas futuras mamás  sienten el deseo irrefrenable de comer algo especial y precisamente en el momento menos pensado.   Una causa son los cambios metabólicos y hormonales que se experimentan durante el embarazo.  A causa de su estado de ánimo y de los cambios que conlleva el embarazo, puede tener unos deseos agudos de algún tipo de alimento en especial.

 

Desde ya, que no existe ningún fundamento científico que avale la aparición de  esas manchas en tu bebé.

 

Es normal que durante el embarazo tus gustos alimentarios cambien, esto se relaciona con la variación de la sensibilidad gustativa causada por la progesterona.  Esto se produce a tal punto que puedes encontrar desagradable el sabor u olor de algunos alimentos que solías comer antes del embarazo.  También sucede que productos que no eran de tu agrado antes del embarazo, pasan a ser los número uno, llegando a surgir el deseo de comerlos incluso a altas horas de la noche.

 

En Bebés en camino hemos realizado una encuesta para conocer los antojos de mas frecuentes y entre los más votados encontramos las siguientes preferencias:

 

35% Helados
28% Chocolates
20% Frutas
06% Pizza
05% Papas fritas
02% Caramelos masticables
02% Frutillas
02% Naranjas

 

Hay que tener en cuenta que los antojos  no tienen la menor relevancia, siempre y cuando no afecten a tu buena alimentación durante el embarazo. El peligro de estos “antojos”, radica en la posibilidad de comer demasiado y aumentar de peso desproporcionadamente.

 

Los antojos no son una invención, si estás embarazada, es importante tener el apoyo de tu pareja. Para los papas: complacer los antojos es una forma más de demostrar el amor y comprensión, tu pareja agradecerá muchísimo tus mimos, tu paciencia y tus deseos de complacerla

 

 

fuente: http://bebesencamino.com/articles/antojos-antojos-antojos-cual-es-el-tuyo

Cuatro curiosidades sobre sus senos en el embarazo

Así como el resto de su cuerpo, sus senos también sufren una serie de cambios a causa de la gestación de su bebé. El cambio de imagen puede ser más notable porque se manifiesta externamente, pero también hay otras partes de su cuerpo – como sus senos – que están sufriendo cambios internamente a modo de preparación para la llegada de su bebé.

Por esa razón, Embarazada.com le ofrece un listado con los cinco cambios de sus senos durante el embarazo.

 

¿Cuáles son los cambios de los senos en el embarazo?

Más grandes
Uno de los síntomas más comunes es el crecimiento de sus senos, pero también puede ocurrir que usted no experimente ningún tipo de cambios. Se tiene la falsa creencia de que senos más grandes producen más leche materna, pero lo cierto es que esto no siempre ocurre de este modo. Muchas mujeres que no experimentaron un gran aumento de senos pueden amamantar perfectamente, así como hay pacientes cuya talla de copa aumentó considerablemente y experimentaron problemas con respecto a la producción de leche materna.

Estrías
Así como en su abdomen y piernas, es probable que usted presente estrías en sus senos. Las estrías se producen por el rompimiento de las capas internas de la piel, lo cual se manifiesta en líneas visibles que tienden a ser rosadas o púrpuras al principio y que, tiempo después, van adquiriendo un tono blanco.

 

Más sensibles
Otro cambio que sufren los senos en el embarazo es la sensibilidad, la cual ha aumentado. Esto puede ser incómodo para algunas madres, mientras que para otras resulta una oportunidad para mejorar la sexualidad con sus parejas. Este síntoma suele darse con una mayor intensidad durante el primer trimestre de embarazo.

 

 

Una buena forma de aliviar este síntoma y darle mayor comodidad es adquiriendo un sujetador adecuado para maternidad. Esto hará que sus senos tengan mayor soporte y usted pueda moverse con mayor comodidad.

Fugas
La labor de sus senos después del nacimiento de su bebé será proveerle alimento, así que es normal que usted experimente fugas a partir del segundo trimestre de embarazo. Las filtraciones son de color amarillento y se denominan calostro, una sustancia que será el primer alimento de su bebé durante sus primeros días de vida.

 

fuente: http://www.embarazada.com/articulo/cuatro-curiosidades-sobre-sus-senos-en-el-embarazo

El embarazo después de los 35 años
Aunque una mujer mayor de 35 años puede tener un embarazo y un parto sin complicaciones, hay un aumento considerable del riesgo de sufrir problemas mientras esté esperando a su bebé. Esto sucede a causa de que los problemas que pueden presentarse en el embarazo aumentan progresivamente a medida que la mujer envejece.

 

 

 

¿Qué problemas pueden presentarse?

 

 • Disminuye la fertilidad: A medida que la mujer envejece, le es más difícil quedar embarazada. Esto ocurre debido a que, a pesar de que la mujer sigue teniendo períodos menstruales, disminuye la calidad y la cantidad de óvulos cada mes. Por ello, los espermatozoides tienen menos probabilidades de fecundar el óvulo.
 
• Bloqueo de las trompas de Falopio: Esta condición es común en las mujeres mayores de 35 años. Se produce cuando una o ambas trompas de Falopio están bloqueadas a causa de daños,  infecciones, adherencias o problemas de cicatrización de operaciones anteriores . Estos daños, bloqueos o cicatrices en las trompas de Falopio pueden evitar que se produzca la fecundación, debido a que los espermatozoides no pueden llegar al óvulo.
 
• La frecuencia en la que la pareja tenga relaciones sexuales también puede aumentar o disminuir las probabilidades de que la mujer quede embarazada, y aveces con la edad disminuye la frecuencia y el deseo sexual.

 

 

 

¿Qué problemas podría tener el bebé?
En caso de que la madre quede embarazada después de los 35 años, hay una serie de problemas que podría tener el bebé:

 

• Transtornos cromosomicos como el Síndrome de Down: Esta condición trae como consecuencia discapacidad intelectual y problemas cardíacos. Una mujer podría tener un bebé con síndrome de Down a cualquier edad, sin embargo, es más común en las mujeres embarazadas mayores de 35 años.

• Aumenta el riesgo de aborto espontáneo

• Aumenta el riesgo de muerte fetal

 

 
 
 

 

¿Qué pruebas se pueden realizar para detectar el síndrome de Down?

 

 

 

Pruebas invasivas

Hay dos pruebas prenatales que pueden detectar el síndrome de Down. Una de ellas es  el muestreo de la vellosidad coriónica, en la cual se toma una muestra de biopsia de la placenta y puede determinar si el bebé padece de algún trastorno cromosómico. También está la amniocentesis, en la que se extrae una muestra de líquido amniótico para detectar si el bebé sufre de alguna condición como el síndrome de Down. Sin embargo, estas pruebas representan un riesgo, ya que son invasivas y aumentan el riesgo de que la madre sufra un aborto espontáneo.

 

 

 

Pruebas no invasivas
La prueba de detección de marcadores múltiples es un análisis de sangre que mide la cantidad de ciertas sustancias en la sangre de la madre (PAPPA, HCG serico, estriol no conjugado, alfafetoproteina serica, etc) y unido con la realizacion de un ecosonograma obstetrico genetico, puede determinar el riesgo de que un bebé nazca con síndrome de Down, anencefalia o espina bífida entre otras.

 

Alto riesgo obstetrico
Si una mujer es mayor de 35 años, es importante tener en cuenta que puede sufrir problemas de salud, tales como la presión arterial alta o diabetes, por lo que la madre requeriría de un cuidado especial durante el embarazo. No obstante, estos riesgos pueden disminuir considerablemente si la madre goza de una buena salud física.

 

¿Cuándo se debe llamar al médico?
Una mujer debe llamar a su médico si está intentando concebir y no logra quedar embarazada, sin importar la edad que tenga.

 

fuente: http://www.embarazada.com/articulo/el-embarazo-despues-de-los-35-anos

Beneficios de hacer ejercicio en el embarazo

Son muchos los síntomas que padece una mujer embarazada. A medida que transcurre el embarazo, algunos síntomas aparecen con intensidad para luego no manifestarse más, mientras que otros permanecen y se intensifican a lo largo de todo el embarazo. Además de esto, los síntomas tampoco son una regla general y estricta en el embarazo, ya que muchas mujeres manifiestan sólo algunos.

Lo que sí es cierto es que todas las mujeres padecen ciertos malestares mientras esperan el nacimiento de sus bebés y, ante esto, se sienten impotentes e incapaces de sentirse mejor para disfrutar de sus embarazos. Para ayudarlas con esto, en Embarazada.com les traemos información muy valiosa sobre uno de los mejores remedios para casi todos los síntomas del embarazo: el ejercicio.

 

¿Puede hacer ejercicio?

 

Esta es una pregunta que debe hacerle a su médico. Cuando asista a sus primeras consultas prenatales, pregúntele a su obstetra si usted está o no en condiciones de realizar actividad física durante su embarazo. En la mayoría de los casos, cuando el embarazo no presenta signos de complicaciones, el ejercicio prenatal es una manera eficaz de mantenerla saludable y de aliviar ciertos síntomas del proceso de gestación.

 

              

¿Qué beneficios ofrece el ejercicio prenatal?
El ejercicio prenatal ofrece a la mujer embarazada los siguientes beneficios:

 

  • Favorece la circulación
  • Previene la aparición de estrías
  • Previene la aparición de várices
  • Controla el aumento de peso en el embarazo
  • Hace que su autoestima se eleve
  • La hace más flexible
  • Reduce el estrés y la ansiedad
  • Prepara los músculos que intervienen en el parto, por lo que lo hace más fácil para ti
  • Ayuda a que descanse mejor por las noches
  • Evita que sufra de depresión prenatal
  • Previene la retención de líquidos o edema

 

fuente: http://www.embarazada.com/articulo/beneficios-de-hacer-ejercicio-en-el-embarazo

Células Madre o Stem Cells

Las células madre o Stem Cells, son células que tienen la capacidad de autoreplicarse a través de sucesivas divisiones celulares a lo largo de toda la vida del individuo, por lo que mantienen cierto grado de "inmortalidad".

 

 

¿Qué son las Células Madre o "Stem Cells"?
Son células que tienen la capacidad de autoreplicarse a través de sucesivas divisiones celulares a lo largo de toda la vida del individuo, por lo que mantienen cierto grado de "inmortalidad". Además tienen la capacidad de diferenciarse para dar origen, según las circunstancias a las que se enfrenten y las señales químicas que reciban, a células especializadas como lo son los glóbulos rojos, los glóbulos blancos, las plaquetas, las neuronas y a células del sistema inmunitario, del corazón, del hígado, del páncreas, de piel, etc. Una vez que se diferencian pierden esa capacidad de autoreplicarse y dejan de ser "inmortales". Las células madre o Stem Cells se encuentran en el embrión ya que son el origen de todas las células y sistemas que van a conformar el nuevo organismo en gestación, y se denominan embrionarias o totipotenciales pues pueden dar origen a cualquiera de las estructuras del organismo definitivo.

También están presentes en algunos tejidos del adulto como en la médula ósea donde regeneran permanentemente las células de la sangre y del sistema inmunitario, pero también se las ha encontrado en menor grado en distintos tejidos y en la sangre circulante. En el recién nacido se encuentran en gran cantidad en la sangre y es por ello que la sangre que queda en la placenta y en el cordón umbilical es tan rica en ellas. 
 
¿Por qué interesa preservar la sangre que queda en el cordón umbilical y la placenta luego de haberse producido el parto?
La sangre remanente en el cordón y la placenta una vez separado el recién nacido habitualmente se descarta junto con ellos pero hoy sabemos que es muy rica en células "madre", también llamadas células "progenitoras" o "Stem Cells". Es por ello que es tan importante su recuperación y preservación. 
 
¿Qué enfermedades pueden ser tratadas actualmente con las células madre del cordón umbilical?
Existen enfermedades que ya han sido tratadas exitosamente con trasplantes de células madre. Dentro de las principales encontramos enfermedades tanto malignas como no malignas.
Dentro de las malignas encontramos:

  • Leucemia linfocítica aguda
  • Leucemia mielógena aguda
  • Leucemia mielocítica crónica
  • Linfoma de tipo no- Hodgkin´s
  • Mieloma múltiple
  • Neuroblastoma

 

Dentro de las no malignas:

  • Osteopetrosis
  • Anemia aplástica
  • Beta talasemia
  • Anemia de Fanconi
  • Tay Sachs
  • Anemia Falciforme
  • Síndrome de Hunter
  • Síndrome de Wiskott-Aldrich
  • Inmunodeficiencia combinada severa
  • Lupus Eritematoso Sistémico

 

fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/c%C3%A9lulas-madre-o-stem-cells?page=0,0

La función del padre en la crianza

El lugar de un padre es tan importante en la vida del niño como el de la madre, pese a que el primer vínculo fuerte de fusión y apego, desde la gestación, desde el nacimiento, es el materno.

 

¿Cuán importante es que haya alguien que cumpla la función de padre en la crianza de los hijos?


Decimos "alguien" porque no siempre es el papá biológico,  de sangre, el que se “hace cargo” y se compromete con esta función sino que tal vez figuras significativas del entorno afectivo del niño, reemplazan este lugar a veces no habitado por quien debería ocuparlo.

La figura paterna es vital para los hijos. Para el desarrollo de su autonomía, para animarse a asumir responsabilidades y para su crecimiento como personas. Y no pasa inadvertido ante la mirada de los hijos su existencia, su lugar y sus acciones.

El lugar de un padre es tan importante en la vida del niño, como el de la madre, pese a que el primer vínculo fuerte de fusión y apego, desde la gestación, desde el nacimiento, o desde la adopción es el materno.

Será tarea de la mamá poder ir incorporando, dejando espacio para que este papá aparezca en la escena y sea también protagonista de la crianza.

En ese sentido en los primeros tiempos de crianza parecerá que da igual que esté o no esté, ya que el bebé y la mamá están tan involucrados y juntos que aun no hay mucho espacio para hacer acto de presencia concreta y que lo registren. Eso sí, a veces, a través del reclamo o pedido de ayuda de la mamá cuando se siente desbordada.

Por eso de a poco, cuando se superan los primeros difíciles tiempos de acomodación, a través de la palabra de la mamá y la presencia de un papá que acepta los tiempos para ser “registrado por su hijo” y no se siente “desplazado” se irá poco a poco construyendo ese lugar , ese vínculo maravillosamente necesario.

Síntomas del embarazo: El Edema

Síntomas del embarazo: el edema

El edema es causado por la hinchazón en tobillos, manos y parte del rostro por la retención de líquidos en los tejidos. Es uno de los problemas más frecuentes de las mujeres embarazadas, así como también la disminución de la necesidad de orinar.

Tarde o temprano, la mujer embarazada sentirá que su calzado comienza a apretarle, señal indiscutible de la retención de líquidos.

Causas del edema

A medida que el embarazo avanza, la presión ejercida por el útero provoca que la sangre que regresa de las piernas al corazón circule más lentamente, lo que hace que el fluido de las venas sea retenido en tobillos y manos causando un edema.

Estos síntomas suelen verse reducidos después del descanso nocturno, pues el asumir una postura horizontal hace que la circulación se torne mucho más fluida.

¿Cómo prevenir el edema?

  • Usar calzado con un número mayor al habitual durante los días calurosos.
  • Procura llevar una dieta balanceada y alta en frutas.
  • No usar prendas de vestir ajustadas.
  • Caminar por lo menos 20 minutos diarios.
  • Aplicar suaves masajes para relajar los músculos.
  • Al acostarte, mantén los pies elevados durante 15 minutos. Procura hacerlo todos los días.
  • No usar anillos en caso de que el edema sea en las manos.
  • No cruces las piernas al sentarte.

 

 

fuente: http://www.embarazada.com/articulo/sintomas-del-embarazo-el-edema

Beber alcohol en el embarazo

Aunque sea poco, puede afectar el intelecto del niño
Beber una sola copa de vino durante el embarazo puede afectar la inteligencia del bebé. A esa conclusión llegaron investigadores de las universidades de Oxford and Bristol tras estudiar el coeficiente intelectual (IQ) de 4.000 niños, y también, registrar información sobre la ingesta de alcohol de sus madres durante el embarazo.

 

Una sola copa de vino puede perjudicar al niño

Los científicos encontraron que tomar entre una y seis unidades de alcohol durante el embarazo, lo que se considera como un consumo moderado, afectaba directamente el IQ de sus hijo. El estudio, publicado en la revista Plos One, encontró cuatro variantes genéticas que metabolizan el alcohol en los niños cuando las madres beben y que están fuertemente relacionadas con un menor coeficiente intelectual que, dicen, se refleja a los ocho años.

Como dato medio, los niños de madres que habían bebido pequeñas cantidades de vino, tenían un coeficiente intelectual de casi dos puntos menos en comparación con aquellos cuyas madres se mantuvieron abstemias.

"Cuando una persona bebe alcohol, el etanol se convierte en acetaldehído gracias a la acción de un grupo de enzimas. En los denominados 'metabolizadores lentos', los niveles máximos de alcohol pueden ser más altos y persisten durante más tiempo que en los 'metabolizadores rápidos', ya que se cree que metabolizar rápidamente el etanol protege frente al desarrollo anómalo del cerebro en los bebés, pues llega menos alcohol al feto", expone el estudio.
Ni mucho, ni poco, nada de alcohol

Esto corrobora la recomendación general de los médicos que señalan que no se debe beber alcohol durante el periodo de gestación. Sin embargo, hasta ahora todavía había confusión sobre si pequeñas cantidades o niveles muy bajos de alcohol también eran un factor de riesgo en el embarazo.

"Anteriores estudios habían revelado datos contradictorios e inconsistentes sobre los efectos de la ingesta moderada de alcohol en el coeficiente intelectual del niño. Esto se debe especialmente a que es muy difícil separar los efectos del alcohol de la de otros aspectos del estilo de vida de la madre, como el tabaquismo, la dieta, el nivel socioeconómico o la edad materna", comenta la doctora Sarah Lewis, autora principal del estudio.

La conclusión, pues, es clara: si el embarazo dura nueve meses, lo más seguro para el niño es no beber alcohol en esa temporada.

 

 

fuente: http://inatal.org/noticias/noticias-cientificas/362-beber-alcohol-durante-el-embarazo-aunque-sea-poco-puede-afectar-el-coeficiente-intelectual-del-nino.html

Familias en código de barras

Las futuras generaciones estarán grabadas de una u otra forma por la marca indeleble de la ciencia. En algún momento de la vida, e incluso desde antes de ser concebidos, los seres humanos llevarán la impronta de algún código de barras. Desde un óvulo o célula reservada a casi 200 grados bajo cero hasta un implante dental en la adultez, todos tendremos algo de laboratorio. Pero será la mujer, como núcleo de la familia, quien siente las bases para una perfecta coexistencia entre la sabiduría de la naturaleza y el perfeccionamiento de la técnica.  

Así como la sociedad ha ido madurando respecto de la aceptación de temas sensibles como muerte digna o donación de órganos, también va acobijando temas relacionados con la salud reproductiva como fertilización in vitro, ovodonación, subrogación de vientre o preservación de óvulos, esperma y células madre.  

Desde aquel primer bebé de probeta nacido en 1978 a la actualidad, la ciencia ha avanzado tanto que perfectamente un niño hoy en edad escolar podrá tener un hermano que no llegará a conocer en el año 2.315. Esto es así, a partir de la vitrificación, un descubrimiento del médico japonés Masashige Kuwayama que posibilita que un óvulo pueda vivir hasta 300 años. 

Según aseguran los principales bancos de óvulos y células madre del país, la crioconservación es un fenómeno que se ha extendido a lo largo y ancho del país tanto por sus usos como por el adecuamiento de costos. En particular, el congelamiento de óvulos por cuestiones de índole social es el tratamiento que mas consultas registra, al tiempo que las mujeres deciden postergar cada vez más su maternidad, inclusive hasta después de los 40 años.

En este sentido, la legislación también acompaña los cambios socioculturales con normativas mas acordes a los tiempos que corren. Pero sin temor a equivocarnos se puede decir que la gestación de nuevos modelos de familia no es reglada por la letra fría de la ley sino mas bien impulsada por la mujer y puesta al abrigo de la calidez maternal.

La lucha de mujeres aguerridas que no se resignaron a frustrar el sueño de ser madres fue lo que posibilitó la puesta en marcha de la Ley Nacional de Fertilización Asistida y su reciente ampliación en la Provincia de Buenos Aires para garantizar el acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales de reproducción asistida para todos aquellos padres imposibilitados de procrear por medios naturales.

También la crioconservación de células del cordón umbilical del bebé va dejando de ser un práctica elitista para convertirse en una práctica que le otorga a los flamantes padres una suerte de barita mágica para salvar la vida de sus hijos frente a la posibilidad de contraer en el futuro una enfermedad sin solución desde la medicina clínica tradicional.

Según datos recientes de la cámara que nuclea a los bancos de Células Madre del país, más de 60.000 argentinos decidieron guardar las células del cordón umbilical de sus hijos, lo que demuestra que la demanda del servicio aumenta a medida que los costos comienzan a ser más accesibles para la clase media. Lo esperable, es que en un futuro no demasiado lejano, se convierta en una práctica habitual, asequible y sistematizada.

Pero al margen de estos datos y proyecciones, las fuentes consultadas coinciden en que es la mujer, como núcleo de la familia, quien lleva el estandarte de esta lucha por derribar -poco a poco, pero a paso cada vez mas firme- viejos tabúes y generar conciencia social sobre la perfecta coexistencia entre la sabiduría de la naturaleza y el avance de la técnica. 

Gracias a ellas, en los últimos años, vetustas diatribas relacionadas con la aceptación de lo Natural como única forma de engendrar y salvaguardar vida han ido cediendo terreno frente a historias de vida de familias que alcanzan la plenitud echando mano a la Ciencia.

 

 

fuente: http://www.diarioinedito.com/Nota/22285

Diabetes Gestacional

 La espera de un bebé es un tiempo lleno de ilusiones y alegrías, sentir sus movimientos dentro de nuestro vientre o quizá verlo en el primer ultrasonido nos llena de felicidad, pero en algunas ocasiones, este periodo puede estar lleno de incertidumbre y preocupación cuando nos diagnostican diabetes gestacional.

¿Qué es Diabetes Gestacional?
La Diabetes Gestacional es un tipo de diabetes que solamente ocurre durante el embarazo, usualmente se detecta entre las semanas 24 a 28 de gestación  y por lo regular desaparece después del nacimiento del bebé.

 
Las probabilidades de desarrollar Diabetes Gestacional aumentan, si:
 • Tienes un historial de diabetes en tu familia.
 • Has tenido un bebé sumamente grande en un embarazo anterior.
 • Tienes sobrepeso.
 • Has tenido Diabetes Gestacional en un embarazo anterior.
 • Tienes demasiado fluido amniótico.
 • Eres mayor de 25 años.

Usualmente las mujeres embarazadas son sometidas a pruebas para el diagnóstico de la Diabetes Gestacional, durante las 24 a 28 semanas. Aquellas mujeres con un historial familiar de diabetes o que han tenido Diabetes Gestacional en un embarazo anterior, pueden ser sometidas a pruebas, durante la semana 16 a 20. El hecho de que no hayas tenido la condición durante tu primer embarazo, no significa que no la vas a desarrollar en futuros embarazos.

¿Cuál es la causa?
Durante el embarazo, la placenta produce hormonas que actúan en contra de la acción de la insulina provocando que los niveles de azúcar en la sangre se eleven más allá de lo normal.

Generalmente en la mayoría de las mujeres, el páncreas es capaz de producir insulina adicional para sobreponerse a la resistencia a la insulina y mantener los niveles de glucosa normales, pero en ocasiones, el páncreas no puede producir la cantidad adicional de insulina necesaria por lo que los órganos del cuerpo no pueden utilizar el azúcar para formar energía y ésta se va acumulando en la sangre provocando lo que se conoce como diabetes gestacional.

¿Qué le puede suceder a mi bebé?
La diabetes gestacional puede ser manejada y controlada para prevenir complicaciones tanto para la mamá como para el bebé.  La clave está en mantener el azúcar en la sangre en los niveles normales tan pronto se detecte la enfermedad.


Complicaciones del bebé
Las siguientes dos condiciones pueden afectar al bebé cuando NO SE CONTROLA el azúcar en sangre:

Bebé muy grande (macrosomía)
El bebé recibe nutrimentos directamente de la sangre materna por medio de la placenta.  Si la sangre de la mamá tiene más azúcar que lo normal, el bebé responderá produciendo su propia insulina.  Esto puede ocasionar que crezca más rápido y más grande.  Pero aunque crezca más rápido, no madura a la misma velocidad.

Baja de azúcar (hipoglucemia)
El bebé se acostumbra a secretar cantidades elevadas de insulina para compensar la alta cantidad de azúcar  de la sangre materna.  Al nacer el bebé seguirá secretando cantidades grandes de insulina pero al no haber niveles altos de azúcar en sangre, puede tener una baja repentina de azúcar.

¿Puede mi bebe nacer con diabetes?
El tener diabetes gestacional no causa que el bebé nazca con diabetes.  Los riesgos de que el bebé desarrolle esta enfermedad se relacionan con su historial familiar, su peso y el estilo de vida que escoja.

¿Cómo debo cuidar de mi bebé y de mi misma?
Si ya te diagnosticaron diabetes gestacional, puedes ayudar a controlar tu azúcar en sangre siguiendo estos puntos:

Revisa tu azúcar en sangre diariamente,
Sigue un plan de alimentación especial.  Recuerda que la cantidad de peso que deberías aumentar durante el embarazo estará determinada por el peso que tenias antes de embarazarte. La cantidad total no es tan importante como lo es el aumento de peso semanal.
Haz ejercicio (pregunta a tu médico antes de iniciarlo)
En caso de que el nivel de azúcar no llegue a cifras normales siguiendo los pasos anteriores, el  médico te recetará insulina.  Recuerda que no es recomendable utilizar medicamentos orales para el control de la diabetes durante el embarazo, ya que pueden afectar al bebe.

¿Puede afectar la insulina a mi bebé?
La insulina que te inyectes NO afectará al bebé.  Recuerda que la insulina tiene el efecto de bajar tu azúcar en sangre para evitar las complicaciones que se mencionan en el cuadro 1. La dosis y la frecuencia de la insulina la determinará tu médico.

¿Dónde me puedo inyectar la insulina?
El pensar en ponerse una inyección de insulina, te puede preocupar. Después que te ponga tu primera inyección, te sorprenderá de lo cómoda que puede ser. Las agujas para la inyección de  insulina de hoy día, son muy delgadas y cortas.

Durante el embarazo se pueden utilizar los mismos sitios de inyección que se utilizan normalmente, es decir: Muslos, brazos, abdomen y glúteos.   Sin embargo, al final del embarazo, la piel del estomago puede llegar a estar muy estirada y con poca grasa bajo la piel, por lo que puedes elegir un área en el lado del estómago donde haya  mas grasa.

Aunque es poco probable que una aguja de insulina penetre muy profundamente y llegue al bebé, se recomienda utilizar agujas cortas para que te sientas más segura.  Recuerda siempre preguntar a tu médico.

¿Mi parto será diferente por la diabetes?
El parto debe ser igual al de cualquier mujer embarazada que no desarrolle complicaciones.  La diabetes gestacional no debe evitar que tengas un parto normal. Siempre y cuando el bebé esté creciendo con normalidad y que no sea muy grande. Un bebé muy grande requerirá una intervención cesárea.

¿Qué le pasará a mi bebé después del nacimiento?
Inmediatamente  al  nacer el bebé, se revisará su nivel de azúcar en sangre. Si el azúcar en sangre está baja, se le dará glucosa.  Usualmente, como una precaución, los bebés de madres con diabetes gestacional son colocados en un área de cuidado especial para observar sus niveles de azúcar en sangre, durante las primeras horas después de su nacimiento.

¿Qué pasará con mi diabetes después del nacimiento de mi bebe?
Tan pronto el bebé nace y la placenta es removida, el azúcar en sangre deberá volver a la normalidad.  Sin embargo, esto no le sucede a un pequeño porcentaje de mujeres.  Deberás hacerte otra prueba de glucosa en sangre seis semanas después de que el bebe nazca, para asegurarte que tu azúcar en sangre es normal.

Es importante recordar que las mujeres que desarrollan diabetes durante el embarazo, tienen una gran probabilidad de desarrollar diabetes a lo largo de su vida.





fuente: http://bd.com/mexico/diabetes/main.aspx?cat=3258&id=63485

¿Cuándo volveré a dormir toda la noche?

Estas frases reflejan una realidad cotidiana que atraviesan muchas familias con bebés y niños pequeños.

La mayor preocupación ha pasado de ser la alimentación como tema central a cuestiones vinculadas al mal dormir de toda la familia por lo menos durante los primeros 2 a 3 años de vida de los hijos.

A partir de estas inquietudes surge la pregunta ¿qué significa dormir bien para un niño, y qué creemos los adultos que es lo mejor para su salud tanto física como psíquica?

Para un niño dormir bien, toda la noche, no significa dormir sin despertarse por más de 8 horas. Es poder, en caso de tener varios despertares nocturnos, conciliar el sueño por sus propios medios o con un poco de ayuda por parte de sus padres o cuidadores. Y conservar el lugar donde se durmió la primera vez. No amanecer en cualquier lado.

Es un mito pensar en que el bebé o niño ideal es aquel que no molesta o “sigue de corrido como un angelito”. Pocos lo logran tan fácilmente.

La mayoría de los niños necesitan aprender a dormirse solitos. No es algo natural y espontáneo sino que depende mucho de cómo y cuándo se los ayude a lograrlo.

Es un proceso para poder adquirir el hábito y todo hábito necesita constancia, repetición, cierto orden y organización que permita instalar conductas y rituales que ayuden y acompañen el momento de ir a la cama que no es lo mismo que conciliar el sueño.

El objetivo principal es que pueda “auto-acunarse” y encontrar recursos internos para poder generar un clima que lo calme, lo acaricie y le permita pasar de un estado de vigilia al sueño sin necesidad de un contacto corporal permanente con el cuerpo real de la mamá o el papá.

Pero para eso es necesario que previamente hayan estado muy unidos y fusionados con su mamá en un encuentro cuerpo a cuerpo, piel a piel donde de a poco el bebé pueda ir internalizándola, sintiendo que su presencia está, más allá que no esté presente delante de él, al lado de su cama o cuna, siempre.

Es imprescindible entonces, que en los primeros tiempos tengan mucho mimo, encuentro, miradas y sostén, para que luego a la hora de la despedida transitoria hasta el día siguiente, ésta sea posible sin tantas condiciones o exigencias como: “dame agua, mamadera, luz, quiero pis, llantos”, etc.

Otro punto importante es lograr que la noche no sea vivida con angustia y sentimiento de soledad, sino con la sensación de que puede solito porque “no está solo”.

La confianza en que va a poder es un ingrediente esencial a la hora de ocuparse del tema en casa.

 

 

fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/%C2%BFcu%C3%A1ndo-volver%C3%A9-dormir-toda-la-noche?page=0%2c1

¿Qué le pasa al niño si le falta hierro?

El hierro es un mineral importante para la salud de las personas. La falta de hierro en los niños se relaciona con problemas de salud variados e incluso algunos irreversibles en casos extremos.

Se ha demostrado que un déficit de hierro durante la etapa intrauterina o en los lactantes puede provocar alteraciones importantes. Por eso a las embarazadas se les insiste en la importancia de este mineral y se les suele mandar un suplemento alimenticio que asegure los niveles adecuados de hierro.

En la etapa preescolar y escolar, una alimentación completa y variada suele suplir las necesidades de hierro, pero puede haber distintas circunstancias (periodos de inapetencia, sangrados frecuentes, infecciones repetidas…) que hagan peligrar las reservas de este mineral. El hierro es un nutriente esencial, necesario para fabricar hemoglobina, el componente de los glóbulos rojos encargado de transportar oxígeno a todas las células del organismo.

La falta de hierro en los niños podría causar disfunciones neurológicas (reversibles con un buen control y corrección) y lo más común es que anemia, una disminución en la cantidad normal de hemoglobina y células rojas en el torrente sanguíneo.

Entre los síntomas que te pueden hacer sospechar que tu hijo tiene falta de hierro, están los siguientes: cansancio y debilidad, piel y membranas mucosas pálidas, irritabilidad, inapetencia, vértigos y mareos. El examen del pediatra podría detectar latidos del corazón acelerados y soplo cardiaco.

¿Dónde se encuentra el hierro?

La primera fuente de hierro que pueden tener los bebés es a través de la alimentación de la madre, durante el embarazo, gracias a un suplemento alimenticio y los alimentos ricos en hierro que enumeramos abajo. El hierro es necesario para la producción de la hemoglobina en las células rojas de la sangre materna y fetal, una proteína que lleva el oxígeno de los pulmones al resto de las células del cuerpo.

A través de la sangre de la placenta que les llega al nacer, antes de cortar el cordón umbilical (esperando unos minutos para ello), el bebé obtiene buenas reservas de hierro.

Cuando inician la alimentación complementaria, hay alimentos ricos en hierro, como las acelgas, espinacas (y, en general, vegetales de hoja verde), cereales, almendras, lentejas, carnes rojas, pescados y mariscos. Combinando estos alimentos con otros ricos en vitamina C (kiwi, naranja o limón), se contribuye a que el hierro sea mejor absorbido por el organismo.

Si se comprueba que al niño le falta hierro, para evitar las alteraciones comentadas el pediatra podría aportar un suplemento de hierro para que los niveles del mineral sean los adecuados.

 

 

fuente: http://www.bebesymas.com/salud-infantil/que-le-pasa-al-nino-si-le-falta-hierro

Obesidad y embarazo: enemigos íntimos

Puede que siempre hayas tenido algún kilo de más y que hayas aprendido a convivir con el sobrepeso hasta tal punto que ya ni reparas en él. Sin embargo, ahora que te planteas quedarte embarazada, es el momento de retomar el asunto, de tomar conciencia de que el exceso de peso va mucho más allá de una cuestión estética y que las complicaciones de salud que conlleva no te incumben solo a ti.

¿Te has planteado cómo afectará tu peso a tu futuro bebé? Pues es determinante. Por ejemplo, complicará el parto y afectará a la salud de tu hijo incluso en la edad adulta. Además, los kilos extra también se lo ponen más difícil a la cigüeña y puede que tengas problemas para concebir

Cifras recientes indican que la tasa de sobrepeso en embarazadas ronda el 25% y la de obesidad, el 17%. Para saber si perteneces a uno de esos porcentajes, haz unos cálculos para salir de dudas. ¿Cómo? La unidad que mide el exceso de grasa es el Índice de Masa Corporal y se calcula dividiendo tu peso en kilos por tu altura en metros al cuadrado. Se considera sobrepeso un resultado entre 25 y 30, y obesidad por encima de 30.

Cuáles son los riesgos

Los estudios han demostrado que el exceso de peso previo al embarazo, así como engordar demasiado durante la gestación pueden acarrear problemas. Estos son los más importantes y sus consecuencias para tu salud y la de tu hijo.

Diabetes gestacional

Alrededor del 4% de las mujeres ven alterados sus niveles de azúcar en sangre durante el embarazo, y el exceso de peso, así como la edad y los antecedentes familiares, son los principales factores de riesgo para sufrir este problema. Sus repercusiones en el desarrollo del bebé varían.

"Si la diabetes es precoz (primer trimestre) puede aumentar el riesgo de aborto y de malformaciones congénitas. Si es de aparición tardía (segundo o tercer trimestre), puede provocar una aceleración del crecimiento del bebé", explica el doctor Sebastián Manzanares, especialista en Obstetricia del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada y autor de uno de los estudios más recientes sobre las repercusiones del peso en el embarazo publicado en la revista médica 'The Journal of Maternal-Fetal and Neonatal Medicine'.

Además, señala que en las primeras horas después de nacer, los bebés de estas madres con diabetes tienen más riesgo de alteraciones de la glucemia (hipoglucemia) y otros trastornos del metabolismo.

En general, este trastorno se controla con ejercicio físico y una dieta pautada y vigilada por el especialista (que mantenga a raya los niveles de azúcar pero a la vez ofrezca todos los nutrientes que el feto necesitan para su correcto desarrollo). Solo en algunos casos será necesaria medicación o la administración de insulina. Un dato más: aunque por lo general la diabetes gestacional desaparece tras dar a luz, el 25% de las mujeres que la han tenido son las perfectas candidatas para desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro.

Hipertensión

Afecta aproximadamente a un 15% de las embarazadas que presentaban valores normales antes del embarazo y está generalmente relacionada con alteraciones en el desarrollo de la placenta, que es el órgano encargado de alimentar al bebé.

Si no se controla a tiempo, puede derivar en un trastorno que ponen en peligro la vida del niño y la madre: la preeclampsia. "Puede producirse una alteración en el crecimiento y la oxigenación del bebé, tanto durante el embarazo como durante el nacimiento. El parto de un feto comprometido por una insuficiencia placentaria, disminuye su capacidad de adaptación y tolerancia al proceso, y aumenta la frecuencia de sufrimiento fetal y de cesárea", advierte el experto.

Parto complicado

El riesgo de problemas obstétricos es tres veces superior en mujeres obesas, aumentan las tasas de aborto y de parto prematuro y, además, estas madres tienen el doble de riesgo de muerte fetal que las mujeres con peso normal.

"La mujer obesa en su embarazo tiene también más riesgo de que su bebé sea más grande y de necesitar una cesárea. Todo ello hace que la mortalidad perinatal –es decir, la posibilidad de morir el bebé antes, durante o hasta un mes después del parto– aumente significativamente, aunque dentro de los valores bajos que se observan en todos los hospitales", concluye el doctor Manzanares.

Hijo obeso y con enfermedades crónicas

Las condiciones en el útero materno tienen un efecto sobre la fisiología fetal conocido como 'programación fetal', es decir, el ambiente donde se desarrolla el feto condiciona su desarrollo durante su vida posnatal y adulta.

Lo demuestra el dr. José Bellver, ginecólogo y especialista en Medicina Reproductiva de IVI Valencia, en el estudio 'Female obesity: short and long term consequences on the off spring' ('Obesidad femenina: consecuencias a corto y largo plazo en la descendencia'). Este concepto se denomina también 'memoria metabólica' y hace que, por ejemplo, la obesidad se convierta en un problema perpetuamente autogenerado.

En este sentido, los hijos de madres con sobrepeso tienen un 40% más de probabilidades de padecer sobrepeso y obesidad, lo que sugiere que algunos mecanismos que subyacen a la obesidad se establecen antes del parto.

"La obesidad es un factor de riesgo importante para las enfermedades crónicas, como la enfermedad cardiovascular, el síndrome metabólico y la diabetes tipo 2, en la adolescencia y la edad adulta de los hijos, por lo que las mujeres deberían tratar de concebir en un peso normal para obtener mejores resultados obstétricos", apunta el dr. José Bellver.

¡Y el padre también cuenta! Si la madre tiene un peso normal y el padre es obeso, el riesgo de obesidad afectaría solo a los hijos varones, no a las hijas. Sin embargo, si la madre es obesa se verá afectada tanto la descendencia masculina como la femenina.

¿Qué debes comer?

Comer en exceso no garantiza que estés cumpliendo con los requerimientos nutricionales. ¿Sabes cómo no debe alimentarse una embarazada?

- Nada de comer por dos. La ingesta no debe ser superior a 2.000 kcal diarias.

- No te pongas a dieta por tu cuenta. Los regímenes de adelgazamiento sin estricto control médico pueden suponer déficits nutricionales que comprometan el desarrollo fetal.

- Cuidado con sucumbir a los antojos. No hay base científica que avale la creencia de que hay que satisfacerlos.

- Evita las grasas saturadas y los alimentos con calorías vacías: refrescos, zumos envasados, snacks, golosinas...

¿Cómo puedes cuidarte?

- Antes del embarazo: Si la maternidad está en tus planes, pide cita para una consulta pregestacional. Es importante para planificar aquellas actuaciones que pueden mejorar los resultados de la gestación. Ten en cuenta que el 22% de las mujeres que recurren a tratamientos de reproducción asistida tienen sobrepeso, según los datos del Grupo IVI. Por este motivo, los ginecólogos recomiendan un plan de reducción de peso y modificar los hábitos nutricionales entre tres y seis meses antes de buscar el bebé de manera natural o antes del tratamiento.

- Durante la gestación. Dos pautas obvias: lleva una vida saludable y no te desentiendas de tu peso. Muchas mujeres se encuentran en los nueve meses de gestación la excusa perfecta para engordar sin cargo de conciencia.

El aumento idóneo de peso para una embarazada oscila entre 9 y 11 kilos a lo largo de toda la gestación. Sin embargo, a mayor peso materno, los límites disminuyen. Así, para una mujer con un peso normal se recomienda una ganancia máxima de entre 11 y 16 kg, mientras que si existe obesidad, entre siete y 11 kg. "A pesar de las recomendaciones, lo más frecuente hoy en día son ganancias de 15 a 20 kg, lo cual provoca un exceso de peso que permanece tras dar a luz", advierte el dr. Manzanares.

 

 

fuente: http://www.mujerhoy.com/ser-madre/embarazo/obesidad-embarazo-enemigos-intimos-867378042015.html

El cordón umbilical, las células madre

Hoy en día es evidente el número creciente de padres que se han puesto al tanto de los múltiples descubrimientos que han surgido en torno de las células madre y su desempeño en el tratamiento de diversos tipos de enfermedades. Es por esta razón que actualmente son muchas las parejas que optan por almacenar las células madre para prever cualquier necesidad futura y tener una fuente a su alcance en caso de que algún miembro de la familia lo necesite.

¿Por qué son importantes las células madre?

            Se ha descubierto que las células madre pueden ser utilizadas en el tratamiento de enfermedades como la parálisis cerebral, diabetes, lesiones cerebrales y otras áreas de la medicina regenerativa.

            Además, se ha determinado que las células madre pueden ser muy útiles para el tratamiento del cáncer. Es por esta y otras razones que los especialistas de todo el mundo han corrido la voz sobre la importancia de este tipo de células y sus posibles usos, además de los progresos médicos que se han obtenido mediante la utilización de las mismas en el tratamiento de enfermedades.

¿Las células madre se pueden guardar?

            Hoy en día hay bancos especializados en la recolección y almacenamiento de células madre a nivel mundial, debido a que la demanda ha incrementado en los últimos años y hay más conciencia sobre los múltiples usos conocidos de estas células, además de los estudios que se están realizando actualmente.

 

¿Cómo se pueden usar las células madre?

            Es importante tener en cuenta que no sólo hay usos conocidos de las células madre en la actualidad, sino también hay que tomar en cuenta los estudios que se están realizando para determinar en qué áreas de la medicina pueden ser útiles y cómo pueden ser aplicadas en diversos tratamientos a distintos tipos de enfermedades. Actualmente, la sangre del cordón umbilical es utilizada en pacientes con leucemia y enfermedades autoinmunes.

            Además, se ha abierto todo un portal en cuanto a la aplicación de las células madre en la medicina y se ha descubierto que pueden tener una labor determinante en el tratamiento de tejidos del cuerpo que están enfermos o dañados.

 

 

fuente: http://www.embarazada.com/articulo/el-cordon-umbilical-las-celulas-madre-y-los-bancos-de-sangre-embarazadacom

Los diez peores consejos que toda madre alguna vez recibió

Ser madre es, sin dudas, una de las experiencias más movilizadoras que una mujer vaya a experimentar. La llegada de un hijo viene a poner un manto de duda sobre todo lo que creíamos saber y a reflotar los temores más escondidos que hasta quizá desconocíamos tener. De golpe la mujer puede llegar a sentir que no está preparada para ser madre (¡justo cuando ya tiene al niño en casa!) o que la realidad la sobrepasa y no puede con todo lo que esto implica.

Es ahí cuando, generalmente, se interponen entre ella y su "instinto" por resolver situaciones los cientos de consejos de madres, tías y abuelas experimentadas, que pretenden allanar el camino de la crianza del hijo a la flamante mamá. Suele ocurrir, también, que las necesidades del bebé son mucho más sencillas de satisfacer y no requieren de manuales de maternidad ni de fórmulas mágicas.

Pero (porque siempre hay un pero) la mayoría de las veces responder a la demanda del recién nacido implica relegarse como persona "individual". Y quizá pasar horas sin comer, no tener la casa todo lo impecable que se acostumbra o hasta no llegar a bañarse. Entonces, ¿lo alzamos cada vez que pide upa? ¿Le damos teta cada vez que quiere? ¿Lo obligamos a que deje los pañales "cuando se debe"? Para saber un poco más qué hacer ante la nada sencilla misión de criar un hijo, Infobae consultó a la escritora Laura Gutman.

Para la autora –entre otros– de La Biografía humana, El poder del discurso materno, La maternidad y el encuentro con la propia sombra, Puerperios y otras exploraciones del alma femenina y La revolución de las madres, "toda cría de mamífero necesita la seguridad que le suministra el cuerpo materno. El mamífero humano también. Pero si el cuerpo no está disponible, el niño será expulsado al vacío emocional".

"Es decir, si el niño vive dentro del amor y el apego con la madre, captará al mundo como amoroso; pero si experimenta el vacío, entenderá al mundo como un lugar hostil del que hay que defenderse. En el futuro la ciencia 'descubrirá' que para un bebé no hay nada mejor que una madre... cosa que la humanidad lo viene sabiendo y reprimiendo desde hace siglos", suele enunciar Gutman.

 

Desterrando mitos
- No le hagas upa porque después te va a manipular. Ningún niño nace para tomarle el pelo a nadie. Los niños llegan al mundo necesitados de ser amados, complacidos, acariciados y protegidos.

- Dale teta cada tres horas, que aguante. La lactancia es amor, dedicación, altruismo y bienestar. Sólo si hemos sido tratados con crueldad por nuestra propia madre, seremos capaces de desear ese nivel de malestar para un recién nacido.

- No lo levantes apenas llora, dejalo que llore; si no, se malcría. Los niños nacieron para ser bien criados. Vienen del amor y del confort del útero materno. Repito, sólo si provenimos de historias de desamparo, violencia, abuso, desamor y terror, seremos capaces de desear algo tan horroroso para un niño que depende absolutamente de los cuidados maternos.

- Ni se te ocurra meterlo en la cama grande; no lo vas a sacar más. Entiendo que si recibimos este tipo de consejos, sólo podemos compadecernos del niño que ese adulto ha sido, aunque ya no lo recuerde.

- Hay que generar rutinas (comer, bañarse, todo a horarios predeterminados). Los niños nacen con un ritmo propio perfecto. Sólo necesitan nuestro acompasamiento para ir acomodándose entre el ritmo interno y el ritmo externo.

- Para que deje los pañales: no des doble mensaje, si se lo sacaste no los vuelvas a poner. Si se hace pis, que se quede mojado y así va a aprender. Son todos consejos basados en el odio, el desamor, la virulencia del maltrato que hemos vivido cuando nosotros mismos fuimos niños.

- A los seis meses hay que pasarlo a su cuarto. Estos consejos nos encantan a los adultos que hemos sido maltratados siendo niños. Ejercer ahora el control sobre los demás nos permite sentir que ya nadie nos podrá lastimar.

- Si ya duerme en su cuarto, no dejes que se pase a tu cama en la mitad de la noche. Si queremos complicar nuestras vidas, pasar noches horribles y odiar al prójimo, podemos hacerlo.

- A la hora de la comida, si no le gusta algo, insistile, tiene que adaptar su paladar. Seguro que eso mismo no nos gustaría que alguien lo hiciera con nosotros.

- Está usando la teta de chupete, no le ofrezcas teta si no tiene hambre. Honestamente, ya no tolero ni siquiera seguir leyendo estas frases cargadas de odio y rencor. La teta es mucho más que alimento. Y si el niño quiere "mimos", dárselos estimula el vínculo afectivo con él, refuerza su autoestima y favorece su desarrollo psicoemocional.

Para tratar de entenderlo más fácil, podríamos intentar pensar que el niño pasó, antes de nacer, nueve meses dentro de la panza de su mamá. ¡Nueve meses! ¡Cuarenta semanas! Escuchando la voz de su mamá todo el día, meciéndose las 24 horas al ritmo de sus movimientos (incluso mientras la madre duerme, su respiración es placentera para el bebé), escuchando los ruidos del mundo exterior "suavizados" por el líquido dentro del saco que lo contenía... ¿Y de golpe nace y pretendemos que se quede tranquilo quieto en una cuna o carrito?

El bebé nace con un repertorio de conductas que tienen como finalidad producir respuestas en los padres: la succión, las sonrisas reflejas, el balbuceo y el llanto no son más que estrategias o recursos del bebé para vincularse con sus papás. Por eso es importante que sus demandas sean atendidas con alegría y entrega: si el bebé percibe que sus padres están disponibles para satisfacer sus necesidades, se sentirá seguro.

Para finalizar, Gutman consideró que "las opiniones que circulan suelen servirnos a los adultos, pero no a los niños. En verdad, esos consejos los organizamos para tomarnos una revancha por la violencia, la crueldad y el dolor al que estuvimos sometidos cuando nosotros mismos fuimos niños. En la actualidad –en lugar de recordar ese sufrimiento y de compadecernos de los niños– preferimos imponer a los niños un alto nivel de rigurosidad y maltrato por el simple hecho de que, ahora, ejercemos poder y control".

 

 

fuente: http://www.infobae.com/2014/08/21/1589329-los-diez-peores-consejos-que-toda-madre-alguna-vez-recibio

Embarazo durante el invierno

Consejos para mantenerse sanas
Las mujeres embarazadas son particularmente frágiles en invierno y suelen caer enfermas... Veamos algunos consejos para mantenerse sanas durante los meses de embarazo que pasamos en un clima frío y hostil.

Moverse
Que haga frío fuera no es una razón para dejar de salir a la calle. Es cuestión de cubrirse bien y salir de casa. Caminar es un ejercicio excelente para las mujeres embarazadas en la medida en que se mejora la circulación de la sangre y que ayuda a mantener el tono muscular.

Los antioxidantes
El sistema inmunitario es más débil en las mujeres embarazadas, por lo que suelen caer enfermas con mayor frecuencia, sobre todo en invierno... Para reforzar las defensas naturales, conviene comer la suficiente cantidad de verduras y frutas. El zumo de fruta es ideal, además, para hidratar el organismo.

El cuidado de la espalda
Cuando se está embarazada, las articulaciones se ven sometidas a una dura prueba y la espalda más que el resto del cuerpo. Sin embargo, todavía es más importante cuidar la espalda en invierno que en otra época del año, porque los músculos se ven debilitados por razón del frío. Para no sufrir problemas de espalda, se debe optar por un colchón firme y hacer natación de vez en cuando. En caso de que esto no resulte, conviene acudir a un osteópata para recibir un masaje apropiado.

Comer alimentos ricos en hierro
El hierro refuerza la resistencia a las infecciones, disminuye el cansancio y reduce el riesgo de sufrir una anemia. Sin embargo, las mujeres embarazadas suelen tener una tasa baja de hierro, puesto que el aporte de los glóbulos rojos al bebé disminuye ampliamente las reservas. En invierno, para mantener la forma, se aconseja llevar una alimentación rica en hierro. El hierro se encuentra esencialmente en las carnes rojas, el pescado y las legumbres... A partir del sexto mes de embarazo, el ginecólogo puede prescribir comprimidos de hierro en caso de sufrir algún tipo de carencia significativa.

Un estilo de vida diferente
Se trata de dormir bien, de hacer la siesta incluso si fuera necesario. Conviene aprender a decir que no a los amigos que insisten en que se debe salir fuera a pesar de sentir cierta debilidad corporal, y sobre todo, se trata de delegar al máximo las tareas domésticas... La pareja, madre o hermana, e incluso los amigos se sentirán bien si se les pide que echen una mano en casa, en momentos donde parecen que faltan las fuerzas.

 

fuente: http://vivirsalud.imujer.com/6139/embarazo-durante-el-invierno-consejos-para-mantenerse-sanas

Molestias en el embarazo


Soluciones naturales para las náuseas, acidez, estreñimiento, dolor de espalda y estrés

Lo primero de todo hay que decir que no todas las mujeres sufren molestias en el embarazo, de hecho algunas ni notan que están embarazadas hasta que no les cabe la ropa.
Las molestias frecuentes: nauseas, vómitos, dolor de espalda, ciática, estreñimiento, calambres, ardores,  son trastornos normales, no enfermedades, pero como su nombre indica: molestan. La mayoría de estos efectos desaparecen o se reducen después del primer trimestre.
La buena noticia es que pueden prevenirse en buena medida con una alimentación sana, descanso, ejercicio, baños y remedios caseros. Hablemos de cinco de ellas:

1. Náuseas: durante el embarazo la sensibilidad del cuerpo a ciertos alimentos se agudiza y a menudo las náuseas se presentan por una leve intolerancia. Se recomienda sustituir los lácteos de vaca por cabra u oveja (que provocan menos alergias) o alternativas vegetales (avena, soja, arroz). El calcio también está presente en otros alimentos como en las semillas de sésamo y las verduras de hoja verde. Si se sienten náuseas nada más despertar una buena idea es dejar galletas integrales y frutos secos en la mesilla de noche y comerlos al levantarse. En este post de dieta y mareos matutinos tenéis más consejos.
La infusión de jengibre fresco es uno de los remedios más populares contra estas náuseas y los mareos en el coche, y se utilizan en numerosas culturas con éxito.

2. Indigestión y acidez: el crecimiento del bebé comprime los órganos internos de la madre, incluido el estómago, lo cual puede provocar acidez y sensación de mala digestión. Y además, durante el embarazo los grandes niveles de progesterona y estrógeno relajan los músculos del aparato digestivo y por eso los ácidos del estomago suben más fácilmente por el esófago. Algunas ideas son:
•    Comer en pequeñas dosis y unas 5 o 6 veces al día
•    Evitar alimentos excitantes (café, te negro, chocolate) o procesados (embutidos, conservas, precocinados, …)
•    Las infusiones de manzanilla o poleo son un buen remedio
•    No tumbarse después de comer y dormir con la cabeza un poco levantada


3. Estreñimiento: si ya existía este problema, el embarazo lo puede acentuar más porque las hormonas ralentizan los movimientos de los intestinos. Hay que actuar pronto: beber mucha agua, aumentar el consumo de fruta, verduras y cereales integrales (que no barritas refinadas), hacer ejercicio a diario y aplicar este truco: dejar en remojo por la noche varias ciruelas y albaricoque secos: beber por la mañana el líquido y comer la fruta mezclada con yogur.

4. Dolor de espalda: en el embarazo se flexibilizan las articulaciones. Si debido al sedentarismo no se tiene un buen tono muscular, se agravan los problemas. Aunque la mejor prevención es estar en forma antes del embarazo, cuando ya lo estamos, podemos mejorar la postura corporal y practicar ejercicio moderado.. Los estiramientos específicos y el Yoga o Pilates para embarazadas son una gran idea.

5. Estrés: Prestar atención al estado emocional, descansar, relajarse, respirar profundamente, y dormir lo que pida el cuerpo, son recomendaciones fundamentales que normalmente el ritmo frenético de vida nos impide, pero que deberíamos priorizar por la influencia negativa demostrada del estrés sobre el feto.

fuente: http://www.bebesymas.com/embarazo/molestias-en-el-embarazo-soluciones-naturales-para-las-nauseas-acidez-estrenimiento-dolor-de-espalda-y-estres

Claves para preparar el baño perfecto de un recién nacido

¿Cómo debo bañar a mi bebé? ¿Qué cuidados hemos de tener con el cordón umbilical? El momento del baño es uno de los que más dudas plantea a la hora de convertirnos en Padres por primera vez. María Cristina Puente Sánchez, pediatra adjunto de la Unidad de Pediatría y Adolescencia del Hospital Ruber Internacional de Madrid, responde a las preguntas más frecuentes.

1. ¿Cuándo? A diario. Y, preferiblemente, a última hora de la tarde. El baño nos ayudará a calmarle y a empezar a marcarle la diferencia entre el día y la noche.

2. ¿A qué temperatura debe estar el agua? Tibia, a la temperatura corporal. Es decir, a unos 36 grados. Al principio, podemos utilizar un termómetro para comprobar que es la correcta.

3. ¿Cuánto tiempo? Cinco o 10 minutos son más que suficientes.

4. ¿Qué jabón utilizo? Hipoalergénico con ph neutro.

5. ¿A qué debemos estar especialmente atentos? A los pliegues de la piel, tanto en el lavado como en el secado.

6. ¿Cómo cuido su piel tras el baño? Podemos aplicarles alguna crema emoliente o aceite de almendras para mejorar la hidratación cutánea.

7. ¿Cómo he de cuidar el cordón umbilical? Lo más recomendable es lavarlo durante el baño con agua y jabón. Posteriormente, hay que secarlo cuidadosamente con pequeños toquecitos con una gasa. Para una higiene más profunda puede utilizarse Clorhexidina. El cordón suele echarse entre una y dos semanas después del parto. Consultar al pediatra si se produce algún sangrado, supuración o mal olor.

Consumo de edulcorantes en el embarazo

 Durante el embarazo, la madre debe estar especialmente atenta a su alimentación, ya que este es el medio mediante el cual se asegurará de proporcionarle a su bebé todos los nutrientes que necesita. No sólo eso, sino también poner especial atención a su alimentación le asegurará de no consumir calorías de manera excesiva y, por lo tanto, evitar el sobrepeso durante el embarazo.

Actualmente, hay muchas opciones de productos sustitutivos de la azúcar o edulcorantes que sirven para obtener la dulzura del azúcar sin las calorías que esta representa. Por ello, ofrecemos una serie de opciones que se encuentran en el mercado y cuál de ellas puede resultar más conveniente para una mujer embarazada.

¿Qué opciones de sustitutivos de la azúcar se encuentran disponibles?

Sorbitol
El sorbitol es un glúcido producido de manera natural en frutas y bayas como las peras, manzanas, cerezas, melocotones y duraznos. El sorbitol tiene un poder edulcorante equivalente al 50% de la azúcar y se encuentra en una amplia variedad de bebidas y otros productos.

Según los estudios, el sorbitol es una opción ideal para reemplazar el azúcar durante el embarazo, siempre y cuando se consuma de forma moderada.

Manitol
El manitol es un edulcorante un poco menos dulce que el azúcar. Se dice que este edulcorante puede ser consumido con moderación durante el embarazo ya que el cuerpo lo absorbe muy poco, además que proporciona menos calorías que el azúcar.

 

Acesulfame-K
El acesulfame-K es un edulcorante artificial descubierto en 1967 y es aproximadamente 200 veces más dulce que el azúcar. Este edulcorante no se metaboliza en el organismo, por lo que no tiende a acumularse en el cuerpo. El acesulfame-K es utilizado en una gran cantidad de productos como gelatinas, chicles y colas gasificadas.

Según se cree, el consumo moderado de este edulcorante no representa riesgos para el normal desarrollo del embarazo.


Miel
La miel es una buena opción como sustitutivo del azúcar, ya que tiene un alto contenido de antioxidantes, los cuales son indispensables para la prevención de condiciones como preeclampsia.

Sin embargo, debe tener en cuenta que la miel contiene más calorías que el azúcar, por lo que lo más recomendable es consumirla con moderación y siempre teniendo en cuenta otros edulcorantes recomendados por su médico.





fuente:http://www.embarazada.com/articulo/consumo-de-edulcorantes-en-el-embarazo

El tratamiento de enfermedades con células madre

Lo que las células madre pueden hacer hoy abre las puertas para mucho más en el mañana...

Los transplantes de células madre del cordón umbilical ya han cambiado y salvado miles de vidas en todo el mundo. La ciencia está desarrollando otros usos milagrosos de estas preciadas células, lo que potencialmente impactará a un incontable número de vidas en el futuro.

¿De qué manera las células madre del cordón umbilical están salvando vidas ahora?
Las células madre del cordón umbilical se han utilizado para tratar cerca de 80 enfermedades, entre ellas numerosos tipos de tumores, anemias, trastornos metabólicos congénitos y deficiencias del sistema inmunológico. La mayoría de los transplantes de sangre del cordón umbilical hasta la fecha se han realizado en pacientes menores de 18 años de edad y han sido entre hermanos, autólogo (propio) o transplantes alogénicos (de un tercero ajeno).

Leucemias(todas las terapias son alogénicas)
(La leucemia es un cáncer del sistema inmunológico de sangre, cuyas células son llamadas leucocitos o glóbulos blancos)

    La Leucemia Aguda
        Leucemia Linfoblástica Aguda (LLA)
        Leucemia Mielógena Aguda (LMA)
        Leucemia Aguda Bifenotípica
        Leucemia Aguda Indiferenciada
        

    La Leucemia Crónica
        Leucemia Mielógena Crónica (LMC)
        Leucemia Linfocítica Crónica (LLC)
        Leucemia Mielógena Crónica Juvenil (LMCJ)
        Leucemia Mielomonocítica Juvenil (LMMJ)
        
    Síndromes Mielodisplásicos (la mielodisplasia es a veces llamada pre-leucemia)
        Anemia Refractaria (AR)
        Anemia Refractaria con Sideroblastos Anillados (ARSA)
        Anemia Refractaria con Exceso de Blastos (AREB)
        Anemia Refractaria con Exceso de Blastos en Transformación (AREB-T)
        Leucemia Mielomonocítica Crónica (LMMC)

Linfomas(todas las terapias son alogénicas)
(El linfoma es un cáncer de los leucocitos que circulan en la sangre y vasos linfáticos)

    Linfoma de Hodgkin
    Linfoma No-Hodgkin (Linfoma de Burkitt)

Otros Trastornos De La Proliferación De Células Sanguíneas (todas las terapias son alogénicas)

    Anemias - Anemias son deficiencias o malformaciones de los glóbulos rojos (todas las terapias son alogénicas)
        Anemia Aplásica
        La Anemia Congénita Diseritropoyética
        Anemia de Fanconi (Nota: el primer transplante de sangre de cordón umbilical en 1988 fue para la FA, un trastorno hereditario)
        Hemoglobinuria Paroxística Nocturna (HPN)
        Aplasia Pura De Células Rojas
        
    Trastornos Hereditarios De Los Glóbulos Rojos - Los glóbulos rojos contienen hemoglobina y llevan oxígeno al cuerpo
        Beta Talasemia Mayor (también conocida como Anemia de Cooley)
        Anemia de Blackfan-Diamond
        Aplasia Pura de Células Rojas
        La Enfermedad de Células Falciformes
        
    Anomalías Plaquetarias Hereditarias - las plaquetas son células sanguíneas necesarias para la coagulación
        Amegakaryocytosis / Trombocitopenia Congénita
        Trombastenia de Glanzmann
        
    Trastornos Hereditarios del Sistema Inmunológico - Inmunodeficiencia Combinada Severa (SCID)
        SCID con Deficiencia de Adenosina Deaminasa (ADA-SCID)
        SCID ligada al cromosoma X
        SCID con ausencia de Células T y B
        SCID con ausencia de Células T, Células B Normales
        Síndrome de Omenn
        
    Trastornos Hereditarios del Sistema Inmunológico - Neutropenias
        Síndrome de Kostmann
        Myelokathexis
        
    Trastornos Hereditarios Del Sistema Inmunológico - Otros
        Ataxia-Telangiectasia
        Síndrome Del Linfocito Desnudo
        Inmunodeficiencia Común Variable
        Síndrome de DiGeorge
        Deficiencia De Adhesión Leucocitaria
        Trastornos Linfoproliferativos (LPD)
        Trastorno Linfoproliferativo, ligado al cromosoma X (también conocido como la Sensibilidad del Virus Epstein-Barr)
        Síndrome de Wiskott-Aldrich
        
    Trastornos Mieloproliferativos
        Mielofibrosis Aguda
        Metaplasia Mieloide Agnogénica (Mielofibrosis)
        Policitemia Vera
        Trombocitemia Esencial
        
    Trastornos De Los Fagocitos - Fagocitos son las células del sistema inmunológico que pueden envolver y matar a organismos extraños
        Síndrome de Chediak-Higashi
        Enfermedad Granulomatosa Crónica
        La Deficiencia Neutrófilos Actina
        Disgenesia Reticular
        
    Los Cánceres de la Médula Ósea (Trastornos de Células Plasmáticas)
        Mieloma Múltiple
        Leucemia de Células Plasmáticas
        Macroglobulinemia de Waldenstrom

Transplantes por Trastornos Hereditarios que Afectan el Sistema Inmunológico y Otros Órganos (todas las terapias son alogénicas)

    La Hipoplasia Cartílago-Cabello
    La Enfermedad de Günther (Porfiria Eritropoyética)
    Síndrome de Hermansky-Pudlak
    Síndrome de Pearson
    Síndrome de Shwachman-Diamond
    Mastocitosis Sistémica

Transplantes por Trastornos Metabólicos Congénitos (todas las terapias son alogénicas)

    Enfermedades de Almacenamiento Mucopolisacaridosis (MPS)
        Mucopolisacaridosis (MPS)
        Síndrome de Hurler (MPS-IH)
        Síndrome de Scheie (MPS-IS)
        Síndrome de Hunter (MPS-II)
        Síndrome de Sanfilippo (MPS-III)
        Síndrome de Morquio (MPS-IV)
        Síndrome de Maroteaux-Lamy (MPS-VI)
        Síndrome de Sly, Deficiencia Beta-Glucuronidasa (MPS-VII)
        Mucolipidosis II (I-cell Disease)
        
    Trastornos de Leucodistrofia
        La Adrenoleucodistrofia (ALD)/Adrenomieloneuropatía (AMN)
        Enfermedad de Krabbe (Leucodistrofia Celular Globoide)
        Leucodistrofia Metacromática
        La Enfermedad Pelizaeus-Merzbacher
        
    Enfermedades de Almacenamiento Lisosomal
        Enfermedad de Gaucher
        Enfermedad de Niemann-Pick
        Enfermedad de Sandhoff
        Enfermedad de Tay-Sachs
        Enfermedad de Wolman
        
    Trastornos Metabólicos Hereditarios - Otros
        Síndrome de Lesch-Nyhan
        Osteopetrosis
        

Tumores sólidos que no se originan en la sangre o en el sistema inmunológico (terapia Autóloga)

    Neuroblastoma
    Retinoblastoma



*Las células madre autólogas pueden no ser útiles en el tratamiento de ciertas enfermedades mencionadas anteriormente. www.parentsguidetocordblood.org/diseases.php

Nueva vía para regenerar corazones infartados con células madre

El tratamiento del infarto es una de las parcelas que ha concentrado más esfuerzos y más esperanzas para aprovechar la capacidad regeneradora de las células madre. Sin embargo, desde que en 2001 se ensayó por vez primera, los resultados han sido muy desiguales y siguen estando lejos del uso clínico. El Hospital Gregorio Marañón de Madrid ha presentado este viernes una nueva vía para reparar corazones lesionados que da respuesta a algunos de los grandes problemas detectados en estos últimos 14 años. Ataca a la lesión cuando aún se puede despertar la respuesta regeneradora y emplea las células madre adultas del corazón, teóricamente, las idóneas.

La estrategia empleada hasta ahora, que usaba como materia prima de la terapia a células madre del propio paciente, obligaba a esperar entre cuatro y ocho semanas para poder procesarlas y tratar al enfermo. Los investigadores han recurrido a células obtenidas de donantes, que pueden ser almacenadas y, así, disponer de ellas en el momento idóneo, entre los 5 y los diez días después del infarto, para inyectarlas a través de la red vascular, de forma que colonicen la zona afectada, impulsen la producción de nuevo tejido y mejoren la función cardiaca.
Esta misma estrategia, probada en cerdos, ha ofrecido “resultados muy buenos”, como traslada a este diario Francisco Fernández-Avilés, el jefe de servicio de cardiología del Gregorio Marañón, tras la presentación este viernes del ensayo en el que participarán 55 pacientes para evaluar la técnica. En su desarrollo han participado la Universidad Católica de Lovaina y el Hospital Saint Louis de París. Además, colaboran una decena de grupos españoles, tanto de hospitales y como de centros de investigación. Entre ellos, la empresa española de tecnología Coretherapix, que ha desarrollado el tratamiento, y que pertenece al Grupo Genetrix, dirigido por la exministra de Ciencia Cristina Garmendia.

De momento, ya se han tratado siete personas cuya evolución es “muy favorable pese a que presentaban una grave afectación del tejido cardiaco”.

La respuesta en la atención al infarto, la primera causa de muerte en hombres, ha evolucionado hasta reducir los fallecimientos del 15% hace 15 años al 5% actual en las áreas de salud con mejor respuesta. Sin embargo, lo más frecuente es que los pacientes desarrollen una insuficiencia cardiaca que les acompañará toda la vida y, en muchas ocasiones, de mal pronóstico, que obligará a reingresos continuos. “Para estos casos, no se vislumbran innovaciones quirúrgicas o farmacológicas en los próximos 10 o 15 años”, explica Fernández-Avilés.

De ahí la esperanza que levantó el tratamiento con células madre para evitar o reducir las lesiones que provoca el infarto de miocardio. Pero la terapia regenerativa no es siempre eficaz. Si se aplica de forma inmediata al episodio cardiaco, la inflamación mata a las células regeneradoras trasfundidas. Si se aplica demasiado tarde, la cicatriz ya se ha consolidado. Fernández-Ávila explica que existe una ventana que va del quinto al décimo día posterior al infarto. Este es el momento en el que, aunque se hayan destruido las células musculares, “aún se preserva la estructura extracelular que da soporte a las células”, por lo que las células madre son capaces de regenerar el corazón, reducir la cicatriz y prevenir una futura la insuficiencia cardiaca.

Frente a otros abordajes, en los que se han empleado células madre obtenidas de médula ósea, sangre periférica o grasa, el grupo del Gregorio Marañón emplea células madre cardiacas. Por su perfil similar al tejido que tienen que regenerar son las más indicadas. Pero poder hacerlo no ha sido fácil. Este tipo celular es muy escaso y es complejo hacer proliferar cultivos en el laboratorio. Coretherapix lo ha logrado hasta alcanzar las poblaciones suficientes que necesitan los pacientes. En los ensayos, se han trasfundido 35 millones de células por enfermo.

En contra de lo que se podía suponer, hasta el momento y pese a tratarse de células con un perfil de compatibilidad distinto, los pacientes no han manifestado muestras de rechazo a las células reparadoras trasfundidas.

José Ramón González-Juanatey, presidente de la Sociedad Española de Cardiología, insiste en que “aún está distante” la aplicación clínica de todos estos ensayos que se llevan sucediendo desde principios de la década pasada, aunque admite que, después de haber dado muestras de haber perdido impulso, los trabajos con células madre para tratar infartos “se están reactivando”. En todo caso, este cardiólogo es cauto respecto a las técnicas que consisten en la infusión de células sin más. “Yo creo que la vía pasa por ayudar con factores de crecimiento, y más a largo plazo, por conseguir despertar la capacidad autónoma de regeneración del corazón”.



fuente: http://elpais.com/elpais/2015/01/30/ciencia/1422623114_901263.html

Cambios del embarazo: Estrías

El 90 por ciento de las mujeres desarrolla estrías durante el embarazo. Sigue leyendo para saber qué son y qué puedes hacer con ellas.
Las ""estrías"" son bandas estriadas o cicatrices en la piel que tienen un color rosa o rojizo/violeta. El término médico es ""striae gravidarum,"", que es el vocablo en latín para las estrías del embarazo, y ocurren en el 90 por ciento de todos los embarazos porque la piel de la madre se estira al ganar peso y con el crecimiento del útero y el bebé.

Los lugares más probables para la aparición de estas marcas son tus senos, abdomen, o muslos, especialmente si tienes piel blanca o si subes de peso con rapidez. Cuando el embarazo haya terminado, gradualmente se irán desvaneciendo hasta adquirir un tono plateado pero nunca desaparecerán por completo. Hay algunas cosas que puedes hacer para minimizarlas:

• Que tu aumento de peso sea moderado (11 a 13 kilos), y trata de que el aumento sea gradual durante todo tu embarazo
• Lleva una dieta saludable y bebe mucha agua
• Haz ejercicio regularmente para promover la circulación y fortalecer los músculos
• Usa un sostén de refuerzo que te ajuste bien
• Puedes usar cremas o lociones para ayudar con la resequedad o la picazón de tu piel. Sin embargo, estos productos son caros y no evitarán que aparezcan ni modificarán las estrías del embarazo.



fuente: http://www.pampers.com.ar/embarazo/cambios-del-embarazo/art%C3%ADculo/estrias-en-el-embarazo

Siete reglas para comer bien durante el embarazo

Adapta tu alimentación a esta etapa
La mayoría de las mujeres embarazadas necesitan incrementar las proteínas que toman, ciertas vitaminas como el ácido fólico y minerales como el hierro, y comer algunas calorías extra para tener más energía. Si crees que no estás comiendo bien, ahora es el momento de asegurarte de que tu alimentación sea más nutritiva y equilibrada.

Es muy recomendable que limites la comida chatarra, porque tiene muchas calorías, pero pocas de las vitaminas y minerales que necesita tu bebé. Sin embargo, comer mejor no significa comer más o mucho más. La creencia de que durante el embarazo hay que comer por dos, se descartó hace tiempo.

Si tienes un peso adecuado al inicio de tu embarazo, no necesitarás calorías extras durante el primer trimestre. Durante el segundo trimestre, tu bebé sólo necesita que añadas 300 calorías más por día (y 300 calorías no son grandes cantidades de comida, por ejemplo, un jugo, una tortilla y un poco de arroz ya las completan) y alrededor de 450 calorías adicionales por día durante el tercer trimestre.

Si tienes sobrepeso o de lo contrario, estás baja de peso, no te bases en el número de calorías arriba indicadas. Eso dependerá de la meta que tengas para controlar tu peso. Habla con tu doctor al respecto.

Evita los quesos blandos y otros alimentos
Hay ciertas bacterias que crecen con facilidad en los alimentos que no están cocinados. Estas bacterias pueden causarte una enfermedad llamada listeriosis, que es peligrosa para el bebé. Por ejemplo, el ceviche y el marisco crudo (incluyendo las ostras y el sushi no cocinado), la leche que no esté pasteurizada o los quesos blandos, como el queso fresco, panela, de hoja y asadero, junto con otros como el brie o el camembert, pueden contener estas bacterias que pueden afectar a tu bebé.

También hay que tener precaución con los embutidos, así como con chorizos, perros calientes (hot dogs), jamón serrano y con las carnes crudas o poco hechas. Por otro lado, cuando prepares vegetales, es muy recomendable que los laves bien porque pueden tener bacterias que producen listeriosis, salmonella y otras infecciones.

Hay algunos pescados que contienen mercurio, un metal con el que hay que tener bastante precaución porque se cree que puede afectar el desarrollo del feto. La Agencia de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos recomienda limitar el consumo de atún y otros pescados a unas 12 onzas (unos 300 gramos) por semana que es el equivalente a cerca de dos porciones. (Encontrarás respuestas a todas tus preguntas sobre qué alimentos son poco recomendables durante el embarazo aquí).

Beber alcohol, aunque sea solamente un vaso de vino con la comida, tampoco es recomendable. El alcohol tiene consecuencias serias para la salud del bebé (defectos físicos, problemas de aprendizaje y problemas emocionales). Por eso, muchos médicos recomiendan abstenerse del alcohol durante todo el embarazo.

Hay algunas bebidas latinas muy saludables, como las aguas frescas (sin azúcar o con poca azúcar), que puedes utilizar como alternativas para los tragos con alcohol.

La cafeína es también algo con lo que hay que ser prudente. Si te gusta mucho el café, intenta tomar sólo un par de tacitas al día, y asegúrate de que no esté muy cargado, o de que sea descafeinado. Algunos estudios sugieren que las mujeres que consumen más de 200 miligramos (0,2 gramos) de cafeína al día (lo que equivale a 0,35 litros) tienen más probabilidad de tener un aborto que una mujer que no consume cafeína.

Algunos casos en los que el bebé nace con bajo peso o incluso nace sin vida, se han vinculado a las grandes cantidades de cafeína que tomaba la mamá.

Pero recuerda que la cafeína no está sólo en el café. También está en el té, las sodas, el chocolate y en algunas bebidas latinas como el mate o el guaraná. Muchas de estas bebidas las puedes comprar sin cafeína. Mejor todavía, puedes reemplazar estos productos con alimentos saludables como leche descremada, jugo de fruta natural o agua con unas gotas de limón.

Comienza a tomar tus vitaminas prenatales
En un mundo ideal, en el que no existieran las náuseas ni el rechazo a ciertos alimentos, una dieta equilibrada sería todo lo que una futura mamá necesitaría para alimentarse bien. Sin embargo, para asegurarte de que tanto tú como tu bebé están recibiendo todos los nutrientes que necesitan, además de seguir una dieta equilibrada debes tomar las tabletas de vitaminas y minerales prenatales.

Asegúrate de que las vitaminas que estás tomando contengan ácido fólico. Necesitarás 400 mcg de ácido fólico todos los días antes de quedar embarazada y una vez que descubras que estás embarazada, aumenta tu consumo diario de ácido fólico a un mínimo de 600 mcg. La falta de ácido fólico se ha relacionado con defectos del tubo neural como la espina bífida.

Algunos investigadores además indican que existe uno nutriente importante que puede prevenir los defectos del tubo neural. Éste es la colina, un nutriente poco conocido pero que se considera esencial para el organismo humano. Necesitarás tomar 450 mcg de colina diarios. La gran mayoría de vitaminas prenatales no contienen este nutriente así que lo tendrás que obtener por medio de alimentos.

La colina está presente en los huevos, los cacahuates, el germen de trigo, la remolacha (el betabel), la soya, los garbanzos, las lentejas y el arroz, entre otros.

Más adelante, puede que el médico te recomiende tomar hierro o calcio para asegurarse de que tienes una cantidad suficiente de estos minerales claves. Otros especialistas también recomiendan que tomes vitamina D durante el embarazo.

Si eres vegetariana estricta (no tomas ni huevos ni leche) o tienes diabetes, diabetes del embarazo, o anemia, o si has tenido una historia previa de bebés nacidos con poco peso, debes hablar con tu médico acerca de tu alimentación y las vitaminas extra que puedes necesitar.

Ten presente que más cantidad de vitaminas no quiere decir mejor: evita las megadosis de todo tipo de vitaminas o minerales ya que podrían hacerle daño al bebé. Tampoco tomes suplementos a base de hiervas sin antes consultarlo con tu médico.

No hagas dietas de adelgazamiento durante el embarazo
Hacer dietas de adelgazamiento durante el embarazo no es recomendable para el desarrollo del bebé ni para tu salud. Muchas de las dietas para perder peso no tienen suficiente hierro, ácido fólico u otras importantes vitaminas y minerales. Recuerda que el aumento de peso es uno de los mejores indicativos de un embarazo saludable.

Las mujeres que comen bien y aumentan una cantidad adecuada de peso tienen menos complicaciones. Por eso, si estás comiendo frutas y vegetales frescos, proteínas magras, granos integrales, y estás aumentando de peso, puedes estar tranquila, porque todo va bien.


Aumenta de peso gradualmente
En general debes intentar aumentar entre 11 y 16 kg si comenzaste el embarazo con el peso recomendado. Si estabas por debajo de tu peso normal al quedarte embarazada, puedes aumentar un poquito más, entre 13 y 18 kg.

Y si tenías sobrepeso al comienzo del embarazo, debes intentar poner unas poquitas libras menos, entre 7 y 11 kg. Si padecías obesidad antes de quedar embarazada, se recomienda no subir más de 7 kg

La forma en la que subes de peso es tan importante, o incluso más, como la cantidad total que aumentes. Es muy probable que lo que aumentes de peso durante el primer trimestre sea lo menos que subas durante todo tu embarazo, aproximadamente entre 1 y 5 libras en total (entre 0,9 y 2 kg). Después, en el segundo y tercer trimestre, aumentarás más o menos una libra por semana (o medio kilo).

Si mides menos de 1,60 m, eres una adolescente, o esperas más de un bebé, debes hablar con tu doctor sobre el peso que debes aumentar, porque será diferente a las cantidades indicadas arriba. También si tienes sobrepeso o estás por debajo de tu peso normal al inicio de tu embarazo. Por ejemplo, si tienes sobrepeso, tu meta podría ser aumentar sólo 0,45 kg por semana durante el segundo y tercer trimestre en lugar de una libra. Y si esperas mellizos, el peso que debes aumentar es más que el de las mamás que esperan a un bebé.

Come de manera frecuente y ligera
Si las náuseas, el rechazo que quizás sientes por ciertos alimentos, la acidez o la indigestión te están quitando las ganas de comer, intenta comer de cinco a seis comidas ligeras, en vez de tres grandes. Será más fácil para tu cuerpo digerirlas. No te saltes comidas, incluso si no tienes hambre, porque el bebé necesita recibir alimento de forma regular.

Está bien si comes botanas saludables o bajas en calorías, las cuales proporcionan no más de 150 calorías por porción. Las más adecuadas son los alimentos naturales, como las frutas, los vegetales y los productos lácteos como el yogur. Recuerda que es muy recomendable que limites la comida chatarra, porque tiene muchas calorías, pero pocas de las vitaminas y minerales que necesita tu bebé.

Come algo dulce de vez en cuando
Las comidas procesadas y los postres con mucho azúcar no deberían formar parte de tu dieta. Sin embargo, no se trata de decirle adiós a todos los dulces por estar embarazada, los puedes comer en ocasiones especiales. No te atormentes que una galleta o un pedazo de pastel de chocolate de vez en cuando no le harán daño a tu bebé.

fuente: http://espanol.babycenter.com/a600058/siete-reglas-para-comer-bien-durante-el-embarazo#ixzz3Zy2DZxxz

Guardar las células madre de cordón, ¿sí, no, por qué?

El tema divide las aguas como pocos en la medicina. El uso de células madre de cordón para lo que se conoce como medicina regenerativa es prematuro aún en el país, pero despierta defensores y detractores tanto entre médicos y científicos como entre los futuros padres que se debaten sobre almacenar o no la sangre del cordón umbilical al momento del nacimiento de su hijo.

Es que si bien el potencial de ese material es, en teoría, infinito, lo cierto es que en la práctica, en la mayoría de los casos, se desecha y se pierde.

Entonces, ¿cuál es el beneficio de guardar las células madre? ¿Qué usos probados tienen en la actualidad? ¿Se usaron con éxito en el país? Infobae consultó a referentes del sector privado y del sector público.

Las células madre son células que tienen dos características fundamentales: se dividen de manera casi indefinida y pueden diferenciarse y transformarse en cualquier célula del cuerpo. Ese potencial hace que puedan ser utilizadas por una línea de la medicina llamada medicina regenerativa, que consiste en la regeneración de células o tejidos dañados por alguna enfermedad a partir de células madre.

"La sangre del recién nacido tiene un alto contenido de células madre, que después del parto desaparecen de la sangre y se ubican en la médula ósea", comenzó explicando el doctor Claudio Chillik, presidente de la Asociación de Bancos de Células Madre ABC Cordón, quien destacó que "en general parte de esa sangre se descarta junto con la placenta y el cordón umbilical".

Tras resaltar la importancia de "guardarlas por si ese bebé o alguien compatible las pueda necesitar el día de mañana", Chillik contó que "en medicina regenerativa, el órgano que se viene regenerando desde hace 40 años es la médula ósea y las células de cordón como fuente de trasplante se usan hace 25 años".

Consultado sobre para quién sirven las células recolectadas en los bancos privados, Chillik detalló: "La compatibilidad es del 100% con el propio bebé y entre un 40% y un 50% con hermanos; con padres y primos la compatibilidad es muy baja". Y, a modo de ejemplo, explicó que "si uno necesita un trasplante hay 25% de posibilidades de no encontrar a nadie compatible y el 75% restante de chances de que, de hallarlo, exista rechazo".

En ese sentido, resaltó que "guardar las células madre en un banco privado asegura que, en caso de requerir usarlas, no haya ninguna posibilidad de rechazo ya que desde el punto de vista inmunológico son 100% compatibles".

Diferente es lo que ocurre en el banco público que funciona desde 2005 en el Hospital Garrahan, donde aquel que así lo desee puede donar sus células de cordón, que están a disposición de quien lo necesite. Vale aclarar que, en el momento del uso, disponer de células madre compatibles requiere un pago, que generalmente absorben obras sociales y prepagas.

La doctora Silvina Kuperman es la jefa del Centro Regional de Hemoterapia del Hospital Garrahan y directora del banco público de referencia nacional de sangre de cordón umbilical y resaltó que el beneficio de donar las células al banco público radica en "hacer un bien, un acto altruista con un material de desecho que puede salvar una vida". Para luego agregar que "para el receptor, ese acto es ni más ni menos que la posibilidad de vivir".

"Contar con un banco público permite tener representadas las minorías étnicas (la sangre se trasplanta según compatibilidad genética que tiene mucho que ver con las etnias)", manifestó Kuperman, y reveló: "Hoy, si no hay compatibilidad en la familia de quien necesita un trasplante de médula, se acude a registros internacionales; de ahí que la importancia del banco público es tener representada la misma información genética de nuestros pacientes".

En el mismo sentido se expresaron los especialistas de los bancos privados. Para Chillik, "lo importante es que la gente sepa que el cordón tiene ese 'tesoro' que normalmente se tira y que, si no lo guarda de manera privada, lo puede donar al banco público ya que, cuanta más gente done, habrá más posibilidades de encontrar compatibilidad".

Asimismo, el médico hematólogo Miguel Ángel Sorrentino, director médico de Biocells desde 2010, resaltó que "cuantas más células se colecten, más posibilidades de tener compatibilidad habrá", y fue un paso más allá al plantear que –según su parecer– "habría que terminar con la disparidad entre público y privado; los bancos públicos y privados no deberían competir ya que en el mundo hay bancos mixtos".

"Una de las críticas de guardar las células para uso propio –reconoció Chillik– es que el riesgo estadístico de que alguien pueda requerir trasplante y usar su cordón se daría hasta los 18 años alrededor de 1 de 2700, pero quienes alientan la práctica sostienen que, quien es ese 1 de 2700, para sí, representa el 100% de posibilidad de vivir".

Usos probados de las células en la actualidad

Existen enfermedades que ya son tratadas exitosamente mediante procedimientos en los que participan las células madre: anemia aplásica, anemia hereditaria, leucemias, linfomas, osteopetrosis, mieloma múltiple, neuroblastoma, enfermedades inmunes, trastornos mieloproliferativos, trastornos de almacenamiento de lípidos. Siempre males cuya solución sea el trasplante de médula ósea.

En simultáneo, se están realizando estudios preliminares para el tratamiento de padecimientos como diabetes, Parkinson, parálisis cerebral, infarto de miocardio, esclerosis múltiple, quemaduras de piel, lesiones de córnea, regeneración de cartílagos, enfermedad vascular periférica, lesión de médula espinal, colagenopatía.

En el país, en el Hospital Garrahan se usaron células madre del banco público para someter a trasplante de médula a 17 pacientes.

Desde Matercell aseguraron tener "experiencia alentadora en el tratamiento de labio leporino y fisura de paladar". "En la Argentina, en 2009, se realizó el primer tratamiento con células madre a un bebé con diagnóstico prenatal de fisura de paladar y labio leporino. Los resultados fueron sorprendentes y permiten ser optimistas en cuanto a la calidad de vida del niño después del tratamiento", indicó Chillik.

"En casos de niños con parálisis cerebral por falta de oxígeno al momento del parto, se están haciendo estudios en los EEUU y los resultados fueron alentadores, pero aún se consideran aplicaciones experimentales", destacó el especialista.

Por su parte, Sorrentino subrayó que "la importancia de las células madre es su potencial uso. Desde su descubrimiento se usaron para reponer células hematopoyéticas (para enfermedades de la sangre) y la segunda etapa que se está desarrollando es el uso de estas células para reparar otros tejidos, como el neurológico, osteoarticular, tratar enfermedades inmunológicas".

¿Cuánto duran las células recolectadas?El primer trasplante con células madre de cordón se hizo hace 25 años (en 1988, en Francia) entre dos hermanitos. Uno de ellos padecía un tipo de anemia que requería un trasplante de médula ósea y no conseguía donante, y como la madre estaba embarazada, usaron las células de cordón de su hermana.

Parte de esa muestra se descongeló el año pasado y se vio que la calidad sigue igual en el momento del uso, por lo que se infiere que el paso del tiempo no sería un factor que disminuya la utilidad de las células madre.

"Sin embargo, no deja de ser algo experimental y no se puede decir que sirvan para toda la vida porque se necesita tiempo", consideró Chillik, mientras Sorrentino, tras citar el caso francés, reflexionó que "es muy probable que sean viables de por vida".

Y recalcó: "Al descubrirse plasticidad de las células madre se generó una expectativa enorme". "Quedan por resolverse tres interrogantes: qué células se van a trasplantar en terapia regenerativa, qué dosis (cuántas) y la vía de administración (si de manera local o endovenosa)", finalizó.

 

fuente: http://www.infobae.com/2013/12/04/1528532-guardar-las-celulas-madre-cordon-si-no-que

De hijo único a hermano mayor

Con la llegada de un nuevo hijo a la familia, la mayor dificultad para el niño, es aceptar que ocupará el lugar de hermano mayor y que dejará de ser y estar en el centro de la escena familiar.

A partir de ahora cambia su posición dentro de casa. Algo es diferente. Seguramente con sus beneficios y porque no, renuncias por tal cambio.

Inicialmente, lo más difícil y doloroso es que tendrá que aprender a compartir a mamá y a papá.

Sin embargo, aquello que puede convertirse en una desventaja o carga, puede a la vez proporcionarle un privilegio o  ventaja, que es justamente la nueva posición que adquiere dentro del núcleo familiar que lo diferencia de su hermano.

Todo dependerá de la actitud que empleen los padres al respecto. No es lo mismo para un niño percibir que sus padres le transmiten algo similar a: “Uy pobrecito, lo que debe estar sufriendo…” a escuchar frases como: “qué bueno verlo cada día más grande y aprendiendo cosas nuevas!”

Será tarea cotidiana, mostrarle al hijo mayor que ese nuevo hermano viene a sumarse y a ocupar un espacio propio y no va a quitarle el espacio que le pertenece a él; que cada hijo tiene un lugar y ese lugar no es intercambiable.

Una responsabilidad de los papás es darle herramientas para que “el mayor”, a su corta edad, pueda hacerse a la idea que “ser más grande” es también un valor dentro de la familia. De este modo el nacimiento de un hermano, gran acontecimiento familiar, no será vivido como una pérdida sino como una ganancia.

Ayudarlo a darse cuenta que él va a ser el más grande y que podrá hacer un montón de cosas que el hermanito aún no.

Siempre es bueno tratar de incluir al hermano mayor en tareas que puedan acercarlo al bebé y dedicar tiempos exclusivos para cada uno.

No es sencillo, lleva tiempo y no se le puede exigir al niño que instantáneamente “quiera a su hermanito nuevo”.

Lo esperable es que sea un proceso de adaptación, lento, ambivalente, con idas y vueltas de  gran amor y “odio” natural, indefenso y esperable. Se dará de alguna manera, como en todos los vínculos humanos significativos donde está en juego el amor y la necesidad de no perderlo. Y se expresara de mil formas.

El desafío será poder acompañar estos sentimientos desde el lugar de padres y permitir que se expresen, siempre cuidándolos y que no se expongan a situaciones de riesgo ni  para sí ni para los otros, especialmente para el bebé.

Es recomendable poder habilitar un tiempo y un espacio para expresar estos sentimientos, facilitando situaciones como estas:

-“Entiendo que estés preocupado porque mamá no esté jugando todo el tiempo con vos pero quiero que sepas que te quiero  mucho, que a veces cuando vos tenés ganas que te preste atención estoy con el bebé para amamantarlo, cuidarlo, cambiarlo como lo hacia con vos cuando eras bebé pero que también tengo ganas de estar juntos…”

Cómo cuidar la vista?

Podemos hacer mucho por la vista del recién nacido:
Cuanto más prematuro es un bebé, menos desarrollada está su retina al nacer, y tiene más riesgo de padecer una enfermedad llamada retinopatía del prematuro que puede producir disminución de la vista e incluso ceguera.
El riesgo es mayor si, además, estos bebés necesitan recibir oxígeno.
Por eso es importante que todos los niños nacidos prematuros con menos de 1.500 gramos de peso sean controlados por un oftalmólogo todas las veces que el médico indique.
Este control se realiza de manera gratuita en todos los centros de salud y hospitales públicos del país.
Si el bebé es prematuro y recibió oxígeno, no dudes en solicitar el control oftalmológico.

Felicitamos a Lola por el nacimiento de su segunda bebe!

El sábado por la mañana nació la segunda hija de la cantante Lola Ponce (32) y el actor mexicano Aarón Díaz (32): la argentina dio a luz a Regina en el Baptist Hospital de Miami, en una cesárea programada.

Camino al hospital, Lola y Aarón no quisieron dejar afuera de ese momento tan especial a sus fans y, fieles a su estilo, grabaron dos videos que compartieron con sus seguidores a través de las redes sociales. En el primero mostraban el camino desolado y Lola, espléndida, saludó a sus fans y los invitó a despertarse: “Buen día dormilones. Estamos yendo a buscar a nuestra princesa”, dijo la cantante muy tranquila. En el segundo, Lola interrogaba al flamante papá: “¿Estás nervioso?” y el actor mexicano respondía: “Todavía no”. Después, ella pedía: “Recen por mí”.

Lo curioso del caso es el obstetra que la atendió: nada menos que Adrián Del Boca, el hermano de Andrea, la actriz y productora argentina. Adrián está radicado desde hace muchos años en La Florida, donde se destaca como médico.

Hasta unos días antes de dar a luz se la veía haciendo actividad física en las fotos que ella misma subía a las redes sociales para incentivar a otras madres a llevar un vida natural y sana.

La historia de Aarón y Lola es digna de un cuento de hadas. Ambos eran los dos solteros codiciados del mundo del espectáculo hasta el 2012, cuando se conocieron grabando la telenovela Talismán, de Univisión. Se enamoraron y desde entonces no se separaron más. Dos años más tarde formaron la familia a la que ayer se sumó una nueva integrante. Lola siempre confesó que su sueño era tener muchos hijos.

¿Se animará a ir por el varón ahora?

Toma estas precauciones para proteger a tus niños

*No utilices demasiado jabón o champú porque hace que la superficie de la bañera sea más resbaladiza.
*Pone una alfombra antideslizante adentro de la bañera (podes pelar y pegar tiritas sobre la misma mientras que no dejes mucho espacio entre ellas).
*Pone una almohadita en la canilla.
*Tene una alfombrilla antideslizante en el piso del baño.
*Guarda los productos y juguetes al alcance de la mano de tu pequeño para evitar que se tenga que parar para agarrarlos.
*Considera instalar una barra sobre la pared lateral de la bañera para facilitar la entrada y la salida.